¿No es Israel el hijo primogénito del Señor?

Gregory Magarshak preguntó.

Leemos en Éxodo 4:22 que el pueblo Israel es el hijo primogénito de Dios:

«Entonces dirás al Faraón: «Así dice Yahveh: Israel es mi hijo, mi primogénito». (NASB)

Así que ahora, ¿cómo puede Jesús ser el Hijo primogénito de Dios, y mucho más el único Hijo?

Varias de las «profecías» sobre Jesús mencionadas en los Evangelios se refieren a lo que de hecho es una declaración sobre Israel el pasado y el presente. Por ejemplo Mateo describe a la familia de Jesús saliendo de Egipto y dice:

«Permaneció allí hasta la muerte de Herodes. Esto fue para cumplir lo que había sido dicho por el Señor a través del profeta: «DE EGIPTO LLAMÉ A MI HIJO»». – Mateo 2:15 (NASB)

El profeta al que se refiere Mateo 2:15 es Oseas, que dice

Cuando Israel era joven lo amé, y de Egipto llamé a mi hijo. 2 Cuanto más los llamaba, más se alejaban de ellos; seguían sacrificando a los baales y quemando incienso a los ídolos». – Oseas 11:1-2 (NASB)

El problema que tengo con tales interpretaciones de las acciones de Jesús como cumplimientos de la profecía es que eran 1) sobre Israel 2) declaraciones sobre el pasado en lugar de predicciones y 3) el comportamiento que se describe apenas coincide con el carácter y las acciones de Jesús en los evangelios.

¿Cómo reconcilian los cristianos la lógica de que Jesús sea el hijo primogénito de Dios o incluso el único hijo, con las palabras reales de Dios en el Antiguo Testamento sobre la nación de Israel? No me refiero a lo metafórico, sino a la realidad actual. ¿Cómo se interpretan los versículos posteriores de los Evangelios? Por un lado parecen interpretaciones «adicionales» de los versos «originales» sobre Israel, pero leídos «a la luz del Evangelio». Pero eso no puede negar el significado original, ¿verdad? En realidad, ¿cuál es?

Comentarios

  • Esta pregunta puede ser más adecuada para la BHSE. Tal y como están las cosas, los «cristianos», en general, pueden interpretar esto de muchas maneras diferentes. Tal vez usted podría solicitar una respuesta de una tradición o denominación en particular. –  > Por Logan Baxter.
5 respuestas
Fernanda

El primogénito de Abraham era Ismael; pero Dios se refirió a Isaac como el único hijo de Abraham en Génesis 22:12:

Ahora sé que temes a Dios, porque no me has negado a tu hijo, tu único hijo.

Abraham despidió a su primogénito, Ismael, convirtiendo a Isaac en su único hijo – su único hijo legítimo, al igual que Dios despidió a su primogénito, Israel, (después de que Israel pecó y pecó y volvió a pecar), convirtiendo al Señor Jesucristo en su único hijo – su único hijo legítimo, el Mesías.

Así como Isaac fue el cumplimiento de la promesa de Dios a Abraham, el Señor Jesús es el cumplimiento de su pacto – con Abraham y con toda la humanidad. Y sabemos que Isaac es un símbolo de Jesús como sacrificio, con la justa voluntad de Abraham de sacrificar a su propio hijo como Dios hizo por nosotros.

También hay un tema recurrente en el que el segundo nacido reclama la primogenitura que el primogénito rechaza, o desplaza al primogénito -véase Esaú y Jacob, Pérez y Zerah, y más tarde Jacob poniendo a Efraín por delante de Manasés. Hasta cierto punto, esto se aplica a Caín y Abel: el primogénito peca y es desterrado, y el segundo hace lo correcto.

diego b

Abordas varias escrituras y haces varias afirmaciones así que hablemos de ellas. En primer lugar, el Nuevo Testamento no enseña que Cristo es el único Hijo, enseña que es «el único begotton Hijo » ( Juan 3:16) . Gran diferencia. En Juan 1:12 Juan enseña que a través de Cristo «nos convertimos en hijos de Dios». Así que de nuevo, el Nuevo Testamento no enseña que Cristo es el único Hijo, es el único Hijo engendrado que estaba con el Padre antes de toda la creación.

Luego dices que Israel es el primogénito según el éxodo. ¿Notas que dice «primogénito» y no hijo único? Primogénito significa más por venir. El hombre cayó en rebelión incluso después del diluvio. Y después de que las naciones fueron divididas en Babel, Yahuwah escogió a Abraham y sus descendientes de entre todas las naciones para recibir las promesas y el pacto. Génesis 12:3 y 22:18 enseñan que Yahuwah prometió que todas las naciones serían bendecidas a través de Abraham y su semilla. Él eligió a la nación de Israel para ser un reino de sacerdotes y una nación santa (Éxodo 19:6) para servirle y ser una luz para los gentiles. Y para cumplir su propósito de reconciliar al mundo caído con Él a través de la semilla prometida.

Así que Israel fue el primogénito, lo que significa que son los primeros de la nación en recibir la adopción de hijos, no son físicamente begotton de Yahuwah. Pablo explica en Romanos 9:4 que cuando habla de sus hermanos los israelitas dice «que son israelitas, a quienes pertenece la adopción, la gloria, los pactos y la entrega de la ley, el servicio de Dios y las promesas».

Luego traes a colación Oseas 11:1 y das a entender que Mateo lo utilizó falsamente como una profecía de Cristo. En primer lugar, hay que ver lo que Mateo está representando a Cristo. Como dije antes, se suponía que Israel era una nación de sacerdotes para ser una bendición para el mundo. Pero ellos fallaron en su llamado, y en su lugar adoraron ídolos que se volvieron malvados. Mateo está mostrando a Cristo como el verdadero Israel, cumpliendo todo en lo que fallaron, y convirtiéndose en la semilla prometida de Abraham que Israel no cumplió. Por eso Cristo salió de Egipto, fue bautizado (mar rojo), fue tentado en el desierto 40 días (como Israel estuvo 40 años). En el desierto Israel murmuraba por hambre y sed en incredulidad ( exodo 15:22-16:3), mientras que Cristo ayunaba en fe. Israel tentó a Yahuwah, mientras que Cristo rehusó y obedeció la ley (Mateo 4:7). Israel adoró a dioses falsos, mientras que Cristo se negó a inclinarse ante Satanás. Todo en lo que ellos fallaron, Cristo lo logró. Por lo tanto, cuando Mateo citó a Manguera 11, está mostrando que Cristo es el verdadero Israel y la semilla prometida para traer bendiciones a las naciones.

También el título «hijo» tiene connotaciones mesiánicas a través de la promesa hecha a la semilla de David en 2 Samuel 7:12-16.

Así que el Nuevo Testamento no contradice al Antiguo, sino que aborda todos los puntos que has expuesto.

Comentarios

  • Agradezco esta respuesta. Pero, ¿cómo es posible que Israel sea el Hijo primogénito y Jesús sea también el primogénito de toda la Creación? ¿Cuál fue antes de cuál? –  > Por Gregory Magarshak.
  • Como he explicado en la respuesta, Israel es la primera de las naciones en recibir la adopción. Ellos no son físicamente begotton de Dios. También el término «primogénito» muestra que los hebreos recibieron la doble porción. Cristo es el primer nacido de la creación que fue engendrado por el Padre. Mientras que Israel es la primera de las naciones en recibir la adopción. El primer nacido, cuando se habla de Israel, se habla metafóricamente porque no son literalmente los primeros descendientes físicos del Creador. El primogénito para los hebreos es el que recibe las bendiciones y la doble porción de la herencia.  > Por diego b.
  • Así que para responder a tu pregunta, el Primogénito de la creación es el primero. Cristo es incluso llamado el primer nacido de entre los muertos, lo que significa que es el primero en recibir la resurrección de los últimos tiempos prometida a los justos por los profetas, el primero en recibir el nuevo cuerpo eterno glorificado. –  > Por diego b.
  • También recuerde que Israel también es llamado la esposa de Yahuwahs. ¿Son ambos hijos y una esposa? Por supuesto que no. Debes ver que el término «primogénito» cuando se habla de Israel no es literal. –  > Por diego b.
John E Miller

CITA: Varias de las «profecías» sobre Jesús mencionadas en los Evangelios se refieren a lo que en realidad es una declaración sobre Israel el pasado y el presente. Por ejemplo Mateo describe a la familia de Jesús saliendo de Egipto y dice:

«Permaneció allí hasta la muerte de Herodes. Esto fue para cumplir lo que había sido dicho por el Señor a través del profeta: «DE EGIPTO LLAMÉ A MI HIJO»». – Mateo 2:15 (NASB)

La razón por la que Mateo dijo que esto se cumplió en Jesús, es compleja. La biblia está dividida en 3 partes. La parte de Dios el Padre, luego Jesús en el medio, luego el Espíritu Santo desde el libro de los Hechos en adelante. Cuando Mateo escribe que esto se cumplió, quiere decir de nuevo. Las escrituras se cumplen en las 3 partes de la unidad compleja.

Aquí hay un ejemplo: Dios: (Josué 10:22) Entonces Josué dijo: «Abrid la boca de la cueva, y sacadme de la cueva a esos cinco reyes». Luego en Josué 10:26 Josué los golpeó y los mató…

Jesús: (Juan 20:11) Pero María se quedó fuera, junto al sepulcro, llorando, y mientras lloraba se inclinó y miró dentro del sepulcro. 12 Y vio a dos ángeles vestidos de blanco sentados, uno a la cabecera y otro a los pies, donde estaba el cuerpo de Jesús. 13 Entonces le dijeron: «Mujer, ¿por qué lloras?» Jesús emerge como el verdadero Rey.

Espíritu Santo: (Apocalipsis 6: 15-17) Y los reyes de la tierra, los grandes hombres, los ricos, los comandantes, los poderosos, todo esclavo y todo hombre libre, se escondieron en las cuevas y en las rocas de los montes, 16 y dijeron a los montes y a las rocas: «¡Caigan sobre nosotros y escóndannos de la cara del que está sentado en el trono y de la ira del Cordero! 17 Porque ha llegado el gran día de su ira, ¿y quién podrá resistir?»

Dios: El bebé Moisés escapa de la ira del Faraón. Gen 1:22

Jesús: El niño Jesús escapa de la ira de Herodes. Mateo 2:16, 17

Espíritu Santo: El bebé escapa de la ira del Dragón.Apocalipsis 12:5 Dio a luz a un niño varón que iba a gobernar todas las naciones con una vara de hierro. Y su hijo fue arrebatado a Dios y a su trono.

Dios: (Jonás 1:17-2:1,2) El Señor había preparado un gran pez para tragarse a Jonás. Y Jonás estuvo en el vientre del pez tres días y tres noches.

2 Entonces Jonás oró al Señor, su Dios, desde el vientre del pez. 2 Y dijo:

«Clamé al Señor por mi aflicción, y me respondió.

«Desde el vientre del Seol clamé,Y Tú escuchaste mi voz.

Jesús: Resucitó al tercer día.

Espíritu Santo: (Apocalipsis 11:11) Después de los tres días y medio, el aliento de vida de Dios entró en ellos, y se pusieron de pie, y un gran temor cayó sobre los que los vieron.

Jesús le dijo a Juan en Apocalipsis 1:19 «Escribe las cosas que has visto, y las que son, y las que sucederán después de esto».

Una cosa más. No estoy de acuerdo con el otro cartel de que Israel no es un verdadero Hijo. Adán es el primer «Hijo del Hombre» y Jesús es el segundo Adán el hijo de la promesa. Israel es el primer «hijo de las naciones» si se quiere, y la Iglesia es el hijo de la promesa. Y Pedro escribió en 1ª Pedro 2:9 «Pero ustedes son una generación elegida, un sacerdocio real, una nación santa… «La Iglesia e Israel son hermanos, y cuando Israel volvió a ser una nación, es como si Rut y Noemí volvieran a la tierra.

Comentarios

  • También aprecio tu respuesta, John. Esto es sólo para referirte a 1 Corintios 15:45-49 donde se muestra que Jesús es el ÚLTIMO Adán, no el segundo Adán. Jesús nunca es segundo en nada. En todas las cosas tiene la preeminencia, la prioridad, y era antes de Adán, habiendo sido el creador de Adán (Juan 1:1-3). Todo lo que Adán falló, Jesús lo logró, como el último Adán. Gracias por tu aportación. –  > Por Anne.
Ben Mordecai

¿Cómo concilian los cristianos la lógica de que Jesús sea el hijo primogénito de Dios o incluso el único hijo, con las palabras reales de Dios en el Antiguo Testamento sobre la nación de Israel

El término para entender lo que ocurre en Mateo 2:15 es Tipología bíblica. Para entender lo que Mateo quiere decir cuando afirma que el pasaje de Egipto se cumple en Jesús, hay que entender el sentido en que lo considera cumplido. Consideremos dos posibilidades.

Tipo 1, Predicción que se cumple:

Oseas está haciendo una predicción de que el futuro Mesías saldrá de Egipto. Jesús salió de Egipto, por lo que Mateo afirma que la predicción de Oseas se cumplió.

Tipo 2, De lo menor a lo mayor:

Mateo ve a Jesús como un «mayor Israel», y por lo tanto cuando Jesús salió de Egipto debemos ver esto como una especie de recreación del Éxodo, indicando que el verdadero propósito del Éxodo se realizará finalmente en Jesús.

Es este segundo sentido al que Mateo se refiere probablemente en este caso. La Biblia tiene ejemplos de ambos tipos de «cumplimiento», pero algunas personas suponen que sólo se trata del tipo 1 de cumplimiento.

La tipología bíblica es el entendimiento de que algunas partes de la Biblia, especialmente en el Antiguo Testamento, apuntan hacia el Nuevo Testamento de una manera elevada.

Por ejemplo, en el evangelio de Mateo, Jesús sale de Egipto como Israel (2:15), pasa por el río Jordán en el bautismo como lo hizo Israel en el Mar Rojo (3:13), es conducido por el Espíritu al desierto para ser tentado/probado como lo hizo Israel después del Éxodo (4:1), ayunó durante 40 días como lo hizo Moisés en el Sinaí y como los 40 años de la nación en el desierto (4:2), y es llevado a una montaña alta de nuevo como el Sinaí. Es probable que el evangelio de Mateo estuviera dirigido a un público principalmente judío que reconocería inmediatamente las conexiones.

Al igual que los judíos tenían un «Cordero de Pascua» cada año para conmemorar el Éxodo, Jesús sería crucificado durante la Pascua como el mayor Cordero de Pascua (1 Corintios 5:7).

La Pascua miraba hacia atrás, hacia el Éxodo histórico, como una forma de mirar hacia adelante, hacia el cumplimiento de la verdadera salvación con el Cordero de la Pascua mayor.

Juntando todo esto, cuando la pregunta se enfrenta a la cuestión de quién es el «hijo de Dios» simplemente hay que mirar en qué sentido se utiliza «hijo» o «hijo primogénito».

Adán es llamado hijo de Dios (Lucas 3:38), Israel el primogénito (Éxodo 4:22), y Jesús el unigénito (Juan 1:14).

La conexión aquí no es un accidente. Adán, el Israel corporativo y Jesús tenían una vocación similar de ser el representante de Dios en la tierra que le debía obediencia leal. Adán fracasó estrepitosamente, Israel fracasó gravemente con sólo un éxito ocasional, y Jesús tuvo un éxito perfecto.

En cuanto a Jesús, era único en el sentido de que era el Unigénito, y es Dios mismo. Ni Israel ni Adán tienen esa distinción.

Tennman7

Dos puntos importantes a considerar.

1 Nunca se hace referencia a Jesús como el Primogénito de Dios. Se refiere a él como el «único engendrado del Padre» y «único hijo engendrado». Esto, por supuesto, es porque Jesús fue concebido por el Espíritu Santo, y este título de «unigénito del Padre» se refiere a la Encarnación, cuando Jesús (que existía eternamente con el Padre y el Espíritu Santo) nació de la Virgen María.

  1. El punto más importante es que mientras Israel a menudo significa los judíos, o los Hijos de Israel, tenemos que recordar que Israel fue el nuevo nombre que Dios le dio a Jacob.Jacob y Esaú eran los gemelos fraternales de Isaac y Rebeca, y Esaú era el primogénito físico real, y salió con Jacob agarrado a su talón. Jacob viene de las palabras hebreas «Heel grasper» y lo vemos en las escrituras como un embaucador/tramposo.

En los tiempos bíblicos, no sólo había derechos especiales de herencia para el primogénito, sino también bendiciones especiales que iban al primogénito, y la «Primogenitura» era algo así como un testamento o una escritura, que mostraba y garantizaba la posesión.
Esaú tenía mucha hambre, estaba débil y temía morir, y dijo que la primogenitura no le serviría de nada si moría, y entonces Jacob dijo que le daría estofado, si Esaú le vendía su primogenitura. Por hambre y desesperación, Esaú vendió a Jacob su primogenitura por un plato de guiso.
Años después, su Padre Isaac estaba a punto de morir, y casi ciego. Jacob engañó a su Padre e Isaac le dio sus bendiciones y promesas especiales a Jacob, así que aunque Esaú era literalmente el primogénito, se lo había vendido a Jacob, y las bendiciones especiales de ser el padre de una gran nación fueron para él.
Más tarde, vemos a Jacob luchando con el ángel y el ángel le dio un nuevo nombre y esto también significaba un destino o misión especial. El nuevo nombre de Jacob fue Israel y en este pasaje, Israel es mi primogénito – es Jacob, rebautizado como Israel.
La historia completa se encuentra en Génesis 27. La narración de la venta de la primogenitura de Esaú a Jacob, en Génesis 25, afirma que Esaú despreció su primogenitura … Isaac entonces se niega a aceptar la bendición de Jacob después de saber que fue engañado, y no le da esta bendición a Esaú sino que, después de que Esaú se lo ruegue, le da una bendición inferior (Génesis 27:34-40).