¿Implica Jeremías 8:8 que las escrituras fueron corrompidas?

estática pública preguntó.

La mayoría de los cristianos piensan que la Biblia se ha conservado con precisión a lo largo de los años, y que las diferencias textuales que existen son en gran medida insignificantes.

Pero me encontré con este versículo que me hace cuestionar si el Antiguo Testamento fue realmente preservado con precisión:

¿Cómo podéis decir: «Somos sabios, porque tenemos la ley del Señor», cuando en realidad la pluma mentirosa de los escribas la ha manipulado falsamente? (Jeremías 8:8, NVI)

Nótese que dice pluma mentirosa pluma no lengua lengua.

No es de extrañar que mucha gente piense que algunos como éste no pueden ser de inspiración divina:

Allí codiciaba a sus amantes, cuyos genitales eran como los de los asnos y cuya emisión era como la de los caballos. (Ezequiel 23:20, NVI)

¿Está diciendo Dios en Jeremías 8:8 que los escribas corrompieron las escrituras? Si es así, ¿las escrituras del Antiguo Testamento que tenemos hoy en día siguen estando corrompidas?

Comentarios

    5

  • Lamento ver los votos negativos. Teniendo en cuenta el complejo lenguaje que utiliza este pasaje no me resulta difícil entender la confusión de la OP. No veo ninguna razón para no respetar que esta es una pregunta honesta y OP merece una respuesta igualmente respetuosa. –  > Por Josef Engelfrost.
  • @Bye Dios es capaz de hacer todas las cosas, pero no quiere decir que lo haya conservado y basado en este verso es claro que las plumas mentirosas del escriba lo alteraron para mí. Por favor, aporta tu entendimiento con pruebas que saquen este verso tan explícito y claro de su significado aparente. –  > Por estática pública.
  • ¿Qué te lleva a creer que Ezequiel 23:20 no puede ser de inspiración divina? –  > Por Matt Gutting.
  • Las 5000 variantes de los manuscritos griegos varían en gran medida en 1) grafías alternativas (color/color), 2) orden de las palabras (Cristo Jesús/Jesucristo), 3) y luego variantes insignificantes en artículos y tiempos verbales que cayeron en desuso con el tiempo. Por lo tanto, su afirmación sobre esos es desinformada o engañosa. –  > Por Narnian.
  • 5

  • ¿Se quejó Jeremías de la Torá corrupta en Jeremías 8:8?  > Por Caleb.
6 respuestas
Afable Geek

Partirás de tres postulados incorrectos:

  1. Los escribas son sólo copistas, no intérpretes de la ley.
  2. La doctrina de la conservación de las escrituras es lo mismo que la inerrancia.
  3. Las variantes tienen importancia semántica

Las tres cosas tienen que ser ciertas para que tu afirmación tenga sentido. Desgraciadamente, ninguna de ellas lo es.

1. Los escribas no son sólo secretarios. Son maestros, que en este caso, eran corruptos

En el contexto, Jeremías 8 está denunciando claramente a los «falsos» maestros de la ley. Este es un tema común en todo el Antiguo Testamento en general, y en los profetas en particular. (También se recoge en el Nuevo Testamento, ya que Jesús parece estar más molesto con los maestros «religiosos» que con los pecadores).

El texto dice:

«‘¿Cómo podéis decir: «Somos sabios, porque tenemos la ley del Señor», cuando en realidad la pluma mentirosa de los escribas la ha manejado falsamente? 9 Los sabios serán avergonzados; quedarán consternados y atrapados. Puesto que han rechazado la palabra del Señor, ¿qué clase de sabiduría tienen?

Nótese que el antecedente de «ellos» son los que están diciendo «Somos sabios, porque tenemos la ley del Señor». Observe que se dice que estas mismas personas han rechazado la palabra del Señor.

Esto es muy común en todo el AT – aquellos que dicen hablar en nombre de Dios pero no lo hacen. Malaquías Malaquías los llama, Amós los llama, y Jeremías los llama. Era un tema recurrente.

Nótese que los escribas no son sólo escritores de la ley – también son maestros. Especialmente en esta época, había una importante tradición oral de interpretación que había añadido mucho a la Torá.

En el Nuevo Testamento, Jesús hace la misma acusación (Mateo 23):

13 «¡Ay de vosotros, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Cerráis la puerta del reino de los cielos en la cara de la gente. Vosotros mismos no entráis, ni dejáis entrar a los que lo intentan. [14] [b]

15 «¡Ay de vosotros! maestros de la ley y fariseos¡hipócritas! Viajáis por tierra y por mar para ganar un solo converso, y cuando lo habéis conseguido, lo convertís en el doble de hijo del infierno que vosotros.

16 «¡Ay de vosotros, guías ciegos! Decís: ‘Si alguien jura por el templo, no significa nada; pero quien jura por el oro del templo está obligado por ese juramento’. 17 ¡Idiotas ciegos! ¿Qué es más grande: el oro o el templo que hace sagrado el oro? 18 También decís: «Si alguien jura por el altar, no significa nada; pero quien jura por la ofrenda del altar está obligado por ese juramento.’ 19 ¡Ciegos! ¿Qué es más importante: el don o el altar que hace sagrado el don? 20 Por tanto, quien jura por el altar, jura por él y por todo lo que hay en él. 21 Y el que jura por el templo, jura por él y por el que habita en él. 22 Y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios y por el que se sienta en él.

23 «¡Ay de vosotros, maestros de la ley y fariseos, hipócritas! Dais la décima parte de vuestras especias: menta, eneldo y comino. Pero habéis descuidado los asuntos más importantes de la ley: la justicia, la misericordia y la fidelidad. Deberían haber practicado estos últimos, sin descuidar los primeros. 24 ¡Guías ciegos! Escarbáis un mosquito, pero os tragáis un camello.

Nota: Algunas traducciones incluso dicen «escribas y fariseos» en lugar de «maestros de la Ley y fariseos». La King James, por ejemplo, dice

13 Pero ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos a los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que entran.

14 ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque devoráis las casas de las viudas, y por pretexto hacéis largas oraciones; por eso recibiréis la mayor condenación.

Un escriba era también un maestro de la ley. Las traducciones más modernas aclaran ese aspecto de la cultura que ya no tenemos.

No es la pluma, son las adiciones orales.

2. Preservación de la Escritura = Inerrancia

Hay un amplio espectro de creencias sobre la literalidad de la Biblia.

El verso de Ezequiel que citas es claramente una metáfora, por ejemplo, claramente escrita como tal. Sin embargo, el momento divino que se conserva es la visión de un Dios que está restaurando a Israel. Ezequiel está tratando con un pueblo que ha «olvidado» la ley, ya que ha perseguido a otros dioses. La idea de adulterio a la que alude la metáfora capta muy bien tanto el problema como la respuesta divina.

La preservación de la Escritura sólo dice que Dios comunica su Ley a todos los hombres. No depende del mecanismo. Incluso si se pudiera encontrar a alguien que intentara imprimir mal la Bibliala doctrina de la Preservación dice que la transmisión no es el punto de todos modos.

3. Conocemos las «variantes» de las Escrituras, y créeme, son mucho menos «variantes» de lo que crees.

Es cierto que hay más de 5000 fragmentos de manuscritos a partir de los cuales llegamos a lo que creemos que son las «Escrituras». Usted mismo puede ver estas variaciones consultando un aparato bíblico. Es cierto que antes de la invención de la imprenta en 1453, los documentos se copiaban a mano. También es cierto que, como resultado, existían pequeñas variaciones.

También hay que entender que cuando se redescubrieron los Rollos del Mar Muerto en 1947, descubrimos que las diferencias eran muy, muy pequeñas. Se tuvo mucho cuidado en preservar los manuscritos.

En el seminario se decía que ninguna doctrina importante depende de una variante. Muchos cristianos argumentarían que no hay diferencias significativas cuando se trata de la doctrina.

Finalmente, Mark Twain probablemente lo dijo mejor:

No son las partes de la Biblia que no puedo entender las que me molestan, son las partes que sí entiendo.

Lee todo y verás que no hay «conspiración», no hay «toma de poder». Hay una razón por la que la gente ha estado siguiendo este libro durante miles de años. Hace un buen trabajo al transmitir quién es la gente que piensa que es Dios. Es un alimento para la reflexión.

Comentarios

  • Creo que es Tendré que crear una nueva pregunta que demuestre cómo su #3 no es cierto, ya que no está directamente relacionado con mi pregunta aquí, ya que esto era específico para el propio Texto diciendo que fue cambiado. –  > Por estática pública.
  • Y la idea de que ningún credo de la doctrina principal depende de una variante es una venta difícil también ya que ningún verso realmente establece claramente la doctrina de la Trinidad. Los versos relacionados con que Jesús es divino también son discutibles (inserciones de los escribas, notas a pie de página que terminaron siendo parte del texto, etc). –  > Por estática pública.
  • Ese caso lo tienes tú. De nuevo, sigue ese enlace, y prepárate para demostrarlo realmente en un aparato. Lo que tú crees que es así, simplemente no lo es. –  > Por Afable Geek.
  • Un gran problema es que uno tiene que venir con un ejemplo de nuestras variantes conocidas, pero hubo otros evangelios que simplemente no tenemos en nuestras manos ya que después del concilio de Nicea etc. la gente con creencias alternativas fue asesinada/exiliada y sus libros destruidos. La biblioteca nag hammadi que fue descubierta mostraba como había creencias alternativas en torno a Jesús y su ser sacado de la tierra y ningún relato de reserción etc. –  > Por estática pública.
  • @JimThio El monoteísmo no se basa en una diferencia de transcripciones. –  > Por Flimzy.
Josef Engelfrost

Si lees todo el capítulo verás que este versículo habla de los maestros de la ley que difunden falsas interpretaciones de la misma. No se trata de alteraciones de las escrituras del AT en sí.

Comentarios

  • ¿Pero habla claramente de la pluma mentirosa de los escribas? No estoy seguro de cómo se puede interpretar de otra manera. –  > Por estática pública.
  • 6

  • Un escriba es un maestro de la ley. Esa es la expresión que se ha utilizado durante 2500 años. En el contexto, Jeremías está predicando contra esos maestros de la ley que creen que el templo los salvará. Solo lee la cosa en su contexto. –  > Por Afable Geek.
  • No estoy seguro de cómo puedes ignorar el hecho de que las palabras escritas en el versículo dicen ‘pluma mentirosa de los escribas’. Si hubiera dicho lengua/pensamientos/enseñanza mentirosa eso sería otra historia. ¿Las palabras tienen algún significado? 🙂 –  > Por estática pública.
  • Luego me vas a decir que la tierra es claramente el centro del universo, porque la mayoría de la gente habla del «sol que sale». Si las palabras tuvieran algún significado, diríamos que la tierra gira, ¡no que el sol sale! –  > Por Afable Geek.
timothy

Es irónico que tu pregunta haga una declaración sobre la legitimidad de la Palabra de Dios cuando Jeremías hizo la misma pregunta al pueblo de Dios. En el contexto, este verso está revelando cómo tomarían la palabra de Dios y la cambiarían «falsamente». Esto lo dijo Jeremías en el contexto de que el pueblo de Dios dejaba a Dios, y vivía su propia vida como si fuera «sabio». La biblia habla de los que son sabios en su propia presunción (Prov. 26:12). Así es como actuaban, y esto revela su corazón.

El siguiente versículo nos da el contexto de lo legítimos que eran estos escribas:

«Los sabios serán avergonzados; quedarán consternados y atrapados. Puesto que han rechazado la palabra de Yahveh, ¿qué clase de sabiduría tienen?» (Jeremías 8:9).

Espero que esto te ayude a entender la importancia de la interpretación contextual de las escrituras.

Comentarios

  • Ese verso sí habla de cómo los sabios serán avergonzados y de hecho no son sabios, pero no habla del tema de las plumas mentirosas del escriba. Los escribas hacen copias de las escrituras, y sus plumas son «mentirosas» lo que significa que están cambiando las palabras. Si no estás de acuerdo por favor explica tus puntos gracias. –  > Por estática pública.
  • @publicstatic «escriba», en una interpretación bíblica típica, no se refiere a alguien que copia el texto de la Biblia (posiblemente cambiando las palabras), sino a alguien que interpreta la Biblia. –  > Por Matt Gutting.
  • @MattGutting ¿qué término se utiliza para los que hacen copias de la Biblia? es.wikipedia.org/wiki/Scribe –  > Por estática pública.
  • copista, no escriba –  > Por Afable Geek.
  • Parece que estás atascado en las palabras «plumas mentirosas de los escribas» y que su trabajo de alguna manera se transfirió a lo que tenemos actualmente, así que cómo podemos confiar en él. La respuesta es muy sencilla. No se puede entender la escritura sólo mirando un verso. Necesitas mirar otras escrituras, como «las escrituras no son dadas por ninguna interpretación privada». Sigue buscando, sigue buscando, y encontrarás. David dijo una vez en el Salmo 119, «abre mis ojos para que pueda contemplar cosas maravillosas de tu ley». –  > Por timothy.
Grendal42

Aunque no se menciona cuántos escribas mentían, creo que había algunos que eran veraces en sus deberes de copiar las escrituras. En I Reyes 19:14 Elías cree que es el único que queda celoso por el Señor pero en el verso 18 se le dice que hay 7.000 que no han doblado la rodilla ante Baal. Mi punto es que solo Dios conoce el alcance total de la situación y nosotros solo conocemos una parte.

El Apóstol Pablo debe haber creído que la escritura que tenía en su día era verdadera. Escribió en 2Timoteo 3:16 que toda la escritura era inspirada por Dios y útil para enseñar y reprender.

Creo que las escrituras verdaderamente copiadas nos han sido transmitidas y las copias de los escribas mentirosos han sido destruidas. Todos debemos tener una porción de fe en lo que puede hacer un Dios todopoderoso.

Comentarios

  • Bienvenido al sitio. Aquí hay algunos mensajes meta sobre este sitio para ayudarle a aprender cómo lo hacemos aquí: De qué se trata este sitio y Cómo este sitio es diferente. Espero verte publicar de nuevo pronto. –  > Por fгedsbend.
Francois

En primer lugar, algunos antecedentes. Jeremías profetizaba durante el reinado de Josías, cuyo padre era Amón y cuyo abuelo era Manasés. Como dice el capítulo 1 del libro de Jeremías: «Palabras de Jeremías, hijo de Hilcías, uno de los sacerdotes que estaban en Anatot, en tierra de Benjamín, a quien llegó la palabra del Señor en los días de Josías, hijo de Amón, rey de Judá, en el decimotercero
año de su reinado». Manasés era tan malvado que aunque su nieto, Josías, purificó la tierra de los ídolos, dice en 2 Reyes 23: «Aun así, el SEÑOR no se apartó del ardor de su gran ira, con la que se encendió su furia contra Judá, a causa de todas las provocaciones con que Manasés lo había provocado. Y el SEÑOR dijo: «Quitaré también a Judá de mi vista, como he quitado a Israel, y desecharé esta ciudad que he elegido, Jerusalén, y la casa de la cual dije: Mi nombre estará allí.» A causa de la maldad de Manasés y de su hijo Amón, el arca de Dios, que contenía el libro de la ley, fue muy probablemente escondida durante el reinado de Manasés. Al menos sabemos que el arca no estaba en su lugar en el templo hasta que Josías dijo a los sacerdotes que la pusieran allí, como dice en 2 Cr. 35:3: «Y dijo a los levitas que enseñaban a todo Israel y que eran santos para el Señor: «Poned el arca sagrada en la casa que construyó Salomón hijo de David, rey de Israel»». Esto se debe probablemente a que Manasés puso ídolos en el templo, por lo que trasladaron el arca. Aunque Josías estaba haciendo el bien, el mal de los dos reyes anteriores tuvo sus efectos duraderos. Esto no fue sólo con los escribas de los que hablaba Jeremías, sino también con los profetas y sacerdotes, como dice Jeremías en el capítulo 5 del libro de Jeremías: «Una cosa espantosa y horrible ha sucedido en la tierra: los profetas profetizan en falso, y los sacerdotes gobiernan bajo su dirección; a mi pueblo le encanta que sea así, pero ¿qué haréis cuando llegue el fin?» Sin embargo, el verdadero libro de la Ley siempre estuvo presente: estaba en el arca. En 2 Reyes 22, se encontró el verdadero libro de la Ley, y esto fue en el año 18 del reinado de Josías. «En el decimoctavo año del rey Josías, el rey envió a Safán hijo de Azalías, hijo de Mesulam, el secretario, a la casa del SEÑOR… Y el sumo sacerdote Hilcías dijo al secretario Safán: «He encontrado el Libro de la Ley en la casa del SEÑOR». E Hilcías le dio el libro a Safán, y éste lo leyó. El secretario Safán vino al rey y le informó: «Tus siervos han vaciado el dinero que se halló en la casa y lo han entregado en manos de los obreros que tienen a su cargo la casa del SEÑOR.» Entonces Safán, el secretario, dijo al rey: «El sacerdote Hilcías me ha dado un libro». Y Safán lo leyó ante el rey». Esto muestra que mientras la «pluma mentirosa de los escribas» podría haber estado haciendo lo mismo que los profetas y los sacerdotes, Dios seguía manteniendo su verdadera palabra. De hecho, cuando el libro de la Ley fue leído, la gente se arrepintió. Así que ya ves, aunque la gente tratará de afirmar que esta referencia que dice, «la pluma mentirosa de los escribas…» significa que las verdaderas escrituras no existían, 2 Reyes 22 dice lo contrario. Jeremías estaba reprendiendo a los que trataban de sacar corrupciones, pero tenía la verdadera con él. De hecho, puede que al ver la verdadera se diera cuenta de lo que los escribas contemporáneos -probablemente bajo la influencia de los dos últimos reyes- habían hecho.

Comentarios

  • Bienvenido. Gracias por contribuir. Lamentablemente, la pregunta que has respondido no es buena para nuestro formato, ya que invita a responder desde muchas perspectivas diferentes. En cuanto a tu respuesta, sería mucho más fácil de leer si la editaras para añadir saltos de párrafo. Espero que te tomes un minuto para hacer el recorrido y saber en qué se diferencia este sitio de otros. –  > Por Nathaniel protesta.
Dick Harfield

Parece que hay dos preguntas aquí:

¿Está diciendo Dios en Jeremías 8:8 que los escribas corrompieron las escrituras? Si es así, ¿las escrituras del Antiguo Testamento que tenemos hoy en día siguen estando corrompidas?

En Jeremías 8:8, se ve que el profeta está diciendo que las escrituras han sido alteradas:

¿Cómo podéis decir: «Somos sabios, tenemos la ley de Yahveh»? Pues, ¡eso ha sido cambiado por la falsedad por la pluma mentirosa de los escribas!

Si eso fuera cierto, entonces las escrituras no han sido transmitidas a los tiempos modernos en su forma original. Es posible que Jeremías tuviera razón. Por ejemplo, el consenso de los estudiosos es que el Libro de Isaías constaba de sólo 39 capítulos en la época de Jeremías, y Raymond E. Brown dice en Introducción al Nuevo Testamentopágina 587, que los profetas de la escuela de Isaías continuaron escribiendo 200 años después de la muerte del profeta y que sus composiciones fueron incluidas en el Libro de Isaías.

Que Jeremías tuviera razón sobre la evolución de las escrituras, con adiciones y alteraciones a lo largo de los siglos, no significa que estuvieran corruptas en el sentido de ser falsas, sólo que no eran como se escribieron originalmente. Jeremías no fundamenta su invectiva en este aspecto.

No es de extrañar que mucha gente piense que algunos como éste no pueden ser de inspiración divina:

Allí codició a sus amantes, cuyos genitales eran como los de los asnos y cuya emisión era como la de los caballos. (Ezequiel 23:20)

Ezequiel es ligeramente posterior a Jeremías, por lo que Jeremías no se refería realmente a este libro, aunque la preocupación es la misma. El Libro de Ezequiel, en la forma que tenemos hoy, omite los antropomorfismos evidentes en los pasajes paralelos de Levítico 26. Levítico 26:12 aplica a Yahvé el verbo hithallaktipero el pasaje paralelo de Ezequiel 37:26-27 omite el verbo. Del mismo modo, Levítico 26:30 presenta la proclamación de Yahvé de que «mi alma te abominará». De nuevo, el pasaje paralelo de Ezequiel 6:5 omite la cláusula. Walther Eichrodt (Ezequiel: Un comentariopágina 12) señala numerosas glosas y adiciones en el libro.

Sharon Moughtin-Mumby dice (Sexual and Marital Metaphors in Hosea, Jeremiah, Isaiah, and Ezekiel, páginas 161-162) que muchos se empeñan en afirmar que los capítulos 16 y 23 de Ezequiel deben ser expuestos como pornografía. Considera que el trasfondo de violencia sexual justificada y la representación de la mujer como una fuerza contaminante necesaria son de lo más escalofriante, y sugiere que la suposición de Ezequiel 16 de que la violencia sexual puede ser un medio para sanar una relación rota es especialmente inquietante. Eso no puede ser de inspiración divina.