10/03/19 - El pastor Greg Laurie ha predicado a miles de personas y advirtió que "la última cosa que Dios quiere" es que cualquier ser humano pase la eternidad en el infierno, pero los que rechazan tendrán este terrible destino, a menos que se arrepientan y "el reloj está avanzando", de acuerdo a lo informado por Gospel Herald. 
  
Laurie, es pastor senior de la Harvest Christian Fellowship en Riverside, en los Estados Unidos.

"El reloj está avanzando y antes de que usted se dé cuenta, la vida puede terminar", dijo Laurie. "¿Cómo sabes que vas a llegar a la vejez? ... nada de eso está garantizado".

"Hay una vida después de la muerte, y de acuerdo con la Biblia, hay dos opciones: cielo o infierno", continuó. "Lo que Dios quiere es para cualquier hombre o mujer, creado a la suya es verlos pasando la eternidad en el infierno. El infierno no fue hecho para las personas, el infierno fue hecho para el diablo y sus ángeles caídos".

El pastor también alertó que incluso personas consideradas "buenas" en su vida terrena pueden tener el infierno como destino, si rechazan el perdón de Dios.

"Usted puede ser una buena persona e ir al infierno o puede ser una mala persona e ir al cielo", agregó Laurie. "El cielo no es para las personas buenas, el cielo es para las personas perdonadas".


Laurie destacó que Jesús no exige que alguien sea perfecto para caminar con Él, sino que sea humilde para admitir sus pecados.

"Venga con sus pecados, venga con sus problemas, venga con sus preguntas, venga como usted está. Él te va a perdonar, Él te aceptará, y Él te cambiará", dijo Laurie. "Sólo admita que usted necesita a Dios, diga que usted es un pecador ... y que usted debe volverse al Señor".

"¿Vas a decir 'sí' o 'no' a Él?", Cuestionó el pastor. "Este es el momento en que Cristo puede venir y vivir dentro de ti, él está sólo a una oración de distancia".

El llamamiento de Laurie acabó llevando a casi tres mil jóvenes a consagrar sus vidas a Jesús.