Juan Ramírez una vez adoró al diablo y llevó a cabo el mal en nombre de Satanás. Ahora un pastor, él sabe todo sobre el lado oscuro. Sacrificó animales como parte de rituales satánicos y sus amigos incluso lo llamaron "el último de Lucifer".

En su libro Armado y peligroso: El plan de batalla definitivo para atacar y derrotar al enemigo, Ramírez detalla por qué los cristianos necesitan orar con mayor eficacia.


"Escribí este libro porque quería que los cristianos supieran que no es solo una defensa de la guerra espiritual, sino que hay una ofensa de la guerra espiritual", dijo a CBN News. "Necesitamos mantener al diablo en su lugar".

Vea este impactante testimonio traducido al español: