Existe una diferencia entre «el diablo» y «Satanás» en los Evangelios Sinópticos?

Susan preguntó.

Mientras respondía a una pregunta sobre las palabras σατανᾶς (satanas, Satanás – transliterada del hebreo śāṭān) y διάβολος (diabolos, diablo) en el Nuevo Testamento, me encontré con otra pregunta para la que no tengo respuesta: ¿hay alguna distinción entre estas dos palabras?

A efectos de esta pregunta voy a limitarme a los Evangelios Sinópticos, aunque observo que ambas palabras aparecen en todo el NT. Algunas observaciones empíricas sobre su uso en los Sinópticos:

  • Διάβολος aparece 11 veces; σατανᾶς 15 veces.
  • Marcos sólo utiliza σατανᾶς. Mateo y Lucas utilizan ambos sin una clara preferencia numérica.

    • Mateo: 6x διάβολος; 4x σατανᾶς
    • Marcos: 0x διάβολος; 6x σατανᾶς
    • Lucas: 5x διάβολος; 5x σατανᾶς
  • Cada uso es traducido por ESV «el diablo» (διάβολος) o «Satanás» (σατανᾶς) y, al menos podría decirse que se refiere al mismo ser.1,2
  • Ambos aparecen casi exclusivamente con el artículo, excepto cuando son vocativos (σατανᾶς solamente).3

Pretendían los sinópticos transmitir alguna distinción entre διάβολος y σατανᾶς?


Nota: Si encuentra un error en las viñetas, por favor, corríjalo.

1. En contraposición al uso de διάβολος para significar «calumniador», como lo hace unas pocas veces en las epístolas; διάβολος para significar «adversario», como lo hace en toda la LXX; o σατανᾶ(ς) para significar «adversario», como lo hace en su rara aparición en la LXX.

2. Sólo, «ὕπαγε ὀπίσω μου, σατανᾶ-» («¡Apártate de mí, Satanás!» -Mate 4:10, Marcos 8:33) destaca como una excepción, pero uno imagina (bueno, yo lo hago) que la referencia a dicho ser sigue presente en la palabra aquí.

3. La excepción es Lucas 22:3, «Εἰσῆλθεν δὲ σατανᾶς εἰς Ἰούδαν…»

Comentarios

  • Has encontrado algún ejemplo en el que uno de los sinópticos utilice una palabra y otro la otra en la misma perícopa? –  > Por fdb.
  • @fdb He encontrado dos. En ambos casos, Marcos utiliza exclusivamente σατανᾶς. Parábola del sembrador: Mateo 13:39 // Marcos 4:15 // Lucas 8:12. Tentación de Jesús en el desierto: Mat. 4:1ss //Marco 1:13 // Lucas 4:2ss. (Aquí Mateo/Lucas usan σατανᾶς en el discurso reportado de Jesús solamente). Parece haber una preferencia por σατανᾶς en boca de Jesús, pero él usa ambos en Mateo y Lucas. –  > Por Susan.
  • Un hecho extraño, que no sé qué pensar, es que Lucas no mezcla realmente el uso. En cambio, «el diablo» aparece exclusivamente en los primeros capítulos, y «Satanás» en los últimos. –  > Por Noah.
5 respuestas
ScottS

Claramente no hay distinción de Ser

Tu pregunta central es «¿Tenían los escritores sinópticos la intención de transmitir alguna distinción entre διάβολος y σατανᾶς?»

Si por «distinción» te refieres a personalidades diferentes (es decir, personas o seres), entonces creo que ya has respondido a tu propia pregunta al señalar el hecho de que Mateo y/o Lucas utilizan διάβολος en lugares en los que Marcos utilizó σατανᾶς para referirse a los mismos acontecimientos y, por tanto, al mismo ser. Citando su comentario:

Parábola del sembrador: Mateo 13:39 // Marcos 4:15 // Lucas 8:12. Tentación de Jesús en el desierto: Mat. 4:1ss //Marco 1:13 // Lucas 4:2ss.

Además, ya has señalado también en tu pregunta original que la LXX utiliza διάβολος en lugar de σατανᾶς en su traducción de las Escrituras hebreas. Así que la equiparación de los términos como referencia para el mismo ser ya estaba establecida antes de la redacción de cualquiera de los evangelios.

Así que la cuestión no debe ser realmente sobre una distinción de personalidades diferentes, ya que la evidencia apunta claramente a una ecuación de la única personalidad involucrada siendo referida por ambas palabras.

Así que la distinción de Qué?

En cambio, la pregunta debe ser realmente por qué no se utilizó una sola designación en los Sinópticos (o en cualquier parte de las Escrituras del NT) para referirse a este ser? O para reformular la pregunta principal: ¿Qué distinción pretendían transmitir los sinópticos entre διάβολος y σατανᾶς? Es decir, si no se trata de una distinción de la personalidad de Satanás, ¿por qué utilizar un término diferente en algunos casos, aunque no necesariamente en todos?

Ciertamente, la elección de los traductores de los LXX de utilizar la traducción διάβολος en lugar de transliterar σατανᾶς tuvo alguna influencia en los escritores evangélicos, pues al menos era una equiparación anterior de las palabras utilizadas para referirse al mismo ser.

Pero ya que dos de los escritores de los evangelios intercambian el uso de los términos, ¿pretenden alguna distinción en los pasajes ya que eligen usar una designación frente a la otra?

Creo que la respuesta de Cale, aunque con graves deficiencias argumentales, va por el camino correcto. El término διάβολος, además de ser un término griego nativo (en lugar de una transliteración de un término hebreo y, por lo tanto, un término que puede tener que ser explicado a los hablantes de griego gentil), transmitía un tipo específico de relación adversa, un calumniador. Ahora bien, es necesario consultar una definición inglesa para saber qué quieren decir los léxicos griegos en su definición inglesa del término griego. El definición del diccionario de Oxford de calumniar es:

Acción o delito de hacer una declaración oral falsa que perjudica la reputación de una persona

Así pues, διάβολος es un adversario que actúa no sólo acusando (o, en general, oponiéndose), sino que mientras acusa también miente sobre el acusado. Por qué los traductores de los LXX eligieron este término? Por el contexto de la escritura hebrea contexto y el deseo de ser más explícitos.1

El libro de Job es el que más utiliza el término (libro que yo y muchos otros tomamos como uno de los más antiguos de los escritos encontrados en las Escrituras hebreas, pero su datación es discutida). Nótese el contexto de uso en ese libro:

  1. Job ya es declarado justo por el escritor 1:1) y se declara que esa es la opinión de YHWH sobre él (1:8), incluso después de la primera ronda de pruebas (2:3).
  2. Pero Satanás dice otra cosa que Dios de Job (1:9-10, 2:4-5).

Incluso se nos dice en 2:3 que Dios reprende a Satanás, declarando «aunque tú [Satanás] me incitaste contra él [Job], para destruirlo sin causa» (RVA; énfasis añadido). Desde la perspectiva de Dios, Satanás estaba acusando calumniosamente a Job, no sólo acusándolo de hecho. Así que para los traductores de los LXX aquí, διάβολος fue una excelente elección para una traducción contextual traducción del hebreo שָׂטָן.

El contexto de Zac 3:1-5 también muestra que la oposición de Satanás era infundada contra el sumo sacerdote Josué, pues Satanás fue reprendido por su oposición (v.2).

El uso de διάβολος en 1 Cr 21:1 sería una conclusión obviada por los traductores de los LXX, ya que los pasajes más detallados que mencionan a Satanás ya habían determinado que διάβολος era una buena traducción. Podría decirse que la idea de la calumnia está mucho más en el fondo de 1 Cr 21,1, por lo que el contexto allí solo no se habría prestado tan bien a elegir διάβολος si ese verso estuviera aislado.

Pero aun así, el contexto sigue sugiriendo una idea de calumnia. La reacción de Joab ante David fue esta en 1 Cr 21:3 (RV):

Y Joab respondió: «Que el Señor haga a su pueblo cien veces más de lo que es. Pero, mi señor el rey, ¿no son todos ellos siervos de mi señor? ¿Por qué, pues, exige mi señor esto? ¿Por qué ha de ser causa de culpa en Israel?»

La respuesta de Joab le indica al lector que parte del aparente razonamiento por el que David pidió el censo fue para averiguar quiénes eran realmente sus siervos. Es decir, David probablemente había recibido algún tipo de informes calumniosos sobre el pueblo de Israel (es decir, el movimiento de Satanás), y quería una cuenta de quién estaba realmente de su lado. Joab intentó asegurarle que todo el pueblo lo estaba, pero David insistió en continuar. Así que incluso en este pasaje, se insinúa que la obra de Satanás tiene un aspecto calumnioso al hacer que David dude de la congregación de Israel.2

Así que volvemos a la cuestión de lo que puede pretender la distinción para los escritores del evangelio. Se me ocurren tres ideas principales, pero me inclino más por la última:

  1. Obviamente, podría ser puramente estilístico, para variar. Es posible que Mateo y Lucas hayan optado simplemente por cambiar de término para paliar la monotonía del uso de un solo término. En este caso, no se pretende ninguna «distinción» real en absoluto; διάβολος es puramente una traducción de שָׂטָן cuando deseaban poner la traducción en lugar de la transliteración σατανᾶς. Considero que esta es la opción menos probable.
  2. Partiendo del número 1, es posible que hayan optado por utilizar ambos términos con la idea de que había dos públicos a la vista: los más familiarizados con el hebreo y los más familiarizados con el griego, o al menos más familiarizados con la escritura hebrea o con la traducción de los LXX de la misma. El intercambio del uso podría ampliamente ayudar a cada grupo a entender que se trata de la misma criatura de la que se habla. Mantiene el término hebreo a través de la transliteración, a la vez que continúa la tradición de los LXX de utilizar el más explícito διάβολος para señalar correctamente la idea de calumnia en el papel adversario de este ser.
  3. Partiendo de #2, puede ser que Mateo y Lucas cambien entre los dos términos intencionadamente para enfatizar más específicamente (en lugar de ampliamente, como sostiene #2) una distinción entre el papel adversario de forma más general (σατανᾶς; Satán) y el papel calumniador en ese papel adversario de forma más explícita (διάβολος; Diablo) en los pasajes particulares. Sin embargo, un examen más detallado indica que esto puede tener un propósito matizado, y así…
  4. Partiendo de la base de #3, hay una clara preferencia (no del 100%) en Mateo y Lucas de utilizar διάβολος en su propia narración y σατανᾶς cuando habla Cristo. Esto indica que σατανᾶς fue principalmente lo que Cristo usó y ellos simplemente están reportando eso, mientras que διάβολος es su propia forma preferida de referirse a Satanás. Observe la evidencia:

    Mateo

    • Satanás (σατανᾶς) utilizó sólo en el discurso de Cristo: 4:10; 12:26; 16:23.
    • Diablo (διάβολος) utilizado en la narración del autor: 4:1, 5, 8, 11 (el único uso de Satanás en el capítulo 4 es en el discurso directo de Cristo en el v.10). Cristo
    • Diablo usado en el discurso de Cristo: 13:39; 25:41.

    Lucas

    • Satanás utilizado en el discurso de Cristo: 4:8; 10:18; 11:18; 13:16; 22:31.
    • Satanás utilizado en la narración del autor: 22:3.
    • Diablo utilizado en la narración del autor: 4:2, 3, 5, 6, 13 (de nuevo, Satanás se utiliza en este pasaje sólo en la cita de la dirección directa de Cristo).
    • Diablo utilizado en el discurso de Cristo: 8:12.

    Marca

    • Satanás utilizado en el discurso de Cristo: 3:23; 3:26; 4:15; 8:33.
    • Satanás utilizado en la narración del autor: 1:13.

    Así que si Mateo y Lucas prefieren Diablo en la narración, y Cristo aparentemente prefirió Satanás en su discurso, cualquier pista sobre el uso distintivo residiría en los usos atípicos.

    Empecemos por Lucas. ¿Por qué elegiría Lucas a Satanás en lugar de Diablo en la narración en 22:3? Creo que la respuesta se remonta a la distinción básica de #3, que cuando Satanás entra en Judas, no lo hace con fines directamente relacionados con calumniarsino directamente oponiéndose a Cristo a través de la traición. Así que διάβολος no encaja en el contexto.

    Tanto Lucas (8:12) como Mateo (13:39) informan de que Cristo, en su explicación de la parábola del sembrador, utiliza «diablo», en lugar de Satanás; mientras que Marcos sigue utilizando Satanás (4:15). Este es el único lugar en el que se dice que Cristo utiliza el término, y uno de los dos únicos en Mateo. El contexto muestra que la idea #3 probablemente se mantiene, ya que la palabra de Dios es lo que se siembra, y el uso de «diablo» insinúa fuertemente que la eliminación de la palabra de los corazones de los oyentes es por medio de la calumnia. El uso de Satanás por parte de Marcos se debe, o bien a que prefería sólo ese término (podría ser el caso) y por eso lo cambió, o bien a que Cristo tal vez había dicho algo como «ese diablo, Satanás, viene y…», por lo que Marcos eligió una palabra, Mateo y Lucas otra.

    El otro lugar de Mateo donde Cristo usa diablo es en 25:41, donde Cristo dice «el fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles». El contexto justifica de nuevo el cambio de Cristo basado en la proposición #3, ya que el castigo está vinculado a la actividad (calumnia) mediante el uso de «diablo», actividad que también se relaciona con «sus ángeles» (es decir, sus mensajeros… los que llevan su calumnia al exterior).

Así que el número 4 me parece la explicación más probable. Cristo usó normalmente a Satanás como designación, como nombre, pero ocasionalmente quiso centrarse en su actividad de calumniar. Los narradores que sí utilizaron diablo normalmente se centraban en su actividad (el grueso en el pasaje de la tentación de Cristo, donde Satanás está calumniando los caminos y la palabra de Dios), pero Lucas también utilizó el término en el único lugar donde la calumnia no era la principal forma de oposición.

Conclusión

Es evidente que ninguna distinción de ser está presente en el intercambio de términos. Si la variación no es simplemente una variación con fines estilísticos entre el uso de la traducción y la transliteración, entonces la distinción está

  1. pretende ayudar a la audiencia a equiparar ampliamente la idea griega de διάβολος con la hebrea שָׂטָן basándose en la evidencia contextual de las escrituras hebreas de que tal es una buena traducción para sus actividades, es decir, que el Satán es un calumniador, o
  2. pretende enfatizar específicamente la calumnia en los pasajes donde se usa διάβολος, sin intención de perder la idea adversarial (ya que la calumnia es eso) y sin embargo sin significado para indicar que se trata de un ser diferente, o
  3. que pretenda revelar la preferencia de Cristo por utilizar a Satanás y la preferencia de los narradores por utilizar el descriptivo diablopero aún con la sensibilidad de cambiar según el contexto como postula #2.

Habiendo analizado los pasajes con más cuidado, creo que #3 es muy sostenible en cuanto a cuál era la distinción que pretendían Mateo y Lucas.


NOTAS

1 La palabra שָׂטָן no conlleva por sí misma la idea de calumnia como lo hace el griego διάβολος, ya que YHWH mismo es el satán, el adversario, en Núm 22:22, 32. Tampoco שָׂטָן conlleva necesariamente la idea de una oposición verbal, como διάβολος, también visto en el pasaje de Num 22, pero también del miedo de los filisteos a que David se convierta en ello en medio de la batalla en 1 Sam 29:4. Así que διάβολος acaba siendo una palabra griega muy específica que funciona bien para referirse a la mentira naturaleza mentirosa de la verbal oposición verbal de Satanás, que es lo que el contexto de la escritura hebrea revela tan claramente (como se ha señalado anteriormente en el argumento principal que sigue a esta nota al pie).

2 Relegare a las notas a pie de página el hecho de que la equiparación no explícita de Satanás con la serpiente en Génesis 3 por parte de las Escrituras hebreas se hace explícita en el NT (Ap 12:9, 20:2), aunque también por parte del escritor no sinóptico Juan (otra razón para limitarse a hacer una nota a pie de página).

Sin embargo, si uno sostiene, como yo, la unidad de las Escrituras y que todas ellas son dadas por Dios (es decir, la doble autoría del hombre y de Dios por medio de la inspiración), entonces la ecuación es incuestionable. El contexto, sin embargo, en Génesis 3 muestra que la serpiente actúa en un papel διάβολος y σατανᾶς, calumniando el carácter de Dios al refutar la declaración de Dios (el final de 3:4 es directamente una mentira de lo que Dios había dicho en 2:17). Así que la ecuación del NT a la serpiente por parte de Juan se justifica no sólo por ser inspirada por Dios, sino también en la coincidencia contextual con lo que hizo la serpiente. De nuevo, esto se relaciona con los sinópticos simplemente en que Juan en el Apocalipsis hace una declaración clara que equipara διάβολος, σατανᾶς, ὄφις (serpiente), y δράκων (dragón).

El evangelio de Juan también muestra a Cristo enfatizando el aspecto mentiroso del diablo (Jn 8:44 RVR):

Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. Es un asesino desde el principio, y no se mantiene en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla una mentira, habla de sus propios recursos, porque es un mentiroso y el padre de ella.

Comentarios

  • Algunos de nosotros en una de las salas de chat de Christianity.SE notamos esta respuesta y quedamos impresionados. También notamos que usted ha estado aquí por un tiempo y tiene una Maestría en Divinidad, concentrándose en Teología Sistemática, lo que nos hace preguntarnos por qué no participa también en Christianity.SE. –  > Por frеdsbend.
  • @fredsbend Respondido a su pregunta aquí –  > Por ScottS.
enegue

Nota: El contexto del siguiente argumento se circunscribe al NT. El uso de διαβολος en los LXX es otro asunto, por completo.


No cabe duda de que διαβολος y σατανας se refieren al mismo individuo. Los autores de los pasajes de la tentación en Mateo y Lucas dan un claro apoyo a esto. Ambos autores presentan al tentador como «του διαβολου«,

Mateo 4:10

τοτε ο ιησους ανηχθη εις την ερημον υπο του πνευματος πειρασθηναι υπο του διαβολου

Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo.

Lucas 4:1-2

ιησους δε πνευματος αγιου πληρης υπεστρεψεν απο του ιορδανου και ηγετο εν τω πνευματι εις την ερημον ημερας τεσσαρακοντα πειραζομενος υπο του διαβολου

Y Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán, y fue llevado por el Espíritu al desierto, siendo tentado durante cuarenta días por el diablo.

Sin embargo, ambos autores recogen a continuación las palabras de Jesús desde el contexto de la tentación dirigiéndose al tentador por su nombre: «σατανα«.

Mateo 4:10

τοτε λεγει αυτω ο ιησους υπαγε σατανα

Entonces Jesús le dijo: Vete de aquí, Satanás:

Lucas 4:8

και αποκριθεις αυτω ειπεν ο ιησους υπαγε οπισω μου σατανα

Respondió Jesús y le dijo: Apártate de mí, Satanás:


Pretendían los sinópticos transmitir alguna distinción entre διαβολος y σατανα?

Sí. Los diversos léxicos del griego del NT identifican la palabra διαβολος como un adjetivo que significa «calumniador o acusador», pero casi siempre aparece en el texto del NT con un artículo, transformándolo en un sustantivo, que se convierte así en «el calumniador» o «el acusador». Por otro lado, σατανα es simplemente un nombre propio.

El uso de διαβολος y σατανα por parte de los sinópticos Mateo y Lucas dentro de los pasajes de la tentación, deja muy claro que pretendían transmitir una distinción entre ambas palabras, y esa distinción está determinada principalmente por la función de las palabras en la lengua griega.

διαβολος es un adjetivo que se convierte en sustantivo para referirse a un ser particular por naturalezay σατανα es un nombre propio utilizado para referirse al mismo ser, por su nombre.

Noé

Dado que Marcos nunca utiliza «el diablo», es imposible saber qué pensaba de esa palabra.

Mateo utiliza «Satanás» y «el diablo» como sinónimos en 4:10-4:11, por lo que seguramente los consideraba intercambiables. (Aunque puede que prefiriera una a la otra en algunas circunstancias).

Hay al menos un lugar (y posiblemente dos) en el que Lucas cambia un pasaje en el que se leía «Satanás» en su fuente por «el diablo». Esto sugiere que Lucas pensaba que ambas palabras se referían a la misma persona (aunque debe haber alguna diferencia ya que eligió cambiarla por «el diablo»). El caso más claro es la interpretación de la parábola del sembrador, en la que Marcos (4:15) utiliza «Satanás» y Lucas (8:12) «el diablo». El caso más ambiguo es el de la Tentación, donde Mateo (4:10) utiliza a veces «Satanás», mientras que Lucas (4:2) sólo utiliza «el diablo». En este caso, Mateo y Lucas tenían la misma fuente o la fuente de Lucas era Mateo, pero es posible que fuera Mateo quien cambiara la fuente.

Dick Harfield

Antecedentes

La ecuación de Satanás y el diablo es un concepto mayoritariamente cristiano que tiene poco fundamento en el judaísmo, por lo que es instructivo observar el concepto judío de Satanás (no es un nombre propio) en el período del Segundo Templo antes de considerar cómo los sinópticos ven a Satanás.

Zacarías 3:1-2 presenta a Satanás como un adversario que acusa erróneamente a Josué, pero ciertamente no es malo:

Zacarías 3:1-2: Y me mostró al sumo sacerdote Josué de pie ante el ángel de Yahveh, y a Satanás de pie a su derecha para resistirle. Y Jehová dijo a Satanás: Jehová te reprenda, oh Satanás; Jehová que ha elegido a Jerusalén te reprenda; ¿no es éste un tizón arrancado del fuego?

En Job, Satanás es el fiel ayudante de Dios, encargado de poner a prueba la rectitud de los fieles. Comete el mal contra Job, pero sólo según las indicaciones de Dios y sólo para probar a Job. Jeffrey B. Russell dice, en El Príncipe de las TinieblasEn la página 37 se dice que Satanás actúa como el lado oscuro de Dios, el poder destructivo que Dios ejerce sólo a regañadientes:

Hubo un día en que los hijos de Dios vinieron a presentarse ante el SEÑOR, y Satanás vino también entre ellos. Y Yahveh dijo a Satanás: ¿De dónde vienes? Entonces Satanás respondió a Yahveh, y dijo: De ir y venir por la tierra, y de andar por ella.

Los evangelios sinópticos

En los Sinópticos, percibo una evolución en el pensamiento sobre Satanás. El Evangelio de Marcos se escribió primero, y su tratamiento de Satanás podría ser coherente con Satanás como adversario al servicio de Dios, aunque admito que hay cierta ambigüedad. Muchos estudiosos críticos creen que en MarcosJesús es un hombre que sólo se convierte en hijo de Dios en su bautismo, cuando Dios lo adopta con las palabras (Marcos 1:11), «Tú eres mi Hijo amado, en quien me complazco» – véase, por ejemplo, Rhoads, Dewey y Michie, Mark as Storypágina 104. Luego, como Jesús es un hombre, Dios envía a Satanás para que lo pruebe en el desierto; una prueba que Jesús supera. En este relato no se sugiere que Satanás intente disuadir a Jesús de su misión de salvar al mundo:

Marcos 1:13: «Y estuvo allí en el desierto cuarenta días, tentado por Satanás, y estuvo con las fieras; y los ángeles le servían».

Ahora podemos dar sentido a Marcos 8:33porque cuando Jesús le dice a Pedro: «Apártate de mí, Satanás», no está llamando a Pedro demonio, sino simplemente adversario, que vuelve a poner a prueba a Jesús.

Marcos sólo utiliza σατανᾶς (Satanás) porque hacia el año 70 de la era cristiana aún no se había desarrollado el concepto de diablo. En este evangelio, los demonios (δαιμόνια) son espíritus malignos que pueden ser derrotados.


Mateo copia y amplía las referencias a Satanás cuatro veces de Marcos, pero ahora Satanás (σατανᾶς) se identifica con el diablo (διάβολος) y su naturaleza maligna se hace evidente, como vemos aquí:

Mateo 4:1-11: Entonces Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo. Y después de haber ayunado cuarenta días y cuarenta noches, se quedó colgado. Y viniendo a él el tentador, le dijo: Si eres Hijo de Dios, manda que estas piedras se conviertan en pan. Pero él respondió y dijo: Está escrito que no sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que salga de la boca de Dios. Entonces el diablo lo llevó a la ciudad santa, y lo puso sobre un pináculo del templo, y le dijo: Si eres el Hijo de Dios, échate abajo, porque está escrito: A sus ángeles mandará sobre ti, y en sus manos te sostendrán, para que no tropieces con tu pie en una piedra. Jesús le dijo: También está escrito: No tentarás al Señor tu Dios. Otra vez, el diablo lo lleva a un monte muy alto, y le muestra todos los reinos del mundo, y la gloria de ellos; y le dice: Todo esto te daré, si te postras y me adoras. Entonces Jesús le dijo: Vete, Satanásporque está escrito: Al Señor tu Dios adorarás, y a él sólo servirás. Entonces el diablo lo dejó, y he aquí que vinieron ángeles y le sirvieron.

Mateo identifica a Satanás como el diablo, pero Satanás aún no parece totalmente malvado, como veremos en Lucas.


El Evangelio de Lucas es el último de los sinópticos en ser escrito. Lucas 4:2-13también del hipotético documento «Q», es la detallada tentación en el desierto que equipara a Satanás con el diablo, al igual que en Mateo.

Lucas 10:18 es una referencia temprana a Satanás como el ángel caído, Lucifer, que ahora se identifica en Isaías 14:12:

Lucas 10:18: Y les dijo: He visto a Satanás caer del cielo como un rayo.

Lucas 22:3 hace que Satanás entre en Judas Iscariote para que realice el acto más malvado de la historia:

Lucas 22:3: Entonces entró Satanás en Judas apellidado Iscariote, que era del número de los doce.

Para Lucasno hay diferencia entre Satanás y el diablo. Satanás es el diablo, y el diablo es el mal personificado.

Comentarios

  • Ideas interesantes, ¡gracias! Ya que apoyaría tu punto de vista, también puedes notar que «el satán» en Zacarías y Job no es un nombre propio (aunque parece que incluso las traducciones judías se quedan con Satán, no estoy seguro de qué hacer con eso). No sé hasta qué punto es plausible que el concepto de Satanás como diablo no se hubiera desarrollado todavía al escribir Marcos, pero no tengo una idea mejor. 🙂 –  > Por Susan.
  • En realidad… los LXX hacen la ecuación de forma consistente, en Job, Zacarías y 1 Cr.: Heb. satanás–> Gr. diabolos. A menos que eso sea secundario, pero el aparato de Rahlf no da esa pista. (Pero, por supuesto, el griego diabolos también puede significar adversario/calumniador NOS, ver nota 1 arriba). –  > Por Susan.
  • @Susan Sí, había notado que la LXX tiene diabolosdonde el MT tiene Satanás, y observo que diabolos no tiene por qué referirse a ‘diablo’, aunque yo no me basaría en eso. Demasiado técnico y detallado para haberlo incluido en mi respuesta: hay algunos indicios de que, al menos brevemente, los judíos han hecho pinitos con ‘diablo’ pero han abandonado el concepto, por eso he dicho «tiene poco [en lugar de no] fundamento en el judaísmo». Puede ser (?) que los judíos de la diáspora, usuarios de la LXX, conservaran esa idea del diablo cuando los judíos palestinos la descartaron. –  > Por Dick Harfield.
  • Dado que ambos términos pueden, en sus respectivas lenguas, referirse a algo distinto de un ser maligno trascendente en particular, me resulta difícil pensar que la elección entre ellos pueda ser invocada como una cuestión teológica. (La presencia del artículo en hebreo, por otra parte, es útil — falta (es decir, un nombre propio) sólo en 1 Crónicas, como David ha señalado). Está claro que hay una transición teológica en algún momento entre Job y Lucas, y has hecho un caso interesante para la distinción que se representa en estos dos términos dentro de la lengua griega. (+1, por cierto).  > Por Susan.
Cale

En vista del hecho de que διάβολος y σατανᾶς tienen diferentes significados básicos (es decir, «calumniador» y «adversario»), parece que los autores del NT estaban eligiendo términos que enfatizaban esas diferentes características de la única criatura que conocemos como Satanás. Obsérvese que en el NT se atribuyen a la persona de Satanás una serie de otros apelativos, algunos de los cuales son nombres propios, que enfatizan en cada caso ciertas de sus características.

  • Ἀβαδδών – Abadón [destructor] (Ap 9:11)
  • Ἀπολλύων – Apollyon [destructor] (Ap 9:11)
  • κατήγορος τῶν ἀδελφῶν ἡμῶν – acusador de nuestros hermanos (Apocalipsis 12:10)
  • ἀντίδικος ὑμῶν – tu adversario (1 Pe 5:8)
  • Βεελζεβοὺλ – Belcebú [baal (señor) de las moscas] (Mat 12:24)
  • Βελιάρ – Belial [inutilidad] (2 Cor 6:15)
  • πειράζων – tentador (Mat 4:3)
  • κλέπτης – ladrón (Joh 10:10)
  • πονηροῦ – malvado (Ef 6:16)

Comentarios

  • Hola, gracias por tus reflexiones. Para demostrar que esto es válido, creo que tendríamos que verlo trabajado en el uso de las palabras en cuestión. Sobre todo teniendo en cuenta que satanas es del hebreo y que diabolos se utilizó con frecuencia para traducirlo en los LXX (lo más relevante, 1 Cr 21:1), no es obvio para mí que cualquiera de las dos palabras lleve necesariamente su «significado básico» cuando se aplica como nombre/título. –  > Por Susan.
  • El punto sobre otros apelativos es interesante. Sólo los dos ejemplos de Matt. son relevantes aquí. Πειράζων es especialmente interesante, ya que parece ser utilizado indistintamente con διάβολος en la historia de la tentación, pero si hay una distinción en el significado allí no lo estoy viendo. Tangencialmente relevante respecto a Βεελζεβοὺλ (también Marcos 3:22): esta explicación de la derivación de la palabra. –  > Por Susan.