¿Qué razones aportan los que rechazan el punto de vista de la JEPD sobre las Escrituras?

jchaffee preguntó.

El hipótesis documentalo visión JEPD de las Escrituras, afirma que el Pentateuco fue potencialmente recopilado a partir de cuatro fuentes diferentes: la jahwista, la elohistórica, la sacerdotal y la deuteronómica. Se niega ampliamente a priori por muchos cristianos.

¿Qué razonamiento señalan los que rechazan la JEPD (académico o teológico)?

2 respuestas
David Stratton

No creo que se trate de «limitar» a Dios. Creo que nunca he escuchado a nadie decir que la teoría es inválida porque «limita a Dios».

La razón principal para rechazar la visión es, para muchos, simplemente una cuestión del método tradicional de entender la Escritura, y sus orígenes.

Dicho de forma sencilla (quizás demasiado sencilla), es más probable que las personas que realmente vivieron en la antigüedad y vivieron los acontecimientos de esos tiempos tuvieran una mejor comprensión de esos tiempos y de los acontecimientos de esos tiempos que alguien que vivió cientos de años después.

Basándonos en ese razonamiento, es simplemente más plausible aceptar la visión tradicional de la autoría del Pentateuco que creer en una teoría derivada cientos de años después de los hechos.

Tanto si la tradición comenzó en la época de Moisés, con los que estuvieron realmente en el desierto con él, como si la autoría se le atribuyó posteriormente, el argumento sigue siendo que la autoría mosaica fue aceptada por los que estaban mucho más cerca en el tiempo de los hechos reales que los críticos posteriores.

Otra razón para rechazar la teoría incluye el hecho de que es sólo una de las muchas teorías. (Sé que no es la mejor fuente, pero Wikipedia tiene buena información al respecto)

Esto puede ser una mala base para la fe, pero en algún nivel es simplemente más fácil rechazar todas las teorías recientes que compiten y aferrarse a la tradición. (El nudo gordiano ).

A la hora de la verdad, para mí, si Moisés escribió los libros o no, no es lo más importante. Lo que es importante es si confío o no en que las Escrituras son realmente «inspiradas por Dios». Dado que Jesús mismo citó los libros de Moisés, está claro que los aceptó como Escritura. Eso es suficiente para mí, así que no me preocupan esas cuestiones.

Dando el siguiente paso, personalmente rechazo la teoría simplemente por las razones anteriores, pero no entraría en una discusión por ello. Rechazo la idea, pero acepto que podría estar equivocado, y que Dios podría fácilmente habernos dado exactamente la Biblia que quería darnos de cualquier manera que eligiera. Si me equivoco en cuanto a la autoría no importa realmente, así que no me preocupa, así que realmente no es un problema para mí, pero si me presionan diría que creo en la autoría mosaica.

Sospecho que muchos de los que rechazan la teoría lo hacen por las mismas razones.

Doug Webber

Una de las afirmaciones de la teoría JEPD es que el autor «jahwista» escribió pasajes en los que se usa Jehová, y el «elohista» escribió pasajes en los que se usa Elohim, y luego un redactor fusionó dos documentos separados en ciertas secciones de la Torá.

Mientras que esto puede ser ignorado por la mayoría de las iglesias cristianas que adoptan la posición de un solo autor para cada libro, la teoría es vista como improbable, simplista, o sólo parcialmente verdadera en la Nueva Iglesia, que se basa en las escrituras y las revelaciones dadas a Emanuel Swedenborg. La Nueva Iglesia considera que Moisés compuso gran parte de la Torá, pero también que ciertos pasajes se basaron en un libro anterior conocido como el libro de Jasher (véase Apocalipsis Reveladode Swedenborg, n. 11).

La teoría de la JEPD, que propone que pasajes jahwistas y elohistas separados se fusionaron, se considera un error porque los estudiosos de la JEPD pasaron por alto el hecho de que el autor o los autores de la Torá utilizaron una forma de paralelismo hebreo al estructurar las secciones en prosa de la Torá. El paralelismo hebreo es una forma de poesía más evidente en los Salmos, donde las líneas alternas se repiten de manera ligeramente diferente. En el paralelismo hebreo, es intencional tener líneas que se repiten en la poesía, y la teoría de la JEPD ha pasado por alto que el paralelismo hebreo también se utiliza en los pasajes en prosa de la Torá.

Antes de que la teoría JEPD fuera formulada en el siglo XIX, a mediados del siglo XVIII Swedenborg publicó una extensa obra de varios volúmenes, Arcanos Celestiales (también conocida como Arcana Coelestia) que explicaba el significado espiritual detrás del sentido literal del Génesis y el Éxodo. En la explicación, se muestra que los pasajes paralelos que alternan el uso de Jehová y Elohim no son accidentales, sino bastante intencionados. El significado espiritual oculto es que Jehová se utiliza para referirse al «amor divino», y Elohim se utiliza para referirse a la «verdad divina». Pasaje tras pasaje se alterna entre hablar del amor y de la verdad, pero esto no siempre es evidente en el sentido literal de las palabras.

Así, mientras que en la Nueva Iglesia la teoría de la JEPD respecto a los pasajes «jahwistas» y «elohistas» se considera que no reconoce el paralelismo hebreo en la Torá, esto no significa necesariamente que las teorías respecto a los pasajes «sacerdotales» y «deuteronomistas» se consideren incorrectas. En la Nueva Iglesia no se exige que ningún libro de la Escritura tenga un único autor – el único requisito para que una obra sea considerada divinamente inspirada es que las palabras literales tengan un significado espiritual superior o interno.