21/12/18 - El martes pasado, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, firmó un proyecto de ley que ayudará a las víctimas del genocidio cometido por el Estado Islámico (ISIS). La iniciativa animó a líderes religiosos y activistas de derechos humanos.

El proyecto titulado "Ley de Socorro y Responsabilidad del Genocidio en Irak y Siria" puede impulsar los esfuerzos para ayudar a los cristianos y otras minorías religiosas que han sido víctimas de los crímenes cometidos por el grupo extremista islámico en esos países.


"Esperamos que esto signifique el inicio de un tiempo de ayuda para nuestras minorías y que apunte a los responsables de todo lo que ha sucedido", dijo Bashar Warda en una entrevista con Christian Post. El sacerdote iraquí es responsable de la ayuda a miles de cristianos desplazados en el Kurdistán.

El presidente Trump también declaró al día siguiente, que el grupo terrorista Isis fue "derrotado" en Siria, agregando que inician la retirada completa de las tropas estadounidenses en el país.

"Hemos ganado contra el EI", dijo Trump en un vídeo publicado en Twitter. "Recuperamos el territorio y ahora es hora de que nuestras tropas vuelvan a casa".