28/03/20 - El médico ateo, el Dr. Julian Urban, de Italia ,se dio cuenta de que necesitaba comenzar a pedirle ayuda a Dios en medio de la pandemia de COVID-19 que golpeó a su país mientras estaba de servicio.

El médico de 38 años está sirviendo en un hospital en Lombardía, Italia. El Dr. Julian informó lo que experimentaron dentro del hospital mientras luchaban contra Covid-19.

Él dijo: "Nunca, en mis pesadillas más oscuras, imaginé ver y experimentar lo que ha estado sucediendo en Italia en nuestro hospital durante las últimas tres semanas. La pesadilla fluye y el río se hace más y más grande”.

Luego, el médico describió cómo algunos pacientes de repente se convirtieron en cientos.

"Ahora, ya no somos médicos, sino clasificadores que deciden quién debe vivir y quién debe ser enviado a casa a morir, a pesar de que todos estos pacientes han pagado impuestos de salud italianos toda su vida", dice.

Sin embargo, en medio de esta situación poco probable dentro del hospital, algunos médicos llegaron a conocer a Dios.

Hasta hace dos semanas, mis colegas y yo éramos ateos. Era normal porque somos médicos. Aprendimos que la ciencia excluye la presencia de Dios”, explica el Dr. Julian.

Fue testigo de cómo se burló de sus padres que iban a la iglesia en el pasado. Y cómo cambió todo después de conocer a un pastor que ingresó en el hospital.

“Hace nueve días, un pastor de 75 años fue ingresado en el hospital. El era un hombre amable. Tenía problemas respiratorios graves", informó el Dr. Julian.

“Tenía una Biblia y nos impresionó mientras leía a los moribundos mientras sostenían su mano. Todos los médicos estábamos cansados, desanimados, psicológicamente y físicamente terminados. Cuando tuvimos tiempo, lo escuchamos”, dice.

El médico dice que el equipo estaba muy cansado: “Hemos alcanzado nuestros límites. No podemos hacer otra cosa. La gente muere todos los días. Estamos agotados Tenemos dos colegas que murieron y otros que fueron infectados".

Entonces él y sus colegas se dieron cuenta: "Necesitábamos comenzar a pedirle ayuda a Dios".

Los doctores ateos buscan a Dios


Él testificó: "Cuando hablamos entre nosotros, no podemos creer que, aunque alguna vez fuimos ateos feroces, ahora estamos diariamente en busca de paz, pidiéndole al Señor que nos ayude a continuar para que podamos cuidar a los enfermos".

El Dr. Julian luego reveló que el pastor de 75 años murió.

“A pesar de haber tenido más de 120 muertes aquí en 3 semanas, no fuimos destruidos. Él [el pastor] logró, a pesar de su condición y nuestras dificultades, traernos una paz que no esperábamos encontrar”, testifica.

Pero a pesar de la amenaza para su salud, el Dr. Julian expresó su gratitud por haber encontrado a Dios nuevamente.

"No he estado en casa en 6 días. No sé cuándo comí por última vez", dijo. Él dice que se ha dado cuenta de su "inutilidad en esta tierra" y quiere usar su último aliento para ayudar a otros.

Además, el antiguo ateo declaró: "Estoy feliz de haber recurrido a Dios mientras estoy rodeado por el sufrimiento y la muerte de mis semejantes".

Fuente: Guíame Portal