23/10/180- McCall testifica que se "descubrió" homosexual a los 15 años, viviendo como un hombre gay hasta los 27. Pasó entonces a vivir como un transexual llamado "Scarlet" hasta cumplir 29 años, pero todo cambió hace un año cuando conoció a Jesús.

En declaraciones a The Christian Post , el ex trans dice que en los últimos años comenzó a asistir a programas evangélicos en la televisión. "Hasta que sentí la convicción del Espíritu Santo de que mi vida en la homosexualidad estaba equivocada. Yo era muy promiscuo y llegué a vivir en la prostitución".

"Yo frecuenté una iglesia por un tiempo, mientras estaba en la universidad. Yo era gay y usaba drogas. Era un adicto, pero me sentía bien en la iglesia. Sentía la presencia de Dios. Pero cuando me convertí trans ya no podía ir. "Yo sabía cómo la gente de la iglesia a veces son crueles con gente así", recuerda.


Las cosas empezaron a cambiar a mediados de 2016, incluso después de haber asumido una identidad femenina, vivía en depresión. "Un día volví de una fiesta, y cuando llegué a casa empecé a llorar sin parar. Esa noche dije: 'Señor, sé que hay gente que realmente vive para ti. No basta con ir a la iglesia, necesito tener una relación contigo. ¿Será que voy a conseguir eso? De repente, oí una voz interrumpiendo todos mis pensamientos. Fue cuando oyó al Señor decirme: 'Sí, vas a vivir para mí', cuenta McCall.

Él luchó contra sus deseos y cerca de 3 meses después de esa experiencia, tomó coraje y arrojó a la basura todo lo que estaba relacionado con "Scarlet". "Pelucas, maquillaje, joyas, ropa, zapatos, todo. Me liberé de aquella vida y fue un encuentro con el Señor", destaca.