¿Cuáles son los «actos justos» de los santos en Apocalipsis 19:8?

Steve preguntó.

En Apocalipsis 19:8algunos santos reciben lino fino y limpio por sus actos justos.

¿Qué caracteriza estos actos como justos? ¿Son simplemente buenas obras que cualquiera, incluso los no salvos, pueden hacer, y son justas como simplemente opuestas a las injustas? ¿Quizás son justos en cuanto a obedecer a Dios por fe?

Comentarios

  • Alimento para el pensamiento (de Robert Mounce, NICNT: Eerdmans, 1997): «Nótese que lo que fue dado a ella no fue el «lino fino» (como sugiere la NVI) sino el privilegio de vestirse con actos justos (la NRSV traduce, «a ella se le ha concedido vestirse con lino fino»). Los creyentes son creados para las buenas obras divinamente preparadas (Ef 2:10)». –  > Por Susan.
  • Más elementos de reflexión, el genitivo es subjetivo u objetivo, es decir, estamos hablando de actos justos ‘por’ los santos o ‘para’ los santos – hay mucha ambigüedad en la interpretación entre los dos, pero influiría en nuestra comprensión de lo que son estos actos justos. –  > Por Jonathan Chell.
  • Jonathan, así que esa ambigüedad es a propósito – para que reflexionemos sobre ambos. –  > Por Steve.
  • @Steve Yo sugeriría que sí, pero no dogmáticamente –  > Por Jonathan Chell.
6 respuestas
Joseph

Los «actos justos» son el resultado de la fe de uno, que son visibles para el ojo humano.

Es decir, el libro del Apocalipsis parece correlacionar la fe invisible (interior / que trabaja) con la fe visible (exterior / que trabaja). Esta última fe es entonces los «actos justos», que son la gloria visible – por lo tanto las vestimentas de las túnicas blancas en el cielo. Los siguientes ejemplos ilustrarán los diversos contrastes a este respecto de la «fe interior» y la «fe exterior».

Apocalipsis 1:2
…que daban testimonio de la palabra de Dios (fe interior) y del testimonio de Jesucristo (fe exterior)…

Apocalipsis 1:3
…bienaventurado el que lee y los que escuchan las palabras de la profecía (fe interior), y prestan atención a lo que en ella está escrito (fe exterior)…

Apocalipsis 1:9
…por la palabra de Dios (fe interior) y el testimonio de Jesucristo (fe exterior)…

Apocalipsis 2:26
…el que vence (fe interior) y el que guarda mis obras hasta el fin (fe exterior)…

Apocalipsis 3:3
…acuérdate de lo que has recibido y oído (fe interior); guárdalo y arrepiéntete (fe exterior)…

Apocalipsis 3:8
…has guardado mi palabra (fe interior) y no has negado mi nombre (fe exterior)…

Apocalipsis 6:9
…los que fueron muertos por la palabra de Dios (fe interior) y por el testimonio que mantuvieron (fe exterior)…

Apocalipsis 7:14
…estos son los que salen de la gran tribulación (fe exterior), y han lavado sus ropas (fe interior) y las han blanqueado en la sangre del cordero (fe interior)…

Apocalipsis 12:11
…lo vencieron por la sangre del cordero (fe interior) y por la palabra de su testimonio (fe interior), y no amaron su vida cuando se enfrentaron a la muerte (fe exterior)…

Apocalipsis 12:17
…el dragón se enfureció contra la mujer, y se fue a hacer la guerra contra el resto de sus hijos, que guardan los mandamientos de Dios (fe exterior) y se aferran al testimonio de Jesús (fe interior)…

Apocalipsis 14:12
…aquí está la perseverancia de los santos que guardan los mandamientos de Dios (fe exterior) y su fe en Jesús (fe interior)…

Apocalipsis 19:10
…yo soy consiervo tuyo y de tus hermanos que guardan el testimonio de Jesús (fe exterior); adoran a Dios. Porque el testimonio de Jesús es el espíritu de profecía (fe interior)…

Apocalipsis 20:4
…y vi las almas de los que habían sido decapitados por el testimonio de Jesús (fe exterior) y por la palabra de Dios (fe interior)…

Apocalipsis 22:9
…Yo soy consiervo tuyo y de tus hermanos los profetas (fe interior) y de los que hacen caso a las palabras de este libro (fe exterior). Adora a Dios (fe exterior).

Estos versículos proporcionan diferentes matices de contraste entre lo que es visible y lo que es invisible. Es decir, la fe interior impulsa la fe exterior, que se hace evidente a través de los «actos justos» (que son recompensados como las vestiduras blancas que se llevan en el cielo). Otro ejemplo más concreto a este respecto son las tres coronas mencionadas en el Nuevo Testamento. La Corona de la Vida es por la perseverancia en el sufrimiento (Ja 1:12 y Apocalipsis 2:10); la Corona de la Justicia es por vivir en la esperanza del regreso de Jesús (2 Tim 4:8); y la Corona de la Gloria es por el ejercicio desinteresado del propio don espiritual (1 Cor 9:17 y 1 Pe 5:2-4). Junto con la vestimenta blanca que se lleva en el cielo, cada corona parece ser la exterior manifestación externa que refleja lo que había en el interior. Es decir, el sufrimiento (para la Corona de la Vida), la vigilancia/espera (para la Corona de la Justicia) y el ejercicio desinteresado de los dones (para la Corona de la Gloria) son exteriores y visibles. Este vivir de adentro hacia afuera es lo que el Apóstol Pablo en Rom 1:17 parece llamar a vivir «de fe en fe» (es decir, la fe interior / invisible que tiene resultados exteriores / visibles en el exterior). Así, los justos vivirán por este nexo de «fe a fe» (Rom 1:17). En resumen, los «actos justos» son los frutos visibles, que en el cielo aparecerán como vestiduras blancas y coronas.

Alan Fuller

Creo que tienes razón sobre la fe.Los apóstoles preguntaron:

Joh 6:28 Entonces le dijeron: ¿Qué haremos para obrar las obras de Dios? Joh 6:29 Respondió Jesús y les dijo: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él ha enviado.

Pablo dijo:Rom 4:4 Ahora bien, al que obra, la recompensa no le es contada por gracia, sino por deuda. Rom 4:5 Pero al que no obra, sino que cree en el que justifica al impío, su fe le es contada por justicia.

Así que creo que la fe es los actos de justicia.

Sola Gratia

Se trata de una referencia a la enseñanza de Cristo a través de una parábola, sobre la «Fiesta de las Bodas» de Cristo y la Iglesia, su Esposa.

Mateo 22:1-14

Respondiendo Jesús, les habló de nuevo en parábolas, diciendo El reino de los cielos es semejante a un rey que hizo unas bodas para su hijo.1 Y envió a sus siervos a llamar a los que estaban invitados a las bodas; y no quisieron venir. Volvió a enviar a otros siervos, diciendo: Decid a los invitados: He aquí, he preparado mi cena; mis corderos y mis cebones han sido sacrificados, y todo está preparado; venid a las bodas. Pero ellos se desentendieron y se fueron, uno a su granja y otro a su mercancía. Y los demás echaron mano a sus siervos, y habiéndolos tratado con contumacia, los mataron. Pero cuando el rey se enteró, se enojó, y enviando sus ejércitos, destruyó a esos asesinos, y quemó su ciudad. Entonces dijo a sus siervos: El matrimonio está listo; pero los invitados no eran dignos. Id, pues, por los caminos, y cuantos encontréis llamad a las bodas. Y saliendo sus siervos por los caminos, reunieron a todos los que encontraron, tanto malos como buenos; y las bodas se llenaron llena de invitados. Y el rey entró a ver a los invitados: y vio allí a un hombre que no tenía puesto el traje de bodas. Y le dijo: Amigo, ¿cómo has entrado aquí sin traje de bodas?2 Pero él guardó silencio. Entonces el rey dijo a los mozos Atadle las manos y los pies y arrojadlo a las tinieblas exteriores; allí será el llanto y el crujir de dientes. Porque muchos son los llamados, pero pocos los elegidos.

Para mí, esto tiene un significado obvio. Sin el estado de gracia (un estado de ser justificado a través de la Nueva Alianza) nadie entra en el cielo. Todos son llamados al cielo, para ser santos. Pero sólo aquellos que reciben y dan fruto tienen el prerrequisito del «traje de bodas» – son admitidos en la Fiesta de la vida eterna. Especialmente a la luz de una referencia bastante clara al concepto en Isaías 61:10.

Apocalipsis 19:6-9

Y oí como la voz de una gran multitud, y como la voz de muchas aguas, y como la voz de grandes truenos, que decían: Aleluya; porque el Señor nuestro Dios Todopoderoso ha reinado. Alegrémonos y regocijémonos, y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero,1 y su esposa se ha preparado. Y se le ha concedido que se vista de lino fino, reluciente y blanco. Porque el lino fino son las justificaciones de los santos. Y me dijo: Escribe: Bienaventurados los que son llamados a la cena de las bodas del Cordero. …

Obsérvese la traducción de San Jerónimo de la palabra griega como justificationes-‘justificaciones’. Se trata de una traducción servilmente literal de una palabra difícil. Parece significar simplemente sus ‘justicias’-sus estados justificados.

1 Mateo 3:17; Juan 1:29

2 Apocalipsis 21:27

Julie

Todos los versos citados en la NASB

Basado en Isaías 61:10

Me alegraré mucho en el SEÑOR, mi alma se regocijará en mi Dios porque me ha vestido con ropas de salvación, me ha envuelto con un manto de justiciacomo un novio se adorna con una guirnalda, y como una novia se adorna con sus joyas.

y Zacarías 3:4

Habló y dijo a los que estaban delante de él: «Quitadle las vestiduras sucias». De nuevo le dijo: «Mira, he quitado de ti tu iniquidad y te vestiré con ropas de fiesta

parece que Dios es el que viste a los santos con los trajes de boda necesarios. Creo que la mejor manera de reconciliar el concepto de la novia preparándose en Apocalipsis 19:7-8

Gocémonos y alegrémonos y démosle la gloria, porque las bodas del Cordero han llegado y su novia se ha preparado. Le fue dado vestirse de lino fino, brillante y limpio; porque el lino fino son las acciones justas de los santos

con los versos del antiguo testamento que muestran al Señor haciendo la vestimenta es a través de Juan 6:28-29.

Por eso le dijeron: «¿Qué haremos para que podamos realizar las obras de Dios?». Respondió Jesús y les dijo «Esta es la obra de Dios, que creáis en el que Él ha enviado.

Por lo tanto, creo que su última sugerencia es la conclusión correcta, que los actos justos de los santos es su fe en Cristo.

Además, el contexto de Mateo 22la parábola de las bodas, es similar a las parábolas de Mateo 13 de la Cizaña entre el Trigo (versículos 24-30 y 36-43), la Semilla de Mostaza (versículos 31-32), la Levadura (versículos 33-35) y la Red (versículos 47-52).

Cada una comienza con «El Reino de los cielos puede compararse a…» o «El Reino de los cielos es como…». El tema general de estas parábolas es que el enemigo ha sembrado hijos del maligno en el reino de Dios, que el Señor ha dejado permanecer para que los hijos del reino no sean desarraigados. (Mateo 13:29 y 13:38-39)

Aunque un hijo del maligno puede no distinguirse de un hijo del reino por las apariencias externas, los creyentes están sellados con el Espíritu Santo, como se ve en Efesios 1:13:

En él, vosotros también, después de escuchar el mensaje de la verdad, el evangelio de vuestra salvación, habiendo creído también, fuisteis sellados en él con el Espíritu Santo de la promesa.

Sabemos por 1 Pedro 4:14 que el Espíritu Santo es el Espíritu de gloria y de Dios. Ahora, mantén esto sólo por un minuto, mientras tienes un pensamiento más. Filipenses 2:6-8 dice sobre Cristo Jesús:

el cual, existiendo en forma de Dios, no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, sino que se despojó a sí mismo, tomando la forma de siervo y haciéndose semejante a los hombres. Siendo encontrado en apariencia como un hombre…

Según Strong’s, la palabra «vaciado» viene de «kenoo», que significa «hacer vacío, anular». Sin embargo, durante la transfiguraciónJesús fue visto como glorificado. Mateo 17:2 dice:

Y se transfiguró delante de ellos; y su rostro resplandeció como el sol, y sus vestidos se volvieron blancos como la luz.

y Marcos 9:2-3 dice:

Y se transfiguró delante de ellos; y sus vestidos se volvieron resplandecientes y sumamente blancos, como ningún lavandero en la tierra puede blanquearlos.

A la luz de todo esto, ya que los creyentes están sellados con el Espíritu Santo, el Espíritu de Gloria, creo que el Espíritu Santo puede constituir las vestiduras de boda de los santos.

Esto sería apoyado por la Parábola de las Diez Vírgenes en Mateo 25, que se parece mucho a la Parábola de la Fiesta de las Bodas. Todas las vírgenes tomaron sus lámparas, pero las insensatas no tenían aceite para encender sus lámparas. (versos 3-4 y 9) El verso 10 dice:

Y mientras ellas iban a hacer la compra, llegó el novio, y las que estaban preparadas entraron con él al banquete de bodas; y se cerró la puerta.

Comentarios

  • «Porque el lino fino son las acciones justas de los santos». Un punto para esa frase. –  > Por Constantthin.
  • Julie, estás uniendo versos que tienen la misma palabra o palabras, pero no están hablando todos de lo mismo. Pasar de los actos justos de los santos a la vestimenta del Espíritu Santo es desconcertante. Por supuesto, los actos justos pueden ser iniciados o potenciados por el Espíritu, pero siguen siendo actos que los santos realizan. Usted y yo estamos de acuerdo: los actos se basan en la fe. –  > Por Steve.
  • @Constantthin Ese verso está en el OP 🙂 –  > Por Steve.
Krissy Rae

La justicia es la justicia de Jesús que recibimos por fe cuando creímos en las palabras terminadas de la cruz, nuestra fe es contada como justicia, no podemos ir delante de Dios sin la justicia de Jesucristo, nuestra propia justicia es como trapos de inmundicia para Dios, recibimos el manto de justicia cuando creímos por primera vez y fuimos sellados con el Espíritu Santo de la Promesa.

Comentarios

  • ¿Puede usted traer referencias, argumentos lingüísticos o versos afines que apoyen su posición? El verso menciona «actos». El OP pregunta sobre estos actos. Su respuesta no dice cuáles son estos actos. La fe por sí misma no es usualmente referida como un «acto», así que ¿cómo puedes estar seguro de que esto es lo que el versículo quiere decir? –  > Por Abu Munir Ibn Ibrahim.
Rev.Matt

Si la gracia obra hacia la justicia (salvación) para los pecadores, la misma gracia debería obrar para los santos hacia la obra justa. Una vez que somos salvados, debemos enfocarnos más en las buenas obras (que es un acto de fe)

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios
— Efesios 2:8 (RV)

Comentarios

  • Parte de la información contenida en este post requiere referencias adicionales. Por favor, edite para añadir citas de fuentes fiables que apoyen las afirmaciones hechas aquí. –  > Por Dɑvïd.