15/01/19 -  EE.UU. - Un pastor sufrió reacciones fuertes de la comunidad de Weed, California, donde se encuentra su iglesia, tras colocar un aviso frente al templo donde condena la homosexualidad.

El pastor Justin Hoke, de la Iglesia Presbiteriana Bíblica Trinity, decidió mandar un mensaje claro sobre sus convicciones y escribió en el letrero: "Bruce Jenner sigue siendo un hombre. La homosexualidad sigue siendo pecado. La cultura puede cambiar. La Biblia no."

Jenner es un famoso transexual, y el pastor alega que pretendía recordar que "nuestra cultura ahora exige que llamemos 'bueno' lo que la Biblia llama mal.

Sin embargo, la comunidad LGBT de la ciudad hizo varias manifestaciones frente al templo. El aviso fue vandalizado y el pastor acabó desligándose de la iglesia por la presión de los miembros.


Amelia Mallory, una de las mujeres que organizaron la manifestación del colectivo LGBT, explica que "Debatir religión es improductivo y no queremos que la gente piensa que estamos en contra del cristianismo como un todo". Sin embargo, ella se queja de la postura del pastor.

Alrededor de una semana después de haber publicado su mensaje, Hoke anunció en su cuenta en Facebook que la mayoría de los miembros, incluido un presbítero de la iglesia, amenazaron con salir si no dimite como pastor.

"Yo no quería irme, no desistía y estaba dispuesto a quedarme", agregó Hoke, en el mensaje, anunciando que el presbítero asumirá las funciones pastorales de ahora en adelante.

Fuente: Gospel Prime