En Romanos 11:19, ¿por qué tuvieron que ser cortadas las ramas judías para que los gentiles se salvaran?

Rumiador preguntó.

RV Romanos 11:19 Dirás entonces, Las ramas fueron quebradas, para que yo fuera injertado.

Una gran parte de la teodicea de Pablo en Romanos 9-11 es la noción de que era una parte esencial de la salvación de los gentiles que los judíos no obtuvieran la justicia de Dios.

Entonces, ¿cómo se convirtió la «expulsión» de los judíos en la «reconciliación del mundo»?

RV Romanos 11:15 Porque si la expulsión de ellos es la reconciliación del mundo¿qué será el recibirlos, sino la vida de entre los muertos?

Comentarios

  • Buena pregunta +1 –  > Por alb.
  • ¿Estás preguntando si los judíos tuvieron que caer para que los gentiles fueran injertados? Porque la respuesta es un no rotundo. «Entonces pregunto, ¿acaso tropezaron para que cayeran? ¡DE NINGÚN MODO! Más bien, a través de su transgresión, la salvación ha llegado a los gentiles, para dar celos a Israel»<< Romanos 11:11 RVR ellos tropezaron, pero no era necesario que también cayeran o fueran removidos del olivo. Ellos terminaron así por su incredulidad v20. A menos que no creas en el libre albedrío entonces no tiene sentido para mí que preguntes si los judíos tenían que ser separados. Podían haber permanecido dentro por la fe. –  > Por Nihil Sine Deo.
  • El punto de Pablo en Romanos 9-11 es que el liderazgo judío y el pueblo de Jerusalén, excepto un remanente elegido fueron cegados por Dios para que no creyeran y se salvaran, para que los gentiles pudieran ser recibidos. Por favor, vea mi respuesta a continuación y el «derecho de preferencia». –  > Por Rumiador.
9 respuestas
fil-al-sofía

Introducción

Estoy de acuerdo con algunas partes de las otras respuestas (puedo entrar en detalle en los comentarios sobre esto si quieres), pero tengo algunas cosas que añadir al respecto.

Empiezo con la idea de que tienes una pregunta en mente en dos formas, que son: a) ¿por qué tuvieron que ser cortados los judíos para que los gentiles se salvaran? y b) ¿cómo se convirtió la «expulsión» de los judíos en la «reconciliación del mundo»? Asumo que ya sabes que «el mundo» en la pregunta B se refiere a los gentiles en la pregunta A. Si necesitas otra edición de esta respuesta para explicar cómo es lo anterior, me gustaría sugerir que dejes un comentario abajo.

Ahora, empecemos de verdad.

Discusión sobre las Fuentes/Versos

Romanos 11:11-21 RVR

11 Digo, pues: ¿Han tropezado para caer? Dios no lo quiera; antes bien, por la caída de ellos ha venido la salvación a los gentiles, para provocarlos a celos.

12 Y si la caída de ellos es la riqueza del mundo, y la disminución de ellos la riqueza de los gentiles, ¿cuánto más su plenitud?

13 Porque a vosotros, gentiles, os hablo, ya que soy el apóstol de los gentiles, y magnifico mi oficio:

14 por si de algún modo pudiera provocar a emulación a los que son de mi carne, y pudiera salvar a algunos de ellos.

15 Porque si la expulsión de ellos es la reconciliación del mundo, ¿qué será el recibirlos, sino la vida de entre los muertos?

16 Porque si las primicias son santas, también lo es la masa; y si la raíz es santa, también lo son las ramas.

17 Y si algunas de las ramas son desgajadas, y tú, siendo olivo silvestre, estás injertado entre ellas, y con ellas participas de la raíz y de la grosura del olivo

18 No te jactes contra las ramas. Pero si te jactas, no tienes la raíz, sino la raíz a ti.

19 Entonces dirás: Las ramas fueron desgajadas para que yo fuera injertado.

20 Pues bien, por la incredulidad fueron desgajadas, y tú estás de pie por la fe. No seas altivo, sino teme:

21 Porque si Dios no perdonó a las ramas naturales, mira que no te perdone a ti también.

Mi comentario/respuesta

Creo que tu respuesta se encuentra en ciertas palabras clave de este capítulo a las que tienes que prestar atención. La primera de ellas es «algunos de las ramas sean cortadas». Fíjate que no se trata de todos los judíos, sino que algunos fueron quebrados. Además, en el versículo 25

esa ceguera en parte ha sucedido a Israel, hasta que haya entrado la plenitud de los gentiles.

Observe de nuevo, sólo «en parte» la ceguera ha ocurrido a Israel. Todavía hay judíos que se salvan hasta el día de hoy, pero una mayoría de «quebrados» debido a su rechazo de Jesús como el Mesías. Fueron «quebrados» para cumplir lo que Jesús dijo sobre ellos, que

Mateo 21:43 Por eso os digo que el reino de Dios será quitado de vosotros y será dado a un pueblo que produzca su fruto.

El contexto de este versículo es que Jesús es la piedra angular que ellos rechazaron para cumplir parte del Salmo 118. La mayoría de los judíos fueron simplemente «desechados» debido a su general incredulidad general, que no produjo frutos en la vid de Jesús como en Juan 15. Sin embargo, la pregunta sigue siendo, ¿por qué el corte de algunas ramas judías causó el «injerto» de las ramas gentiles? Si bien estoy de acuerdo con la respuesta de la respuesta de Sola Gratia sobre la causalidadtambién veo que usted necesita una razón para estar plenamente satisfecho (como todos nosotros). Así que aquí está.

El injerto de los gentiles fue para provocar a los judíos, que previamente habían sido cortados, de vuelta a la justicia a través de la creencia en Jesucristocuando los judíos vieran a los gentiles produciendo fruto siendo parte de la Vid de Jesús, ellos querrían producir este tipo de fruto también y, por lo tanto, creer en Jesús. Cuando la «plenitud de los gentiles» finalmente llegue y lleguemos a ser uno como el Hijo y el Padre son uno, entonces el mundo (que incluye a los judíos) creerá en Juan 3:16, y los muertos (en Espíritu) vivirán de nuevo en la verdadera Vid. Así que, para ponerlo simplemente, los judíos son cortados por incredulidad y sin fruto, lo que hace que los gentiles sean injertados para provocar que los judíos vuelvan a la Vid verdadera y den buen fruto. Es como cuando una chica rompe con un chico, entonces ese chico se pone con otra chica para que la chica que rompió con él se ponga celosa y vuelva con él (excepto que al final ambas chicas se convierten en una sola…).

Otros comentarios:

La Biblia de Matthew Henry Comentario en Romanos 11:11-21

El evangelio es la mayor riqueza de cada lugar donde se encuentra. Por lo tanto, el justo rechazo de los judíos incrédulosfue la ocasión de que se reconciliara una multitud tan grande de gentiles que se reconciliaron con Diosy en paz con él, la futura futura recepción de los judíos en la iglesia sería un cambio tal, que se asemejaría a una resurrección general de los muertos en el pecado a una vida de justicia. Abraham fue como la raíz de la iglesia. Los judíos continuaron siendo ramas de este árbol hasta, como naciónLos judíos continuaron siendo ramas de este árbol hasta que, como nación, rechazaron al Mesías; después de eso, su relación con Abraham y con Dios fue, por así decirlo, cortada. Los gentiles fueron injertados en este árbol en su lugarsiendo admitidos en la iglesia de Dios. Multitudes fueron hechas herederas de la fe, la santidad y la bendición de Abraham. Es el estado natural de cada uno de nosotros, ser salvaje por naturaleza. La conversión es como el injerto de ramas silvestres en el buen olivo. El olivo silvestre era a menudo injertado en el fructífero cuando empezaba a decaery esto no sólo dio fruto, sino que hizo que el que la aceituna en decadencia reviviera y floreciera.. Los gentiles, por gracia, habían sido injertados para compartir las ventajas. Por lo tanto, deben de la confianza en sí mismos y de toda clase de orgullo o ambiciónno sea que, teniendo sólo una fe muerta y una profesión vacía, se alejen de Dios y pierdan sus privilegios. Si nos mantenemos en pie, es por la fe; somos culpables e indefensos en nosotros mismos y debemos ser humildes, vigilantes, temerosos del autoengaño, o de ser vencidos por la tentación. No sólo somos justificados al principio por la fe, sino que somos mantenidos hasta el final en ese estado justificado sólo por la fe; pero por una fe que no es única, sino que obra por el amor a Dios y a los hombres.

Biblia NET sobre Romanos 11:15

15 Porque si su rechazo es la reconciliación del mundo, ¿qué será su aceptación sino la vida de entre los muertos?

Nota de Constable sobre la Biblia en Red Romanos 11:15

Cuando Israel regrese a Dios y Él la acepte, los resultados para toda la humanidad serán comparables a la vida de entre los muertos (cf. Ez. 37). Las bendiciones de Dios sobre la humanidad ahora palidecerán en comparación con lo que el mundo experimentará entonces (es decir, durante el Milenio).

Conclusión

Entonces, ¿cómo se convirtió la «expulsión» de los judíos en la «reconciliación del mundo»? Bueno, cuando los judíos fueron expulsados (no todos), hubo un plan hecho por Dios para reconciliar al mundo (los gentiles) con Él para provocar a los judíos a los celos y devolver a Dios y reconocer que Jesús fue enviado por Él. En esencia, Pablo está tratando de decir que los gentiles fueron llevados a creer en Jesús y fueron injertados como ramas sanas hasta que el número completo de gentiles sea injertado a través de la voluntad de Dios; esta reunión de gentiles está destinada a provocar el pensamiento y los celos en las ramas judías, que desean dar buenos frutos y seguir a Dios también. Y cuando todo lo de Dios sea devuelto a Dios (la plenitud de los judíos volverá en los tiempos finales), entonces todos experimentaremos vivir como si estuviéramos muertos.

Comentarios

  • Gracias y felicitaciones phil. Esta era una pregunta complicada creo porque la «causa» era realmente el plan de Dios (Rom 9-11). IE: La «causa» no fue automática, sino que fue una decisión sabia y de gracia de Dios para los propósitos que se extienden mucho más allá de la humanidad. Por favor, vea Efesios 3:5-12. A todos los demás, un sincero agradecimiento por participar. –  > Por Rumiador.
Sola Gratia

Pablo da explícitamente la razón por la que fueron cortados:

Romanos 11:20 Eso es cierto. Ellos fueron separados a causa de su incredulidad, pero vosotros estáis firmes por la fe. Así que no os enorgullezcáis, sino temed. Porque lo mismo puede ocurrirte a ti… etc.

El texto no dice nada parecido a ‘tuvieron que ser cortados para que‘ sino que ‘fueron cortados con el resultado de.’

La razón por la que esto se ve de alguna manera como un prerrequisito necesario para que los gentiles se reconcilien con Dios es por lo que transmite el siguiente episodio:

Mateo 15:21-28

Y Jesús se fue de allí y se retiró al distrito de Tiro y Sidón. 22 Y he aquí una mujer cananea de aquella región salió y clamaba: «Ten piedad de mí, Señor, Hijo de David; mi hija está gravemente oprimida por un demonio». 23 Pero él no le respondió ni una palabra. Sus discípulos se acercaron y le rogaron, diciendo: «Despídela, porque está gritando detrás de nosotros.» 24 Él respondió, «Sólo he sido enviado a las ovejas perdidas de la casa de Israel». 25 Pero ella vino y se arrodilló ante él, diciendo: «Señor, ayúdame». 26 Él le respondió: «No está bien tomar el pan de los niños y echarlo a los perros». 27 Ella dijo: «Sí, Señor, pero hasta los perros comen las migajas que caen de la mesa de sus amos». 28 Entonces Jesús le respondió: «¡Oh mujer, qué grande es tu fe! ¡tu fe! Hágase en ti lo que deseas». Y su hija quedó curada al instante.

Aquí una gentil quiere el equivalente de la misericordia o la salvación que hasta ahora sólo se daba al judío fiel. Jesús la ignora por lo que parecen ser razones didácticas, dada la lección didáctica del final: «¡Oh mujer, grande es tu fe!» (es decir, si los perros tienen la fe de la que carece el «niño», un judío, recibirán en cambio los bienes que le corresponden).

Lo que estamos viendo es un montón de niños que pierden la fe y abandonan la mesa, y su ‘pan’ cae en manos de los gentiles en lugar de ellos porque tenían la fe, lo único que te hizo un verdadero hijo de Abraham para empezar (Gálatas 3:7 y siguientes; cf. Mt 3:9).

Efesios 3:6

Este misterio [revelado especialmente en estos últimos días] es que los gentiles son coherederos, miembros del mismo cuerpo y partícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio.

Comentarios

  • Entonces, ¿cómo se convierte la «expulsión de ellos» en «la reconciliación del mundo»? RV Romanos 11:15 Porque si la expulsión de ellos es la reconciliación del mundo, ¿qué será el recibirlos, sino la vida de entre los muertos? –  > Por Rumiador.
  • Romanos 11:16 Ahora bien, si la caída de ellos es la riqueza del mundo, y la disminución de ellos la riqueza de los gentiles, ¿cuánto más su plenitud? ¿De qué manera la caída de uno beneficia al otro? –  > Por Rumiador.
  • La reconciliación del mundo se refiere claramente a los gentiles, que constituyen casi todo el mundo, pero que antes se consideraban perdidos, y necesitaban la reconciliación tanto como los judíos, en cuanto al pecado. ¿Cómo beneficia la pérdida del pan al perro? Porque hay una analogía de recursos en juego tanto aquí en Pablo, como con Jesús, que se está utilizando para describir las gracias y promesas que caen sobre alguien ya sea a los que «fueron enviados», o a un equivalente al que cae en su lugar, y en cierto modo como un castigo (Rom 11:11). –  > Por Sola Gratia.
  • Si lees con atención, verás que no has leído bien lo que he dicho. No mencioné ninguna escasez de provisiones con Dios o que Dios le ‘deba’ gracias a alguien. –  > Por Sola Gratia.
  • @Ruminator Para tu segundo comentario, creo que quisiste citar Romanos 11:12, no 11:16. –  > Por phil-al-sophy.

Pablo fue utilizado en gran medida para llevar la Buena Nueva de Jesús y el Reino de Dios a los gentiles para darles la oppertunidad de convertirse en hijos del Reino porque los judíos lo habían rechazado:-

[] Añadido

TNM Romanos 11:13-16 «Ahora os hablo a vosotros, que sois gente de las naciones [gentiles]. Como soy apóstol de las naciones, glorifico mi ministerio [la predicación de Jesús]

14 para ver si de alguna manera puedo incitar a mi propio pueblo [los judíos] a los celos [ver lo que abandonaron por falta de fe en Jesús El Mesías] y salvar a algunos de entre ellos.

15 Porque si su expulsión significa la reconciliación para el mundo [futura Bendición del Reino de Dios por el Reino], ¿qué significará la aceptación de ellos sino la vida de entre los muertos [revividos espiritualmente]?

16 Además, si la parte de la masa tomada como primicias [hijos del Reino] es santa, todo el lote es también santo; y si la raíz es santa [la raíz es Dios], las ramas [judías o gentiles] también lo son.

Los judíos no permanecieron santos, sino que se convirtieron en ramas inmundas e infructuosas debido a la falta de fe en Jesucristo, por lo que tuvieron que ser cortadas y los gentiles fieles injertados para convertirse en hijos del reino, sustituyendo a los judíos, ya que Jesús dijo: -.

[] Añadido

NWt Mateo 8:11, 12 «Pero yo os digo que vendrán muchos del este y del oeste [gentiles] y se sentarán a la mesa con Abraham, Isaac y Jacob en el Reino de los cielos; 12 mientras que los hijos del Reino [judíos] serán arrojados a las tinieblas de afuera. Allí será su llanto y el crujir de sus dientes».

Luego a Pablo:-

[] Añadido

TNM Romanos 11:19, 20 «Diréis, pues: «Las ramas fueron cortadas para que yo pudiera ser injertado». 20 ¡Eso es cierto! Por su falta de fe, fueron desgajadospero ustedes [los gentiles romanos, ahora cristianos] están de pie por la fe. No os ensoberbezcáis, sino tened miedo.

Los judíos tenían la opción de no ser cortados, pero como rechazaron al Mesías y lo asesinaron, en su conjunto (unos pocos judíos tenían fe) porque no creyeron en lo que decían las Escrituras sobre el que vendría. Hablando con los judíos de su tiempo, Jesús dijo

TNM Mateo 13:15 «Porque el corazón de este pueblo se ha vuelto insensibley con sus oídos han escuchado sin respuestay han cerrado los ojos, para no ver nunca con los ojos ni oír con los oídos, ni entender con el corazón, y volverse, y que yo los sane».

Pablo habló de los judíos:-

TNM Hechos 28:25-27 «El espíritu santo habló acertadamente por medio del profeta Isaías a vuestros antepasados, «diciendo: ‘Id a este pueblo y decidle: «Ciertamente oiréis, pero no entenderéis, y ciertamente miraréis, pero no veréis. 27 Porque el corazón de este pueblo se ha vuelto poco receptivo, y con sus oídos ha escuchado sin respuesta, y ha cerrado sus ojos, para no ver nunca con sus ojos, ni oír con sus oídos, ni entender con su corazón, y volverse y que yo los sane»‘.

Luego añadió:-

TNM Hechos 28:28 «Sepan, pues, que esta salvación de Dios ha sido enviada a las naciones [gentiles]; ciertamente la escucharán».

Los gentiles reemplazaron a los judíos porque aceptaron a Jesús como el Mesías, el Salvador del mundo.

user26950

Comentarios

  • Hechos 28:25-28 es una declaración hecha por Pablo, no por Pedro. –  > Por Apocalipsis Lad.
alb

Esta es una gran pregunta.

La respuesta está en reconocer el plan de Dios para la salvación de la humanidad. El plan de Dios tiene dos partes, el Antiguo Pacto y el Nuevo Pacto. Los judíos son una parte del Antiguo Pacto que intentaba alcanzar la justicia a través del esfuerzo propio (obras) intentando guardar la Ley de Moisés. Los judíos son afines a la Ley, a las obras y al Antiguo Pacto.

Los gentiles son parte del Nuevo Pacto de gracia y misericordia. Los gentiles no sabían nada de la Ley de Moisés y simplemente vivían como querían. Los gentiles son afines a la gracia, a la fe y a la Nueva Alianza.

Dios, que es rico en misericordia y que no hace acepción de personas, dispuso que la relación con Él no se estableciera a través de ninguna obra de justicia propia de guardar la ley, sino que se basara en el amor incondicional a través de su bondad y misericordia.

Dios estableció el primer pacto para mostrar la debilidad de esa manera de acercarse a Dios y luego reemplazó ese pacto con un mejor pacto y una mejor manera de acercarse a Dios que estaba basada en el amor, la fe y la confianza.

Hebreos 10:9 (RV)

Entonces dijo: He aquí que vengo a hacer tu voluntad, oh Dios. Quita lo primero para establecer lo segundo.

En la ejecución del plan de Dios, el judío (como representante del Antiguo Pacto, las obras y la justicia propia) debía ser rechazado para que el gentil (como representante del Nuevo Pacto, la gracia y la justicia de Dios) pudiera ser aceptado.

Romanos 11:6 (RV):

6 Y si por gracia, ya no es por obras; de otra manera la gracia ya no es gracia. Pero si es por obras, ya no es gracia; de lo contrario, la obra ya no es obra.

Así que a través del plan de Dios, el camino de los judíos de las obras de justicia propia es rechazado para que a través del orgullo que se asocia con la justicia propia, los judíos se vuelvan celosos de la relación de amor que los gentiles tienen con Dios y busquen a Dios a través de la fe y no de las obras.

Romanos 11:7-11 (RV):

7 ¿Qué, pues? Israel no obtuvo lo que buscaba; pero la elección lo obtuvo, y los demás fueron cegados. 8 (Como está escrito: Dios les dio espíritu de adormecimiento, ojos para no ver, y oídos para no oír) hasta el día de hoy. 9 Y dice David: Sea su mesa un lazo, una trampa, un tropiezo y una recompensa para ellos: 10 Sean oscurecidos sus ojos, para que no vean, e inclinen su espalda siempre. 11 Digo, pues: ¿Han tropezado para caer? Dios no lo quiera, sino que por su caída ha llegado la salvación a los gentiles, para provocarles celos.

Así que, el resultado final es el mismo tanto para el judío como para el gentil, es decir, que Dios concluyó a todos en la incredulidad para poder tener misericordia de todos.

Romanos 11:30-32 (RV):

30 Porque de la manera que en tiempos pasados no creísteis a Dios, ahora habéis obtenido misericordia por su incredulidad; 31 así también éstos ahora no han creído, para que por vuestra misericordia también obtengan misericordia. 32 Porque Dios ha concluido a todos en la incredulidad, para tener misericordia de todos.

Comentarios

  • En 11:1 usted cita a Pablo diciendo «a través de su caída la salvación ha llegado a los gentiles». ¿Cómo? No veo nada en tu post que explique la causa y el efecto. ¿Cómo es que la caída de Israel hace que los gentiles se salven? Parecen manzanas y naranjas. Son independientes, ¿no? ¿Por qué no podría Dios salvar a los gentiles sin que algunas de las ramas judías fueran cortadas? ¿No hay suficiente espacio en el árbol? –  > Por Rumiador.
  • El versículo 33 nos dice que «Sus caminos no se pueden descubrir». Así que creo que debemos quedarnos con lo que dicen las escrituras. Dios tenía un plan. Empezó con los judíos bajo la ley; les permitió demostrar que vivir bajo la ley no era la manera de establecer una relación con Él y a través de la incredulidad de los judíos, Dios crea un camino alternativo; la gracia. Esa gracia entonces fue pasada a los Gentiles para provocar a los Judíos a los celos, que por sus (Gentiles) obteniendo misericordia, esa misma misericordia entonces pasó de nuevo a los Judíos. No sé por qué Dios eligió el plan de los dos pactos, pero lo hizo. –  > Por alb.
Apocalipsis Lad

El uso de Pablo de la diatriba
Es un error decir que el pueblo judío tenía que el pueblo judío tenía que ser expulsado para que los gentiles se salvaran:

1 Digo, pues, ¿Ha desechado Dios a su pueblo? Dios no lo permita. Porque también yo soy israelita, del linaje de Abraham, de la tribu de Benjamín.2 Dios no ha desechado a su pueblo al que conoció de antemano. ¿No sabéis lo que la Escritura dice de Elías? Cómo intercede ante Dios por Israel diciendo, 3 Señor, han matado a tus profetas, y han derribado tus altares; y yo he quedado solo, y buscan mi vida. 4 Pero, ¿qué le dice la respuesta de Dios? Me he reservado siete mil hombres que no han doblado la rodilla ante la imagen de Baal. 5 Así también en este tiempo presente hay un remanente según la elección de la gracia. (Romanos 11 RV)

Pablo comienza el pasaje afirmando explícitamente que no fueron desechados y que él es parte de un remanente que llevó el Evangelio a los gentiles. Ninguno tenía ser desechado, perdido o rechazado. Que algunos fueran significaba que había menos evangelistas judíos. Las obras de Dios fueron tales que un rechazo inicial por parte del pueblo judío (y de los gentiles que igualmente rechazaron el mensaje) condujo a un mayor despliegue de su misericordia y gracia.

A continuación, sobre el versículo 11:19, Leander E. Keck comenta (énfasis añadido)

11:19 En estilo de diatriba, Pablo formula una objeción hipotética de los cristianos gentiles.1

19 Dirán: «Las ramas fueron cortadas para que yo pudiera ser injertado». 20 Eso es cierto. Ellos fueron quebrados por su incredulidad, pero tú te mantienes en pie sólo por la fe. Así que no se enorgullezcan, sino que permanezcan en pie con temor. 21 Porque si Dios no perdonó a las ramas naturales, tal vez no te perdonará a ti. 22 Fijaos en la bondad y en la severidad de Dios: la severidad con los que han caído, pero la bondad de Dios con vosotros, siempre que continuéis en su bondad; de lo contrario, también vosotros seréis cortados. 23 E incluso los de Israel, si no persisten en la incredulidad, serán injertados, pues Dios tiene el poder de volver a injertarlos. 24 Porque si ustedes han sido cortados de la naturaleza un árbol silvestre y han sido injertados, en contra de la naturaleza, en un olivo cultivado, cuánto más estas ramas naturales serán injertadas de nuevo en su propio árbol. (Romanos 11 NRSV)

El argumento hipotético de Pablo se dirige específicamente a los cristianos gentiles advirtiéndoles que no se enorgullezcan (vv. 20-21) y no debe tomarse literalmente como doctrina.2 Obviamente, no todos los judíos fueron cortados. Algunos, como Pablo, contribuyeron a que los gentiles fueran injertados (11:1-6) y otros serán injertados de nuevo (11:24). Nunca hubo una necesidad nunca hubo necesidad de que ninguno fuera cortado.

Los dos árboles
La metáfora utiliza árboles para representar al pueblo judío y a los gentiles. Antes de la ruptura y el injerto, las ramas de la creencia (verde) y/o de la incredulidad (roja) podían encontrarse en ambos árboles:

Una persona era judía o gentil y era creyente o no. Sin embargo, la gracia de Dios, que plantó y cultivó el árbol y luego dejó un remanente de ramas creyentes, ahora da a los gentiles la capacidad de convertirse en «judíos» a través de la fe (Romanos 4). Es decir, la creencia y la aceptación de la gracia de Dios sustituyeron a la ascendencia física como medio de división del mundo:

Dado que la condición final está determinada por la raíz (11:16), las ramas deben intercambiarse: una rama incrédula no debe permanecer en el árbol con una raíz santa, ni una rama creyente en el árbol que carece de una raíz santa.

En la metáfora la colocación no es permanente, ya que las ramas pueden ser «devueltas» a su árbol original. En otras palabras, ni las ramas cultivadas ni las silvestres de la incredulidad fueron «desechadas». Fueron movidas o dejadas en su lugar para crear un árbol de incredulidad. También, todas las ramas en el árbol cultivado están allí por la misma razón: La gracia de Dios. Y todas las ramas están en el árbol silvestre por la misma razón: rechazar la gracia de Dios. En esencia, Dios, que plantó y cultivó el árbol para iniciar la salvación, continúa su obra intercambiando las ramas para hacer un árbol de su elección.

Las ramas del árbol cultivado que fueron cortadas a causa de la incredulidad están ahora en la misma condición que las ramas silvestres de la incredulidad. Además, cuando el mensaje de la creencia es visto como el propósito principal, la esencia de la advertencia es que un cristiano gentil que cree que una persona judía no puede aún ser salvada, es un incrédulo. Es decir, no creen en la salvación por gracia y se arriesgan a ser devueltos al árbol de la incredulidad (11:23-24). Aparentemente, la incredulidad en cualquier forma, será cortada del árbol de la creencia. El propósito principal de la metáfora es, pues, subrayar la importancia de seguir creyendo en la misericordia y la gracia de Dios.

Sea o no la intención de Pablo, la imagen es paralela a la de los dos árboles del Jardín del Edén. El olivo cultivado es el árbol de la vida y el árbol silvestre el árbol de la ciencia del bien y del mal. Las ramas cultivadas del árbol silvestre corresponden al conocimiento del bien, y las ramas silvestres, al conocimiento del mal. Las ramas cultivadas ahora en el árbol de la incredulidad le dan al árbol una apariencia de tener el conocimiento del bien porque el pueblo judío que rechazó al Cristo todavía tiene la Ley. En el Jardín, el hombre tuvo que ser retirado para evitar que comiera del árbol de la vida; en la metáfora, el intercambio de ramas asegura que todos los que coman del árbol cultivado, «coman» sólo de una rama de la creencia alimentada por una raíz santa.

La «pérdida» del pueblo judío
El verso 15 es una pregunta retórica que la versión King James traduce como «desechar»:»

Porque si el expulsión (ἀποβολὴ) de ellos es la reconciliación del mundo, ¿qué será el recibirlos, sino la vida de entre los muertos?

Creo que hay dos aspectos confusos en esta traducción. En primer lugar, el pasaje va precedido de dos afirmaciones que Dios ha no los ha desechado:

Digo, pues: ¿Ha desechado Dios (ἀπώσατο) a su pueblo? Dios no lo permita… (11:1 RVR)
No ha desechado Dios (ἀπώσατο) a su pueblo que conoció de antemano… (11:2 RV)

Es engañoso decir que el pueblo fue desechado cuando Pablo abrió el pasaje afirmando e inmediatamente repitiendo, que eso no es lo que sucedió.

Segundo, ἀποβολὴ es un sustantivo que significa rechazo o una pérdida y ἀπωθέω en los vv. 1-2 es un verbo que significa alejar, apartar, repeler; apartar de uno mismo, alejar de uno mismo; repudiar, rechazar, rehusar.Al parecer, los traductores se sienten desafiados por la falta de un verbo en el verso 15 y eligen «echar» o «rechazar» para expresar la acción, a pesar de las declaraciones anteriores de que no es eso lo que ocurrió.

El mejor enfoque del verso es conservar tanto las declaraciones iniciales como el texto original:

Porque si la pérdida (ἀποβολὴ) de ellos es la reconciliación (καταλλαγὴ) del mundo, ¿qué será el recibir (πρόσληψις) de ellos, sino la vida de entre los muertos? (DRA)

Esto sigue al único otro uso de ἀποβολὴ, también de Pablo:

Os exhorto ahora a que mantengáis el ánimo, pues no habrá pérdida de vida entre vosotros, sino sólo de la nave. (Hechos 27:22)

La esencia de Romanos 11:15 se encuentra en los tres sustantivos que describen tres estados diferentes:

Estos tres se encuentran también en la metáfora del árbol/rama. El árbol cultivado «perdió» algunas de sus ramas originales. La pérdida no fue total ya que el árbol cultivado conservó un remanente. El árbol tomó diferentes ramas al «cambiar» las ramas incrédulas por las creyentes. La pérdida inicial no es permanente ya que el árbol cultivado las «recibirá» de nuevo. Finalmente, la acción importante en esta pregunta menos retórica está en la respuesta: las ramas recibidas de nuevo en el árbol cultivado es una acción como la resurrección de los muertos.

Conclusión
¿De qué manera la pérdida temporal del pueblo judío dio lugar a la reconciliación del mundo? Se demostró que la gracia es la única manera de que alguien sea hecho justo ante Dios:

  • La gracia plantó el árbol con una raíz santa
  • La gracia cultivó el árbol
  • La gracia aseguró que un remanente permaneciera en el árbol
  • La gracia injertó ramas silvestres en una raíz santa
  • La gracia preservó todas las ramas incrédulas
  • La gracia continuará injertando ramas creyentes en una raíz santa

Si hay una necesidad de «desechar» temporalmente a algunos judíos, es la necesidad de evitar que se distorsione el mensaje de la gracia de Dios. Es decir, después de haber sido elegidos por la gracia y haber recibido la Palabra de Dios por la gracia, algunos judíos enseñan que la justicia está determinada por la ascendencia física y por las obras; si se deja sin control, esto pervertirá las obras de Dios que muestran que la gracia es el único medio para obtener la justicia y permanecer justos. Esencialmente hay dos grupos de evangelistas judíos, uno que predica la gracia de Dios como el medio para obtener la justicia y otro que predica la Ley de Dios.

Sin embargo, el otro lado de la condición de «expulsión» es el despliegue continuo de la gracia de Dios: los gentiles son traídos. Por lo tanto, la nueva condición es más de lo mismo: la gracia es la única manera de que alguien sea hecho y permanezca justo. Así como la misericordia y la gracia de Dios fue la única razón para plantar y cultivar el árbol, se demostrado ser la única razón por la que alguien permanece o es añadido. El «desecho» no era necesario, si todos hubiesen creído, el mensaje aún habría llegado a los gentiles. Aquellos que rechazan la gracia como medio de justicia se convierten en la prueba de que la gracia es el único medio y cuando regresan hay un mayor despliegue de la gracia de Dios; porque en su misericordia, Él recibe de vuelta a aquellos que conoció de antemano y eligió pero que lo rechazaron.

El Cristo, habiendo hecho el último y definitivo sacrificio, ha erradicado para siempre cualquier sacrificio humano como medio de ser hecho justo, o de restaurar la justicia después del pecado. Una vez salvados (o elegidos) por la gracia, la solución para quebrantar la Ley, no se encuentra en los rituales explícitos de La Ley, sino en la búsqueda de la misma misericordia y gracia de aquel que trajo la salvación:

Si confesamos nuestros pecados, el que es fiel y justo nos los perdonará y nos limpiará de toda maldad. (1 Juan 1:9 NRSV)


Notas:
1. Leander E. Keck, La Biblia de Estudio Harper CollinsHarper Collins Publishers, 1993, p. 2131
2. «…de lo contrario, ustedes también serán cortados». (v 22) no es doctrina sobre la salvación.

Rumiador

La respuesta corta es que, como muestra el relato de la mujer siria, no es apropiado tomar el pan de los niños y dárselo de comer a los perros – a menos que los «niños» lo rechacen o lo pierdan.

Mat 15:27 – 27 Y ella dijo: Verdad, Señor; pero los perros comen de las migajas que caen de la mesa de sus amos.

Jesús había dicho que no era apropiado que sanara a su hija porque no había sido enviado para sanar a las naciones en ese momento, sino sólo a las ovejas perdidas de Israel. Jesús se entusiasmó con su respuesta:

Mat 15:28 – 28 Entonces, respondiendo Jesús, le dijo: Oh mujer, grande es tu fe; hágase en ti lo que quieras. Y su hija quedó sana desde ese mismo momento.

En esta sencilla historia se esconde una gran idea: está bien que un gentil participe de lo que se había prometido sólo a los judíos, si los judíos lo rechazan o lo pierden.


Esto es más evidente en la historia de David y el pan de la proposición:

Mat 12:2-4 RVR – 2 Pero los fariseos, al verlo, le dijeron: He aquí que tus discípulos hacen lo que no es lícito hacer en día de reposo. 3 Pero él les dijo: ¿No habéis leído lo que hizo David, cuando era colgado, y los que estaban con él; 4 cómo entró en la casa de Dios y comió los panes de la proposición, que no le era lícito comer, ni a los que estaban con él, sino sólo a los sacerdotes?

La forma en que funcionó es que los panes de pita fueron expuestos en presencia de Dios en una mesa. Esto se insinúa en la historia donde las mujeres se refieren a «las migajas que caen de la mesa del Maestro». Es decir, Dios es el amo.

Cada día, los panes eran reemplazados por otros frescos y los panes eran dados a los sacerdotes como comida regular:

1Sa 21:6 NLT – 6 Como no había otra comida disponible, el sacerdote le dio [IE: a David y a sus hombres] el pan sagrado–el Pan de la Presencia que se colocaba ante el SEÑOR en el Tabernáculo. Acababa de ser reemplazado ese día con pan fresco.

Es interesante que el pan del que participaban los sacerdotes era el pan «viejo y pasajero», al igual que el antiguo pacto.

Si lo anterior dice que Jesús y sus hombres comieron del nuevo pan (nuevo pacto) entonces eso es más excepcional].

Pero en todo caso, los panes que comió David eran santos y sólo para que los comieran los sacerdotes y eran «pan de niños». Pero como ellos no habían comido el pan, estaba bien que David y sus hombres tomaran los «desechos», como los perros en el alegato de la mujer.


Entonces, como el mesías fue rechazado por Israel, Dios era libre de dar su herencia a otros:

Mat 21:39-43 RVR – 39 Y le prendieron, y le echaron fuera de la viña, y le mataron. 40 Cuando, pues, venga el señor de la viña, ¿qué hará a esos labradores? 41 Le dicen: Destruirá miserablemente a esos malvados, y dará su viña a otros labradores, que le darán los frutos a su tiempo. 42 Jesús les dice: ¿Nunca habéis leído en las Escrituras que la piedra que desecharon los constructores ha sido convertida en cabeza del ángulo; esto es obra del Señor, y es maravilloso a nuestros ojos? 43 Por tanto, os digo que el reino de Dios será quitado de vosotros, y será dado a una nación que produzca sus frutos.

Hechos 13:46 RVR – 46 Entonces Pablo y Bernabé se envalentonaron y dijeron: Era necesario que se os hablara primero la palabra de Dios; pero ya que la desecháis, y os juzgáis indignos de la vida eterna, he aquí que nos volvemos a los gentiles.

Actualización

Se me ocurre que el principio de «el derecho de tanteo» aparece también en la propiedad inmobiliaria y parece funcionar con reglas similares.

Sin embargo, además del derecho de rechazo están las condiciones impuestas a los judíos para permanecer en la tierra. Si no cumplían esas condiciones, perderían las promesas:

Esdras 10:8 NVI – 8 El que no se presentara en el plazo de tres días perdería todos sus bienes, de acuerdo con la decisión de los funcionarios y los ancianos, y él mismo sería expulsado de la asamblea de los exiliados.

Mat 22:1-14 NVI – 1 Jesús volvió a hablarles en parábolas, diciendo: 2 «El reino de los cielos es como un rey que preparó un banquete de bodas para su hijo. 3 Envió a sus siervos a los invitados al banquete para decirles que vinieran, pero no quisieron venir. 4 «Entonces envió a otros siervos y les dijo: ‘Decid a los que han sido invitados que he preparado mi cena: Mis bueyes y mis vacas cebadas han sido descuartizados, y todo está listo. Venid al banquete de bodas’. 5 «Pero ellos no hicieron caso y se fueron: uno a su campo, otro a sus negocios. 6 Los demás agarraron a sus siervos, los maltrataron y los mataron. 7 El rey se enfureció. Envió su ejército y destruyó a esos asesinos y quemó su ciudad. 8 «Entonces dijo a sus siervos, ‘El banquete de bodas está listo, pero los que invité no merecían venir. 9 Id, pues, a las esquinas e invitad al banquete a todos los que encontréis’. 10 Así que los siervos salieron a las calles y reunieron a toda la gente que encontraron, tanto a los malos como a los buenos, y el salón de bodas se llenó de invitados. 11 «Pero cuando el rey entró a ver a los invitados, se fijó en un hombre que no llevaba ropa de boda. 12 Le preguntó: «¿Cómo has entrado aquí sin traje de boda, amigo? El hombre se quedó sin palabras. 13 «Entonces el rey dijo a los asistentes: ‘Atadle de pies y manos y arrojadle fuera, a las tinieblas, donde habrá llanto y crujir de dientes’. 14 «Porque muchos son los invitados, pero pocos los elegidos».

Tomás Tyav

Los judíos no sabían el tiempo de la visitación de Dios a ellos(la ceguera en parte les ocurrió) y por eso era imperativo que fueran cortados para que los gentiles fueran injertados.

Comentarios

  • ¿Pero por qué tiene que morir uno para que el otro pueda vivir? –  > Por Rumiador.
  • Es simplemente Dios trabajando en su plan. Las cosas secretas le pertenecen a Él. La humanidad sólo puede saber lo que se le revela. Dios nos revela todo lo que es bueno que sepamos como humanos. –  > Por Thomas Tyav.
LаngLаngС

Es absolutamente imperativo leer los versículos en su contexto: en primer lugar, de toda la carta, y en segundo lugar, pero más menos, dentro de la teología paulina. Pablo muestra toda una progresión dentro de sus cartas (auténticas) y las pistas de las cartas anteriores o posteriores son a menudo valiosas, pero cada texto tiene que ser analizado primero por sí solo en su estructura argumental. Y para el teatro no hay que exagerar la metáfora.

Parece muy posible, y es históricamente frecuente, leer a Pablo de forma antijudaica. Pero si se examina más detenidamente, esta interpretación parece ser errónea. La metáfora debe leerse probablemente dentro de la casi perspectiva del jardinero despiadado, así como de la misericordia que Dios ofrece. En términos actuales, esto podría parecerse mucho más a la jardinería orgánica que al despiadado corte y despiece anterior. Los judíos no son desechados. Esas ramas presentan posibilidades. Todo se desarrolla según el plan.

Además, el «injerto» implica por necesidad que se mantengan las raíces, el tallo o el tronco. Son vitales para la supervivencia de los injertos. Uno no puede existir sin el otro. La invitación es para quien no crea que que pruebe una manzana silvestre para probarla o que intente plantar una de las semillas híbridas.

Para advertir a sus oyentes gentiles de que no deben despreciar a los judíos que están fuera de la iglesia, Pablo emplea otra metáfora, esta vez agrícola, para describir la misma dinámica de ida y vuelta de los tratos de Dios con Israel que la imagen de la carrera de pies retratada en 9:30-33. Israel es un árbol cultivado, otra imagen familiar de la Biblia (Sal 1:3; Jer 11:16-17; cf. Isa 5:1-7, donde la imagen es de un viñedo). Las ramas de un olivo silvestre -los gentiles- han sido injertadas en este olivo cultivado que es Israel, lo que significa que, contra todo pronóstico y en contra de la naturaleza (11:24), comparten las riquezas de la herencia de Israel, la redención prometida por Dios. Aunque algunas de las ramas originales se han desgajado (los judíos que no aceptan el Evangelio), Dios tiene el poder de volver a injertarlas, al igual que las ramas silvestres han sido incluidas.
+1+ NANOS: A LAS IGLESIAS DENTRO DE LAS SINAGOGAS

La «expulsión» de los judíos no se convirtió en la «reconciliación del mundo»:

El capítulo 11 representa la culminación de los argumentos que Pablo comenzó en el capítulo 1, seguidos del «por tanto» de 12:1, que inicia una transición hacia las instrucciones que ocupan el resto de la carta. Pablo trata de explicar a los seguidores de Cristo no judíos la actual situación anómala en la que muchos judíos (miembros de la nación Israel) no están persuadidos sobre el significado de Jesús, al mismo tiempo que varios miembros de las demás naciones, como sus destinatarios, sí lo están. esto es así a pesar de que las Escrituras, tal como las entiende Pablo, mantienen la promesa del pacto de que «todo Israel será restaurado», «quitando la impiedad de Jacob» (es decir, Israel), y «quitando sus pecados» (11:26-27).
A lo largo del argumento, Pablo instruye a estos no judíos para que resistan cualquier tentación de volverse arrogantes o de suponer que han sustituido a los israelitas que están «tropezando», es decir, a los judíos que no se unen a Pablo como heraldos que proclaman el mensaje de Cristo a las naciones. Estos no judíos no deben preocuparse sólo por su propio éxito. Por el contrario, deben reconocer con humildad la generosidad (gracia/favor/beneficio) de Dios hacia ellos mismos y, en reciprocidad, pensar y vivir con generosidad hacia los que están sufriendo temporalmente este destino, que de alguna manera, misteriosamente, está ligado a cómo Dios está llevando a cabo la prometida restauración de estos miembros de Israel. Sin embargo, esos judíos permanecen en la relación de alianza, aunque en una especie de estado disciplinario. Trata de aclarar que, por muy inescrutable que sea el plan, implica que algunos israelitas requieren ahora la misericordia de Dios por su actual fracaso a la hora de ser persuadidos de proclamar a Cristo a las naciones junto a Pablo. Esto es similar a la misericordia extendida a estos antiguos idólatras de las otras naciones por su fracaso en ser persuadidos sobre el único Dios Creador. Ahora, aunque por diferentes razones, todos están unidos en la misma necesidad de la misericordia de Dios (vv. 25-32). […]
+2+ JOHNSON: LA FIDELIDAD DEL PACTO DE DIOS CON ISRAEL

Ahora, aunque por diferentes razones, todos están unidos en la misma necesidad de la misericordia de Dios (vv. 25-32). Al exponer su caso, Pablo desarrolla una alegoría en la que el público no judío es un brote cortado de un olivo silvestre y que se encuentra entre las muchas ramas naturales de un olivo cultivado, que representan a los miembros de Israel (vv. 17-24). 21 Por medio de la alegoría del olivo, Pablo argumenta que Dios no tolerará actitudes o comportamientos arrogantes hacia esas ramas que sufren algún tipo de estado temporal de daño, que están siendo revestidas de un «callo [pōrōsis]» divino para mantenerlas, y al árbol en general, protegidas hasta que estén preparadas para producir frutos.
Pablo ha dibujado para sus lectores un árbol genealógico étnico, que ordena a judíos y gentiles como pueblos emparentados pero distintos del Dios de Israel. En este árbol genealógico, algunos grupos son «naturales» y otros son «injertados». Como adoptados recientes, los gentiles bautizados son las ramas injertadas, y Pablo les recuerda su dependencia de la raíz que los sostiene. Sin embargo, tanto los miembros naturales como los no naturales están sujetos al poder de Dios, que es como un horticultor que injerta nuevas ramas o corta las existentes. La misericordia y el juicio de Dios recaen sobre ambos.
Es cierto que algunas ramas han sido cortadas, lo que continúa el tema de Pablo en estos capítulos sobre el fracaso de al menos una parte de Israel para entender quién es Cristo. Pero Pablo deja claro que esto no es una señal de que Israel -el árbol mismo- haya caído o que Dios haya abandonado o rechazado a Israel. Del mismo modo, aunque los gentiles en Cristo actualmente «se mantienen en pie por medio de la fidelidad», deben, no obstante, ser cautelosos, pues Dios puede fácilmente cortarlos e injertar a otros de nuevo.
+3+ HODGE: EL PAPEL DE ISRAEL EN ROMANOS 9-11

Citado de:

Jerry L. Sumney (Ed): «Reading Paul’s Letter To The Romans», Society of Biblical Literature Atlanta, 2012.

Capítulos:
Mark D. Nanos: «A las iglesias de las sinagogas de Roma», p 11-28.
E. Elizabeth Johnson: «God’s Covenant Faithfulness to Israel», p 157-168.
Caroline Johnson Hodge: «A Light to the Nations»: e Role of Israel in Romans 9-11″, p 169-186.

Pablo trató de enfrentarse a cualquier tentación de ser despectivo o arrogante con estos israelitas, de suponer que Dios ahora amaba más a los miembros de las naciones distintas de Israel. Trató de comunicar cómo su nueva membresía y sus responsabilidades estaban íntimamente involucradas con la forma en que Dios iba a restaurar a estos israelitas a su debido tiempo. Eso sería, en parte, por medio de su actividad entre ellos, y por lo tanto, por la forma en que vivían sus vidas entre estos israelitas, a los que Pablo se refiere en los capítulos 12–15. Creo que esta era también la forma en que Pablo entendía su servicio a estos gentiles, y por tanto, vivía su dedicación a la restauración de sus hermanos israelitas. Atender a los argumentos de Pablo desde esta perspectiva puede hacer que su alegoría del árbol se sostenga mejor.

Mark D. Nanos: «‘Ramas rotas’: ¿Una metáfora paulina que se desvía? (Romanos 11:11-24)1», (actualizado para la web el 8-1-08) presentado por primera vez en el Simposio Internacional «Romanos 9-11 en la interfaz entre la ‘nueva perspectiva sobre Pablo’ y el diálogo judeo-cristiano», Göttingen, Alemania, 1-4 de mayo de 2008 (PDF)

Comentarios

  • Entonces, ¿dices que el judaísmo y el sistema de sacrificios siguen siendo hasta hoy una forma viable para que los judíos complazcan a Dios? –  > Por Rumiador.
  • ¿Y anticipa usted que Jesús reinará como rey de Israel (es decir, en la tierra prometida) en algún momento en el futuro? Sé que las escrituras parecen sugerir eso, pero me estoy haciendo a la idea de que Israel ha sido juzgado (70ad) y son como cualquier otro ahora. Me duele decir que. –  > Por Rumiador.
Buscador

Los que no eran judíos estaban excluidos de la salvación por el requisito de ser descendientes de sangre de Abraham. Para poder incluir a los gentiles, era imprescindible que los judíos quedaran fuera de la lista negra. Una vez hecho esto, mediante la puesta en vigor de un nuevo pacto, que sólo puede hacerse con sangre, el antiguo pacto quedó obsoleto.

Efesios 2:11 Por lo tanto, recordad que antes vosotros, los gentiles en la carne, que sois llamados «incircuncisión» por la llamada «circuncisión», realizada en la carne por manos humanas, 12recordad que en aquel tiempo estabais separados de Cristo, excluidos de la comunidad de Israel y ajenos a los pactos de la promesa, sin esperanza y sin Dios en el mundo. 13Pero ahora, en Cristo Jesús, ustedes, que antes estaban alejados, han sido acercados por la sangre de Cristo.

Ahora bien, al enseñar que Jesús era Dios, un anatema para el monoteísmo del judaísmo, la incredulidad, EXIGIDA POR EL ANTIGUO PACTO, llevó al endurecimiento y a la exclusión.

Podemos ver que el problema de la exclusión de los gentiles fue resuelto al reemplazar la «descendencia de sangre» por la «creencia en Cristo» como requisito para la inclusión a través de la administración del Nuevo Pacto. Todo el mundo, el mundo entero, era ahora elegible para la inclusión.

Así, la «expulsión» de los judíos se convirtió en la «reconciliación del mundo».