06/06/19 - El Papa Francisco aprobó oficialmente un cambio en la oración del "Padre nuestro", que se describe en Mateo 6:13, en sustitución de las palabras "no nos metas en tentación" a "no caer en la tentación."

Según la información del sitio uCatholic, el Vaticano promulgó el cambio el 22 de mayo, durante la Asamblea General de la Conferencia Episcopal de Italia.

El Papa cree que la nueva versión es mejor porque la primera traducción implica que Dios lleva a la gente a la tentación, una acción que es contra su naturaleza como un Dios bueno y santo.

"Un padre no lo hace, un padre le ayuda a levantarse inmediatamente", dijo Francisco sobre el versículo en cuestión. "Es Satanás quien nos lleva a la tentación, esa es su función".


El difunto teólogo Charles Spurgeon explicó durante un sermón en 1863 que la palabra "tentación" en Mateo 6:13, en realidad, contiene dos significados: tanto la tentación del pecado como las pruebas y las tribulaciones.

Aunque Spurgeon concuerda que Dios no nos tienta, él argumenta que Dios nos envía pruebas y situaciones en que la tentación para con el pecado está siempre presente.

"Dios no tienta a nadie", dijo Spurgeon. "Para Dios, tentar en el sentido de atraer al pecado [es] inconsistente con su naturaleza, y totalmente contrario a su conocido carácter. Pero para Dios, conducirnos a los conflictos con el mal que llamamos tentaciones, no es sólo posible, sino que es habitual".