¿Hay dos tipos diferentes de «lenguas» de las que se habla en el NT?

jirehpryor preguntó.

Mi pregunta viene directamente de 1 Cor 14: 2, 4:

2 Porque el que habla en lengua no habla a los hombres, sino a Dios; porque nadie entiende, sino que en su espíritu habla misterios…..4 El que habla en lengua se edifica a sí mismo; pero el que profetiza edifica a la iglesia. (NASB)

En Hechos 2:4-11 las lenguas fueron escuchadas y entendidas por muchas personas de diferentes naciones allí en Jerusalén. Sin embargo, lo que Pablo describe en 1 Corintios suena como si no fueran entendidas.

¿Es el fenómeno del que habla Pablo diferente del tipo de «lenguas» en Hechos 2?

Comentarios

  • Esa, mi amigo, es una excelente pregunta. Si quieres plantear la cuestión de si la glosolalia es o no un lenguaje humano, estaría encantado de publicar una respuesta a esa pregunta también. Pero esa cuestión parece quedar fuera del ámbito de esta pregunta. Saludos. –  > Por DrFry.
  • Hola, Bienvenido a BH-SE. Este foro es algo único. Veo que tu interés es la sana doctrina, ¡el mío también! Aunque espero que lo que contribuyas y encuentres aquí sea sólido, el propósito del foro es explorar el significado de las Escrituras observando el lenguaje, el texto, el contexto, etc. El foro no se ocupa de cómo se aplica el texto en la actualidad. Las preguntas comienzan con un pasaje en particular, evitan la premisa doctrinal y no buscan la aplicación. Las respuestas comienzan con el texto, muestran cada paso lógico hacia una respuesta a la pregunta, apoyan las afirmaciones con fuentes creíbles y se detienen en la aplicación. 🙂 – usuario2027
  • He editado tu post con la esperanza de evitar que sea cerrado. Los que editan suelen tratar de ayudarte; sin embargo, eres libre de deshacer cualquier edición de tus mensajes. Por favor, tómate un momento para revisar las razones que di para la edición. Eso y mi mensaje anterior deberían proporcionarte algunos principios básicos para editar tu propio mensaje y hacerlo apropiado para este foro. Espero ver tus futuros mensajes. – usuario2027
  • Ese fue un artículo bien escrito que vi hermenéutico. Y pensé que me responderías con que las lenguas no son para hoy y otras tonterías. No podría haber respondido mejor a mí mismo bueno saber que hay creyentes de ideas afines por ahí. – usuario4369
4 respuestas
DrFry

¿Hay dos tipos diferentes de «lenguas» de las que se habla en el NT?

Creo que sería un error decir que hay dos diferentes «tipos» de lenguas. Sin embargo, hay dos «operaciones» separadas y distintas de lenguas.

La Operación de Lenguas

El don de hablar en lenguas es visto para operar en dos maneras distintas: personal y corporativa. Aunque estas dos operaciones son separadas y distintas, a menudo pueden superponerse en varios grados. Diré más sobre esto, más adelante.

Ambas operaciones se manifiestan a través del vehículo natural del habla. Esto puede parecer un poco exagerado, pero muchas personas que han recibido el bautismo del Espíritu Santo no están HABLANDO en lenguas. Las personas que han recibido el bautismo del Espíritu Santo, pero no hablan en lenguas, a veces tienen la idea de que el Espíritu Santo vendrá sobre ellos y «hará» que hablen en lenguas. Esta idea no podría estar más lejos de la verdad.

Todavía puedo recordar cómo solía sentarme con la boca abierta, esperando ansiosamente que el Espíritu Santo viniera sobre mí y me hiciera hablar en lenguas. Oh, yo era muy inteligente al respecto. Me sentaba con mi mano sobre mi boca (para que nadie viera lo tonta que me veía) y esperaba que el MILAGRO DE DIOS hablara la lengua celestial a través de este humilde y dispuesto recipiente. Esperaba que él moviera mis labios y mi boca y HICIERA que la expresión saliera. Supongo que soy la única persona en toda la historia de la humanidad cristiana que ha hecho ese truco. Muchas veces he ayudado a la gente a darse cuenta de su error en esta área usando dos ilustraciones que compartiré con ustedes ahora. Primero, hago que la persona lea Hechos 2:4.

Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen.

Una vez que han leído este versículo de la escritura, les pido que me digan quién estaba hablando. En este punto obtengo casi una división equitativa, con una mitad optando por la gente, y la otra mitad por el Espíritu Santo. Hago que los que eligen el Espíritu Santo vuelvan a leer el versículo, señalando que ELLOS fueron llenos del ESPÍRITU SANTO Y COMENZARON A HABLAR. Los que fueron llenos del Espíritu Santo son los que hablaron en lenguas, pero sólo como el Espíritu Santo que les dio la expresión.

Para insistir más en este punto, hago una breve dramatización con el individuo de la siguiente manera. Hago que la persona sea ella misma, mientras yo hago el papel del Espíritu Santo. Utilizando una canción infantil muy conocida, como «María tenía un corderito», le digo a la persona que repita después de mí, y luego recito la rima. Cuando hemos terminado el ejercicio, le pregunto a la persona: «¿Quién estaba hablando hace un momento?». La respuesta es siempre que ellos estaban hablando, por supuesto. La siguiente pregunta es: «¿De dónde has sacado las palabras para hablar?». Ellos responden que las palabras vinieron de mí, el pseudo Espíritu Santo.

Esto es precisamente como el hablar en lenguas funciona, con una variación. El Espíritu Santo pone la expresión en nuestros espíritus, no en nuestras cabezas. Cuando el Espiritu Santo pone la expresion en nuestro espiritu, nosotros hablamos esa expresion en forma natural usando nuestra lengua, laringe, diafragma y labios. Esto se convierte en la base de la segunda dramatización. Le digo a la persona que vuelva a recitar la canción infantil, pero esta vez no debe utilizar la lengua, la laringe, el diafragma ni los labios cuando hable. El resultado es siempre el mismo, el silencio más hermoso que se pueda pedir.

Entonces les explico que ahí está la razón por la que no hablan en lenguas: no están hablando en absoluto. No han pasado por los movimientos de generar los sonidos del habla que siempre resulta en SILENCIO. Cuando ellos no hablan en lenguas automáticamente, ellos asumen que ellos son los que no llegan a hablar en lenguas como se les ha dado a entender por el pastor Don T. Rocktheboat de 1 Corintios 12:29-30 (más sobre esto después).

Simplemente no se puede exagerar: el don sobrenatural de hablar en lenguas se realiza a través del don natural del habla.

I. Operación personal

A. El primer propósito de esta operación de lenguas es ser una señal. Marcos 16:17 dice,

Y estas señales seguirán a los que creen: En mi nombre echarán fuera demonios; hablarán en nuevas lenguas;

Usted no debería tener problemas en ver que el primer propósito de hablar en lenguas es una señal de ser un creyente en Yeshua Mesías. La iglesia primitiva reconoció el hablar en lenguas como la evidencia del bautismo del Espíritu Santo (Hechos 2:16-18; 10:46; 19:6), y lo hicieron con una buena razón.

Solo aquellos que habían recibido el bautismo del Espíritu Santo hablaban en lenguas. De hecho, hablar en otras lenguas fue la evidencia inicial del derramamiento del Espíritu Santo en el día de Pentecostés.

B) El segundo propósito para la oración personal y la edificación de las lenguas es para edificación. Judas 20 nos dice:

Pero vosotros, amados, edificándoos en vuestra santísima fe, orando en el Espíritu Santo.

Aquí vemos que aquellos que hablan en lenguas son edificados en el área de su fe al hablar en lenguas. 1 Corintios 14:4 es aún más directamente declarado.

El que habla en lengua desconocida se edifica a sí mismo; pero el que profetiza edifica a la iglesia.

El hablar en lenguas edifica al que habla, pero no al que escucha. La profecía edifica tanto al que habla como al que escucha. Usted recordará Romanos 10:17

Así que la fe viene por el oír, y el oír por la palabra de Dios.

Ya que la fe viene por oír la palabra de Dios, sería lógico que el hablar en lenguas tendría que incorporar la palabra de Dios si fuera a aumentarnos en el área de nuestra fe. Las lenguas hacen exactamente eso. Las lenguas son usadas para hablar la perfecta voluntad de Dios directamente a Dios. Estoy seguro que todos estamos de acuerdo que la palabra de Dios es su voluntad.

Romanos 8:26-27 Así también el Espíritu ayuda a nuestras debilidades; porque no sabemos por qué debemos orar como es debido, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Y el que escudriña los corazones sabe cuál es la mente del Espíritu, porque él intercede por los santos según la voluntad de Dios.

1 Corintios 14:2, 4 Porque el que habla en lengua desconocida no habla a los hombres, sino a Dios; porque nadie le entiende, aunque en el espíritu habla misterios. El que habla en lengua desconocida se edifica a sí mismo; pero el que profetiza edifica a la iglesia.

El Espíritu Santo nos da la perfecta voluntad de Dios.

En estos dos pasajes vemos que el Espíritu Santo, al darnos la expresión para hablar en lenguas, nos da la perfecta voluntad de Dios con respecto a la situación por la que estamos orando.

También vemos que el hablar en lenguas no debe ser entendido por los hombres, ya que es una expresión directamente a Dios (no habla a los hombres, sino a Dios).

C) El tercer propósito es hablar misterios creativos a Dios mientras oramos en lenguas (1 Corintios 14:2). Primero creamos el resultado en el reino espiritual, luego oramos en el entendimiento para que el resultado se haga realidad en el reino físico. El libro de Job nos da una idea de esta expresión dual de las lenguas.

Job 11:6 ¡Y que te muestre los secretos de la sabiduría, que son dobles para lo que es!

La razón por la que Dios nos dice que oremos por la comprensión de nuestras expresiones en otras lenguas es de mucha mayor importancia que simplemente «saber» lo que hemos hablado. Cuando confesamos algo en la lengua espiritual, se convierte en una realidad en el reino espiritual. Pero no se puede cortar el pastel con un cuchillo espiritual.

Una vez que hemos usado el poder de hablar en lenguas para crear lo que necesitamos, debemos (o alguien más debe) hablarlo en el mundo natural para que Dios pueda hacerlo una realidad física. Cuando primero hablamos en lenguas para crear lo que necesitamos o queremos, esas cosas pertenecen a Dios.

Las cosas secretas pertenecen a Jehová nuestro Dios; pero las reveladas nos pertenecen a nosotros y a nuestros hijos para siempre, para que cumplamos todas las palabras de esta ley. Deuteronomio 29:29

Cuando Dios nos da la interpretación, hablamos en el entendimiento para que Dios pueda darnos esa creación en el reino físico, natural, donde podemos usarla para glorificarlo.

1 Corintios 2:7 Pero hablamos la sabiduría de Dios en un misterio, la sabiduría oculta, que Dios ordenó antes del mundo para nuestra gloria:

Isaías 45:3 Y te daré los tesoros de las tinieblas, y las riquezas ocultas de los lugares escondidos, para que sepas que yo, Jehová, que te llamo por tu nombre, soy el Dios de Israel.

¡Lo que has creado destruirá las obras del diablo!

El propósito final para la oración personal y las lenguas de edificación es intercesióncomo se ve en Romanos 8:26.

Así también el Espíritu ayuda a nuestras debilidades; porque no sabemos por qué debemos orar como es debido, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles. Y el que escudriña los corazones sabe cuál es la mente del Espíritu, porque él intercede por los santos según la voluntad de Dios.

Esta es la mejor manera de interceder por alguien; orar en lenguas, orando así la perfecta voluntad de Dios para la persona o situación por la que estamos intercediendo.

Todos tenemos amigos y seres queridos por los que oramos regularmente. Pero, ¿qué debemos hacer cuando se presenta una situación en la que no tenemos idea de cómo debemos orar o por qué debemos orar? ¡Las lenguas son la respuesta!

Orar en lenguas va directo al corazón del asunto al declarar la perfecta voluntad de Dios sobre la situación.

Ejemplo: Tom y Pam están teniendo problemas en su relación matrimonial. Usted ha notado la tensión en su matrimonio, pero no sabe por qué está allí. En resumen, usted no sabe por qué debe orar como es debido. Lo mejor es orar en lenguas y permitir que el Espíritu Santo interceda según la perfecta voluntad de Dios. No conozco nada mejor para hablar que la perfecta voluntad de Dios. Dejados a su suerte, usted puede orar para que Bob sea más comprensivo con Pam, o para que Pam deje de meterse con Tom, cuando el verdadero problema en el matrimonio es que ninguno de los dos está pasando tiempo en la palabra de Dios o en la oración.

La oración personal y las lenguas de edificación nunca requieren interpretación porque siempre es personal. ¡Siempre se dirige a Dios solamente! Usted es edificado, y usted no tenía la intención de que alguien más se uniera a la oración o a la edificación.

II. Operación Corporativa

La segunda operación de las lenguas puede ser vista como la operación corporativa, o el don carismático de hablar en lenguas. La función de las lenguas corporativas es la misma que la función de las lenguas personales.

A) El primer propósito del don carismático de hablar en lenguas es exactamente el mismo que el primer propósito de las lenguas personales, que es ser una señal a los no creyentes que puedan estar presentes en el servicio de la iglesia (1 Corintios 14:22).

B) El segundo propósito para el uso corporativo de hablar en otras lenguas es la edificación de la iglesia. Pablo hace una distinción entre la oración personal y la edificación en lenguas y el don carismático de lenguas en los capítulos 12-14 de 1 Corintios. ¡El don carismático de lenguas NO es para la edificación PERSONAL!

Aparentemente había casi tanta agitación sobre las lenguas en la iglesia primitiva como la hay hoy en día. Pero la revelación que Pablo nos da es suficiente para anular cualquier malentendido siempre y cuando escuchemos lo que Pablo nos ha dicho.

Es interesante y necesario observar el uso de Pablo de las palabras Cuerpo, Juntos, Iglesia y Miembros en estos tres capítulos de 1 Corintios. El número de casos es el siguiente:

CUERPO = 15 veces

JUNTOS = 2xs

IGLESIA = 8 veces

MIEMBROS = 10xs

Es obvio que Pablo está usando el cuerpo de la iglesia reunida como su contexto, y no las personas en sus vidas personales. Es necesario que veas que esto es cierto para que entiendas el discurso de Pablo en estos capítulos. Pablo subraya el hecho de que nosotros (todos juntos) somos el (único) cuerpo de Cristo en los siguientes versículos: 1 Corintios 12:12-14, 17-20, 25-27; 14:19, 23, 26, 28, 33.

La clave para entender el propósito de la operación CORPORATIVA de las lenguas se encuentra en 1 Corintios 14:12.

Así también vosotros, por cuanto sois celosos de los dones espirituales, procurad sobresalir para la edificación de la iglesia.

Usted puede recordar que la persona que habla en lenguas se edifica a sí misma porque nadie le entiende. Cuando alguien va a hablar en lenguas en el cuerpo de la iglesia reunido, la expresión debe ser acompañada por una interpretación para que todo el cuerpo pueda ser edificado y no sólo el orador.

Las lenguas personales, por lo tanto, edifican al hablante solamente, pero el don carismático de hablar en lenguas es para la edificación de todo el cuerpo. La única manera de traer entendimiento a todo el cuerpo, cuando una expresión en lenguas ha sido traída a la asamblea, es tener la interpretación de esa expresión traída también. Esto tiene el efecto neto en la asamblea de una palabra de profecía (1 Corintios 14:5).

Teniendo en cuenta que 1 Corintios 14:12 es la clave para entender el propósito de la operación corporativa de las lenguas, echemos un vistazo a algunos de los versículos de la escritura en el capítulo catorce de 1 Corintios para ver lo que hace y lo que no edifica a todo el cuerpo de la iglesia.

VERSO 2 Porque el que habla en lengua desconocida no habla a los hombres, sino a Dios; porque nadie le entiende, aunque en el espíritu habla misterios.

Esto no puede edificar a todo el cuerpo de la iglesia porque ningún hombre entiende SOLO hablar en lenguas. Uno debe interpretar si el cuerpo entero va a ser edificado.

VERSO 3 Pero el que profetiza habla a los hombres para edificación, exhortación y consuelo.

La edificación es una de las funciones primordiales de la profecía; por lo tanto, edifica a todo el cuerpo de la iglesia.

VERSO 4 El que habla en lengua desconocida se edifica a sí mismo; pero el que profetiza edifica a la iglesia.

Debe ser evidente que hablar en una lengua desconocida solo edifica a la persona que habla, pero definitivamente no edifica a todo el cuerpo de la iglesia. Sin embargo, hablar una palabra de profecía en el idioma común del pueblo, sí sirve para edificar a todo el cuerpo de la iglesia.

VERSO 5 Quisiera que todos ustedes hablaran en lenguas, pero más bien que profetizaran; porque mayor es el que profetiza que el que habla en lenguas, si no interpreta, para que la iglesia reciba edificación.

Hablar en lenguas y tener esa expresión interpretada es lo mismo que una palabra de profecía porque todos son edificados.

VERSO 13 Por lo tanto, el que habla en una lengua desconocida, ore para que la interprete.

Como acabamos de ver, las lenguas, cuando son acompañadas por la interpretación sirven para edificar a todo el cuerpo de la iglesia.

VERSO 22 Por lo cual las lenguas son por señal, no para los que creen, sino para los que no creen; pero la profecía no sirve para los que no creen, sino para los que creen.

Las lenguas no edifican al cuerpo de la iglesia, pero sirven como señal para los incrédulos. La profecía no es una señal para el incrédulo, pero sí edifica al cuerpo de la iglesia reunido.

VERSO 28 Pero si no hay intérprete, que guarde silencio en la iglesia, y que hable para sí mismo y para Dios.

Si no hay intérprete, entonces no hay medios para que todo el cuerpo de la iglesia sea edificado. Sin embargo, la Escritura no ordena que el hombre permanezca completamente en silencio; sólo se le dice que no hable ante la iglesia una expresión singular en lenguas.

Este verso claramente declara,

«. . que hable para sí mismo, y para Dios».

El debe mantener sus expresiones en lenguas a un nivel que no interrumpa el flujo del servicio, pero que continúe hablando en lenguas directamente a Dios.

Usted sin duda se preguntará por qué hay personas que oran en lenguas, e incluso cantan en lenguas en la iglesia reunida, pero nunca se da ninguna interpretación. La respuesta a esta pregunta no es tan difícil como usted podría pensar.

Las lenguas para la oración y edificación personal se usan para hablar directamente con Dios (1 Corintios 14:2).

En una asamblea de la iglesia, donde la gente está alabando y adorando a Dios, la alabanza y la adoración siempre se ofrecen sólo a Dios. Ya que las lenguas son usadas para hablar directamente a Dios, no hay necesidad de una interpretación para el uso de las lenguas durante la alabanza y la adoración.

Del mismo modo, cuando alguien ora en lenguas durante el servicio de la iglesia, se dirige a Dios, y no necesita ser interpretado. En ambas situaciones generalmente hay muchas personas cantando u orando al mismo tiempo, de modo que ninguna voz es distinguible de otra.

Debe entenderse que cualquier expresión en lenguas que es una expresión singular, obviamente entendida como siendo para o a la asamblea entera, debe siempre ser acompañada por una interpretación para que todos puedan ser edificados.

Comentarios

  • ¡Buena respuesta! +1. Un par de sugerencias para mejorar. 1) las frases «bautismo del Espíritu Santo» y «bautizado en el Espíritu Santo» no son estrictamente bíblicas. Es cierto que el Espíritu es «derramado», puede ser «recibido» y puede «venir sobre» las personas, pero las personas no son bautizadas EN el Espíritu, sino que son bautizadas EN EL NOMBRE DE JESÚS. 2) «Orar en el Espíritu Santo» (Judas) no es necesariamente lo mismo que orar en lenguas, así como ser lleno del Espíritu no siempre va acompañado de lenguas. Estar lleno puede ser evidenciado por el hablar de salmos, himnos, & cantos espirituales entre sí; –  > Por retórica.
  • cantando al Señor con el corazón; estando siempre agradecidos por todas las cosas; y sometiéndose unos a otros en el temor de Cristo. (Casi no hace falta decir que la llenura del Espíritu siempre viene acompañada de un poder sobrenatural y de la capacitación en el uso de nuestra «mezcla de dones» espirituales (C. Peter Wagner). 3) La «intercesión del Espíritu por nosotros con gemidos indecibles» no es necesariamente hablar en lenguas. Al insistir en que lo es, uno está leyendo más en el texto de lo que se justifica. 4) Evitar que la «expresión de lenguas… [interrumpa] el flujo del servicio» es una buena idea, pero no es bíblica. –  > Por retórico.
  • Después de considerar tu comentario, he cambiado «de» y «en» por simplemente recibir el bautismo del Espíritu Santo. Puedo vivir con eso. –  > Por DrFry.
  • Es posible que quieras hacerlo de nuevo, ya que tus ediciones pueden haber sido borradas entre el momento en que hiciste las ediciones y el momento en que terminé mi edición. Don –  > Por retórico.
  • Interesante respuesta, sin duda, +1 –  > Por Tiago Martins Peres 李大仁.
Joseph

La idea en resumen

Los dos tipos de lenguas son (a) las que se entienden, y (b) las que no se entienden. Cuando la lengua es entendida, el incrédulo recibirá la advertencia concerniente a las «grandes cosas de Dios», que incluyen el mensaje del perdón y el juicio inminente (Día del Señor). Si el oyente es el creyente, el mismo mensaje será de aliento (edificación). Por último, si la lengua queda sin traducir, entonces su propósito pasa a ser de uso exclusivo del hablante, que puede compartir las palabras no traducidas con el Señor en la oración privada personal.

Discusión

El Espíritu de Dios mueve a los hombres de la misma manera que el viento invisible ejerce su poder (Jn 3:8); es decir, la imagen se asemeja a la forma en que el viento impulsa el barco para que avance (significado del verbo φέρω en 2 Pe 1:21 refiriéndose al Espíritu de Dios). Este matiz es la razón por la que el verbo «profetizar» en hebreo bíblico (נָבָא), además de sus cognados triliterales (por ejemplo., נָבִיא = «profeta»), son pasivos en su construcción pero activos en su significado. Así, «uno es movido» por el Espíritu de Dios «a profetizar», lo que incluye adelante-(canto, exhortación, enseñanza, corrección), así como ante-(predicción de acontecimientos futuros). En un pasaje profético, el profeta Joel predijo el Día del Señor, que ocurriría después de la señal de profetizar entre todos los hombres.

En la Biblia hebrea, el profeta Joel predijo el derramamiento del Espíritu de Dios, cuando todos los hombres, jóvenes y ancianos, profetizarían y soñarían sueños (Joel 2:28-32que Pedro citó en Hechos 2:17-21). Este acontecimiento sería el punto de inflexión (o señal para «la Casa de Israel» en Hechos 2:36) que seguiría el Día del Señor, cuando todo aquel que invoque el nombre del Señor se salvará. El cumplimiento inicial de esta profecía ocurrió, por tanto, en Pentecostés, según Pedro en el Libro de los Hechos, cuando se anunció la Nueva Alianza a la Casa de Israel.

Pentecostés es, pues, el «cumpleaños» de la Nueva Alianza para la Casa de Israel. El día es también el «cumpleaños» de la Fiesta de las Semanas (Shavuot), cuando la Antigua Alianza fue entregada a la Casa de Israel en el Sinaí. Es decir, la fiesta de la efusión de la lluvia (50 días desde la fiesta de las Primicias) fue el análogo a la efusión del Espíritu de Dios (50 días desde «Cristo nuestras Primicias»). Por favor, haga clic aquí.

Por lo tanto, en el Nuevo Testamento Cristiano, las lenguas se convirtieron en la señal para la Casa de Israel de que el tiempo del juicio estaba cerca (Día del Señor), pero a través del Nuevo Pacto, el arrepentimiento y el perdón de los pecados estaba ahora en orden. Así que mientras las lenguas eran la señal de advertencia para el incrédulo, la señal también era informativa; es decir, las lenguas comunicaban información al creyente que, a su vez, habría resultado en edificación.

Así, en el Libro de los Hechos, los prosélitos judíos en Hechos 2:8-11 habían escuchado las «grandes cosas de Dios» habladas en su propio idioma, que no sólo apuntaban al Día del Señor (juicio) sino también al arrepentimiento declarado en el Nuevo Pacto — por lo tanto la señal era de advertencia. (En algunos casos, no hay ningún fenómeno, como fue el caso de Pablo –entonces Saulo– que había recibido el derramamiento del Espíritu de Dios a través de la imposición de manos, pero no había ningún resultado que no sea la caída de escamas de sus ojos según Hechos 9:17-18). Finalmente, la edificación es el principal resultado para los creyentes, como fue el caso cuando el centurión romano Cornelio y sus colegas habían recibido el mismo derramamiento; los oyentes presentes habían entendido que estaban «exaltando a Dios» (Hechos 10:46), lo que dio lugar a la glorificación de Dios por parte de los creyentes judíos que se alegraron por la noticia de la difusión del Evangelio (Hechos 11:18). En este sentido, los discípulos de Juan el Bautista tanto hablaban en lenguas y profetizaron en Hechos 19:1-6. Es decir, profetizar sugiere algún tipo de edificación, que Pablo había elaborado era el propósito principal de las lenguas para los creyentes; por los creyentes; y para los creyentes.

A este respecto, el apóstol Pablo proporciona directrices y matices específicos en 1 Cor 14:2-23 con respecto al propósito de las lenguas para los creyentes y los incrédulos. Es decir, la señal (o don espiritual) de las lenguas es entendida, o no entendida por el oyente. Por favor vea el siguiente cuadro, abajo.

Conclusión

Las dos categorías de lenguas son (a) las que se entienden (por traducción, si es necesario), y (b) las que no se entienden. Si los oyentes no entendían la lengua, y no había traducción disponible, entonces tales lenguas debían permanecer personales; es decir, eran para el uso exclusivo del hablante en oración privada con el Señor.

Comentarios

  • Si los discípulos «hablaban en lenguas» en Hechos 2:4, y eran galileos, ¿cómo habrían interpretado entonces «lo que el Espíritu les daba a entender»? ¿Tendrían entonces que esperar al lingüista apropiado antes de «dar expresión» a lo que no sabían? También, en Hechos 10:46 ellos (Cornelio y su familia) hablaron en lenguas-¿quién interpretó? Se dijo que «magnificaron a Dios», pero ¿en qué idioma? –  > Por Tau.
  • No hay DV para ti, ya que has tomado la iniciativa de «mirar» en lugar de «mirar en contra». Lo que estoy esperando ver aquí en estas respuestas es el CONTEXTO: en otras palabras, ¿de qué CONTEXTO está hablando Pablo cuando da su dictamen sobre las lenguas? Ciertamente contextualizamos su argumento sobre «una mujer guardando silencio, y toda sumisión» como no significando que una mujer NUNCA puede hablar en la iglesia. ¿Por qué no seguimos la discusión de Pablo acerca de un servicio de adoración público del domingo por la mañana, y no ‘blanquearlo para que signifique ‘en toda circunstancia’?(ver 1 Cor. 1:23) –  > Por Tau.
  • Quise decir 1 Cor. 14:23 :>} –  > Por Tau.
  • @user2479 – He hecho varias ediciones importantes en respuesta a tus comentarios. Gracias. –  > Por Joseph.
Pat Ferguson

Con dos excepciones, las palabras griegas vistas en Hechos 2:4-11; 1 Cor. 14:2-20, y traducidas al español como «lengua» o «lenguas», son formas del verbo griego ΓΛΩΣΣΑ (γλῶσσα, glosa). La implicación es que glosa se refiere a un dialecto regional o a una lengua hablada por alguien que no la ha aprendido de forma natural. Glossa no se refiere a la alabanza y la adoración extáticas (embelesadas) o a expresiones similares realizadas por muchos cristianos modernos.

Comentarios

  • ¿Le importaría indicar dónde están esas dos excepciones y qué palabra griega se utilizó en su lugar? Muchas gracias.  > Por jirehpryor.
  • @jirehpryor: Hechos 2:6, 8 tiene el sustantivo femenino sing. dat. διαλεκτω por «lengua» en la RV). –  > Por Pat Ferguson.
  • @jirehpryor: cp. P74 01 02 03 04 05 08 044 18 33 81 323 424 614 945 1175 1241 1505 1739S –  > Por Pat Ferguson.
Jas 3.1

Una nota sobre el método: Siempre debemos tener cuidado de no sacar un solo versículo de su contexto y desarrollar una doctrina basada en él. Para entender correctamente un texto, primero hay que leer cuidadosamente todo el texto (es decir, el libro de la Escritura), teniendo en cuenta la ocasión en que se escribió y siguiendo el flujo de pensamiento del autor. Sólo entonces podremos discernir el propósito del autor al escribir y asegurarnos de no abusar de sus palabras haciendo que una sola frase enseñe algo contrario a la intención del autor.

Lo que ocurre en Hechos 2: Lo que podemos deducir de este texto es que en Pentecostés el Espíritu habilitó sobrenaturalmente la comunicación entre personas de diferentes lenguas con el propósito de ministrar. (Aquí se utiliza la palabra «lenguas», que sólo se refiere a los idiomas, como señaló Pat Ferguson). No se nos dice si el don espiritual de «interpretación» también estaba en juego.

Lo que sucede en 1 Cor 14: Como cualquier buen comentario describirá, los corintios estaban en mal estado. Eran carnales, orgullosos, espiritualmente inmaduros,… la lista continúa. Pablo aborda en su carta una serie de problemas de este tipo y les insta a alcanzar la verdadera madurez espiritual: amar a sus hermanos. Vea aquí un breve resumen del flujo de pensamiento a través de los capítulos 12-14. El problema que Pablo aborda en 1 Cor. 14 es el caos en el servicio de la iglesia. Los corintios aparentemente estaban mostrando su «espiritualidad superior» al decir cosas incomprensibles en medio del servicio de la iglesia. Parece que estaban citando la «edificación personal» como su justificación. Pablo, como hace a lo largo de toda la carta, se dirige a su egoísmo e insensatez, y les prescribe un comportamiento sabio y amoroso.

Los versículos 2-4 forman parte de su explicación, muy paciente y amable, de por qué es precisamente ridículo hablar públicamente en lenguas incomprensibles. A la luz del contexto del libro en su conjunto, y del contexto inmediato, es prácticamente inconcebible que la intención de Pablo en 14:2-4 fuera detallar un nuevo don especial de «auto-servicio por el Espíritu» – el Espíritu que fue dado específicamente para el empoderamiento para el ministerio. (Los corintios ni siquiera estaban intentando ministrar a otros). Pablo estaba tratando de conducirlos en la dirección del amor (es decir, servir a los demás de manera abnegada) — no en la dirección de servirse a sí mismos. El consejo de Pablo se reduce a esto: si vas a manifestar tu espiritualidad hablando en idiomas que nadie entiende, hazlo en casa (a menos que alguien pueda interpretarlo), ¡porque aparte de Dios nadie puede entenderte! Sólo te haces ver como un maniático, y no haces nada para edificar el cuerpo.

Conclusión: A la luz de la ocasión de la carta y del flujo de pensamiento del autor a lo largo de la carta y del contexto inmediato, parece una muy mala idea ver en este versículo una «enseñanza» sobre un nuevo don especial de auto-servicio por el Espíritu. Parece más apropiado ver esto como parte de una reprimenda a una congregación egoísta y necia. Como tal, no debemos sacar ninguna conclusión basada en estos versos de que hay un «segundo don de lenguas» especial siendo enseñado aquí. Eso puede dejar al lector preguntándose si hay es un segundo don de lenguas — pero esa pregunta sería mejor tratada en un sitio de teología.

Comentarios

  • @user2479 Creo que usted podría estar confundiendo el aprecio de Pablo por el don espiritual de lenguas con el abuso egocéntrico de los corintios de ese don, con el cual Pablo claramente no estaba de acuerdo. –  > Por Jas 3.1.
  • @user2479 Si quieres que te ayude a entender mejor mi respuesta (o el texto) estaré encantado de sacar tiempo para hacerlo. Si sólo estás trolleando y quieres pelear conmigo no perderé más tiempo tratando de explicarte. –  > Por Jas 3.1.
  • @user2479 Yo no he dicho nada de «lenguas de ángeles», ni el OP, ni 1 Cor 14. Tampoco he dicho nada que «denigre» el don espiritual de lenguas. Pablo claramente creía en el don de lenguas, al igual que yo. Parece que estás molesto por algo que dije, pero no estoy seguro de qué exactamente. A decir verdad, estoy un poco sorprendido por su reacción a mi post, ya que habría pensado que todo lo que escribí sería bastante obvio al leer 1 Cor (como la mayoría de los comentarios han señalado.) Parece que o bien está trolleando, malinterpretando, o sesgado en contra de mi conclusión. –  > Por Jas 3.1.
  • @user2479 Como he dicho antes, si tienes algún interés en entender lo que he escrito o cómo yo (junto con la mayoría de los comentaristas) percibo los problemas en Corinto, estaría encantado de tomarme el tiempo para explicar más. Pero hasta ahora todo lo que me has dado es despotricar agitadamente. –  > Por Jas 3.1.
  • @user2479 He actualizado mi post para aclarar lo que quería decir. Espero que eso ayude. –  > Por Jas 3.1.