En Juan 13:8, ¿qué significa la frase «no tienes parte conmigo»?

collen ndhlovu preguntó.

En Juan 13:8 está escrito

8 Pedro le dijo: Nunca me lavarás los pies. Jesús le respondió: Si no te lavo no tienes parte conmigo KJV, 1769

Ηʹ λέγει αὐτῷ Πέτρος Οὐ μὴ νίψῃς τοὺς πόδας μου εἰς τὸν αἰῶνα ἀπεκρίθη αὐτῷ ὁ Ἰησοῦς Ἐὰν μὴ νίψω σε οὐκ ἔχεις μέρος μετ᾽ ἐμοῦ TR, 1550

Se refería Jesús al oficio apostólico o a la salvación cuando le dijo a Pedro «no tienes parte conmigo»? Cómo podemos entender el texto anterior?

5 respuestas

La frase griega es ουκ εχεις μερος μετ εμου. Puede significar porción de algo, como en castellano, pero se usa aquí y en otras partes de los Evangelios en el sentido de pertenencia:

Mateo 24:50-51

El señor de ese siervo vendrá en un día en que no lo busque, y en una hora que no conozca, y lo separará, y le asignará su porción con los hipócritas; allí será el llanto y el crujir de dientes.

Lucas 12:46

El señor de ese siervo vendrá en el día en que no lo busque, y a la hora en que no se dé cuenta, y lo despedazará, y le asignará su parte con los infieles.

Creo que se podría interpretar aquí como que Pedro no tendría parte como miembro de los discípulos de Jesús (los Apóstoles), así como que al mismo tiempo no tendría comunión con Jesús personalmente (lo que la mayoría de las teologías equipararían a la pérdida de la salvación). Cristo no está reprendiendo a Pedro por fallar en algo que sólo un Apóstol debe hacer (es decir, mostrar obediencia), por lo que no creo que se refiera sólo a algo como expulsar a Pedro del grupo de los Apóstoles.

usuario15733

Tau

El pasaje en su contexto

Para entender este pasaje, hay que entender «en Contexto» los comentarios de Jesús, y no sacar una frase concreta que por sí sola parece ambigua.

Jesús se reunía con sus discípulos. Estos fueron los que dejaron todo y le siguieron desde el principio de su ministerio. En Juan 13, estaban reunidos para comer la Pascua, y también para recibir sus últimas instrucciones antes de Su Crucifixión. Pedro fue bendecido,

«Y respondiendo Jesús, le dijo: Bendito eres tú, SimónBarjona, porque no te lo ha revelado carne ni sangre, sino mi Padre que está en los cielos.«(Mateo 16:17)

también se le dio preeminencia,

Y yo también te digo que tú eres Pedro, y sobre esta piedra edificaré mi iglesia; y las puertas del infierno no prevalecerán contra ella.(vs 18)

por lo que la idea de que él había caído de alguna manera, o que estaba en peligro de caer de la gracia debido a una falsa percepción de lo que Jesús estaba diciendo es ridícula.

El Señor prefiere sus comentarios diciendo,

«Respondió Jesús y le dijo: Lo que yo hago, tú no lo sabes ahora; pero lo sabrás después».«(vs 7)

La respuesta de Pedro traicionó su incomprensión en el versículo 8, cuando el Señor respondió con

«Si no te lavo, no tienes parte conmigo».(vs 8), Pedro inmediatamente se va al extremo opuesto y dice,

«Señor, no sólo mis pies, sino también mis manos y mi cabeza(vs 9)

Entonces el Señor tiene que corregirle de nuevo,

«Jesús le dijo: El que está lavado no necesita más que lavarse los pies, sino que está limpio de todo; y vosotros estáis limpios, pero no de todo.(vs. 10)

Jesús entonces explica el significado a sus discípulos,

Si yo, vuestro Señor y Maestro, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros.(vs 14)

Está modelando el liderazgo de servicio, una lección que Pedro entendió más tarde en su ministerio;

No como señores de la herencia de Dios, sino como ejemplos del rebaño.(1 Pedro 5:3)

Jesús estaba demostrando un estilo de liderazgo que al principio ofendió a Pedro; estaba haciendo una tarea de siervo, que era el lavado de pies. La acción no le quitaba autoridad a Jesús, dijo,

«Vosotros me llamáis Maestro y Señor, y decís bien, porque lo soy.«(Juan 13:13)

Pero al lavar los pies de sus discípulos, les estaba diciendo: «Así es como quiero que demostréis vuestra autoridad», no luchando por la posición y el reconocimiento, sino sirviendo a los que están bajo vuestro cuidado.

Resumen

Jesús está amonestando suavemente a Pedro por no entender la lección objetiva que está demostrando. La salvación de Pedro nunca estuvo en peligro, sino que se está utilizando una «oportunidad de enseñanza» para revelar una importante lección sobre el liderazgo de servicio.

Comentarios

  • ¿Cómo puedes mantener que «la salvación de Pedro nunca estuvo en peligro», a menos que la salvación se defina como una especie de estado en el que uno no tiene parte en Cristo? – usuario15733
  • @TheNonTheologian Te estás perdiendo el contexto. Jesús ya había dicho a sus discípulos «Que vosotros, los que me habéis seguido, en la regeneración, cuando el Hijo del Hombre se siente en el trono de su gloria, también os sentaréis sobre doce tronos, para juzgar a las doce tribus de Israel». Eso incluía a Pedro. Es una declaración SI:ENTONCES, ‘Si Pedro, continúas sin dejarme lavar tus pies, ENTONCES no tendrás parte de mí. La siguiente respuesta de Pedro traicionó su falta de entendimiento: no iba a ‘perderse’ al Señor. El Señor entonces tuvo que explicarles a todos lo que significaba. –  > Por Tau.
  • La Escritura es más que una colección de silogismos. Judas era uno de los destinatarios de Jesús en la Escritura que has citado. – usuario15733
  • @TheNonTheologian Ignoré deliberadamente la conexión «Judas» porque aunque el Señor le lavó los pies también, no le benefició. Judas nos lleva por otro camino, que es importante, pero fuera del interés del OP. Por eso lo ignoré. –  > Por Tau.
  • Es un principio de larga data para mí no DV o comentar una respuesta a una pregunta que también he respondido, en caso de un posible conflicto de intereses. Sin embargo, @Tau, me has dado licencia para comentar (aunque no haré DV): No veo cómo esta respuesta aborda la cuestión de lo que significa «no tienes parte conmigo». Has hablado del contexto y nos has dado una opinión teológica de lo que significa ese contexto, pero aparentemente sin decirnos qué significa la frase en cuestión. ¿Sabe usted? –  > Por Dick Harfield.

El Talmud dice,1

Todo Israel tiene una porción en el mundo venidero.
כל ישראל יש להם חלק לעולם הבא

La palabra hebrea חֵלֶק (ḥēleq) también aparece con frecuencia en el Tanaj hebreo, a menudo traducido por una declinación del sustantivo griego μερὶς. Aunque en realidad es el sustantivo μέρος el que aparece en Juan 13:8, LSJ señala lo siguiente en su entrada para el sustantivo μερὶς:

III. = μέρος IV. 3, «εἰς ἀρετῆς μερίδα τὸ ψεύσασθαι τιθέμενος» Id.Mar.29; «χρυσὸν ἐν οὐδενὸς μερίδι ποιήσασθαι» Paus.10.28.4.

De ahí que cuando el Señor Jesucristo le dijo al apóstol Pedro: «Ἐὰν μὴ νίψω σε οὐκ ἔχεις μέρος μετ᾽ ἐμοῦ»-«Ιsi no te lavo, no tienes parte conmigo», se refería a la porción que compartirían juntos en el mundo venidero, pues todos los que han sido lavados y creen en Cristo están «en él», es decir, en comunión con él, y asimismo, son «coherederos con Cristo.»2

Para responder a la pregunta original, el Señor Jesucristo se refería principalmente a la salvación, pues si no lavaba a Pedro, éste no compartiría una porción en el mundo venidero con el Señor Jesucristo. El oficio del obispo (ἡ ἐπισκοπή) existe independientemente de la virtud de quien lo ejerce.3


Notas a pie de página

1 Talmud de Babilonia, Seder Nezikin, Tractate Sanhedrin, Capítulo 11, Folio 90a, Gemara
2 Rom. 8:17: «συγκληρονόμοι…Χριστοῦ». También es digno de mención que la palabra griega κλῆρος («herencia») también aparece a menudo junto con μερὶς en los LXX; cp. Deu. 10:9, 12:12, 14:27, etc.
3 cp. Hechos 1:20

usuario862

Dick Harfield

La mayoría de los comentarios teológicos son algo ambiguos en cuanto a lo que Jesús quiso decir con sus palabras, que parecen sorprendentemente duras para venir de Jesús, pero Comentario de Matthew Poole expresa claramente la opinión de que Jesús estaba diciendo

que si no lo lavaba, no tenía parte con él; es decir, nunca se salvaría (Énfasis mío).

Esto plantea la cuestión de por qué Jesús sería tan implacable con una falta menor por parte de Pedro, cuando al menos las intenciones de éste parecen haber sido buenas. Creo que la respuesta está en la investigación realizada por la respetada académica Elaine Pagels. Pagels dice en Más allá de la creenciapágina 70, que ella discierne a lo largo del Evangelio de Juan un claro sesgo contra Pedro. No hay una crítica directa a Pedro, pero, por ejemplo, Pedro sale frecuentemente malparado en comparación con el «discípulo al que Jesús amaba», hasta el punto de que el Evangelio termina con Pedro preguntando inquisitivamente a Jesús por qué el discípulo fue favorecido sobre él, y Jesús responde preguntando a Pedro qué es lo que le importa:

Juan 21:21-22: Viéndole Pedro, dice a Jesús: Señor, ¿y qué hará éste? Jesús le dice: Si quiero que se quede hasta que yo venga, ¿qué te importa? sígueme.

Estoy de acuerdo con Pagels en que parece haber un sesgo autoral contra Pedro en este Evangelio, de modo que la advertencia a Pedro (Juan 13:8) es probablemente una inserción autoral que pretendía ser una crítica velada a Pedro. Es posible que el autor del Evangelio de Juan se preocupara de que, en el momento de escribirlo, Pedro se hubiera convertido en objeto de una veneración excesiva. Si el autor pretendía corregir esto, podemos decir que tuvo éxito, ya que ahora se reconoce que Pedro, aunque era el líder de los apóstoles, era humano y tenía sus defectos como cualquier otro.

Comentarios

  • Dick, tenía curiosidad: ¿Pagels hace un caso similar para un género en el Evangelio de Juan para restar importancia a «Tomás el incrédulo» también? –  > Por Joseph.
  • Hola @Joseph No estoy seguro de lo que quieres decir con «restar importancia». Pagels tiene una reputación segura en la comunidad académica, ya que ha recibido el premio Howard T. Behrman por sus logros distinguidos en el campo de las humanidades de la Universidad de Princeton, donde es profesora de religión de la Fundación Harrington Spear Paine. Por lo demás, en respuesta a su pregunta, ella concluye que «Tomás el incrédulo» es una construcción autoral en el Evangelio de Juan. Tomás no aparece mucho en los otros evangelios, pero Pedro sí aparece en ellos sin la negatividad que encontramos en Juan. –  > Por Dick Harfield.
  • Dick, tengo sus libros, así que sé quién es. (Sus estudios sobre el gnosticismo son notables.) Sólo tenía curiosidad por saber cómo entendía ella a Tomás como una invención (y, por tanto, discípulo inexistente). –  > Por Joseph.
  • (+1) Esta es una respuesta útil, y sería bueno que los usuarios que la voten negativamente den realmente sus razones para hacerlo. –  > Por Steve Taylor.
  • @Tau Por favor, relee mi respuesta y ten en cuenta que no se basa realmente en la crítica de las fuentes, pero sí utiliza el método histórico-crítico. Manfred Oeming dice en Hermenéutica bíblica contemporáneapágina 31, «La interpretación académica de la Biblia es casi sinónimo de interpretación histórico-crítica». Nuestro sitio, Hermenéutica Bíblica, está en gran medida comprometido con el estudio académico de la Biblia, por lo que mi respuesta debería ser útil (incluso cito a un académico ampliamente respetado), incluso si usted prefiere (y podría elegir escribir) una respuesta diferente. –  > Por Dick Harfield.
enegue

Yo traduciría Juan 13:8 así

La palabra μέρος (G3313 de Strong – meros) se refiere a una porción de un todo que se distribuye/comparte/reparte. Se utiliza en relación con los distritos administrativos/geográficos (Mateo 2:22, 15:21, 16:13, Marcos 8:10), la herencia (Mateo 24:51, Lucas 12:46, Lucas 15:12), la distribución de la ropa de Jesús por los soldados en su crucifixión (Juan 19:23), etc.

El escritor del Evangelio de Lucas completa los detalles que faltan para nosotros:

La parte/lote/distribución de los apóstoles

28 Vosotros sois los que habéis permanecido conmigo en mis tentaciones. 29 Y yo os asigno un reino, como mi Padre me lo ha asignado a mí; 30 Para que comáis y bebáis a mi mesa en mi reino, y os sentéis en tronos para juzgar a las doce tribus de Israel.
— Lucas 22:28-30 (RV)

Si Pedro no pudiera ejercer la gracia necesaria para acomodarse al acto de humildad de Jesús, entonces no habría lugar para él en la mesa de Jesús, ni trono en el que sentarse a gobernar las doce tribus de Israel en el reino de Jesús.

Comentarios

  • Esa es una conclusión muy interesante… ¿entonces el autor de Juan dio este detalle en su relato con la intención de que se entendiera a la luz de los comentarios hechos en Lucas o en otros textos? Y por eso cuando Jesús dice «ninguna parte conmigo «, yo pretende ser una metáfora de las cosas que Jesús les daría más tarde… –  > Por Steve Taylor.
  • @SteveTaylor ¿Estás sugiriendo que Juan debería escribir todos esos libros que menciona que serían necesarios para registrar todas las cosas que hizo Jesús? No. Él escribió lo que fue movido por el Espíritu a escribir, el autor del Evangelio de Lucas hizo lo mismo, y somos los más sabios por sus esfuerzos. –  > Por enegue.
  • Ahora hay una excusa muy útil para ignorar las cuestiones de la intención del autor. ¿Así que el texto no está destinado a los destinatarios originales, y sólo los que muchos decenios después sostienen ambos textos uno al lado del otro lo interpretan correctamente? Creo que, en realidad, encontrará que el autor del Evangelio de Lucas escribió «un relato ordenado» para que el destinatario pudiera tener certeza sobre las cosas que se le habían enseñado (1:3). El texto es inspirado por Dios, al igual que muchos otros textos cuidadosamente estructurados como Proverbios, Levítico, Eclesiastés… La intención del autor es un aspecto crítico de la hermenéutica. –  > Por Steve Taylor.
  • @SteveTaylor Lo tienes todo bien atado, Steve. Ignora mi respuesta. No es para ti. –  > Por enegue.
  • (-1) por ignorar la intención autoral y dar una explicación limitada a la reinterpretación de las palabras de Jesús. –  > Por Steve Taylor.