12/04/19 - BRASIL - Una aldea indígena perteneciente a la tribu pataxó fue alcanzada por misioneros cristianos. Esta etnia es conocida por resistir fuertemente a cualquier otra cultura que no sea la suya. A pesar de eso, el grupo de misioneros consiguió plantar una congregación que ya contiene cerca de 45 miembros.

Los pataxós tratan de mantener sus tradiciones culturales al máximo, además de conservar las costumbres de la vivencia tradicional. Esta fuerte resistencia dificulta el acceso del Evangelio. Otras iglesias continúan siendo plantadas e inauguradas a través del proyecto Santuarios de Esperanza, organizado por la Iglesia Adventista. En la última semana, dos nuevos templos fueron entregados. Uno de ellos, en la Aldea Agricultura, del distrito de Frei Calixto, municipio de Santa Cruz de Cabrália.


Es justamente en esa aldea donde vive la tribu pataxó. La comunidad indígena totaliza cerca de 12 mil personas. La mayoría de ellos viven en la Tierra Indígena Barra Vieja del Monte Pascoal, al sur de Porto Seguro.

En total, cerca de 70 familias viven en la comunidad. Geovani Queiroz es el pastor presidente de la Unión Este Brasileña, sede adventista para Bahía y Sergipe. Él participó en la inauguración y habló sobre la importancia de la iglesia estar presente en la aldea.

El pastor dijo que el proyecto Santuarios de Esperanza traía la posibilidad de plantar iglesias en territorios distantes. Gracias al proyecto hoy, Bahía y Sergipe cuentan con templos en lugares de difícil acceso.