11/04/19 - CBN NEWS - Hay un dicho bien conocido que dice lo siguiente: "Usted puede elegir a sus amigos, pero no a su familia". De acuerdo con el Pastor Russell Moore, familia realmente no es un contexto siempre fácil de tratar, pero juega un papel importante, no sólo en la sociedad sino también para el Reino de Dios.

De acuerdo con el ministro, hacer frente a los problemas en la familia es extremadamente común, a diferencia de la ilusión de que muchos cristianos tienen que pensar que no va a tener problemas porque sus familias están consagradas a Jesús.


"Creo que la tentación es de alguna manera pensar que si sólo amamos a Jesús o si somos sólo personas buenas, entonces no vamos a tener esos momentos difíciles que vienen con la familia y, en realidad, eso nunca fue lo que Jesús nos prometió. Él dijo para nosotros que 'nuestras vidas dentro de la familia son sobre llevar nuestra cruz' y así eso significa que toda interacción que tenemos dentro de una familia es una oportunidad de derramarse, sacrificarse al servicio de los demás", dijo el pastor a la CBN News.

Una de las razones por las que la vida familiar es un gran desafío, lo cree, es porque está bajo constante ataque espiritual.

"Es porque la relación matrimonial, por ejemplo, es concebida a semejanza de la imagen de Cristo y de la Iglesia y la relación de un niño con los padres o una familia mayor se basa en la figura de Dios, que es un Padre para nosotros, como Efesios Capítulo 3 nos dice", explicó el pastor.

"Entonces, por supuesto, las fuerzas espirituales, los principados y potestades, como el Nuevo Testamento los llama, están en contra de ella. A estas fuerzas no les gusta la imagen de eso y entonces lo que usted ve sucediendo con la Familia en todas las generaciones, en todas las épocas, es semejante a lo que alguien vería tratando de desmontar una franja del Evangelio, porque eso es lo que la familia es", dice Moore.