04/08/19 - ABC13 - A fines del mes pasado, José Velázquez sobrevivió cinco días en el bosque después de chocar su automóvil en el condado de Montgomery, Texas, Estados Unidos. Hoy, recuperándose de un trauma, cree que está vivo solo porque Dios estaba presente.

"Dios estaba allí", le dijo al locutor de ABC13. "Sinceramente, creo que cuando te pones en una situación en la que tu vida está en riesgo, tus instintos de supervivencia entran en juego porque no soy una persona que suele estar al aire libre".

Velázquez no recuerda nada del accidente, solo el momento en que se despertó e intentó levantarse. Luego se dio cuenta de que estaba muy herido. "Recuerdo haberme despertado y estar confundido", dice.

Permaneció bajo los restos del vehículo durante casi una semana, bebiendo agua de lluvia. Al cuarto día, comenzó a perder la esperanza de ser encontrado vivo. 

"Escuché a la gente hablar desde la distancia, no sabía que era mi familia quien me estaba buscando", recordó. "Simplemente fueron en la dirección opuesta a donde yo estaba".

Velázquez también recordó sentir que su esperanza se estaba muriendo. “Recuerdo que me recosté, miré al cielo y dije: 'Si el Señor me lleva, llévame ahora. Ya no quiero estar aquí 'y me quedé dormido”, dijo. 

Los equipos de rescate finalmente lo encontraron al día siguiente después de rastrear su teléfono celular. "Escuché a alguien detrás del auto decir algo o gritar algo, y grité: 'Ayuda, estoy aquí' y dijeron: 'Te escucho'".


“Cuando descubrí que estaba a salvo, me desmayé. Recuerdo despertarme cuando me llevaban, pero todo en mi cabeza estaba en cámara lenta”, agregó.

Velázquez sufrió fracturas de fémur, costillas, nariz, vértebras y tuvo un colapso pulmonar. Pero afortunadamente estará bien. Espera volver a caminar en enero cuando se case.