28/04/19 - Fuertes tormentas provocaron un camino de destrucción en Texas y Louisiana, en Estados Unidos, entre el miércoles y el jueves (25). Al menos cinco personas murieron por la fuerza del tornado.

En la ciudad de Converse, la casa de un pastor de la Iglesia Bautista fue una de las afectadas por el tornado. El jueves, la esposa del pastor Danny, Dawn Asbell, estaba con el hijo en la residencia cuando la estructura de la casa comenzó a temblar. En unos instantes, árboles cayeron a pocos centímetros de la vivienda.


"Dios definitivamente estaba con nosotros ayer por la noche", dijo Dawn, la madre, de acuerdo con el sitio Baptist Message. "Normalmente no tengo miedo, pero la noche pasada fue diferente. Noah era una roca; él estaba más tranquilo que yo. Él dijo: 'Mamá, vamos a orar'. Entonces oramos ".

Dawn y su marido, que estaba fuera de la ciudad en el momento del incidente, agradecen a Dios por tener sus vidas a salvo y su iglesia, sólo tienen una ventana rota.

"Cuando cosas así suceden, usted se acuerda de lo que es importante", dijo Dawn. "No te preocupes por las pequeñas cosas".