¿Qué es exactamente un «Ave María»?

Caleb preguntó.

La práctica de rezar un «Ave María» se menciona a menudo en el habla coloquial, a veces como una forma de caricaturizar a los católicos. Las referencias a esta práctica evocan instantáneamente imágenes del catolicismo, los sacerdotes y los confesionarios.

Sin embargo, más allá de estas referencias y de mi origen protestante, no sé mucho sobre esta práctica. Ni siquiera tengo el vocabulario necesario para plantear correctamente esta pregunta. ¿Qué debe entender un no católico como yo sobre esta práctica? ¿Dónde se originó y cuál es el propósito? ¿Emplean otras tradiciones este tipo de rituales? ¿Es justo llamarlo ritual?

Editar: Si es simplemente una oración, ¿cuál es el propósito de repetirla más de una vez? Al menos, las referencias de la cultura pop suelen implicar el rezo de «tantas» Avemarías en el sentido de que más es mejor.

Comentarios

  • Qué gran ejemplo de una cosa muy espiritual que se cambia con el tiempo. Supongo que la mayoría de las personas pensarían automáticamente en el término futbolístico «Ave María» que en la oración espiritual. –  > Por James Mertz.
  • La tradición ortodoxa tiene la costumbre de repetir la «Oración de Jesús» entre cientos y miles de veces al día. –  > Por Ken Graham.
5 respuestas
Peter Turner

El Ave María es simplemente una oración. Resulta que se recita 53 veces en el transcurso del rezo del el rosario. Se reza en lugar de los salmos para los analfabetos. Como hay unos 150 salmos y tradicionalmente el rosario se divide en 15 decenios para meditar sobre diferentes acontecimientos de la vida de Jesús y María, cada decenio consta de 10 avemarías.

Porque el propósito es contemplar la vida de Jesús y el propósito original era lo máximo que los analfabetos medievales podían comprender. Ciertamente era una buena oración, no debe interpretarse con ningún mandato bíblico sobre la repetición vana – siempre que no haya vanidad de por medio.

Los sacerdotes también suelen asignar números de oraciones como penitencia durante la confesión. Por lo que sé, esta es una práctica relativamente moderna (años 1900 y posteriores). Las penitencias sencillas (y privadas) podrían atraer a más personas a la confesión y, al mismo tiempo, conferir la misma gracia.

Personalmente, rezo el Rosario todos los días. A veces no se hace muy bien, la mayoría de las veces se hace de forma distraída – pero ese es mi problema, no un problema con la oración.

Otra cosa que hago es rezar 3 Avemarías (Esto también se conoce como el «Pequeño Oficio de la Virgen») antes de dormir, pidiendo la gracia de la pureza mientras la recuerdo como modelo de pureza.


En cuanto a las oraciones extrabíblicas el Padre Nuestro está sacado de la didaché (enseñanza de los 12 apóstoles). Así que, aunque eso es antiguo y el Ave María es comparativamente moderno. Los católicos rezan continuamente nuevas oraciones e invocan la comunión de los santos para que intercedan. No le pedimos a María que perdone nuestros pecados, pero sí le pedimos protección.

El Ave María forma parte de una colección de antífonas marianas que se encuentran en la liturgia de las Horas (Libro de Oración Cristiana).

También se reza como parte del Ángelus (una oración que tradicionalmente se reza a las 6 de la mañana, al mediodía y a las 6 de la tarde).

Comentarios

    5

  • Pequeña nota sobre la palabra vanidad; su uso en el contexto parece ser con la connotación moderna de «engreído», que es una pequeña parte del significado de la palabra. La palabra significa mucho más generalmente «fútil», que es el significado en frases como «vana repetición». – usuario32
  • Eso es correcto –  > Por Peter Turner.
  • ¿No hay 5 décadas en el Rosario estándar? –  > Por tomjedrz.
  • @tom ....Mi Ave María, mi Rosario de quince o de cinco decenas, es la oración y la piedra de toque infalible por la que puedo distinguir a los que son guiados por el Espíritu de Dios de los que son engañados por el diablo. archive.org/stream/TheSecretOfTheRosarySelections/… –  > Por Peter Turner.
  • El Padre Nuestro y la primera parte del Ave María, todo bíblico. – usuario13992
demongolem

En realidad, el Ave María proviene de Lucas 1:39-45 (NVI). Es cuando María visita a su prima Isabel cuando ambas están embarazadas. Notarás que la mitad de la oración viene de aquí (la primera mitad). La segunda mitad añade una súplica («rogad por nosotros los pecadores») y es un desarrollo más de la oración en lugar de una referencia bíblica directa

Comentarios

  • En realidad comienza en Lucas 1:26 cuando el ángel visita a María, de ahí proviene la parte «Ave María, llena de gracia, el Señor está contigo», luego la parte «bendita» es de su posterior visita a Isabel. –  > Por mxyzplk.
cledoux

Como demongolem, a_hardin y Peter Turner han explicado muy bien lo que es un Ave María, no intentaré responder a esa pregunta. En su lugar, puedo dar mi comprensión del uso de la oración repetitiva. Esta respuesta se basa en un artículo del blog que encontré bastante informativo.

Una de las razones para la oración repetitiva es que es meditativa. Puede utilizarse para despejar la mente de las cosas mundanas y centrarse en lo divino. Es una ayuda para llegar a una comunión con Dios en lugar de simplemente «hablarle».

Una segunda razón para la oración repetitiva es que es todo lo que podemos reunir. En tiempos de prueba, una simple oración repetitiva es a menudo el grito más profundo de nuestro corazón. Por ejemplo, cuando Jesús estaba en el jardín de Getsemaní. Tres veces rezó la misma cosa.

Mateo 26:39-45 (Énfasis añadido)
39 Y yendo un poco más lejos, se postró con el rostro en tierra y oró «Padre mío, si es posible, que esta copa sea quitada de mí. Pero no como yo quiero, sino como tú quieres».
40 Luego volvió a sus discípulos y los encontró durmiendo. «¿No podríais velar conmigo una hora?», preguntó a Pedro. 41 «Velad y rezad para no caer en la tentación. El espíritu está dispuesto, pero la carne es débil».
42 Se fue por segunda vez y oró, «Padre mío, si no es posible que esta copa sea quitada si no la bebo, que se haga tu voluntad».
43 Cuando volvió, los encontró de nuevo durmiendo, porque sus ojos estaban cargados. 44 Así que los dejó y se fue una vez más y oró por tercera vez, diciendo lo mismo.

a_hardin

El Ave María es simplemente una oración.

La oración tal y como la aprendí es:

Dios te salve María, llena de gracia, el Señor es contigo; bendita eres entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén

En nuestras reuniones familiares (católicas) es común que esto sea dicho por todos juntos como parte de la bendición de la comida.

Comentarios

  • ¿Puede usted abordar el punto de mi edición? –  > Por Caleb.
  • @Caleb Creo que la respuesta de Peter Turner es mejor que cualquier cosa que pueda inventar sobre la repetición. Tendré que remitirme a él. –  > Por a_hardin.
Ken Graham

¿Qué es exactamente un «Ave María»?

El Ave María es una oración católica tradicional que pide la intercesión de la Virgen María. Desde el siglo XVI, la versión católica romana de la oración se cierra con un llamamiento a su intercesión.

En la Iglesia católica, la oración es la base del Rosario y del Ángelus.

Fuente bíblica sagrada

La oración incorpora dos saludos a María en el Evangelio de San Lucas: «Salve, llena de gracia, el Señor es contigo» y «Bendita eres entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre». En la Europa occidental de mediados del siglo XIII, la oración consistía únicamente en estas palabras, con el único añadido del nombre «María» después de la palabra «Salve», como se desprende del comentario de Santo Tomás de Aquino a la oración.

El primero de los dos pasajes del Evangelio de San Lucas es el saludo del ángel Gabriel a María, escrito originalmente en griego koiné. La palabra inicial del saludo, χαῖρε, chaíre, que aquí se traduce como «Salve», tiene literalmente el significado de «alégrate» o «regocíjate». Este era el saludo normal en la lengua en la que está escrito el Evangelio de San Lucas y sigue utilizándose en el mismo sentido en el griego moderno. En consecuencia, tanto «Hail» como «Rejoice» son traducciones válidas de la palabra al español («Hail» refleja la traducción latina, y «Rejoice» refleja el original griego).

La palabra κεχαριτωμένη, (kecharitōménē), aquí traducida como «llena de gracia», admite varias traducciones. Gramaticalmente, la palabra es el participio pasivo perfecto femenino del verbo χαριτόω, charitóō, que significa «mostrar, o conceder con, gracia» y aquí, en voz pasiva, «tener gracia mostrada, o concedida a uno».

El texto aparece también en el relato de la anunciación contenido en el Evangelio apócrifo de la Infancia de Mateo, en el capítulo 9.

El segundo pasaje está tomado del saludo de Isabel a María en Lucas 1:42: «Bendita eres entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre». En conjunto, estos dos pasajes son las dos veces que se saluda a María en el capítulo 1 de Lucas.

De hecho, la última parte del Ave María se añadió al Ave María original durante la peste negra. No es de extrañar que, como católicos, debamos repetir con ahínco esta oración a la Virgen para el momento más importante de nuestra vida: la hora de nuestra muerte.

La oración del «Ave María» que los cristianos rezan desde hace siglos se compone de dos partes principales. La primera parte de la oración se deriva de la Anunciación, cuando el ángel Gabriel saludó a María diciendo: «¡Salve, llena de gracia, el Señor está contigo!». (Lucas 1:28) La siguiente parte de la oración está tomada de la Visitación, cuando Isabel saludó a María con las palabras: «¡Bendita tú entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre!» (Lucas 1:42)

Al principio, la oración se conocía como la «Salutación de la Santísima Virgen», y sólo constaba de los dos versos unidos. Sin embargo, durante la peste negra (también conocida como «peste negra») la oración se desarrolló más y se le añadió una segunda parte.

Esta segunda parte («Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte») se cree que fue añadida por muchos durante la peste para pedir la protección de la Santísima Madre contra la enfermedad mortal.

El venerable Fulton J. Sheen explica este origen en su libro El primer amor del mundo.

Dado que se apodera de los dos momentos decisivos de la vida: «ahora» y «en la hora de nuestra muerte», sugiere el grito espontáneo de la gente en una gran calamidad. La peste negra, que asoló toda Europa y aniquiló a un tercio de su población, impulsó a los fieles a clamar a la Madre de Nuestro Señor para que los protegiera en un momento en que el instante presente y la muerte eran casi uno. – Cómo la peste negra cambió la oración del «Ave María»

Nota divertida:

Al ver que existe una relación directa entre el Ave María y los fieles que imploraban la intercesión de la Virgen María durante la Peste Negra no es difícil ver el significado de la cultura popular moderna del Ave María cuando se trata de un último esfuerzo para ganar un partido de fútbol.

A pase del Ave Maríatambién conocido como jugada de tiro, es un pase muy largo hacia adelante en el fútbol americano, típicamente hecho a la desesperada, con sólo una pequeña posibilidad de éxito.

La expresión se remonta al menos a la década de 1930, cuando fue utilizada públicamente por dos antiguos miembros de los Cuatro Jinetes de Notre Dame, Elmer Layden y Jim Crowley. El término «Hail Mary», que originalmente significaba cualquier tipo de jugada a la desesperada, pasó gradualmente a designar un pase largo y de baja probabilidad, normalmente del tipo «alley-oop», que se intenta al final de una mitad cuando un equipo está demasiado lejos de la zona de anotación para ejecutar una jugada más convencional, lo que implica que sería necesaria la intervención divina para que la jugada tuviera éxito. Durante más de 40 años, el uso del término se limitó en gran medida a Notre Dame y otras universidades católicas.

El término se generalizó después de un partido de playoffs de la NFL entre los Dallas Cowboys y los Minnesota Vikings, el 28 de diciembre de 1975, cuando el quarterback de los Cowboys Roger Staubach dijo sobre su pase de touchdown ganador del partido al receptor Drew Pearson, «Cerré los ojos y dije un Ave María».

En otros ámbitos

El término «Ave María» se utiliza a veces para referirse a cualquier esfuerzo de última hora con pocas posibilidades de éxito.

En usos militares, el general Norman Schwarzkopf describió su estrategia durante la Guerra del Golfo Pérsico para eludir el grueso de las fuerzas iraquíes en Kuwait atacando en un amplio barrido por la izquierda a través de su retaguardia como un plan «Ave María».

Hay usos similares en otros campos, como el «disparo del Ave María» en fotografía, en el que el fotógrafo sostiene el visor de una cámara SLR lejos de su ojo (por lo que no puede componer la imagen), normalmente por encima de su cabeza, y hace un disparo. Se utiliza a menudo en situaciones de mucha gente.

En seguridad informática, un «ataque Hail Mary» lanzará todos los exploits que tenga contra un sistema para ver si alguno de ellos funciona.

Cuando los tiempos son desesperados, ¡María a veces sale bien!

Lo siguiente puede ser de interés: