En la película "Dios no está muerto", un estudiante cristiano en la universidad, se enfrenta a su profesor ateo en un debate genial.

El profesor intenta forzar a sus alumnos a negar la existencia de Dios, pero uno de ellos, un determinado cristiano, lo enfrenta. Allí se da un debate extenso entre ambos que dura varias clases, su final es impactante.