31/10/18 - Matthew Grech, es un joven convertido al cristianismo que antes vivía conforme a su orientación sexual homosexual, pero que tras tener un encuentro personal con Jesucristo decidió abandonar el estilo de vida gay para buscar asumir una nueva identidad sexual.

Grech participó en el reality show de música X-Factor, de Malta, en el sur de Europa, y causó una verdadera histeria colectiva en los medios tras declarar entre bastidores del programa, en una entrevista que precedió a su presentación, que la homosexualidad es pecado a los ojos de Dios.

"Antes de llevar un estilo de vida homosexual, y luego encontré a Dios", dijo, según el Christian Post. "Por mucho tiempo, dejé de seguir mis pasiones para seguir a Jesús".


Inmediatamente después de la transmisión de su entrevista en la emisora ​​TVM, el vídeo con la declaración de Grech fue sacado de YouTube y Facebook. La "X Factor Malta" rápidamente también trató de emitir una declaración, diciendo no tener responsabilidad sobre las palabras del participante.

"Ninguna parte de la audiencia original de Matthew Grech tenía la intención de causar ofensa, ni las opiniones expresaban las de los productores del programa", dijo el programa. Según el Times of Malta, hasta el Gobierno maltés emitió una declaración reafirmando el compromiso con los derechos de los homosexuales en el archipiélago.