¿Cómo murió Judas?

De hecho, hay múltiples discrepancias entre estos dos versículos, ¿qué ocurrió realmente?

Mateo 27:5-8

5 Y arrojando las piezas de plata en el templo, se fue y se ahorcó.
6 Y los jefes de los sacerdotes tomaron las piezas de plata, y dijeron: No es lícito echarlas en el tesoro, porque es precio de sangre.
7 Y se asesoraron, y compraron con ellas el campo del alfarero, para enterrar a los extranjeros.
8 Por lo cual aquel campo fue llamado, El campo de la sangre, hasta hoy.

Ahora compara eso con lo que el libro de los Hechos dice sobre esto:

Hechos 1:18-19

18 Y este hombre compró un campo con la recompensa de la iniquidad; y cayendo de cabeza, se partió por la mitad, y todas sus entrañas brotaron.
19 Y fue conocido por todos los habitantes de Jerusalén, de modo que aquel campo se llama en su propia lengua Aceldama, es decir, Campo de sangre.

Si se leen estos dos pasajes con atención se notará que parecen discrepar en los siguientes puntos (paráfrasis mía):

  1. Mateo dice que Judas no utilizó el dinero en absoluto, sino que lo tiró por el suelo del templo (de hecho, los sacerdotes utilizaron el dinero para comprar un campo), pero Hechos dice que el propio Judas compró un campo con el dinero que «ganó» con su traición.
  2. Mateo dice que Judas murió ahorcado, pero Hechos dice que Judas murió «cayendo de cabeza» en medio del campo que compró y «se hizo pedazos», derramando sus entrañas.
  3. Mateo dice que el campo se llamaba ‘campo de sangre’ porque fue comprado con ‘dinero de sangre’, pero Hechos dice que el campo se llama ‘campo de sangre’ porque cuando Judas cayó y murió derramó sus tripas y su sangre sobre el campo.

Estas parecen ser dos historias completamente diferentes. ¿Cómo se pueden conciliar estos dos relatos diferentes?

sergeidave preguntó.

usuario208

Comentarios

  • Otra traducción de «colgado» es «estrangulado». El estrangulamiento era una forma común de suicidio en esos días, pero a menudo no «terminaba el trabajo», por lo que había una práctica en esos días de pararse al borde de un acantilado o pared y estrangularse a sí mismo para que una vez que se desmayara cayera en picada hacia su muerte. Todo el proceso se llamaría legítimamente «estrangularse a sí mismo» y podría ser fácilmente (mal) traducido al inglés como «hanging himself». –  > Por Jas 3.1.
  • @Jas3.1 Sería estupendo que proporcionaras algunas referencias para buscar la respuesta que propones –  > Por sergeidave.
7 respuestas
Dick Harfield

Los intentos de armonizar los dos relatos no deberían utilizar la técnica del salami para argumentar. Esto significa que todas las discrepancias deben abordarse en el mismo argumento, que además debe ser internamente coherente. Las discrepancias importantes son:

  1. Judas bajó el dinero en el Templo y los sacerdotes compraron el campo de sangre; O Judas, sin duda complacido por su repentina riqueza, fue él mismo y compró el campo de sangre (y claramente no era un suicida);
  2. Judas se suicidó, O Judas se cayó y murió (¿por desgracia?)

Propongo que a menos que ambos discrepancias puedan ser armonizadas, entonces no es satisfactorio intentar armonizar sólo una. En ese caso, debemos aceptar que al menos uno de los dos relatos es ficticio, y elegir uno, o reconocer que no sabemos cómo murió Judas.

También quiero evitar las suposiciones o especulaciones, en favor de la hermenéutica bíblica. Aunque es vagamente posible que cuando Judas se ahorcó se rompiera el cuello, se trata de un desenlace inusual; un desenlace aún más improbable sería que la consiguiente caída provocara que sus entrañas salieran a borbotones. En cualquier caso, ¿por qué cada autor informa sólo de la mitad de la historia, y ninguno de ellos informa de que el cuello de Judas se rompió?

Mi respuesta es que no sabemos cómo murió Judas: dos autores diferentes escribieron lo que pensaron que sería la muerte más repugnante posible, uno por suicidio y el otro de forma repugnante. El relato de Hechos 1:18, con los intestinos de Judas saliendo a borbotones, recuerda a Hechos 12:23, donde Herodes tuvo una muerte algo similar e igualmente satisfactoria.

Apoyo esto señalando que los estudiosos del Nuevo Testamento han demostrado que el Evangelio de Lucas se basó sustancialmente en el Evangelio de Marcos, lo que significa que este autor, que en realidad escribió de forma anónima, no sabía nada sobre la vida y la misión de Jesús aparte de lo que aprendió en Marcos. El prólogo del Evangelio de Lucas apoya esta afirmación, ya que dice que el Evangelio contiene lo que él y su comunidad seguramente creen y que esto les llegó de otras fuentes que debieron incluir testigos oculares. Ahora bien, si el autor de Lucas no sabía nada de Jesús más que lo que recogió del Evangelio de Marcos, entonces no podía saber de la solitaria muerte de un traidor. Del mismo modo, el Evangelio de Mateo se basó sustancialmente en el Evangelio de Marcos, conteniendo alrededor del 90% de los versículos de éste, y la misma necesidad de su autor anónimo de copiar cuidadosamente el material de esa fuente demuestra que no sabía nada sobre la vida y la misión de Jesús aparte de lo que se encontraba en Marcos. Su muerte de Judas fue un suicidio, pero (de ser cierto) un suicidio seguramente solitario, no presenciado por nadie que pudiera haber transmitido esta información.

John Shelby Spong, autor de Jesús para los no religiososseñala que Judas es una variante de Judá, y que en Génesis 37:26-27, fue Judá quien buscó dinero y recibió 20 piezas de plata; en Zacarías 11:14 el rey fue traicionado por 30 piezas de plata, que arrojó al templo al igual que Judas en Mateo; en 2 Sam 15:12-17:23 Ahitofel se ahorcó cuando se descubrió su traición al rey David, al igual que Judas en Mateo. El «campo de sangre», común a ambos relatos, también procede del Antiguo Testamento.

Soldarnal

I. Howard Marshall expone de forma concisa las opciones de armonización en su comentario:

Es muy posible que Mateo o Lucas simplemente informen de lo que se decía comúnmente en Jerusalén, y que no debamos armonizar los dos relatos. Si intentamos armonizarlos, surgen las siguientes posibilidades: (1). Judas se ahorcó (Mateo), pero la cuerda se rompió y su cuerpo se rompió por la caída (posiblemente cuando ya estaba muerto y empezaba a descomponerse); (2). Lo que los sacerdotes compraron con el dinero de Judas (Mat.) podría considerarse como su compra por su agencia (Hechos); (3). El campo comprado por los sacerdotes (Mat.) fue aquel en el que murió Judas (Hechos).

Marshall, I. H. (1980). Vol. 5: Hechos: Una introducción y comentario. Tyndale New Testament Commentaries (69). Downers Grove, IL: InterVarsity Press.

Los tres puntos de Marshall abordan las dos primeras diferencias que usted señala (si con éxito o no depende, supongo, del lector).

En cuanto a la tercera diferencia sobre el origen de los nombres, es posible que múltiples historias contribuyan a dar algún nombre o sobrenombre. Por ejemplo, es plausible que mi sobrino se llame tanto por mí como por su bisabuelo que comparte el mismo nombre. Sería igual de válido afirmar que se llama así por su tío que por su bisabuelo.

Asimismo, parece plausible, según la armonización de Marshall, que la gente de la época recordara que el dinero de la sangre y la muerte sangrienta de Judas estaban relacionados con este campo, por lo que pronto se le conoció como el Campo de la Sangre. Sería perfectamente válido que alguien preguntara cómo obtuvo el nombre y se le dijera que fue comprado con dinero de sangre.

Comentarios

  • Los puntos de @Soldarnal son persuasivos. Por favor, considere también que si Judas fuera un hombre obeso de más de 200 libras, y su «larga caída» colgando fuera de más de 5 pies, entonces se habría decapitado a sí mismo. Su cuerpo obeso, al caer «de cabeza» (o de arriba abajo), se reventaría al golpear el suelo. Por favor, haga clic aquí para una discusión histórica de esta eventualidad en la pena capital. –  > Por Joseph.
Niobius

(1). Judas se ahorcó (Mat.), pero la cuerda se rompió y su cuerpo se rompió por la caída (posiblemente cuando ya estaba muerto y comenzaba a descomponerse); (2). Lo que los sacerdotes compraron con el dinero de Judas (Mat.) podría considerarse como su compra por su agencia (Hechos); (3). El campo comprado por los sacerdotes (Mat.) fue aquel en el que murió Judas (Hechos).

-Marshall ofrece una posible reconciliación. Lo cual tiene sentido. Esto no demuestra que Mateo y Lucas tuvieran una comprensión diferente de los acontecimientos que rodearon la muerte de Judas. Sin embargo, sí demuestra que no necesariamente se contradicen entre sí.

Dustin Thomas

O es posible que Judas tuviera mucha ayuda para «colgarse». Si quieres colgar a una persona,, y asegurarte de que muera absolutamente, o muera en total desgracia, le cortas desde el cuello hasta el ombligo antes de patearlo por la cornisa. Cuando la cuerda se sacuda, sus intestinos estallarán y se derramarán por el suelo. Yo pensaría que los que conspiraron y pagaron a Judas no querrían que este cabo suelto anduviera por ahí. No es una exageración. Y tal vez como despecho o para cubrir sus huellas los sacerdotes del templo compraron el campo bajo el nombre de Judas,, o lo dedicaron a su nombre. Yo no llamaría a esto una contradicción. Incluso dos testigos del mismo incidente recordarán los detalles de manera diferente. La biblia contiene la palabra de Dios pero también contiene mucha historia, documentación de relatos de personas que vieron o escucharon incidentes específicos relacionados con Israel y esa línea de sangre.

Comentarios

  • Sería fácil para los que no presenciaron el asesinato, que luego pasaron por allí y vieron a un hombre colgado, decir casualmente «se colgó». –  > Por Dustin Thomas.
  • ¡Bienvenido a BH.SE! Por favor, haz el recorrido para hacerte una idea de cómo funciona el sitio. Especular sobre este asunto no ayuda a resolver el problema de las dos cuentas. Hay un par de respuestas excelentes en esta pregunta sobre el Campo del Alfarero que podrían resultarte valiosas. –  > Por enegue.
Betho’s

…καὶ e πρηνὴς hinchado γενόμενος que se volvió ἐλάκησεν reventado μέσος (el) medio…

…e hinchado que se volvió, reventó el medio…

…e hinchado que se ha vuelto, reventó la cintura…

πρηνὴς = hinchadoLlegamos a esta conclusión basándonos en tres factores:

  1. El verbo correspondiente πρηνὴς que aparece en la Vulgata de Sabiduría 4.1 es Inflado (es decir, hinchado / exagerado).

  2. Según la información indicada en el aparato crítico:(2) Una Tradición diferente está representada en la versión armenia y en la versión gregoriana antigua; Estas describen el final de Judas Así: «Estando hinchado, estalló en pedazos y todas sus entrañas brotaron». Lo que el griego puede haber sido de lo que este Rendering fue hecho problemático. Papías, que según la Tradición fue discípulo del apóstol Juan, describió la muerte de Judas con la palabra

  3. ¡Testimonio de Κώστας (KOSTAS)Donde dice que: siendo un hablante nativo de griego que está fuertemente involucrado en la lengua antigua, considero como altamente improbable – si no imposible – que «prenes» Alguna vez tuvo el significado o la connotación de sudar! …

ἐλάκησεν = reventar (significado de salir con ruido)

μέσος(o) significa, en griego tiene el significado principal del centro de un objeto, o de algo. Puede tener una connotación de «cintura» cuando se acompaña del verbo.

Hechos 1:18 Este hombre adquirió un campo del precio de la injusticia, y la hinchazón que hizo le rompió la cintura, y todas sus entrañas se derramaron..Mateo 27:5 …se sofocó. (que puede haber sido: se estranguló, se ahorcó, etc.)

Juan 13:29 «…ya que Judas estaba a cargo del dinero…»

Ahora bien, si Judas devolvió las monedas a los arciprestes, ¿cómo compró el campo con esta injusticia? ¿O es por ésta?

Injusticia que escribió:Juan 12:6 «…. No lo dijo por los pobres, sino porque era un ladrón y, trayendo la bolsa, robó lo que se echó en ella…»

user33515

Una explicación en la antigüedad fue que aunque Judas había intentado ahorcarse, el árbol se dobló y se rompió, por lo que sobrevivió, pero después se hinchó tanto por una enfermedad que le reventaron los intestinos, algo similar a lo que Josefo y Hechos (12:21-23) cuentan que le ocurrió a Herodes.

Teofilacto (s. XI) ofrece la explicación:

Judas empezó a recapacitar y se arrepintió, pero no fue un buen arrepentimiento. Juzgarse a sí mismo es bueno, pero ahorcarse es del demonio; porque Judas no pudo soportar la idea de los reproches que más tarde se acumularían sobre él y por eso huyó de esta vida, cuando en cambio debería haber llorado y reconciliarse con Aquel a quien había traicionado. Algunos dicen que Judas, en su codicia, creyó que él mismo podría ganar la plata traicionando a Cristo, sin que éste fuera realmente asesinado, ya que escaparía de los judíos como había hecho en muchas ocasiones. Pero cuando Judas vio que Jesús había sido condenado y ya sentenciado a muerte, se arrepintió de que el asunto no hubiera salido como él había planeado. En consecuencia, se ahorcó pensando en preceder a Jesús al hades y allí abogar por su propia salvación. Sin embargo, sabed que aunque puso el cuello en la soga y se colgó de un árbol, éste se dobló y sobrevivió, pues Dios quiso salvarle la vida, bien para que se arrepintiera, bien para darle ejemplo y avergonzarle. Dicen que más tarde Judas se hinchó tanto por la hidropesía que no pudo pasar por una abertura por la que podía pasar fácilmente un carro; y luego, cayendo de cara, se partió en dos, o se rompió, como dice Lucas en los Hechos de los Apóstoles.

La mayoría, sin embargo, parece haber pensado que lo que se describe en los Hechos se debió a que se le cortó el cuello o a que el cuerpo rompió el lazo y cayó y se rompió. Bede, por ejemplo, citando alguna otra fuente antigua no identificada, escribió

«El traidor, fuera de sí, encontró el castigo que bien merecía, a saber, que el nudo de la soga mató la garganta por la que había salido la palabra de la traición». También obtuvo el lugar de la muerte que merecía, pues «odiando tanto al cielo como a la tierra» (como si fuera a asociarse sólo con los espíritus del aire), había traicionado a muerte al Señor de los hombres y de los ángeles, y así «pereció en medio del aire», siguiendo el ejemplo de Ajitófel y Absalón, que procedieron contra el rey David. Para él, la propia muerte fue seguramente seguida de un final bien merecido, ya que sus entrañas, que habían concebido el malvado plan de la traición, cayeron desgarradas, y sus cavidades corporales quedaron expuestas al viento.

MSW

La paz.

El relato de Mateo sobre Judas es el acontecimiento histórico, mientras que el de Hechos está orientado hacia aquellos a los que Judas se ha convertido en «guía»… incluso hoy en día. Vienen a sacar al verdadero Jesús de la vida de muchos….even hoy.

El final de Judas fue el estrangulamiento….y el final de sus seguidores es también siempre la destrucción.

Debemos evitar las cosas «estranguladas»….evitando a ellos y a sus enseñanzas sin vida ya que van tras los pasos de Judas y encuentran el mismo final compartido: la destrucción como el «hijo de perdición».

Hechos 1:16 KJV (16) Varones hermanos, era necesario que se cumpliera esta Escritura que el Espíritu Santo, por boca de David, había dicho antes acerca de Judas, que fue guía de los que tomaron a Jesús.

Muchos están siguiendo los pasos de Judas en su comportamiento incluso hoy en día, ya que vienen a quitar a EL Jesús (el verdadero Jesús) de las vidas de muchos a los que están engañando con un «beso» de los labios aduladores.

Multitudes aún hoy en día están siguiendo el camino de Judas cuando «iba delante de ellos»… la multitud.

Vienen con un «beso» fingido…la adulación…para sacar al verdadero Jesús de nuestras vidas (el mantenimiento de Su sacrificio diario en nuestras vidas) para que Su vida eterna se extinga de muchas vidas que ellos están engañando. Por lo tanto, el «campo de sangre» como multitudes están pereciendo mortalmente de esta tierra bajo su «pastoreo».

Lucas 22:47-48 RVR (47) Y mientras aún hablaba he aquí una multitud, y el que se llamaba Judas, uno de los doce, iba delante de ellosy se acercó a Jesús para besarle. (48) Pero Jesús le dijo: Judas, ¿traicionas al Hijo del Hombre con un beso?

Muchos consideran («número») que los que vienen por el camino de Judas (siguiendo el ejemplo de Judas) son verdaderos apóstoles… verdaderamente enviados por Cristo. Aunque Judas fue elegido por Jesús, era un «diablo».

Hechos 1:17-18 KJV (17) Porque era contado con nosotros y había obtenido parte de este ministerio.

Lo siguiente en Hechos 1:18 habla de la falta de misericordia… la falta de compasión… de los que siguen a Judas. Jesús tuvo siempre compasión por la gente, pero a Judas no le importó porque era un ladrón.

Los que siguen a Judas se precipitan tras la recompensa de la iniquidad. Ellos compran un campo de sangre con la recompensa de la iniquidad como multitudes de personas se aprovechan (haciendo mercancía de ellos) y perecen bajo su dominio, ya que nunca escuchan la predicación de la Palabra de la Verdad … el evangelio de nuestra salvación en el aquí y ahora.

Ellos «se rompen en medio» y todas sus «entrañas brotan» …. es decir, no tienen piedad… ni misericordia, ni compasión… ya que todo ha salido de ellos mientras engañan a otros para conseguir dinero. No les importa ya que son «ladrones»… como a Judas no le importaba y era un ladrón.

(18) Este hombre compró un campo con la recompensa de la iniquidad; y cayendo de cabeza, se reventó en medio, y todas sus entrañas brotaron.

El «campo de sangre» es el «rebaño de la matanza», ya que muchos perecen ahora (pereciendo sin que la vida eterna de Jesús se manifieste en la carne mortal de sus congregaciones) bajo su «cuidado» como pastores de las iglesias.

Zacarías 11:4-5 RVR (4) Así ha dicho Jehová mi Dios; Apacienta el rebaño de la matanza;

Sus propios pastores no se apiadan de ellos = «se partió en dos, y todas sus entrañas brotaron».

No tienen compasión de los que están engañando mientras se enriquecen haciendo mercancía del rebaño.

En cambio, se regocijan. Curiosamente, «Judas» significa «que sea alabado» mientras alaban a Dios por sus riquezas: «bendito sea el Señor porque soy rico».

(5) cuyos poseedores los matan, y no se consideran culpables; y los que los venden dicen: «Bendito sea Yahveh, porque soy rico y sus propios pastores no se apiadan de ellos.

Los «hombres ricos» de Santiago 5 son también esos pastores regocijados (Bendito sea Yahveh, porque soy rico) que actualmente están «pastoreando» el rebaño de la matanza mientras la vida eterna del verdadero Jesús nunca se manifiesta en su carne mortal.

Los rebaños están muriendo sin escuchar la Palabra de la Verdad de sus maestros.

Ellos son el «rebaño de la matanza» hoy. Su carne mortal perece de esta tierra cuando Jesús vino a este mundo para salvar este mundo. Ellos compran el «campo de sangre» como muchos a los que están engañando y haciendo mercancía están pereciendo.

Santiago 5:1-6 RVR (1) Id ahora, ricos, llorad y aullad por vuestras miserias que os sobrevendrán. (2) Vuestras riquezas se han corrompido, y vuestros vestidos se han apolillado. (3) Vuestro oro y vuestra plata se han corrompido, y la herrumbre de ellos será testigo contra vosotros, y comerá vuestra carne como si fuera fuego. Habéis amontonado un tesoro para los últimos días. (4) He aquí que el jornal de los obreros que han segado vuestros campos, retenido de vosotros por fraude, clama; y los gritos de los que han segado han entrado en los oídos del Señor de Sabaoth.

Los pastores «ricos» se regocijan en sus actividades….nutriendo sus corazones….pero como en un «día de matanza» ya que las multitudes están muriendo sin la vida eterna de Jesús.

(5) Habéis vivido en el placer de la tierra, y habéis sido libertinos; habéis alimentado vuestros corazones, como en un día de matanza.

Ellos condenan y matan al Justo (Jesús) de la vida de muchos ya que su vida eterna no se está manifestando en la carne mortal de ninguno de los que ellos están engañando.

(6) Habéis condenado y matado al justo y él no os resiste.

Él… Su vida eterna que debemos compartir con Él… está siendo cortado de la tierra de los vivos.

En ningún lugar encontramos la manifestación de Su vida eterna en la carne mortal de nadie, ya que hay un engaño/guerra masiva de Satanás que se está librando contra Su pueblo.

Isaías 53:6-9 KJV (6) Todos nosotros, como ovejas, nos descarriamos; cada cual se apartó por su camino, y Jehová cargó sobre él la iniquidad de todos nosotros. (7) Fue oprimido y afligido, pero no abrió su boca: como cordero fue llevado al matadero, y como oveja delante de sus trasquiladores enmudeció, así no abrió su boca. (8) Fue sacado de la cárcel y del juicio: ¿y quién declarará su generación? porque fue cortado de la tierra de los vivos: por la transgresión de mi pueblo fue herido.

Él hace su tumba con los malvados y con los ricos en sus MUERTES….plural en hebreo….mientras las multitudes están siendo conducidas por el camino ancho a su destrucción mortal desde esta tierra por el plomo de los falsos profetas que están siguiendo los pasos de Judas.

(9) Y él hizo su tumba con los malvados y con los ricos en su muerte; porque no hizo violencia, ni hubo engaño en su boca.

Judas fue el «hijo de la perdición». Así como Judas se «estranguló» a sí mismo, su «fin» es también una destrucción compartida con Judas. Debemos evitar las cosas «estranguladas». Debemos evitarlas o compartir también su destrucción.

Su fin es la destrucción…tal como Judas nos mostró…. ya que se preocupan por las cosas terrenales (recibiendo un pago para satisfacer sus necesidades terrenales). Ellos están pastoreando el «rebaño de la matanza» ya que la vida eterna de Jesús no se está manifestando bajo su «cuidado» ya que el mantenimiento del sacrificio diario está siendo eliminado de sus congregaciones. Por lo tanto, son «enemigos de la cruz de Cristo».

Filipenses 3:17-21 (17) Hermanos, seguidme juntos, y fijaos en los que andan así como nos tenéis por ejemplo. (18) (Porque muchos andan, de los cuales os he hablado muchas veces, y ahora os lo digo aun llorando que son enemigos de la cruz de Cristo: (19) Cuyo fin es la destrucción cuyo Dios es su vientre, y cuya gloria está en su vergüenza, que se preocupan por las cosas terrenales).

Ellos no buscan que el Señor cambie nuestros cuerpos mortales humillados por el pecado para que sean semejantes a los suyos. Según la «obra»… el mantenimiento del sacrificio diario en nuestros cuerpos mortales…. Él puede someter todas las cosas a sí mismo.

(20) Porque nuestra conversación está en los cielos, desde donde también esperamos al Salvador, el Señor Jesucristo: (21) El cual transformará nuestro cuerpo vil, para que sea semejante a su cuerpo glorioso, según la obra por la cual puede incluso someter todas las cosas a sí mismo.

Debemos mantener su sacrificio diario (la poderosa obra de la cruz de Cristo) en nuestras vidas….llevando siempre en el cuerpo la muerte del Señor Jesús… para que la vida eterna también de Jesús se manifieste en nuestro cuerpo… en nuestra carne mortal exterior para que todos la vean.

Sin esta «obra» de la cruz de Cristo en nuestras vidas, perecemos.

2 Corintios 4:10-11 RVR (10) Llevando siempre en el cuerpo la muerte del Señor Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestro cuerpo. (11) Porque los que vivimos estamos siempre entregados a la muerte por causa de Jesús, para que también la vida de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal.

Si nos «dormimos» a la «obra», entonces los seguidores de Judas pueden venir a sacarlo de nuestras vidas para que su vida eterna nunca se manifieste… y perezcamos.

Su vida «se va»… se aleja de la vista en esta tierra por esas multitudes que están siguiendo los pasos de Judas… los maestros.

Mateo 26:24-25 RVR (24) El Hijo del Hombre va como está escrito de él pero ¡ay de aquel hombre por quien el Hijo del Hombre es entregado! a ese hombre le hubiera convenido no haber nacido. (25) Entonces Judas, el que le entregaba, respondió y dijo: Maestro, ¿soy yo? Él le dijo: Tú lo has dicho.

Nadie tiene su vida eterna en su compañía… el «campo de sangre»… con el «hijo de la destrucción». Su «morada» es desolada y ningún hombre habita en ella. Nosotros perecemos junto con ellos en sus iglesias sin que la vida eterna de Jesús se manifieste en nuestra carne mortal.

Hechos 1:19-20 RVR (19) Y fue conocido por todos los habitantes de Jerusalén, por lo que aquel campo se llama en su propia lengua, Aceldama, es decir, Tel campo de la sangre. (20) Porque está escrito en el libro de los Salmos Que su morada sea desolada, y que nadie habite en ella: y su obispado tome otro.

Si nos mantenemos despiertos a la guarda de Su sacrificio diario en nuestros cuerpos mortales («Me senté DIARIAMENTE con vosotros enseñando en el templo»…es decir, el templo del cuerpo mortal) , no pueden salir a engañarnos y sacar a Jesús de nuestras vidas.

Sin embargo, vienen con espadas (causando divisiones entre nosotros) y con bastones (es decir, con cruces….predicando otro Jesús y otro evangelio).

Mateo 26:55 KJV (55) En aquella misma hora dijo Jesús a las multitudes: ¿Habéis salido como contra un ladrón con espadas y palos para prenderme? Cada día me sentaba con vosotros enseñando en el templo, y no me prendisteis.

Judas vino con un «beso» fingido …labios halagadores….de un «amigo». Pero nosotros debemos saludarnos unos a otros con un beso santo.

Romanos 16:16-18 (16) Saludaos unos a otros con un beso santo. Las iglesias de Cristo os saludan.

Judas vino con multitudes (y todavía está) con «espadas» …. ya que causan divisiones entre nosotros. Debemos evitarlos porque son el «hijo de la perdición»….los que nos llevan a nuestra propia destrucción junto con ellos cuyo fin es la destrucción. Debemos evitar a los «estrangulados» ….los que siguen los pasos de Judas.

(17) Os ruego, hermanos, que os fijéis en los que causan divisiones y ofensas contrarias a la doctrina que habéis aprendido, y que los evitéis.

Su «beso» = buenas palabras y discursos justos.

(18) Fporque los tales no sirven a nuestro Señor Jesucristo, sino a su propio vientre, y con buenas palabras y bellas manifestaciones engañan el corazón de los simples.