¿La procesión del Espíritu Santo desde el Padre y el Hijo infringe la coigualdad de la Trinidad?

Lo que sigue pretende correlacionarse con la terminología escolástica clásica, a saber

Naturaleza = esencia, como en «el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo tienen la «naturaleza» trinitaria de Dios».

Persona = modo de funcionamiento particular, como en «el Hijo es la segunda «persona» de la Trinidad, luz de luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado no hecho…»

El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo son co-eternos y co-iguales.

Pregunta

Si las personas de la Trinidad -Padre, Hijo y Espíritu Santo- son coetáneas y co-iguales, y el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo…

¿No necesitarían el Padre y el Hijo proceder también del Espíritu para mantener la tríada de la procesión igual de los tres?

Parece como si, ya que el Espíritu Santo no tiene la facultad de otorgar la procesión al Padre y al Hijo, entonces eso le da al Espíritu Santo una menos facultad que el resto, lo que a su vez subordina al Espíritu Santo a recibir únicamente la procesión.

¿No infringe esto la coigualdad del Espíritu?

Esta pregunta se deriva de mi estudio del y prolongado debate sobre la validez del filioque.

usuario5286

Comentarios

  • «El Espíritu Santo no tiene la facultad de otorgar la procesión» ¿Puedes demostrarlo? Esta es la parte débil de tu argumento, junto con la definición de la «progresión» y lo que tiene que ver con ser miembro de la Trinidad. –  > Por Steve.
  • @Steve Creo que está diciendo «procesión» –no «progresión». El Hijo procede del Padre–es decir, el Padre envió al Hijo, como afirmó Jesús muchas veces. El Padre–o el Padre y el Hijo–envían al Espíritu Santo, como también afirmó Jesús. Se discute si el Espíritu procede sólo del Padre o del Padre y del Hijo. Puede ser bueno mencionarlo en la pregunta. –  > Por Narnian.
  • @Narnian He añadido un pequeño post script – user5286
  • Tu pregunta es análoga a «¿La generación del Hijo a partir del Padre vulnera la coigualdad de la Trinidad?»? No veo mucha diferencia. –  > Por Andreas Blass.
  • La mayoría de las concepciones trinitarias rechazan explícitamente la idea de que «persona» = «modo». –  > Por curiousdannii.
5 respuestas
Dan

Breve Introducción histórica

El Credo de Nicea no incluía originalmente las palabras «y el Hijo» (llamada cláusula Filioque) porque se basaba en las palabras de la Escritura en Juan 15:26 (τὸ ἐκ τοῦ Πατρὸς ἐκπορευόμενον). Fue añadida posteriormente, y no por un concilio ecuménico (originalmente fue insertada por el Tercer Sínodo de Toledo). Por no hablar de que incluso los papas romanos anteriores se resistieron a su adición al Credo (por ejemplo, León III). No añade nada al Credo que no se diga ya en otra parte del mismo. Escribiendo en el siglo IV, Gregorio de Nazianzus escribió sobre el Espíritu Santo:

El Espíritu Santo es verdaderamente Espíritu, saliendo del Padre ciertamente, pero no a la manera del Hijo, pues no es por Generación, sino por Procesión (ya que debo acuñar una palabra en aras de la claridad); pues ni el Padre dejó de ser Inengendrado por engendrar algo, ni el Hijo de ser engendrado por ser del Inengendrado (¿cómo podría ser eso?), ni el Espíritu se cambia en Padre o Hijo por proceder, o por ser Dios -aunque los impíos no lo crean (Oración 39:12).

Los Padres de la Iglesia griega tuvieron cuidado de no usar el verbo ἐκπορεύομαι para describir la relación del Espíritu Santo desde el Hijo, este término era exclusivamente para cómo el Espíritu Santo procede del Padre (y sale directamente de la boca de Jesús, como se recoge en el Evangelio de Juan).1

En cambio, los cristianos occidentales habían comenzado a utilizar el verbo latino procedere para traducir ἐκπορεύομαι y para describir la relación del Espíritu Santo tanto con el Padre como con el Hijo. La historia muestra que algunos cristianos se mostraron indiferentes a esto y otros lo cuestionaron. Se produjeron controversias en las que no voy a entrar ya que se puede leer la historia con más detalle en otro lugar. La Iglesia Católica Romana incluso ha admitido oficialmente que el Espíritu Santo no procede (ἐκπορεύομαι) del Hijo, sino del Padre a través de el Hijo, sin embargo mantiene la verborrea actual del credo con salvedades para explicar esta distinción (con la excepción de las iglesias católicas orientales, a las que anima a omitir el Filioque).

¿La procesión del Espíritu Santo desde el Padre y el Hijo infringe la coigualdad de la Trinidad?

Sí. Juan 15:26 dice que el Espíritu Santo procede del Padre (ὃ παρὰ τοῦ πατρὸς ἐκπορεύεται / que del Padre procede
). Que el Espíritu Santo procede del Padre es algo que sale directamente de la boca de Jesús, tal y como se recoge en las Escrituras. Jesús no dijo «y de mí». El Filioque hace del Espíritu Santo un miembro subordinado de la Trinidad. La procesión del Espíritu Santo ya no es exclusiva de una sola Persona de la Trinidad ni compartida por todas las Personas, comprometiendo así la co-igualdad de las Personas de la Trinidad.


1 Esto se pone de manifiesto por el uso de los padres alejandrinos de προϊέναι y προχεῖσθαι en lugar de ἐκπορεύεσθαι, como ejemplo.

Comentarios

  • Soy ortodoxo oriental y antiguo protestante, para que lo sepas. Conozco el sentimiento. –  > Por Dan.
  • Bueno, si el documento del PCPCU El Padre como Fuente de toda la Trinidad es la enseñanza oficial, no veo ningún problema. Todo se perdió en la traducción del griego al latín y viceversa, alimentada por las malas comunicaciones en la Edad Media. Oops. –  > Por Andrew Leach.
  • @AndrewLeach en Occidente sí. Pero Oriente suele ser olvidado en los libros de historia. –  > Por Dan.
  • @bruisedreed Preferiblemente no diríamos más de lo que dice la Escritura en Juan 15:25, de ahí que omitamos el Filioque (o mejor dicho, que nos neguemos a añadirlo). –  > Por Dan.
  • @Dan Gracias por tu testimonio de la fe ortodoxa 🙂 – usuario5286
Geremia

Hay cuatro relaciones en la Trinidad:

  1. paternidad (la relación del Padre con el Hijo)

  2. la filiación (la relación del Hijo con el Padre)

  3. la espiración activa del Espíritu Santo (la relación del Padre y elHijo con respecto al Espíritu Santo)

  4. espiración pasiva del Espíritu Santo (la relación del Espíritu Santo con respecto al Padre y al Hijo)

Al Espíritu Santo no le falta nada del Padre y del Hijo. Así como hay una relación del Padre y del Hijo con el Espíritu Santo, llamada espiración activa, también hay una relación del Espíritu Santo con el Padre y el Hijo, llamada espiración pasiva.

Las líneas verdes son las relaciones:

(fuente de la imagen)

Observa que para cada Persona siempre hay dos relaciones «desde» y dos relaciones «hacia». Por lo tanto, ninguna Persona tiene menos relaciones que las otras, y no es que un tipo de relación sea de alguna manera mayor que otra. Por lo tanto, todas las Personas son co-iguales.

Además, las relaciones divinas son la esencia de Dios.

Comentarios

  • @Geremia.. al menos ahora entendí que el Espíritu Santo no está subordinado en la trinidad. Me parece claro. –  > Por alvoutila.
  • El viejo dicho «Una imagen dice más que mil palabras» se queda muy corto en este caso concreto. El silencio de los comentarios discrepantes es llamativo. –  > Por caña magullada.
  • Al contrario… El modelo ortodoxo se presenta mejor aquí: myriobiblos.gr/texts/english/photios_mystagogy.html – usuario5286
  • @CharlesAlsobrook: Gracias. ¿Quién escribió eso? –  > Por Geremia.
  • @Geremia La mistagogía del Espíritu Santo fue escrita por San Focio el Grande – user5286
caña magullada

Respuesta corta: No

Las escrituras describen al Espíritu Santo como el «Espíritu del Padre» (Mateo 10:20) y el «Espíritu de Cristo» (Romanos 8:9, 1 Pedro 1:11) / «Espíritu de Jesús» (Hechos 16:7) / «Espíritu de Jesucristo» (Filipenses 1:9). De esto se deduce que las relaciones del Padre y del Hijo con el Espíritu Santo se describen con precisión en la respuesta de Geremia con el término «espiración«. Las objeciones presentadas contra el uso del término «procesión» podrían aplicarse igualmente a su relación inversa de «espiración» – el hecho de que no deban aplicarse así debería deducirse del subtexto de su pregunta de que la co-igualdad de la Trinidad es realmente una doctrina correcta (que omitiré argumentar ya que no parece estar en cuestión).

Además, como indican las respuestas a esta pregunta anterior, hay textos bíblicos de prueba* para el concepto de procesión desde el Hijo, mientras que el argumento contrario se basa meramente en sofisticado razonamiento sofístico y no en la autoridad de las Escrituras. Yo añadiría, además de las escrituras citadas por la respuesta de James Black a esa pregunta, que la consideración de los diferentes papeles desempeñados por las personas de la Trinidad en el acto de la Creación nos llevaría a la misma posición que:

Porque por él [es decir, el Hijo] fueron creadas todas las cosas… – Colosenses 1:16 RVR

y sin embargo el Espíritu Santo estuvo íntimamente involucrado en el acto de la Creación:

…Y el Espíritu de Dios se cernía sobre la faz de las aguas. Génesis 1:2 RVR

En otro lugarla naturaleza de la procesión del Espíritu Santo se describe como de del Padre y a través de del Hijo. Parece que cualquier objeción a la palabra proviene de las diferencias en la comprensión de su significado y uso.

Cualquier problema que la cláusula filoque presente a la coigualdad de la Trinidad es minúsculo en comparación con el que plantean quienes se oponen a ella y mantienen en cambio la doctrina de la «Monarquía del Padre», que es una forma de Subordinación
; pues aunque la doctrina que representa el filioque (procesión del Espíritu Santo desde el padre y el hijo) fue enseñada por muchos de los Padres de la Iglesia (el artículo de la wikipedia enumera a Tertuliano, Jerónimo, Ambrosio, Agustín, Atanasio y Cirilo de Alejandría entre otros), la razón más probable para su primer uso oficial en forma de credo fue reforzar una cristología trinitaria para contrarrestar la continua amenaza (particularmente en Occidente) del arrianismo (el extremo herético declarado del subordinacionismo) a la fe nicena (fuente).


*Del artículo de la wikipedia sobre la filiquoe:

En Juan 16:13-15 Jesús dice del Espíritu Santo «tomará lo mío y os lo declarará», y se argumenta que en las relaciones entre las Personas de la Trinidad una Persona no puede «tomar» o «recibir» (λήμψεται) nada de ninguna de las otras si no es a modo de procesión.14Textos como Juan 20,22 («Sopló sobre ellos y dijo: Recibid el Espíritu Santo»), fueron considerados por los Padres de la Iglesia, especialmente Atanasio, Cirilo de Alejandría y Epifanio de Chipre, como fundamentos para decir que el Espíritu «procede sustancialmente de ambos», del Padre y del Hijo.15Otros textos que se han utilizado son Gálatas 4:6, Romanos 8:9, Filipenses 1:19, donde el Espíritu Santo es llamado «el Espíritu del Hijo», «el Espíritu de Cristo», «el Espíritu de Jesucristo», y textos del Evangelio de Juan sobre el envío del Espíritu Santo por parte de Jesús (14:16, 15:26, 16:7).14(fuente)

Comentarios

  • Tal vez una explicación resumida es que no se deduce que una «jerarquía de procesión» [la redacción correcta se me escapa] implique desigualdad porque si el Espíritu Santo (procesión «espiración») es inferior, el Hijo, cuya procesión se llama «filiación», también sería inferior. Ejemplo humano que se da porque es imagen de Dios: En el hombre, el padre y el hijo tienen igual naturaleza pero el padre generó al hijo. El Padre es la única persona de la Trinidad que es Principio sin principio. – usuario13992
  • @FMShyanguya Me gusta lo que piensas aquí y puede que lo incorpore en algún momento después de masticarlo un poco más. Debo confesar que no entiendo del todo lo de ‘Principio sin principio’ -creo que tengo que hacer una pregunta al respecto, pero eso esperará a otra ocasión. –  > Por caña magullada.
  • CCC 248 – usuario13992
  • @bruisedreed Estás confundiendo la enseñanza ortodoxa conciliar de la Monarquía del Padre con la enseñanza heterdoxa del arrianismo/subordinacionismo…(ver abajo) christianity.stackexchange.com/questions/28494/… – user5286
enegue

Jesús y el Espíritu Santo no son co-iguales con el Padre. Están subordinados al Padre porque son manifestaciones de Él. Es lamentable que haya una propensión entre los hombres a confundir la forma con el fondo.

Jesús no pudo dejarlo más claro respecto a sí mismo:

En verdad, en verdad os digo, El Hijo no puede hacer nada por sí mismosino lo que ve hacer al Padre; porque todo lo que él hace, también lo hace el Hijo.
— Juan 5:19 (RV)

No puedo hacer nada por mí mismosegún oigo, juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del Padre que me envió.
— Juan 5:30 (RV)

Cuando hayáis levantado al Hijo del Hombre, entonces sabréis que yo soy, y que nada hago por mí mismosino que como mi Padre me ha enseñado, hablo estas cosas.
— Juan 8:28 (KJV)

¿No crees que yo estoy en el Padre, y el Padre en mí? el Padre que mora en mí, él hace las obras.
— Juan 14:10 (KJV)

Habéis oído cómo os dije: Me voy, y vuelvo a vosotros. Si me amarais, os alegraríais, porque dije: Voy al Padre: porque mi Padre es mayor que yo.
— Juan 14:28 (KJV)

Jesús hablando del Espíritu Santo, dice:

Si me amáis, guardad mis mandamientos. Y yo rogaré al Padre, y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre; el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no le ve, ni le conoce; pero vosotros le conocéis, porque mora con vosotros, y estará en vosotros. No os dejaré sin consuelo: Vendré a vosotros. …

El que tiene mis mandamientos y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre, y yo le amaré y me manifestaré a él.
— Juan 14:15-18, 21 (RV)

Cuando Jesús dice del Consolador, «porque él habita con vosotros«, se refería al Padre, ya que era el Padre en forma de Hijo quien residía con ellos durante el tiempo de su ministerio terrenal, y era el Padre en forma de Hijo quien los consolaba cuando decía: «No se turbe vuestro corazón» (Juan 14:1, Juan 14:27) y «tened buen ánimo» (Juan 16:33). Fue el Padre en la forma del Hijo quien fue desollado y descuartizado y burlado y clavado en una cruz.

Cuando Jesús dice del consolador, «estará en vosotros», y «
No te dejaré
te dejaré sin consuelo: Vendré a ti», y de nuevo, «Yo lo amaré a él, y me manifestaré a él», sólo puede ser el Padre asumiendo una nueva forma como Espíritu Santo, para facilitar una morada perpetua entre ellos — y todos los que desde allí decidan seguir sus mandamientos.

Conclusión

Si uno adorara al Hijo como si fuera una «persona» diferente al Padre, entonces sería un idólatra. Si uno adorara al Espíritu como si fuera una «persona» diferente al Padre, entonces también sería un idólatra. Si la gente dice algo sobre el Hijo o el Espíritu más allá de lo que Jesús mismo dice, entonces están perpetuando la falsa doctrina.

Descifrado

Para entender cómo el espíritu procede del «Hijo», primero hay que entender la naturaleza del Espíritu. Una nueva perspectiva puede aclarar esto para usted. Considere que originalmente Adán fue hecho para la vida eterna. Así que antes del fruto del conocimiento de la función y la disfunción. Adán estaba lleno del Espíritu Santo porque también estaba con Dios.

Génesis 2:19 LBLA

El Señor Dios formó de la tierra toda bestia del campo y toda ave del cielo, y las trajo a Adán para ver cómo las llamaba. Y lo que Adán llamó a cada criatura viviente, ese fue su nombre.

Lo considero santo porque fue aprobado por Dios.

Génesis 1:31 LBLA

Entonces Dios vio todo lo que había hecho, y ciertamente era muy bueno. Así que la tarde y la mañana fueron el sexto día.

Lo que hizo que el espíritu de Adán fuera impío fue el fruto del conocimiento de la Función y la Disfunción.

El fruto del conocimiento de la Función es el Orgullo.

El fruto del conocimiento de la Disfunción es la Ansiedad.

Así tenemos argumentos. La Disfunción señalada por las hijas de Eva, y la Función señalada por los hijos de Adán. Ahora el Espíritu de Paz y Consuelo estaba activo y unificado antes de la discusión. Sin embargo, una vez que la discusión comienza, el espíritu huye.

Así que la respuesta a nuestro problema de Orgullo, Ansiedad, y la Muerte que trae. Es la HUMILDAD y la FE. Porque la humildad es polar al orgullo, y la fe es polar a la ansiedad.

Conclusión El Espíritu de Amor siempre ha existido con Dios y es Dios.

«Dios es Espíritu, y los que lo adoran deben adorar en espíritu y en verdad». (Juan 4:24 RVR)

Procesión significa «El acto de avanzar». Sin Humildad y Fe, el Espíritu Santo no se movía hacia adelante (desde cierta perspectiva). Una vez que Jesús hizo lo suyo entonces el Espíritu pudo hacer lo suyo de nuevo.

Solo hay un Dios. «El Pensador(Padre) que Dijo(Hijo) y Sintió Amor(Espíritu Santo) desde el principio que vino en carne(Hijo) murió, y resucitó(Pensador pensó en sí mismo de nuevo)».

Nota: Por lo tanto, darse cuenta de la pregunta sobre la co-igualdad del Espíritu. Es como preguntarme «¿Sientes que tu alegría es tan importante como tu pensamiento? ¿O la alegría vino del pensamiento? ¿O el pensamiento vino de la alegría? ¿O concluirías que la alegría no es tan importante como el pensamiento? ¿O lo que dices es más importante que tu alegría?

Respuesta: ¡Todos son importantes porque son suyos!

Comentarios

  • El orgullo y la ansiedad son problemas reales, pero el problema final es la desobediencia pecaminosa y la solución final es el arrepentimiento y la fe en la gracia de Dios. –  > Por curiousdannii.
  • Sí, debemos arrepentirnos de la desobediencia pecaminosa de comer del fruto del conocimiento de la función y la disfunción. También ser humilde, y tener fe. El problema final a la desobediencia pecaminosa es la muerte, y eso es el resultado del orgullo y la ansiedad. Así que estoy de acuerdo, el orgullo y la ansiedad son problemas reales. –  > Por Descifrado.