26/02/19 - El lunes pasado, el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, llegó a Bogotá, Colombia, para discutir la crisis entre Venezuela y el Grupo de Lima, compuesto por 14 países de América Latina, entre ellos Canadá.

En su discurso, Pence (quién es un confeso cristiano) reafirmó el compromiso del gobierno Trump con la libertad en el hemisferio Sur. "Venezolanos que aman la libertad: sepan que ustedes no están solos. Ustedes están con el apoyo y las oraciones del pueblo americano y de las naciones aquí reunidas", destacó.


"Mientras ustedes defienden la libertad, ustedes también van junto con la gracia del Autor de la Libertad, que dijo: '¡Coraje! ¡No tengan miedo! Y ustedes verán la liberación que el Señor traerá. Donde el Espíritu de Dios está, hay libertad", añadió.

Pence también dejó un mensaje a los integrantes de las Fuerzas Armadas de Venezuela, que se mantienen fieles al régimen de Maduro: "Ustedes pueden elegir aceptar la generosa oferta de amnistía del presidente interino Guaidó, pero si ustedes eligen otro camino, serán responsabilizados. No van a encontrar ninguna salida fácil, ninguna escapatoria. Van a perder todo".