¿Cuál es la «Su gloriosa herencia» mencionada en Efesios 1:18?

Siju George preguntó.

¿Qué es la «Su gloriosa herencia» mencionada en

Efesios 1:18 teniendo los ojos de vuestro corazón iluminados, para que sepáis cuál es la esperanza a la que os ha llamado, cuáles son las riquezas de su gloriosa herencia en los santos,

?

  1. ¿Qué heredó Dios (o Cristo)?
  2. ¿De quién heredó?
  3. ¿Cuáles son sus riquezas?
  4. ¿Cómo la experimenta el santo?

Comentarios

  • El término «suyo» se refiere a el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria en el versículo 17. No se refiere a Cristo, como tal. –  > Por Nigel J.
  • @NigelJ cambió la primera pregunta en consecuencia –  > Por Siju George.
  • Las preguntas permitidas en este sitio deben cumplir con las consultas en el campo de la interpretación gramatico-histórica. Aunque la sección se llama hermenéutica bíblica, es un nombre erróneo, porque la sección en realidad trata de UNO de los tipos de hermenéutica bíblica, la literal, siendo los otros la moral, la alegórica y la anagógica. Esto significa que debe hacer preguntas como: «¿Hay algo en la gramática de Efesios 2: 8 que revele si «esto» se refiere a la «fe» o a la «gracia»?». O «¿Hay alguna situación histórica que revele por qué se prescribe cubrir el cabello en 1 Cor 11:6?». –  > Por Buscador.
  • La herencia es el nuevo pacto Heb 9:155Por eso Él es el mediador de un nuevo pacto, para que, habiendo tenido lugar una muerte para la redención de las transgresiones que se cometieron bajo el primer pacto, los que han sido llamados puedan recibir la promesa de la herencia eterna. –  > Por Buscador.
  • @Seeker la herencia de Efesios 1:18 es de Dios y la herencia de Hebreos 9 es del creyente estas confundiendo las dos. –  > Por Nihil Sine Deo.
6 respuestas
Buscador

¿Qué heredó Dios (o Cristo)?

Todo testamento tiene una herencia de por medio, que debe ser entregada a un beneficiario. Los herederos heredaron el Nuevo Pacto, que es la herencia de la Voluntad y Testamento de Cristo.

Hebreos 9:15 NASB Por esta razón, Él es el mediador de un nuevo pacto, para que, habiendo tenido lugar una muerte para la redención de las transgresiones que se cometieron bajo el primer pacto, los que han sido llamados puedan recibir la promesa de la herencia eterna.

¿De quién heredó?

Cristo siendo el primer fruto, beneficiario del Testamento, lo heredó del Testador de ese Testamento.

Hebreos 9:17 RVR Porque el testamento tiene vigencia después de la muerte de los hombres, ya que no tiene poder alguno mientras vive el testador.

¿Cuáles son sus riquezas?

Las riquezas del testamento son que la promesa a Abraham, de ser bendición para el mundo, llegue al Pueblo de Dios, al Israel espiritual, a las ovejas de ambos rebaños, mediante la entrega del Espíritu Santo.

Gálatas 3:14 NASB Nos redimió para que la bendición prometida a Abrahamg llegara a los gentiles en Cristo Jesús, a fin de que por la fe recibiéramos la promesa del Espíritu.

¿Cómo lo experimenta el santo?

El Santo lo experimenta al no ser como el Israel de la carne, con el que Dios no se complació, y del que juró que no entraría en su Reposo, por la desobediencia al llamado de Dios.

Hebreos 4: 6 NASB Por lo tanto, ya que queda para que algunos entren en él, y los que antes se les anunciaba la buena noticia no entraron por causa de la desobediencia,

7 vuelve a fijar un día determinado, «Hoy», diciendo por medio de David, después de tanto tiempo, lo mismo que se ha dicho antes: «HOY, SI OÍSTE SU VOZ, NO ENDURECED EL CORAZÓN».

8Porque si Josué les hubiera dado descanso, no habría hablado de otro día después de ese. 9Así que queda un descanso sabático para el pueblo de Dios. 10Porque el que ha entrado en su descanso ha descansado también de sus obras, como Dios lo hizo de las suyas. 11Por lo tanto, procuremos entrar en ese descanso, para que nadie caiga, por seguir el mismo ejemplo de desobediencia.

Nihil Sine Deo

¿Qué heredó Dios (o Cristo)?

Heredó a los santos de todas las naciones

¿De quién heredó?

Lo heredó de los hijos de Dios y del gobernante de esta era al comprar todo el mundo y comprar de nuevo el título de propiedad del mundo. Según el Salmo 82 y Mateo 4:8

¿Cuáles son sus riquezas?

La riqueza es la vida de Cristo o «Cristo en vosotros», según Colosenses 1:27

¿Cómo la experimenta el santo?

Caminando en la luz y creyendo en el nombre de Su Hijo Jesucristo

Resultados teológicos

Este pasaje deja claro, incluso en la traducción inglesa, que esta herencia está EN los santos.

Dicho de otra manera, ellos son la herencia, son la herencia gloriosa. La pregunta más pertinente es ¿quiénes son «ellos»? Pero como esa no es la pregunta tratemos con esta herencia y rico tesoro que Dios tiene en los santos.

«¡Levántate, brilla; porque tu luz ha llegado! Y la gloria de Jehová se ha levantado sobre ti. Porque he aquí que las tinieblas cubrirán la tierra, Y las profundas tinieblas los pueblosPero el Señor se levantará sobre ti, Y su gloria se verá sobre ti. Los gentiles vendrán a tu luz, Y los reyes al resplandor de tu nacimiento. «Alza tus ojos alrededor, y mira: Todos se reúnen, vienen a ti; Tus hijos vendrán de lejos, Y tus hijas serán amamantadas a tu lado. Entonces verás y te pondrás radiante, Y tu corazón se hinchará de alegría; Porque la abundancia del mar se volverá hacia ti, La riqueza de los gentiles vendrá a tiIsaías 60:1-5

La palabra griega utilizada en Efesios πλουτος (riquezas) misma palabra aquí utilizada en los LXX.

Dios iba a heredar las naciones de vuelta a sí mismo de los hijos de Dios que se corrompieron.

«Cuando el Altísimo dio a las naciones su herencia, cuando repartió la humanidad, fijó las fronteras de los pueblos según el número de los hijos de DiosDeuteronomio 32:8 (LXX, DSS)

Esto, por supuesto, ocurrió en la Torre de Babel cuando Nimrod, el líder mundial, persuadió a toda la población mundial a rebelarse contra Dios. El Dios del Cielo (El Altísimo) puso sobre los humanos dioses o hijos de Dios o los elohim de acuerdo a su nuevo lenguaje y agrupación.

Pero como se mencionó anteriormente los elohim se corrompieron y no representaron a Dios sino que incluso tomaron la adoración para sí mismos convirtiéndose así en los dioses de las naciones.

«Dios ha tomado su lugar en el consejo divino en medio de los dioses él juzga: «¿Hasta cuándo juzgarás injustamente y mostrarás parcialidad a los malvados? SelahNo tienen conocimiento ni entendimiento, ellos (los humanos) caminan en la oscuridadtodos los cimientos de la tierra se tambalean. Yo dije: «Vosotros sois dioses, hijos del AltísimoSin embargo, moriréis como los hombres, y caeréis como cualquier príncipe»» Salmos 82:1-2, 5-7

Es notable que los humanos estén en la oscuridad y esto es paralelo con el pasaje de Isaías y de los evangelios

«En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. La luz brilla en las tinieblas, y las tinieblas no la han vencido» Juan 1:4-5

Y eso, los hijos de Dios debían mostrar a los hombres la luz del Altísimo (que es La VIDA que fue prometida a Eva/mujer Génesis 3:15 al recuperar la comunión con Dios de nuevo y por tanto el paraíso) pero no mostraron a los hombres la luz para que pudieran volver a Dios y vivir y ahora viene Jesús a mostrar a los hombres esa Luz, sí como Dios encarnado pero representando al Padre.

Y fíjate en el verso clave del salmo 82

«Levántate, oh Dios, juzga la tierra porque tú heredarás todas las NACIONESSalmos 82:8

Esto trae una respuesta diferente que di a una pregunta diferente sobre cómo las naciones entran en el nuevo pacto y cómo las tribus perdidas de Israel son aceptadas de nuevo aunque una vez estuvieron divorciadas.

Las diez tribus perdidas y los gentiles

«Y las naciones vendrán a tu luz, y los reyes al resplandor de tu nacimiento «Isaías 60:3

Y las riquezas de las naciones son aquellos que aceptarán a Jesucristo como su Señor y Salvador y por lo tanto entrarán en el nuevo pacto y se convertirán en esa herencia de las naciones que Dios heredará en el juicio final.

Porque Dios en realidad ama a todos los hombres pero sólo aceptará a aquellos que acepten estar con Él por amor a Él. Por eso

«Porque Dios amó tanto al mundoque dio a su Hijo único, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. En efecto, en Dios no envió a su Hijo al mundo para condenar al mundosino para que el mundo se salve por él. El que cree en él no es condenado, pero el que no cree ya está condenado, porque no ha creído en el nombre del Hijo único de Dios. Y este es el juicio: la luz vino al mundo, y la gente amó más las tinieblas que la luz porque sus obras eran malas. Porque todo el que hace cosas malas odia la luz y no viene a la luz, para que no se descubran sus obras. Pero todo el que hace lo verdadero viene a la luzpara que se vea claramente que sus obras han sido realizadas en DiosJuan 3:16-21

Fíjate en la última frase, sus obras (justicia) se llevaron a cabo en Dios, en otras palabras, no era su propia justicia y no era de la carne.

Y esta herencia gloriosa está en los santos porque ellos han aceptado que esta luz gloriosa esté en ellos y por lo tanto la vida eterna¡! Ellos han aceptado buscar el reino y Su JUSTICIA y habiendo sido imputados a ellos ellos caminan en la luz y tienen comunión con Dios.

«Pero si andamos en la luz, como él está en la luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de su Hijo nos limpia de todo pecado» 1 Juan 1:7

Esto es justo después de que se escribieran estas palabras

«Este es el mensaje que hemos oído de él y que os anunciamos: Dios es luz, y en él no hay tinieblas. Si decimos que tenemos comunión con él mientras caminamos en las tinieblas, mentimos y no practicamos la verdad» 1 Juan 1:5-6

Esto sólo es posible en Jesús

«Y esto es vida eternaque te conozcan a ti, el único Dios verdadero, y a Jesucristo, a quien has enviado «Juan 17:3

Nosotros somos la herencia gloriosa, nosotros los santos somos esa herencia gloriosa porque hemos aceptado al Hijo y por lo tanto la luz y ya no estaremos en juicio sino que estaremos con Él y por lo tanto Él nos heredará a todos.

Somos preciosos a los ojos de Dios es lo que el Apóstol Pablo está diciendo y quería que la Iglesia primitiva se diera cuenta de que eran una herencia gloriosa para Dios.

Comentarios

  • «A ellos quiso Dios dar a conocer cuán grandes son las riquezas de la gloria de este misterio entre los gentiles que es Cristo en vosotrosla esperanza de la gloria». Colosenses 1:27 eso es lo que hace que los santos sean la herencia y el tesoro según Mateo 13:44 es Cristo en el santo. –  > Por Nihil Sine Deo.
  • @NihilSineDeoGracias por la respuesta detallada :-), No podía heredarlo de las reglas de la edad como la herencia significa «una herencia, un patrimonio, regularmente el regalo de Dios a su pueblo elegido, en el Antiguo Testamento: la Tierra Prometida, en el NT una posesión vista en un sentido como presente, en otro como futuro; una acción, participación.» –  > Por Siju George.
  • Si la herencia son los santos entonces como puede ser «en los» santos? ¿Qué es «en los» santos que se llama su herencia? ¿O estoy confundido porque no soy un hablante nativo de inglés? –  > Por Siju George.
  • Tienes que diferenciar entre el cuerpo y el espíritu @SijuGeorge. El santo no es la vasija de barro que volverá al polvo, eso es la carne y su corrupto por el pecado. Dios no heredará el cuerpo pecador del santo sino que heredará la semilla que plantó en el santo. «El que ha nacido de Dios no peca, *porque su semilla permanece en ély no puede pecar, porque ha nacido de Dios». I Juan 3:9* y la semilla es la Palabra y la Palabra es Jesús. Así como también nacemos de la semilla de Adán ahora nacemos de la semilla del último Adán Jesús. –  > Por Nihil Sine Deo.
  • @SijuGeorge fíjate que en la definición dice regularmente que no significa siempre sino en la mayoría de las ocasiones. Por lo tanto no excluye que Dios reciba una herencia. Solo quiere decir que no es algo habitual. Es la mayoría de las veces que Dios da la herencia pero la mayoría de las veces no es siempre la regla. Claramente el Salmo 82 dice «Levántate, oh Dios, juzga la tierra; Porque tú heredarás todas las naciones». Salmos 82:8 Por lo tanto Dios está recibiendo la herencia y no los hombres como es el caso más común o regular. –  > Por Nihil Sine Deo.
Sr. Bond

De acuerdo con el contexto tenemos al Apóstol Pablo declarando en Efesios 1:13-14 diciendo, «En Él, vosotros también, después de haber escuchado el mensaje de la verdad, el evangelio de vuestra salvación–habiendo creído también, fuisteis sellados en Él con el Espíritu Santo de la promesa, vs14, el cual es dado como prenda o nuestra herencia, con miras a la redención de la posesión de Dios, para alabanza de su gloria.»

La palabra «redención» en el griego es «apolutrosin) se refiere a la culminación del proceso que se hará realidad cuando Jesús regrese a esta tierra y los creyentes sean resucitados. Ya que esto es cierto Pablo está orando (vs17) que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de la gloria, os dé un espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de Él».

Pablo está deseando que los creyentes comprendan plenamente lo que han recibido en Jesucristo. Así que en el vs18 Pablo dice primero que los creyentes deben crecer adecuadamente en el Señor, deben entender la «esperanza de su llamado». También, entender «la herencia de Dios en los santos» llevará al crecimiento en el Señor. La Biblia habla en muchos lugares sobre la herencia que Dios ha prometido a su pueblo, pero en este versículo hay una expresión de caso locativo en el griego que literalmente significa «en la esfera de los santos.»

Obviamente, Dios no «necesita» nada de nosotros. Sin embargo, Él sí «quiere nuestra alabanza (ver versículos 6,12,14). Cuando los cristianos realmente se dan cuenta de que son la única parte de la creación de Dios que puede alabar a Dios de buena gana porque hemos experimentado la salvación, debería dar una tremenda motivación hacia la madurez espiritual. Los versículos 19-23 amplían la grandeza de Su poder para con nosotros, los que hemos creído. Filipenses 2:13 vienen a la mente, «porque Dios es el que obra en vosotros, tanto el querer como el obrar por su buena voluntad.»

Rumiador

La identificación de la herencia de Yahveh la dice Moisés como «su Pueblo» y lo pone en paralelo con «la porción de Yahveh» indicándome que con «la herencia de Yahveh» se refiere al reino que legará a su hijo:

(5) Son corruptos y no son hijos suyos; para su vergüenza son una generación torcida y tortuosa. (6) ¿Así pagáis a Yahveh, pueblo necio e insensato? ¿No es él vuestro Padre, vuestro Creador, quien os hizo y os formó? (7) Acuérdate de los días de antaño; considera las generaciones pasadas. Pregunta a tu padre y él te lo dirá, a tus ancianos y ellos te lo explicarán. (8) Cuando el Altísimo dio a las naciones su herencia, cuando dividió a toda la humanidad, estableció límites para los pueblos según el número de los hijos de Israel. (9) Porque la porción de Yahveh es su pueblo, Jacob su herencia asignada. (10) Lo encontró en una tierra desértica, en un páramo estéril y aullante. Lo protegió y lo cuidó; lo guardó como a la niña de sus ojos, (11) como un águila que levanta su nido y se cierne sobre sus crías, que extiende sus alas para atraparlas y las lleva a lo alto. (12) Sólo el Señor lo guiaba; ningún dios extranjero lo acompañaba. (13) Lo hizo cabalgar por las alturas de la tierra y lo alimentó con el fruto de los campos. Lo alimentó con miel de la roca y con aceite del peñasco pedernal, (14) con cuajada y leche de rebaño y manada y con corderos y cabras cebados, con carneros selectos de Basán y con los mejores granos de trigo. Bebisteis la sangre espumosa de la uva.

Cristo es el heredero del reino de Dios (la viña de Dios):

[Mar 12:1-12 NVI] (1) Entonces Jesús comenzó a hablarles en parábolas: «Un hombre plantó una viña. La rodeó de un muro, cavó un pozo para el lagar y construyó una torre de vigilancia. Luego alquiló la viña a unos agricultores y se trasladó a otro lugar. (2) En la época de la vendimia, envió a un criado a los labradores para que les recogiera parte del fruto de la viña. (3) Pero lo agarraron, lo golpearon y lo despidieron con las manos vacías. (4) Luego envió a otro siervo, al que golpearon en la cabeza y lo trataron de forma vergonzosa. (5) Envió a otro más, y a ese lo mataron. Envió a otros muchos; a unos los golpearon y a otros los mataron. (6) «Le quedaba uno por enviar, un hijo, al que amaba. Lo envió el último de todos, diciendo: ‘Respetarán a mi hijo’. (7) «Pero los labradores se decían unos a otros: ‘Este es el heredero. Venid, matémoslo, y la herencia será nuestra’. (8) Así que lo tomaron y lo mataron, y lo echaron de la viña. (9) «¿Qué hará entonces el dueño de la viña? Vendrá y matará a esos labradores y dará la viña a otros. (10) ¿No has leído este pasaje de la Escritura «La piedra que desecharon los constructores se ha convertido en la piedra angular; (11) el Señor ha hecho esto, y es maravilloso a nuestros ojos»? (12) Entonces los jefes de los sacerdotes, los maestros de la ley y los ancianos buscaron la manera de arrestarlo, porque sabían que había dicho la parábola contra ellos. Pero tenían miedo de la multitud, así que lo dejaron y se fueron.

Para conferir la bendición a su hijo, un hombre impone las manos sobre la cabeza de su hijo y pronuncia toda su declaración. Los que están en Cristo reciben la misma bendición como Jacob recibió la bendición al esconderse dentro de Esaú:

(1) Cuando Isaac era viejo y sus ojos estaban tan débiles que ya no podía ver, llamó a Esaú, su hijo mayor, y le dijo: «Hijo mío». «Aquí estoy», respondió él. (2) Isaac dijo: «Ya soy un anciano y no sé el día de mi muerte. (3) Ahora, pues, coge tu equipo -el carcaj y el arco- y sal a campo abierto a cazar alguna pieza de caza para mí. (4) Prepárame la clase de comida sabrosa que me gusta y tráemela para comer, para que pueda darte mi bendición antes de morir.» (5) Rebeca estaba escuchando mientras Isaac hablaba con su hijo Esaú. Cuando Esaú partió a campo abierto para cazar caza y traerla, (6) Rebeca dijo a su hijo Jacob: «Mira, he oído a tu padre decir a tu hermano Esaú: (7) ‘Tráeme caza y prepárame algo sabroso para comer, para que te dé mi bendición en presencia de Yahveh antes de morir.’ (8) Ahora, hijo mío, escucha atentamente y haz lo que te digo: (9) Sal al rebaño y tráeme dos cabritos selectos, para que le prepare a tu padre una comida sabrosa, como a él le gusta. (10) Luego llévaselo a tu padre para que coma, y así te dará su bendición antes de morir». (11) Jacob dijo a Rebeca, su madre: «Pero mi hermano Esaú es un hombre velludo, mientras que yo tengo la piel lisa. (12) ¿Y si mi padre me toca? Parecería que lo engaño y haría caer sobre mí una maldición en lugar de una bendición». (13) Su madre le dijo: «Hijo mío, que la maldición caiga sobre mí. Haz lo que te digo; ve a buscarlos por mí». (14) Así que fue a buscarlos y se los llevó a su madre, y ella preparó una comida sabrosa, tal como le gustaba a su padre. (15) Entonces Rebeca tomó las mejores ropas de Esaú, su hijo mayor, que tenía en la casa, y se las puso a su hijo menor, Jacob. (16) También le cubrió las manos y la parte lisa del cuello con las pieles de cabra. (17) Luego le dio a su hijo Jacob la comida sabrosa y el pan que había hecho. (18) Él se dirigió a su padre y le dijo: «Padre mío». «Sí, hijo mío», respondió él. «¿Quién es?» (19) Jacob dijo a su padre: «Soy Esaú, tu primogénito. He hecho lo que me has dicho. Por favor, siéntate y come algo de mi caza, para que me des tu bendición». (20) Isaac le preguntó a su hijo: «¿Cómo lo has encontrado tan pronto, hijo mío?» «El Señor, tu Dios, me dio el éxito», respondió. (21) Entonces Isaac dijo a Jacob: «Acércate para que pueda tocarte, hijo mío, para saber si realmente eres mi hijo Esaú o no». (22) Jacob se acercó a su padre Isaac, quien lo tocó y le dijo: «La voz es de Jacob, pero las manos son de Esaú». (23) No lo reconoció, pues sus manos eran velludas como las de su hermano Esaú; así que procedió a bendecirlo. (24) «¿Eres realmente mi hijo Esaú?», le preguntó. «Lo soy», respondió. (25) Entonces le dijo: «Hijo mío, tráeme un poco de tu caza para comer, para que te dé mi bendición». Jacob se lo trajo y comió; y él trajo un poco de vino y bebió. (26) Entonces su padre Isaac le dijo: «Ven aquí, hijo mío, y bésame». (27) Así que se acercó a él y lo besó. Cuando Isaac percibió el olor de su ropa, lo bendijo y dijo: «Ah, el olor de mi hijo es como el olor de un campo que el Señor ha bendecido. (28) Que Dios te dé el rocío del cielo y la riqueza de la tierra: abundancia de grano y de vino nuevo. (29) Que las naciones te sirvan y los pueblos se inclinen ante ti. Que seas el señor de tus hermanos y que los hijos de tu madre se inclinen ante ti. Que los que te maldigan sean malditos y los que te bendigan sean bendecidos». (30) Cuando Isaac terminó de bendecirlo, y Jacob apenas se había alejado de la presencia de su padre, su hermano Esaú llegó de cazar. (31) También él preparó una comida sabrosa y se la llevó a su padre. Entonces le dijo: «Padre mío, por favor, siéntate y come algo de mi caza, para que me des tu bendición». (32) Su padre Isaac le preguntó: «¿Quién eres tú?» «Soy tu hijo», respondió, «tu primogénito, Esaú». (33) Isaac tembló violentamente y dijo: «¿Quién fue, pues, el que cazó la caza y me la trajo? La comí justo antes de que vinieras y lo bendije -¡y de hecho será bendecido!» (34) Al oír las palabras de su padre, Esaú prorrumpió en un grito fuerte y amargo y dijo a su padre: «¡Bendíceme a mí también, padre mío!» (35) Pero él le dijo: «Tu hermano vino con engaño y se llevó tu bendición». (36) Esaú dijo: «¿No se llama justamente Jacob? Es la segunda vez que se aprovecha de mí: Me quitó la primogenitura y ahora me ha quitado la bendición». Entonces preguntó: «¿No me has reservado ninguna bendición?». (37) Isaac contestó a Esaú: «Lo he hecho señor de ti y he convertido a todos sus parientes en sus servidores, y lo he mantenido con grano y vino nuevo. ¿Qué puedo hacer por ti, hijo mío?» (38) Esaú dijo a su padre: «¿Sólo tienes una bendición, padre mío? Bendíceme a mí también, padre mío». Entonces Esaú lloró en voz alta. (39) Su padre Isaac le respondió: «Tu morada estará lejos de la riqueza de la tierra, lejos del rocío del cielo de arriba. (40) Vivirás a espada y servirás a tu hermano. Pero cuando te inquietes, te quitarás su yugo de encima». (41) Esaú guardaba rencor a Jacob por la bendición que le había dado su padre. Se dijo a sí mismo: «Se acercan los días de luto por mi padre; entonces mataré a mi hermano Jacob». (42) Cuando Rebeca se enteró de lo que había dicho su hijo mayor Esaú, mandó llamar a su hijo menor Jacob y le dijo: «Tu hermano Esaú piensa vengarse matándote. (43) Ahora, pues, hijo mío, haz lo que te digo: Huye de inmediato a mi hermano Labán en Harran. (44) Quédate con él un tiempo hasta que la furia de tu hermano se calme. (45) Cuando tu hermano ya no esté enfadado contigo y se olvide de lo que le has hecho, mandaré decir que vuelvas de allí. ¿Por qué habría de perderos a los dos en un solo día?». (46) Entonces Rebeca dijo a Isaac: «Me da asco vivir por culpa de esas mujeres hititas. Si Jacob toma una esposa de entre las mujeres de esta tierra, de mujeres hititas como éstas, mi vida no valdrá la pena de ser vivida.»

Pablo dice que toda bendición fue conferida en Cristo y debido a que el creyente lleva las cualidades de Cristo y se ha «revestido de Cristo» también es bendecido con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo Jesús:

(3) Alabado sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha bendecido en los lugares celestiales con toda bendición espiritual en Cristo.

Así que aquellos «en Cristo» son bendecidos con Cristo con toda la porción de Dios, su Pueblo, el Israel glorificado.

Actualización:

El lenguaje de Pablo «posesión atesorada» viene de Malaquías. En él Dios promete que cuando actúe lo hará tratándolos como trata a Cristo – de nuevo, porque estarán en Cristo. Esto confirma mis comentarios acerca de ser bendecidos con toda bendición espiritual «en Cristo» ala Jacob dentro de Esaú:

[Mal 3:17 NVI] (17) «En el día en que yo actúe», dice el Señor Todopoderoso, «ellos serán mi tesoro. Los perdonaré, como un padre se compadece y perdona a su hijo que le sirve.

Relacionado:

¿Qué es lo que Pablo reza para que los efesios comprendan?

Ozzie Ozzie

¿Qué es la «Su gloriosa herencia» mencionada en Efesios 1:18?

Efesios 1:18 «teniendo iluminados los ojos de vuestro corazón, para que sepáis cuál es la esperanza a que os ha llamado, cuáles son las riquezas de su gloriosa herencia en los santos».

Una traducción más correcta de Efesios 1:18 es la de la Biblia Judía Completa que dice

18 «Ruego que ilumine los ojos de vuestros corazones, para que comprendáis la esperanza a la que os ha llamado, cuáles son las ricas glorias de la herencia que ha prometido a su pueblo.»

Los «santos» también se denominan en las Escrituras «elegidos», «rebaño pequeño» (Lucas 12:32), «hermanos menores» (Mateo 25:40), «Israel de Dios» (Gálatas 6:15-16), etc.

El Apóstol Pedro escribió sus epístolas dirigidas a los «Elegidos» o «Santos» como se refiere Pablo en Efesios 1:18

Biblia Aramea en Español, (1 Pedro 1:1)

«Petraus, un Apóstol de Yeshua El Mesías, a Los Elegidos y Peregrinos que están dispersos en el Ponto y en Galacia, en Qapadoqia, en Asia y en Bitinia».

Nueva Traducción Viviente (1 Pedro 1:1)

«Esta carta es de Pedro, apóstol de Jesucristo. Le escribo al pueblo elegido por Dios que viven como extranjeros en las provincias del Ponto, Galacia, Capadocia, Asia y Bitinia».

En su primera epístola, Pedro alaba a Dios por la «gloriosa herencia» concedida a los elegidos, una herencia que nunca perecerá, ni se estropeará, ni se desvanecerá. Esta herencia está guardada en el cielo para ellos.

1 Pedro 1:3-6 (Biblia NET)

Alabanza a Dios por una esperanza viva reservada en el cielo.

3″ ¡Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo! Por su gran misericordia nos hizo renacer a una esperanza viva por la resurrección de Jesucristo de entre los muertos, 4 es decir, a una herencia imperecedera, incontaminada e inmarcesible. Está reservada en el cielo para vosotros 5 que por el poder de Dios están protegidos por la fe para una salvación lista para ser revelada en el último tiempo. 6 Esto os produce una gran alegría, aunque tengáis que sufrir por poco tiempo en diversas pruebas.»

2 Pedro 1:5-11 (Biblia NET)

5 «Por eso mismo, esfuércense por añadir a su fe la excelencia; a la excelencia, el conocimiento; 6 al conocimiento, el dominio propio; al dominio propio, la perseverancia; a la perseverancia, la piedad; 7 a la piedad, el afecto fraternal; al afecto fraternal, el amor desinteresado. 8 Porque si estas cosas son realmente tuyas y aumentan continuamente, evitarán que te vuelvas ineficaz e improductivo en tu empeño por conocer más íntimamente a nuestro Señor Jesucristo.»

9 «Pero en cuanto al que carece de tales cosas, es ciego. Es decir, es miope, ya que se ha olvidado de la limpieza de sus pecados pasados. 10 Por eso, hermanos, procurad estar seguros de vuestra vocación y elección. Porque haciendo esto nunca tropezaréis en el pecado. 11 Porque así se os proporcionará abundantemente la entrada en el reino eterno de nuestro Señor y Salvador Jesucristo.»

1/ ¿Qué heredó Cristo?

Heredó el Reino de su padre David.( Lucas 1:30-35)

Dios envió al ángel Gabriel desde el cielo y anunció a María, que ella será la madre del hijo de Dios, Jesús, y que se le dará el trono de su padre David, y que su reino será eterno .Gabriel le dijo a María:

Lucas 1:30-35 (NASB)

30 «El ángel le dijo: «No temas, María, porque has encontrado el favor de Dios. 31 Y he aquí que concebirás en tu vientre y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús. 32 Será grande y se llamará Hijo del Altísimo; y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre 33 y reinará sobre la casa de Jacob para siempre, y su reino no tendrá fin**». 34 María dijo al ángel: «¿Cómo puede ser esto, siendo yo virgen?» 35 El ángel respondió y le dijo: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el santo Niño será llamado Hijo de Dios». ( Leer de Lucas 1:26-37)**

2/ ¿De quién heredó?

De Dios Padre, la Alianza que Dios hizo con el rey David. (2 Samuel 7:11-16, Lucas 22:28-29)

2 Samuel 7:11-16 (NASB)

11 «Desde el día en que ordené que hubiera jueces sobre mi pueblo Israel, y te daré descanso de todos tus enemigos. El Señor también te declara que el Señor hará una casa para ti. 12 Cuando tus días estén completos y te acuestes con tus padres, levantaré a tu descendiente después de ti, que saldrá de ti, y estableceré su reino. 13 Él edificará una casa para mi nombre, y yo estableceré el trono de su reino para siempre.»

14 «Yo seré un padre para él y él será un hijo para mí; cuando cometa una iniquidad, lo corregiré con vara de hombres y con golpes de hijos de hombres, 15 pero mi bondad no se apartará de él, como la aparté de Saúl, a quien quité de delante de ti. 16 Tu casa y tu reino perdurarán ante [c]mí para siempre; tu trono será firme para siempre.»

Daniel 7:13-14 (NASB)

El Hijo del Hombre (Jesús) presentado al Anciano de Días ( Mateo 19:28, y 20:28)

13 «Yo seguía mirando en las visiones nocturnas, y he aquí que con las nubes del cielo venía uno como un Hijo del Hombre, y subió al Anciano de Días y fue presentado ante él. 14 «Y se le dio dominio, gloria y reino, para que todos los pueblos, naciones y hombres de toda [b]lengua le sirvieran. Su dominio es un dominio eterno que no pasará; y su reino es uno que no será destruido.

Jesús habla de dos pactos, uno entre él y Dios su Padre, y otro con sus fieles seguidores.

Lucas 22:28-29 (NASB)

28 «Vosotros sois los que habéis estado a mi lado en mis pruebas; 29 y así como mi Padre me ha concedido un reino, yo os lo concedo a vosotros.

3 ¿Cuáles son sus riquezas?

Les hizo nacer de nuevo para una herencia celestial imperecedera e incontaminada,(1 Pedro 1:3-4) y para gobernar como reyes y sacerdotes sobre la tierra.(Apocalipsis 5:10)

1 Pedro 1:3-4 (NASB)

3 «Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su gran misericordia nos ha hecho renacer a una esperanza viva por la resurrección de Jesucristo de entre los muertos 4 para obtener una herencia imperecedera e incontaminada que no se marchita, reservada en el cielo para vosotros».

Pablo escribió a su amigo íntimo Timoteo «si perduramos, reinaremos con él» ( 2 Tim. 2:12)Sí, Pablo , Timoteo y otros seleccionados por Dios gobernarán junto a Jesús como sacerdotes y reinarán sobre la tierra en el Reino celestial.(Apocalipsis 5:9-10)

Apocalipsis 5:9-10 NASB

9 «Y *cantaban un cántico nuevo, diciendo: «Digno eres de tomar el [j]libro y de romper sus sellos; porque fuiste inmolado, y con tu sangre compraste para Dios hombres de toda tribu, lengua, pueblo y nación. 10 «Los has hecho para que sean un reino y sacerdotes de nuestro Dios; y ellos reinarán sobre la tierra».

2 Timoteo 2:12 (NASB)

**12 «Si resistimos, también reinaremos con él; si lo negamos, él también nos negará.

también nos negará a nosotros «**.

4/ ¿Cómo lo experimentan los santos?

Por medio de Su espíritu, Dios mora entre los santos y camina entre ellos. (2 Cor. 6:16) Los cristianos son amonestados a presentar sus cuerpos como un santo sacrificio aceptable a Dios. (Romanos 12:1)

1 Corintios 3:16-17 (NASB)

16 «¿No sabéis que sois templo de Dios y que el Espíritu de Dios habita en vosotros? 17 Si alguien destruye el templo de Dios, Dios lo destruirá, porque el [c]templo de Dios es santo, y [d]eso es lo que ustedes son.»

2 Corintios 6:16 (NASB)

16 «¿O qué acuerdo tiene el templo de Dios con los ídolos? Porque nosotros somos el templo del Dios vivo; como Dios dijo: «Habitaré en ellos y andaré en medio de ellos; y seré su Dios, y ellos serán mi pueblo».

1 Pedro 2:5 Nueva Biblia Estándar Americana (NASB)

5 «Vosotros también, como piedras vivas, estáis siendo edificados como casa espiritual para un sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo.»

Romanos 12:1 (NASB)

Servicio dedicado

12 «Por lo tanto, os exhorto, hermanos, por las misericordias de Dios, a que presentéis vuestros cuerpos como un sacrificio vivo y santo, agradable a Dios, que es vuestro servicio espiritual de adoración.»

Comentarios

  • El pasaje de 1 Pedro es la herencia de los santos pero el pasaje de Efesios es la herencia de Dios. Fíjate en SU gloriosa herencia. Usted está confundiendo las dos herencias –  > Por Nihil Sine Deo.
  • Nihi Sine Deo . Aprecio mucho que me hayas llamado la atención, después de leer el capítulo, en el contexto la traducción que cité no es la mejor. Una mejor traducción es la de la «The Complete Jewish Bible» la NIRV y la CEV. La CJB dice: Ruego que ilumine los ojos de vuestros corazones, para que comprendáis la esperanza a la que os ha llamado, las ricas glorias que hay en la herencia que ha prometido a su pueblo,(Efesios 1:18) –  > Por Ozzie Ozzie.
  • Sólo quédate con el griego original Puede que hayas encontrado una traducción que se adapte a tus preferencias, pero esa no es la cuestión. –  > Por Nihil Sine Deo.
  • @Nihi Sine Deo Te citaré mi Biblia griega que da una traducción similar a la CJB.1:18b » πόσο λαμπρή και πλούσια είναι η κληρονομιά που εχεί ετοιμασεί για τους δικούς του.(Sociedades Bíblicas Unidas-Atenas 1985) Tal traducción está en armonía con las escrituras , comparar : » No tengáis miedo, pequeño rebaño, porque vuestro Padre ha elegido de buen grado daros el reino». Lucas 12:32 «Nos ha hecho ser un reino, sacerdotes de [a]su Dios y Padre: a Él sea la gloria y el dominio por siempre». Apocalipsis 1:6. Lucas 12:32, Juan 10:14, Heb 12:28, Santiago 2:5, Daniel 7:27, Lucas 22;28-30. –  > Por Ozzie Ozzie.
  • Comentario apreciado –  > Por Ozzie Ozzie.

«πλοῦτος τῆς δόξης«las riquezas de la gloriaRom. 9:23; Ef. 1:18; 3:16; Col. 1:27

a quienes Dios quiso dar a conocer lo que [es] las riquezas de la gloria de este secreto entre las naciones — que es Cristo en vosotros, la esperanza de la gloria, Colosenses 1:27 Traducción Literal de Young (YLT)

las riquezas de la gloria=de este secreto entre las naciones=que es Cristo en vosotros=la esperanza de la gloria

Examina la estructura sintáctica de la frase griega.τίς ὁ πλοῦτος τῆς δόξης / τῆς κληρονομίας Hechos 23:9; Ef. 1:18; Col. 1:27; Heb. 5:12


«ἐλπίδι τῆς κλήσεως» Ef. 4:4 e 1:18 » esperanza de la vocación» = perfección (Ef. 4:12)


Y ahora os encomiendo a Dios y al mensaje de su gracia. Este mensaje es capaz de edificaros y daros una herencia entre todos los santificadosHechos 20:32 NET

para que abran los ojos y se conviertan de las tinieblas a la luz y del poder de Satanás a Dios, a fin de que reciban el perdón de los pecados y una parte56 entre los santificados por la fe en mí». Hechos 26:18 [email protected] 56=tn O «y una herencia». Variable interesante.


cuando venga a ser glorificado entre sus santos y admirado[n] en aquel día entre todos los que han creído-y de hecho creyeron en nuestro testimonio. 2 Tesalonicenses 1:10

para ser glorificado entre sus santosadmirado[n] en aquel día entre todos los que han creído


¿Quiénes son los santos de Dios?

Así que ya no sois extranjeros y no ciudadanos, sino que sois conciudadanos de los santos y miembros de la casa de Dios, Efesios 2:19 Nueva Traducción al Inglés (Biblia NET)

A mí -menos que al más pequeño de todos los santos- se me dio esta gracia,[t] para anunciar a los gentiles las insondables riquezas de Cristo Efesios 3:8

¿los santos de Efesios 1:18 eran judíos convertidos?

1) Efesios 2:11-2:22;

2) Efesios 3:1;

3) Efesios 3:6.

Una alusión a Mateo 17:1-5 y Hechos 7:38.


cuál es la relación entre Efesios 1:13-14 y 2 Corintios 5:1-5


el pronombre «su» se refiere a los gentiles en Efesios 1:18?


¿qué han heredado los gentiles?

el Cristo interior.

¿De quién heredaron?

de los judíos

¿Cuáles son sus riquezas?

la perfección.

¿Cómo lo experimentan los gentiles?

abriendo sus ojos para que se conviertan de las tinieblas a la luz y del poder de Satanás a Dios, para que reciban el perdón de los pecados y una herencia entre los santificados por la fe en mí». NEt Biblia Hechos 26:18.El avance de la clasificación variable en Hechos 26:18 es evidente.