Lucas Moura celebra el gol por el Tottenham. 
(Foto: Reproducción / Instagram - Lucas Moura)

11/05/19 - "No tengo dudas de la presencia de Dios en mi vida, Él me ha ayudado mucho", declaró Lucas Moura, el héroe del Tottenham en la Liga de Campeones. Después de marcar los tres goles en la vuelta histórica de su equipo, que garantizó la presencia en la final, el jugador dio una entrevista diciendo que "Dios es maravilloso", que considera su mejor actuación hasta hoy.

Él enfatizó que sus habilidades en el fútbol son "un talento que Dios me dio". En declaraciones al sitio especializado X La Línea, aseguró : "Creo que no es sólo un gran regalo de Dios ... Si Él me dio este talento es porque quiere usarme en este entorno, en el medio del fútbol, quiere cumplir parte de su propósito a través del fútbol.

En su cuenta de Instagram, poco después de la partida de este miércoles (8), Lucas publicó una foto de él con el versículo bíblico: "Para Dios nada es imposible. Lucas 1:37"


El equipo de Lucas fue para el descanso del partido contra el Ajax perdiendo por dos goles. El equipo inglés hizo 3, siendo el decisivo en los últimos segundos del partido. El jugador brasileño se convirtió en el "héroe" y fue elogiado de manera unánime por los programas deportivos de todo el mundo.

Fe conocida

Lucas se convirtió cuando jugaba en el PSG en 2013. Desde entonces ya habló sobre su fe en Jesús en diversas entrevistas y compartió versículos con regularidad en las redes sociales.

Sus actuaciones como jugador son importantes, pero él dice que le gustaría ser recordado por otra cosa. "Sin duda, todo jugador quiere ser recordado por todo lo que hizo en el campo, por las actuaciones, por los títulos ... Lo quiero. Sin embargo, también quiero ser recordado principalmente por mi ejemplo como persona. Quiero ser recordado como un hombre de Dios, una persona con buena actitud, creo que es lo que más importa, ser el buen ejemplo de una persona que ayuda a otros a encontrar a Dios. "Quiero ser recordado por eso", asegura.

El Tottenham disputará su primera final de la Liga de Campeones el 1 de junio. Aunque no salga ganador, la historia del equipo en la temporada ya quedó marcada por el hecho protagonizado por Lucas Moura en el juego contra el Ajax.