¿El partimiento del pan en Lucas 24:30 debe entenderse en términos de la Última Cena?

Soldarnal preguntó.

Lucas 24: 30-31 NVI describe la comida de Jesús con dos discípulos después de la resurrección:

Cuando estaba a la mesa con ellos, tomó el pan, dio gracias, lo partió y comenzó a dárselo. Entonces se les abrieron los ojos y le reconocieron, y desapareció de su vista.

El relato del versículo 24:30 suena muy similar a las acciones de Jesús en Lucas 22:19. Sin embargo, me sorprendió encontrar que Darrell Bock rápidamente niega la conexión.

Esta comida no es una recreación de la Cena del Señor, ya que no hay vino y no se dice nada sobre los elementos (contra, entre otros, Nolland 1993b: 1206).

Bock, D. L. (1996). Luke: 9:51-24:53 (Vol. 2, p. 1919). Grand Rapids, MI: Baker Academic.

Desgraciadamente, eso es todo lo que parece tener que decir sobre el tema (al menos en este comentario), y no me parece que sea un argumento de peso. Y, por supuesto, el suyo es sólo un lado. ¿Cuáles son los argumentos aquí? ¿Pretende Lucas que Teófilo recoja un eco de la comida de la Última Cena?

3 respuestas
DonJewett

Argumento de la Pascua

La Última Cena era la comida de la Pascua, que requería comer pan sin levadura:

Lucas 22:7,8

Entonces llegó el día de los panes sin levadura, en el que había que sacrificar el cordero de la Pascua. Entonces Jesús envió a Pedro y a Juan, diciendo: «Id y preparadnos la Pascua, para que la comamos».

Éxodo 12 y 13 prescriben una semana de comer pan sin levadura con la comida de la Pascua al final.

Esto sugiere que la comida en Emaús fue con pan con levadura en lugar del pan sin levadura prescrito para la semana santa de la Pascua, porque tiene lugar varios días después de que la semana de la Pascua se completara. Esto argumenta en contra de la recreación, aunque no es concluyente.

Hay otras ocasiones en las que Jesús partió el pan con los discípulos. Un ejemplo notable que tenemos registrado es Mateo 4:19 (Jesús da de comer a los cinco mil).

Luego ordenó a la multitud que se sentara en la hierba, y tomando los cinco panes y los dos peces, miró al cielo y pronunció una bendición. Luego partió los panes y se los dio a los discípulos, y los discípulos se los dieron a la multitud.

Esto sugiere que era costumbre que Jesús dijera una bendición al partir el pan (no sólo el pan sin levadura) y es similar a la comida en Emaús:

Lucas 24:30

Estando a la mesa con ellos, tomó el pan, lo bendijo, lo partió y se lo dio.

Desde este punto de vista, es la combinación de la bendición y el partir el pan lo que hizo que los hombres reconocieran a Jesús, no necesariamente una recreación de la Pascua.

Argumento de la desfiguración

Esta es otra línea de razonamiento que parece sólida (¡y un poco romántica, también!), aunque algunos podrían pensar que es capciosa.

Estos discípulos no reconocieron a Jesús al principio, y la pregunta es: ¿por qué?

La respuesta es que Jesús estaba desfigurado. El apoyo de las Escrituras se ofrece de la siguiente manera:

Isaías 50:6

Di mi espalda a los que golpean
y mis mejillas a los que arrancan la barba;
No escondí mi rostro
del oprobio y del escupitajo.

Isaías 52: 13-15

He aquí que mi siervo actuará con sabiduría
será alto y elevado
y será exaltado.
Como muchos se asombraron de ti
su aspecto era tan desmejorado, más allá de la apariencia humana
y su forma más allá de la de los hijos de la humanidad-
así es que él rociará a muchas naciones;
Los reyes cerrarán sus bocas a causa de él;

Si estos pasajes se pueden tomar como profecías mesiánicas (hay pruebas especialmente buenas para la segunda), entonces se puede extrapolar que la paliza que recibió Jesús lo dejó desfigurado hasta el punto de no ser reconocido (le arrancaron la barba, quedó desfigurado hasta el punto de no tener apariencia humana).

Compárese con Lucas 22:63,64; Marcos 15:19; Mateo 26:67,68

Esto puede explicar por qué María no lo reconoció (de la misma manera que los hombres de Emaús).

Juan 20:17

Dicho esto, ella se volvió y vio a Jesús de pie, pero no sabía que era Jesús.

La razón por la que pudieron reconocerlo al partir el pan es la revelación de sus cicatrices cuando levantó las manos para bendecir el pan. Esto habría sido una señal reveladora. Las huellas de los clavos habrían funcionado de la misma manera que lo hicieron para Tomás (el que dudaba):

Juan 20:27,28

Entonces dijo a Tomás: «Pon tu dedo aquí, y mira mis manos; y saca tu mano, y métela en mi costado. No descreas, sino cree». Tomás le respondió: «¡Señor mío y Dios mío!».

¿Concluyente?

No.

Pero al menos un par de razones más por las que Jesús pudo haber sido «conocido por ellos al partir el pan».

Comentarios

  • Gracias, Don – María tampoco lo reconoció físicamente en la tumba después de la resurrección (Jn 20:14) y mucho menos los discípulos en la orilla del mar (Jn 21:4), que no estaban seguros de que el hombre fuera Jesús. (Las marcas de sus clavos fueron más tarde los signos reveladores de que era en realidad Jesús, según Jn 20:27). Cuando el apóstol Juan lo ve en el Apocalipsis, describe a Jesús como alguien que fue sacrificado (Ap 5:6). En otras palabras, mientras nuestros pecados son perdonados y lavados, tendremos la eternidad para mirarle y ver las cicatrices que nos llevaron al cielo para adorarle y adorarle para siempre. –  > Por Joseph.
  • @Joseph, ¡Gracias por tu aportación! Para mí, el concepto de que Jesús llevará por siempre las cicatrices que recibió para salvarme es un concepto hermoso y profundamente poético. ¡Digno es el Cordero que fue inmolado, para recibir el poder y la riqueza y la sabiduría y la fuerza y el honor y la gloria y la bendición! –  > Por DonJewett.
fumanchu

No está clara la intención de Jesús, y aunque el paralelismo textual en esos dos pasajes es innegable:

Lc 22:17 λαβὼν ἄρτον εὐχαριστήσας ἔκλασεν καὶ ἔδωκεν αὐτοῖςLk 24:30 λαβὼν τὸν ἄρτον εὐλόγησεν καὶ κλάσας ἐπεδίδου αὐτοῖς

…muchos otros eventos tienen casi la misma construcción:

Mt 14:19 λαβὼν τοὺς πέντε ἄρτους .. εὐλόγησεν καὶ κλάσας ἔδωκεν τοῖς μαθηταῖςMt 15:36 ἔλαβεν τοὺς ἑπτὰ ἄρτους .. εὐχαριστήσας ἔκλασεν καὶ ἐδίδου τοῖς μαθηταῖςMt 26:26 λαβὼν ὁ Ἰησοῦς ἄρτον καὶ εὐλογήσας ἔκλασεν καὶ δοὺς τοῖς μαθηταῖς Mc 6:41 λαβὼν τοὺς πέντε ἄρτους .. εὐλόγησεν καὶ κατέκλασεν ..  ἐδίδου τοῖς μαθηταῖςMk 8: 6 λαβὼν τοὺς ἑπτὰ ἄρτους εὐχαριστήσας ἔκλασεν καὶ ἐδίδου τοῖς μαθηταῖςMk 14:22 λαβὼν ἄρτον εὐλογήσας ἔκλασεν καὶ ἔδωκεν αὐτοῖς Lk 9:16 λαβὼν δὲ τοὺς πέντε ἄρτους .. εὐλόγησεν αὐτοὺς καὶ κατέκλασεν καὶ ἐδίδου τοῖς μαθηταῖςAc 27:35 λαβὼν ἄρτον εὐχαρίστησεν .. κλάσας1Co 11:23 ἔλαβεν ἄρτον καὶ εὐχαριστήσας ἔκλασεν

Así que no hay nada particularmente paralelo sobre ellos.

Comentarios

  • Muy bien juntados, aunque yo saco la conclusión contraria: combinando (la mayoría de) λαμβάνω, *δίδωμι, κλάω, ἄρτος, εὐχαριστέω/εὐλογέω se obtiene ya sea a) las historias de alimentación milagrosa; o (b) la última cena; … más dos «atípicos»: Lc 24:30 (comida de Emaús), y Hechos 27:35 (Pablo antes del naufragio). Y para ambos de estos últimos versículos -y ambos de Lucas- los lectores han sentido durante mucho tiempo una resonancia o insinuación de (¿es necesario más que eso?) la «última cena». La redacción de Bock y su implicación sesga las cosas: ¡una lectura bastante pesada, OMI! En cualquier caso, gracias. –  > Por Dɑvïd.
Tau

La mayoría de los comentarios parecen concluir que, al menos, fue una indicación de la Última Cena, si no una recreación de la misma.

Yo tiendo a estar de acuerdo con Darrel Bock(si lo entiendo correctamente), que esto no fue una recreación de la Última Cena:

La Última Cena (lo que tendemos a ver como la institución de la Mesa del Señor) fue de hecho la Pascua (Lucas 22:11)

Y diréis al dueño de la casa: El Maestro te ha dicho: ¿Dónde está el aposento en el que voy a comer la Pascua con mis discípulos?

La Pascua debía celebrarse con pan sin levadura y vino, que constituían los elementos principales de la Fiesta. Las bendiciones del pan y del vino se encuentran al principio de cualquier comida de la Pascua, «Bendito seas, Señor nuestro G_d, Rey del Universo, que crea el fruto de la vid». Cuando se bendicen los Panes sin Levadura, «Bendito seas, Señor nuestro Dios, Rey del Universo, que nos traes el pan de la tierra».

El verso importante, que distingue la comida del camino de Emaús de la Última Cena es este:(Lucas 22:18)

Porque os digo que no beberé del fruto de la vid hasta que venga el reino de Dios

Ha habido numerosos comentarios con respecto a este tema; algunos dicen que Su regreso en el camino de Emaús fue la señal de la llegada del Reino de Dios, y utilizan el hecho de que Él sí comió en la visita al Cenáculo:(Lucas 24:41-43)

Y mientras ellos todavía no creían de alegría, y se asombraban, les dijo: ¿Tenéis aquí algo de comer? 42 Y le dieron un trozo de pescado asado y un panal de miel. 43 Y lo tomó, y comió delante de ellos.

Pero en ninguna parte consta que bebiera vino; de hecho les dice,(Lucas 24:49)

«Y he aquí que yo envío la promesa de mi Padre sobre vosotros; pero quedaos en la ciudad de Jerusalén, hasta que seáis investidos de poder desde lo alto».

significando que el Reino de Dios al que se refería no había llegado todavía.

En cuanto a los Panes sin Levadura, que debían comerse durante 7 días durante la Fiesta;(Lucas 12:16)

porque os digo que ya no podré comer de él hasta que se cumpla en el reino de Dios.

Jesús está ofreciendo una bendición sobre una comida normal, en el primer día de la semana. Aunque es significativo que sea «el día del Señor», se le reconoce por la forma en que «partió el pan», algo que hizo en sus dos milagros de multiplicación (Mateo 16:9-10), no hay indicación de que hiciera algo más que ofrecer una bendición judía tradicional sobre los panes sin levadura. Fue en el «Partimiento» que Él fue reconocido.

:

Comentarios

  • En el pasaje que nos ocupa (Lucas 24:31), Jesús está orando (dando gracias), y partiendo el pan. Después de Pentecostés, los creyentes oraron y partieron el pan (sin ninguna mención de vino o copa) en Hechos 2:42 y Hechos 2:46. Incluso el apóstol Pablo «parte el pan» el primer día de la semana con otros discípulos como parte de la comunión, sin mencionar ninguna copa de vino (Hechos 20:7). ¿Podrían los acontecimientos de Lucas 24:31 (donde no se menciona la copa de vino) haber sido, por tanto, la celebración de la Mesa del Señor a la luz del Libro de los Hechos? En otras palabras, ¿podemos celebrar la Mesa del Señor sin vino? –  > Por Joseph.
  • @Joseph La Iglesia católica lo hizo durante siglos, por conveniencia y por suponer erróneamente que el sacerdote actuaba en nombre de los laicos al beber la copa. –  > Por Tau.
  • Sólo te pido que mires Hechos 2:42, Hechos 2:46 y Hechos 20:7 y me des tu opinión (sin tener en cuenta declaraciones credenciales o doctrinales de ninguna denominación). Gracias.  > Por Joseph.
  • @Joseph «Klesis», o el acto de «partir» el pan sí lo llama a uno a la «invitación a una fiesta», o mejor aún, «la invitación divina a la salvación de Dios», de ahí que la mayoría de los comentarios SÍ lo ven como «La Cena del Señor». La pregunta es: «¿Cuándo pasó de celebrarse en «Pésaj» a ser semanal/diaria?». La amonestación de Pablo en 1 Cor. 11:20-34 sugiere desde la iglesia primitiva que era una ocurrencia semanal, similar a las oraciones del sábado que bendecían el pan y el vino. Dado que los primeros discípulos eran judíos, esta tradición ciertamente se habría transmitido. –  > Por Tau.
  • @Joseph (cont.) Por lo tanto, podemos concluir (con seguridad) que en las celebraciones de la «Mesa del Señor» existía la «klesis» para celebrar la comunión, y no simplemente «oraciones antes de las comidas». La pregunta del OP, sin embargo, trataba de los detalles de la «klesis» de Jesús después de Su Resurrección, y tenemos Su advertencia de que «no comeré(ni beberé) de esta copa hasta que venga el Reino de Dios». Ya que Él estaba «ocultando Su identidad» es seguro decir que Él no «rompió» Su declaración sin una explicación. –  > Por Tau.