13/08/19 - Esta es una de las declaraciones más fuertes que se han escuchado en los últimos tiempos, nada más y nada menos que la Organización de las Naciones Unidas dice que a la tierra le quedan unos pocos años de vida habitable. 

Los fundamentos para esta alarmante declaración, se basan en la mala calidad del aire, el derretimiento de la capa de hielo del Ártico y la expansión de los desiertos, estas son algunas de las causas que según el estudio, causarán la muerte de la humanidad en menos de 30 años.

Los cristianos de este tiempo, reconocemos que todas las señales bíblicas del regreso de Cristo a la tierra se están cumpliendo, y que su venida está cerca. 

Preocupación de los científicos

Ahora veamos otra de las causas que preocupan a los científicos, y que tiene coincidencia con el libro del apocalípsis, se trata de la caída de un enorme asteroide, la Biblia lo llama "Ajenjo":

"Hay una gran probabilidad de que el planeta Tierra sea golpeado por un gran objeto cercano (asteroide), según la Asociación de Exploradores del Espacio (ASE) y la Comisión sobre la Utilización del Espacio Ultraterrestre con Fines Pacíficos."

“Las probabilidades son ciento por ciento altas de que nuestro planeta sea golpeado de nuevo por un gran objeto cercano..., y hemos descubierto solo una pequeña fracción de los millones de objetos capaces de destruir una ciudad”, según ASE, que integra a 400 viajeros espaciales de 38 países que han completado, al menos, una órbita al planeta en una nave espacial.

Otra grave situación que destaca la ONU, se trata de la temperatura del planeta, que irá aumentando de 3 a 50 grados, haciéndola finalmente inhabitable. 

En el informe presentado en Nairobi se indica que la destrucción de la Tierra es inminente, y entre más contaminación, más población y falta de conciencia ambiental, las predicciones incluso podrían adelantarse. 


La ONU advierte también que para 2050 el ser humano desarrollará resistencia a los antibióticos como consecuencia de la contaminación, por lo que las muertes se contarán por centenas.

Para mitigar la mencionada "catástrofe" se planea reducir la emisión de gases tóxicos: el primer año un 40 % y elevar el número gradualmente hasta que se encuentre otra forma de salvar al planeta.

Profecía pronta a cumplirse


El Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando, con voz de arcángel y con trompeta de Dios, y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego los que estemos vivos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados junto con ellos en las nubes para encontrarnos con el Señor en el aire. Y así estaremos con el Señor para siempre. (1 Tesalonicenses 4:16-17)