¿Las cuatro bestias de Apocalipsis 5:8-9 son seres humanos o ángeles?

Las cuatro bestias que se mencionan en Apocalipsis 5:8-9 estaban adorando al Cordero, «porque [Él] fue asesinado y los había redimido para Dios por [Su] sangre». ¿Son estas bestias seres humanos o ángeles?

Apocalipsis 5:8-9 (ESV): Y cuando tomó el rollo, los cuatro seres vivientes y los veinticuatro ancianos se postraron ante el Cordero, cada uno con un arpa y copas de oro llenas de incienso, que son las oraciones de los santos. Y entonaron un nuevo cántico, diciendo: «Digno eres de tomar el rollo y de abrir sus sellos, porque fuiste inmolado, y con tu sangre rescataste para Dios a personas de toda tribu, lengua, pueblo y nación, …»

R.b. Seivwright preguntó.

usuario2672

3 respuestas
Gina

La KJV traduce estas cuatro criaturas vivientes como «bestias», que es un significado dado en Strong’s, pero que no es el contexto de estas escrituras. Estos son de un oficio y naturaleza completamente diferentes a los de las bestias depredadoras de los capítulos 13 – 20. Estas son las criaturas vivientes que son los agentes de Dios, con las características de Dios como se describen en Ez. cap. 1, y se traducen correctamente así en el libro. 1, y se traducen correctamente así en la Traducción Literal de Young de los versículos anteriores.

Apocalipsis 4:6-7,

«y delante del trono [hay] un mar de vidrio como el cristal, y en medio del trono, y alrededor del trono, [hay] cuatro criaturas vivientes, llenas de ojos por delante y por detrás; 7 y la primera criatura viviente [es] como un león, y la segunda criatura viviente [es] como un becerro, y la tercera criatura viviente tiene la cara como un hombre, y la cuarta criatura viviente [es] como un águila volando». (YLT)

Compárese con la descripción de Ezequiel:

Ez. 1:5, 10;

«Y de en medio [hay] una semejanza de cuatro seres vivientes, y esta [es] su apariencia; una semejanza de hombre [es] para ellos», ….. «10 En cuanto a la semejanza de sus rostros, el rostro de un hombre, y el rostro de un león, hacia la derecha [son] para ellos cuatro, y el rostro de un buey a la izquierda [son] para ellos cuatro, y el rostro de un águila [son] para ellos cuatro.» (YLT)

Estos son los mismos que Ezequiel identifica como los querubines de Ez. 1:15, 20:

«15 Y los querubines se levantan, es [es] la criatura viviente que vi junto al río Chebar……20 Es [es] la criatura viviente que vi bajo el Dios de Israel junto al río Chebar, y sé que son querubines.» (YLT)

Isa. 6:2 los llama «serafines»:

«Encima estaban los serafines; cada uno tenía seis alas; con dos se cubría el rostro, y con dos se cubría los pies, y con dos volaba. 3 Y uno gritaba a otro, y decía: Santo, santo, santo, es el Señor de los ejércitos; toda la tierra está llena de su gloria.» (KJV)

Estos son los ardientes que simbolizan el juicio de Dios. La furia de Dios es el fuego (Ex. 3:2; Sal. 21:9; Nah. 1:6; Heb. 12:29), y estos tienen una llama ardiente descrita en Ez. 1:13 como carbones de fuego, y lámparas ardientes que suben y bajan por sus cuerpos. Isaías los ve con seis alas, mientras que Ezequiel ve cuatro alas y cuatro caras. Vuelan donde Dios quiere que vayan (Ez. 1:12, 20). Reparten carbones de fuego, que son los juicios de Dios (Is. 6:6; Ez. 10:2, 7)

«Y habló al hombre vestido de lino, y le dijo: Entra entre las ruedas, debajo del querubín, y llena tu mano de carbones de fuego de entre los querubines, y espárcelos sobre la ciudad. Y entró a mi vista». (RV, Ez. 10:2)

Están representados en el tabernáculo del desierto sobre el propiciatorio en el santo de los santos (Ex. 25: 18-20), que es una representación del trono de Dios.

«Y allí me reuniré contigo, y me comunicaré contigo desde arriba del propiciatorio, desde entre los dos querubines que están sobre el arca del testimonio, de todas las cosas que te daré por mandato a los hijos de Israel». (RV, Ex. 25:22)

Y volvemos a Gen. 3:24

«Expulsó, pues, al hombre; y puso al oriente del jardín del Edén querubines, y una espada flamígera que se volvía hacia todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida». (KJV)

Son guardianes, agentes/ángeles de Dios, llevando su carro en Ezequiel, y haciendo constantemente la voluntad del Todopoderoso.

Nihil Sine Deo

Hay diferentes palabras usadas para bestia

La que se utiliza aquí es zoon/ζῶον y es la misma palabra utilizada para describir los cuatro zoon-s en el capítulo anterior.

«la primera criatura viviente (zoon/ζῶον) como un león, la segunda criatura viviente como un buey, la tercera criatura viviente con cara de hombre, y la cuarta criatura viviente como un águila en vuelo». Apocalipsis 4:7 RVR

Parece ser que estos son los mismos que los del AT

«En cuanto a la semejanza de sus rostros, cada uno tenía un rostro humano. Los cuatro tenían cara de león en el lado derecho, los cuatro tenían cara de buey en el lado izquierdo, y los cuatro tenían cara de águila.» Ezequiel 1:10 RVR

Y el pasaje de Ezequiel entra en más detalles sobre estas bestias incluyendo que tenían alas

Parece que, basándose en las referencias cruzadas de múltiples pasajes y en las características comunes, estas cuatro bestias son «angélicas», para usar esa palabra, o parte de la hueste celestial, por decirlo de otra manera. No son humanos, no son ángeles en sí, pero definitivamente son del reino celestial.

MSW

Paz para ti.

Los 4 seres vivos son las palabras vivas («ángeles» …. o más bien «mensajeros») de las Escrituras. Las Escrituras inspiradas por Dios son vivas y benéficas y tienen 4 caras:

2 Timoteo 3:16-17 Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para (griego: «pros» que significa «hacia, frente, cara») la doctrina**, para («pros» : cara) reprender*, para («pros») la corrección, para («pros») la instrucción en la justicia, a fin de que el hombre de Dios sea completo, enteramente preparado para toda buena obra.

Cada uno tiene una «cara» como un buey para enseñar, etc.

Las Escrituras que son inspiradas por Dios (interpretadas por el Espíritu de Dios) traen vida a las Escrituras y a los que escuchan.

Esto es diferente a la interpretación «privada» de las Escrituras por los hombres de pensamiento carnal, que desvían las Escrituras para su propia destrucción y desvían a muchos del Camino de la rectitud….el camino estrecho que lleva a la vida en esta tierra.

Las personas también pueden ser mensajeros cuando son movidas por el Espíritu Santo para hablar de las Escrituras inspiradas por Dios a otros. Los hombres hablan las Escrituras inspiradas por Dios cuando son movidos por el Espíritu a hacerlo, en oposición a la interpretación privada de los hombres naturales que sólo ven el valor de la cara… la superficie… de las parábolas.

2 Pedro 1:19-21 RVR (19) Tenemos también una palabra profética más segura, a la cual hacéis bien en estar atentos, como a una luz que brilla en lugar oscuro, hasta que amanezca y surja el lucero del día en vuestros corazones: (20) Sabiendo primero esto, que ninguna profecía de la Escritura es de interpretación privada. (21) Porque la profecía no vino en los tiempos antiguos por voluntad de hombre sino que los santos hombres de Dios hablaron movidos por el Espíritu Santo.

Estos hombres que son movidos a hablar por el Espíritu Santo son los «hijos» puestos en medio de nosotros por el Señor.

Mateo 18:1-6 RVR (1) En aquel tiempo se acercaron los discípulos a Jesús, diciendo: ¿Quién es el mayor en el reino de los cielos? (2) Y Jesús llamó a un niño, y lo puso en medio de ellos, (3) y dijo: De cierto os digo que si no os convertís y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos. (4) Por tanto, el que se humille como este niño, ése es el mayor en el reino de los cielos.

Debemos ser encontrados recibiendo al «niño pequeño» enviado por Él para hablar sus palabras de vida y espíritu (las Escrituras inspiradas e interpretadas por Dios) a nuestros oídos. Al humillarnos, podremos entrar a entender las Escrituras.

(5) Y el que reciba a un niño como éste en mi nombre, me recibe a mí. (6) Pero el que ofenda a uno de estos pequeños que creen en mí, más le valdría que le colgaran al cuello una piedra de molino y que se ahogara en el fondo del mar.

Los que se opongan irán de mal en peor. No podrán entrar a entender y perseguirán a los que sí lo hagan.

2 Timoteo 3:12-17 RV (12) Sí, y todos los que vivan piadosamente en Cristo Jesús sufrirán persecución. (13) Pero los hombres malvados y los seductores irán de mal en peor, engañando y siendo engañados. (14) Bpero persevera en lo que has aprendido y te has asegurado, sabiendo de quién lo has aprendido;

Desde niño, Timoteo conocía las Sagradas Escrituras. Del mismo modo, aquellos que se vuelven humildes como un niño también conocerán las Sagradas Escrituras que nos hacen sabios para la salvación por medio de la fe en Cristo Jesús cuyo sacrificio nos redime. Debemos continuar en aquellas cosas que aprendemos y se nos ha asegurado que el Señor mismo nos enseña.

(15) Ay que desde niño has conocido las Sagradas Escrituras que pueden hacerte sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús. (16) Toda la Escritura es inspirada por Dios y es útil para enseñar, para reprender, para corregir y para instruir en la justicia: (17) a fin de que el hombre de Dios sea perfecto, enteramente preparado para toda buena obra.

Sólo a través del Cordero….por medio del sacrificio ….la sangre de nuestro Señor Jesús… podemos oír y entrar en la comprensión de las Escrituras.

Debemos guardar Su sacrificio (el Cordero) al escuchar Sus palabras vivas de espíritu (la interpretación celestial de las Escrituras al escucharlas a través del Espíritu…Aliento…enviado desde el Cielo). Las Escrituras «cantarán una nueva canción» a nuestros oídos oyentes y no la vieja y cansada «canción» de los clichés que oímos ser predicados por hombres naturales que no tienen entendimiento de ellos.

Apocalipsis 5:9 RVR (9) Y cantaron un cántico nuevo, diciendo: Digno eres de tomar el libro y de abrir sus sellos, porque tú fuiste inmolado, y con tu sangre nos has redimido para Dios de todo linaje, lengua, pueblo y nación;