Los arqueólogos cristianos que están en búsqueda del Jardín de Edén bíblico creen que han identificado dónde se encontraba.


Los expertos creen es en las marismas de Ahwar, uno de los ecosistemas más diversos del mundo, en el sureste de Irak, de acuerdo a lo informado por Express.

El sitio, que cruza a Irán y Kuwait, ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y dice que ha habido asentamientos allí desde el cuarto y tercer milenio aC, en la época en que los creacionistas creen que la Tierra fue creada.

Las enormes marismas son alimentadas por los ríos Tigris y Éufrates, que el Dr. John Morris, del Instituto para la Investigación de la Creación, cree que alguna vez fueron el Jardín del Edén.

Escribió en un blog para el Institute for Creation Research: "La Biblia describe el área alrededor del Jardín en Génesis 2, incluso utilizando nombres de lugares reconocibles como Etiopía. Menciona un manantial en el Jardín que se divide en cuatro ríos principales, incluyendo el Éufrates".

"Esto ha llevado a muchos, incluidos los eruditos de la Biblia, a concluir que el Jardín del Edén estaba en algún lugar de la zona del Medio Oriente que hoy se conoce como el valle del río Tigris-Éufrates".


Sin embargo, el Dr. Morris agrega que es improbable que existan pruebas duraderas de que el hogar de Adán y Eva se encuentra bajo la superficie, ya que habrían sido destruidos en otra historia bíblica: el Gran Diluvio.

El Dr. Morris continuó: "Como se describe en Génesis 6-9, el Diluvio habría reestructurado totalmente la superficie del globo.

"Habría hecho lo que hacen las inundaciones importantes: erosionar la superficie de la tierra en un área y volver a depositar esos sedimentos en otra parte.

"Ninguna topografía actual o superficie subterránea podría posiblemente tener alguna semejanza con el mundo anterior a la inundación".