13/01/19 - La teología de la prosperidad es una corriente de interpretación y predicación que incita a fieles a creer que las posesiones materiales son una señal de que su vida está agradando a Dios, sobre ello la pastora Joyce Meyer realizó una reflexión.

En un sermón predicado recientemente para una gran audiencia, Joyce Meyer afirmó que hizo una evaluación de su tiempo como predicadora y concluyó que las ideas que ella compartió a lo largo de los años habían crecido en "desequilibrio" con los principios del Evangelio.

La pastora afirmó que la Biblia es enfática al asegurar que en esta vida el fiel se enfrenta a problemas, independientemente de cuánta fe tenga. Joyce Meyer resaltó además que no es bíblico creer pura y simplemente que la vida será exitosa materialmente sólo porque se desea eso.

En el sermón, Joyce Meyer hace una reflexión sobre la carta del apóstol Pablo a los Gálatas, y dice que el cristiano debe aprender a "vivir por la fe" de la misma manera como, por la fe, confía que la Salvación "viene por la gracia, no por obras ".


"En el movimiento Palabra y Fe, en los años 60 y 70, había mucha enseñanza sobre prosperidad [...] Yo agradezco a Dios por eso. Dios tocó mi vida en aquella época de una forma poderosa porque yo sabía que fui salvada por la gracia, pero yo no sabía nada sobre usar mi fe para otra cosa que la Salvación. La fe es algo que Dios le da que usted necesita usar y liberar en su vida. Es una fuerza poderosa, pero no es sólo automática. Usted pone su confianza en Dios. Usted pone su fe en él", contextualizó la pastora.

Más adelante, ella admite que sus predicaciones se excedieron: "Me alegro de lo que aprendí sobre prosperidad, pero se ha desequilibrado. Me siento feliz por lo que aprendí sobre la fe, pero estaba desequilibrada. Entonces cada vez que alguien tuvo un problema en su vida, era porque él no tenía fe suficiente ..., si usted se enfermó, usted no tenía fe suficiente, si su hijo murió, usted no tuvo fe suficiente. Bueno, eso no está bien. No hay lugar en la Biblia que promete que nunca tendremos ningún problema. No importa cuánta fe tenga. Usted no va a evitar nunca tener problemas en su vida", enfatizó.

"Jesús dijo que el mundo habrá aflicciones", concluyó la pastora, repitiendo una crítica también hecha por otro famoso tele-evangelista Benny Hinn, quien admitió que había ido "demasiado lejos" en su predicación en la prosperidad y que esto no es lo que enseña la Biblia.

(En inglés) en el vídeo de abajo: