02/11/18 - Charles Wesco, un misionero estadounidense y padre de ocho hijos, fue asesinado el martes en medio de la creciente violencia entre las comunidades de habla inglesa y francesa de Camerún, de acuerdo a la información brindada por Washington Post.


Wesco, de 44 años, se dirigía a una tienda local con su esposa, Stephanie, una de sus hijas y una compañera misionera cuando una ráfaga de balas lo alcanzó a través del parabrisas de su auto. Wesco fue trasladado de urgencia a un hospital en la ciudad de Bamenda, pero fue declarado muerto a su llegada.

El hombre y su familia fueron enviados al campo misionero por la Iglesia Bautista Believers en Varsovia, Indiana, hace solo unas semanas. Vivían en un suburbio de Bamenda, que ha sido sacudido por violentos enfrentamientos armados entre minorías de habla inglesa, que dicen que carecen de una representación justa en el gobierno, y las autoridades de habla francesa.


Dave Halyaman, el pastor asistente de la iglesia en el hogar de Wesco, le dijo a The Washington Post que su iglesia estaba "sufriendo mucho el asesinato de Charles Wesco", pero que también estaban "confiando en Dios que él tiene un propósito en todo esto".

El gobernador de Indiana, Eric Holcomb, emitió una declaración sobre el incidente, ofreciendo sus "oraciones y condolencias" a la familia de Wesco, incluido su hermano Tim, quien se desempeña en el Congreso en Indiana. Escribió: "Su objetivo era compartir el amor de Cristo con personas en un país muy pobre y en conflicto". "Esa fue su pasión, y esa fue su vida: compartir a Jesucristo".