¿Por qué los masoretas restaron 100 (o 50) años a la edad de los padres en las fechas de nacimiento de sus primeros hijos?

hannes preguntó.

La Septuaginta (junto con el Pentateuco Samaritano) y Flavio Josefo en sus Antigüedades Judías permiten unos 6 o 7 centenares de años más desde nuestros días hasta el Diluvio (que en consecuencia se remontaría al siglo XXXI a.C. – hay algunas variantes).

La tradición textual masorética fija alrededor del siglo XXIV como fecha del cataclismo del diluvio. Esto dificulta que cualquier cronología temprana de la humanidad parezca histórica para cualquiera que se incline por el relato bíblico. La mayoría de las traducciones consideran los números masoréticos como los más fiables. Sin embargo, parecen ser los más recientes, ya que Flavio Josefo (un destacado fariseo e historiador del siglo I) no conoce los números masoréticos.

¿Qué motivó a los rabinos/masoretas a cambiar los números y acortar la cronología temprana de la humanidad?

Una traducción al inglés del capítulo correspondiente (Génesis 11) puede ser ver aquí(corregida de acuerdo con Flav.Jos. Ant.Jud., Theophilus, Africanus, Eusebius, que utilizó una versión más antigua de la Septuaginta, de los siglos I a III, y (la más antigua, del siglo II) el Papiro Bodmer de Lucas 3:36, que no tienen ese segundo, más tarde insertado Kainan)

10 Estas son las generaciones de Sem:
Sem era hijo de cien años
cuando fue padre de Arfaxad, en el segundo año después del diluvio.
[…]
12 Y Arfaxad vivió ciento treinta y cinco (MT: treinta y cinco) años
y fue padre de Sala.
[…]
14 Y Sala vivió ciento treinta (MT: treinta) años
y fue padre de Eber.
[…]
16 Y Eber vivió ciento treinta y cuatro (MT: treinta y cuatro) años
y llegó a ser el padre de Phalek.
[…]
18 Y Phalek vivió ciento treinta (MT: treinta) años
y fue padre de Ragau.
[…]
20 Y Ragau vivió ciento treinta y dos (MT: treinta y dos) años
y llegó a ser el padre de Serouch.
[…]
22 Y Serouch vivió ciento treinta (MT: treinta) años
y fue padre de Nachor.
[…]
24 Y Nachor vivió setenta y nueve (MT: veintinueve) años
y fue padre de Thara.
[…]
26 Y Thara vivió setenta años (130 años -> Abram)
y llegó a ser el padre de Abram y Nachor y Harran.

Flavio Josefo escribe en su sexto libro:

  1. Trataré ahora de los hebreos. El hijo de Phaleg, cuyo
    padre fue Heber, fue Ragau; cuyo hijo fue Serug, de quien nació
    nació Nahor; su hijo fue Terah, que fue el padre de Abraham, quien
    que fue el décimo desde Noé, y nació en el año doscientos noventa y dos
    año doscientos noventa y dos después del diluvio;
    pues Taré engendró a Abram en su septuagésimo año.
    Nacor engendró a Harán cuando tenía ciento veinte años años;
    Nahor nació de Serug en su ciento treinta y dos años año;
    Ragau tuvo a Serug a los ciento treinta;
    a la misma edad también Phaleg tuvo a Ragau;
    Heber engendró a Phaleg en su ciento treinta y cuatro año;
    él mismo fue engendrado por Sala cuando tenía ciento treinta años años,
    a quien Arfaxad tuvo por hijo a los ciento treinta y cinco año de su edad. Arfaxad era hijo de Sem, y nació doce años después del diluvio.

¿Está inflada la cronología de la Septuaginta (y de Flavio Josefo), como parecen sostener casi todas las traducciones de la Biblia, o, por el contrario, el Texto Masorético está desinflado por alguna razón?

Por ejemplo este artículo de Wikipedia muestra las diferencias para algunas de las genealogías en el Génesis:

Comentarios

  • Wikipedia tiene una muy buena tabla de las fechas dadas en las versiones masorética, samaritana y septuaginta del Génesis. Tenga en cuenta que hay algunas inconsistencias en cuanto a quién sobrevivió al diluvio si se toman las edades de la Septuaginta al pie de la letra. –  > Por Noah.
  • Parece que no puedo encontrar nada escrito sobre lo que los Rollos del Mar Muerto tienen para estas cronologías. ¿Puede alguien más? –  > Por Noah.
  • @Noah Snyder: Los Rollos del Mar Muerto no contienen nada de Génesis 5 u 11, salvo algunas palabras fragmentarias que no se ponen del lado de uno contra el otro. – usuario2350
  • He tratado esto en detalle aquí. academia.edu/8505148/… – usuario10438
  • La cronología septuagintal, que sitúa los hechos descritos en la historia de Caín y Abel en torno al 5500 a.C., se ajusta mejor a la cronología científica de la Revolución Neolítica en Oriente Medio (alrededor del 7000 a.C.), que vio el surgimiento de los agricultores, y su inevitable choque violento con los pastores nómadas, cuyas ovejas y ganado a menudo infringían sus campos cultivados. Si Adán y Eva representan a los cazadores-recolectores (Gn. 1:29; 3:21), Caín y Abel encarnan la agricultura. –  > Por Lucian.
7 respuestas
Tim Biegeleisen

     Propongo que las variaciones que se observan en las genealogías del Génesis surgieron de un esfuerzo por elogiar o villanizar a ciertos patriarcas. En concreto, hay pruebas de una motivación para elogiar a las cinco primeras generaciones desde Adán hasta Mahalalel, y para despreciar a Jared, Matusalén y Lamec. Me remito a la tabla de Wikipedia citada anteriormente en mi argumento.

     La Septuaginta añadió 100 años a las fechas de nacimiento de los cinco primeros patriarcas frente a las fechas que aparecen en los textos masorético y samaritano. Al añadir 100 años a las fechas de nacimiento de los cinco primeros patriarcas, esto desplaza sus tiempos de muerte a antes de el nacimiento de Jared (960) y las generaciones de Matusalén y Lamec. El desplazamiento de estas fechas podría haber sido una forma de cambiar el texto para reflejar la interpretación tradicional de la época.

     Por otra parte, los textos masorético y vulgar no separan la fecha de nacimiento de Jared de las generaciones anteriores. Sin embargo, el texto masorético añadió 100, 120 y 129 años, respectivamente, a las fechas de nacimiento de Jared, Matusalén y Lamec. Esto sitúa las fechas de muerte de estos tres patriarcas en los años 1422, 1656 y 1651. El momento del diluvio ocurrió cuando Noé tenía 600 años, que era el año 1656 en el texto masorético. Claramente, el texto implica que Jared y Matusalén perecieron en el diluvio, aunque Jared parece haber muerto antes de que ocurriera. La tradición de no tener en alta estima a estos tres patriarcas es también evidente en el texto samaritano. Aquí encontramos que los tres perecieron en 1307, la misma fecha exacta del diluvio de Noé, según ese texto.

     Puede haber una pregunta persistente sobre Enoc. El texto bíblico menciona que Enoc caminó con D’s, por lo que no habría ninguna motivación para situar su muerte cerca del diluvio.

     Me gustaría citar este documento que encontré en Internet, que me hizo pensar en esta cuestión:

hannes

Yo propondría el siguiente enfoque:

Para la época anterior al diluvio:Primacía de los números masoréticos. Son los que más varían y los que más se apoyan en el texto samaritano (y en los tres casos diferentes -Jared, Matusalén, Lamec- el masorético coincide o se acerca a la Septuaginta).

Para el tiempo posterior al diluvio: primacía de la Septuaginta y el texto samaritano, que coinciden en todos los casos. (El segundo Kainan no aparece en todos los manuscritos de la Septuaginta, ni en la cronología de Josefo, ni en el manuscrito más antiguo que contiene la genealogía de Jesús de Lucas).

La razón de que los masoretas reduzcan la edad de procreación en 100 años a una edad (para la época) inusualmente temprana parece ser la siguiente:

Abraham debería destacarse en solitario como el único que tuvo un hijo a su elevada edad. (Que la cuestión era en realidad más bien con su esposa Sara se ve en el relato sobre el nacimiento de Isaac, y más tarde aún, cuando Abraham tuvo cinco hijos más con Keturah a una edad mucho mayor.

Los números masoréticos son históricamente imposibles, porque no permiten el tiempo suficiente para la historia temprana bien documentada (¡y escrita!) de Sumeria y Egipto.

Dr. Saul Pressman

La Septuaginta Alejandrina es la más fiable. Da el nacimiento de Adán como 5404 AC. El diluvio es el 3142 a.C. El nacimiento de Abraham en Urfa es el 2142 AC. El Éxodo es el 1453 a.C. El Templo se inicia en el 973 a.C. Se destruye en el 586 a.C. Estas fechas coinciden con las cronologías egipcia y sumeria, si se acepta que Menes = Mizraim (como dijo Manetón) y que el periodo predinástico de la hostoria sumeria es una fantasía arqueológica. Entonces Ham (hijo de Noé) es Sargón el Grande (hijo de Ziusudra). Los Shemsu Hor (seguidores de Horus) son los seguidores de Cam, y su hijo Mizraim (Menes) que invadieron Egipto arrastrando sus barcos por tierra desde el Mar Rojo, reflotándolos en Kontos, y derrotando a los egipcios nativos, y fundando así la primera dinastía (Menes). Todos los arqueólogos se fijan en la distintiva arquitectura sumeria de Abydos, lugar de enterramiento de la Primera Dinastía, pero no siguen esa pista sobre el origen de esa dinastía en Sumer.

No hay duda de que las edades de los Patriarcas fueron alteradas, y podemos precisar la época en que se hizo. Josefo comienza a escribir su segundo libro hacia el año 90 d.C., y las duraciones de las vidas de sus Patriarcas coinciden con la Septuaginta (excepto en el caso de Lamec, donde inexplicablemente comete un error de 6 años. Dado que no disponemos de ningún manuscrito original, sino de copias posteriores en latín, este error podría haber sido introducido por el traductor).

Después de la época de Josefo, la duración de la vida de los Patriarcas se altera. La fecha más tardía para esta alteración es el final de la rebelión de Bar Kochvah 132 – 135 DC. Todo este periodo está bajo el control religioso del rabino Akiva, y es a él a quien hay que atribuir las alteraciones. La razón de los cambios es sencilla: la competencia de la creciente secta cristiana, que utilizaba la Torá y otros textos para argumentar la realidad del cumplimiento de la profecía de la llegada del mesías por parte de Jesús. El Libro de Adán y Eva era actual en esta época y en él se afirma específicamente que Dios le dice a Adán que enviará un redentor después de 5.500 años. Dado que Adán nació en 5404 a.C. (según la Septuaginta (LXX), eso hace que Bar Kosiba tenga la edad correcta (nacido alrededor del 96 d.C.). El rabino Akiva lo proclama mesías, le cambia el nombre a Bar Kochva, y pasa a liderar una rebelión masiva contra los romanos, que consigue expulsarlos del país durante casi 3 años. Los judíos se alegran, vuelven a santificar Jerusalén, imprimen monedas con Bar Kochva, etc. Sin embargo, los romanos no son derrotados tan fácilmente, y regresan con 7 legiones bajo el mando de Severo y proceden a marchar a través del campo, quemando todas las ciudades y matando a todos los habitantes, en lugar de luchar contra el potente ejército mesiánico de frente. Esta táctica tiene éxito, y los judíos son derrotados de nuevo, Jerusalén es arrasada de nuevo y la mayoría de los judíos supervivientes expulsados de Judea. Así comienza la diáspora.

Tratando de recomponer las cosas, el rabino Akiva y su grupo rabínico superviviente toman la determinación de impedir el uso de la Torá para proclamar otro mesías, y lo hacen alterando la duración registrada de las vidas de los Patriarcas. Por lo tanto, ya no hay 5500 años para Bar Kochva, y de hecho, pasarán cientos de años antes de que el mesías pueda venir.

El resultado de esta manipulación rabínica arruinó involuntariamente la aceptación del Antiguo Testamento como fuente fiable de cronología una vez que la arqueología se puso en marcha 1800 años después. Con la cronología masorética acortada, el Éxodo y la ocupación de Canaán tienen lugar 200 años más tarde. Hay una escasez de hallazgos arqueológicos para la datación que produce la cronología masorética. Por eso los científicos han dicho: «Todo era una fábula tribal». Incluso los rabinos judíos han caído en esta falsa actitud, ya que aceptan el texto masorético como inviolable. Es un error fatal.

Si nos remontamos a la Septuaginta (LXX), que fue sancionada por la jerarquía de Jerusalén en la época en que se tradujo (280 a.C.), y utilizamos las fechas que allí se dan para la vida de los Patriarcas, de repente todo encaja. No sólo el Éxodo se sitúa en la dinastía egipcia correcta (18ª), sino que la entrada de los israelitas en Canaán se sitúa ahora en el 1413 a.C., lo que concuerda con la datación por radiocarbono de una tabla quemada de Jericó que se registró en el 1410 a.C.

La cronología sumeria y egipcia puede ahora sincronizarse con la historia hebrea, e incluso podemos descubrir la fecha exacta de la destrucción de Sodoma y Gomorra (2040 a.C.), en el reinado de Hammurabi de Babilonia. Esto supone una revolución en la arqueología. Y también supone una reevaluación de la veracidad del AT.

Comentarios

  • ¡Bienvenido a Stack Exchange! Si aún no lo has hecho, echa un vistazo al tour del sitio. En particular, asegúrate de leer la sección sobre lo que constituye una buena respuesta y revisa tu post para citar mejor tus referencias. Ten en cuenta que «mostrar tu trabajo» es requerido para que las respuestas sean consideradas «buenas» y obtengan votos positivos de la comunidad en este Stack Exchange. Esta respuesta tiene algunas buenas observaciones, pero podría ser sobresaliente con algunos enlaces y un poco de exposición. –  > Por James Shewey.
  • Me interesaría especialmente una referencia para la afirmación de que «la hostoria sumeria es una fantasía arqueológica» –  > Por James Shewey.
  • Me interesaría bastante conocer una referencia que dé más validez al griego que al hebreo. –  > Por seedy3.
  • Al igual que los otros implican, yo upvote esto si usted agrega algunas referencias … La regla general aquí es que una buena respuesta no se limita a decir que algo es cierto, sino que también muestra por qué uno debe creer que lo es. –  > Por ThaddeusB.

Ambas tradiciones textuales (junto con el Pentateuco Samaritanoque tiene similitudes con cada una) son anteriores al cristianismo por siglos. Básicamente, los textos, ya sean religiosos o de otro tipopresentan una distribución similar a la del arco iris en términos de variación.

Para ilustrar esto a través de un ejemplo básico, con el propósito de clarificar:

Obsérvese también que el hebreo pone 1656 años desde Adán hasta el Diluvio de Noémientras que la Septuaginta tiene o bien 1642 o 1662 años (variación textual de Génesis 5:25, LXX) que abarcan desde Adán hasta nacimiento de Noé. (Obsérvese también que 1656 está casi a medio camino entre 1642 y 1662). Ambas versiones parecen coincidir en que hubo unos 16 1/2 siglos desde Adán hasta la época de Noéy el desacuerdo parece provenir del hecho de que el primero lo identifica con el Diluvio, que ocurrió durante su vida, mientras que el segundo lo hace coincidir con su nacimiento.

En cuanto a los patriarcas post-deluvianos, obsérvese que el texto griego abarca exactamente 1000 años desde el nacimiento del primer hombre después del Diluvio hasta el nacimiento del padre de Abraham, Téraj, mientras que el texto masorético atribuye sólo 290 años desde el Diluvio de Noé hasta el nacimiento de la primera descendencia de Taré. ¿Por qué es esto relevante? Porque mientras 1000 constituye una cifra muy redonda decimal valor, 1656 y 290 son igual de bonitos desde un duodecimal perspectiva; así, el primero es medio siglo (122 / 2 = 72) por debajo de un milenio (123 = 1728), mientras que el segundo (290) no representa más que la aproximación decimal de dos siglos (2 x 122 = 288). Si Abraham nació efectivamente cuando Taré tenía 70 años, como una interpretación simplista de Génesis 11:26 nos haría creer, entonces, según Génesis 12:4-5esto situaría a 145 años entre el nacimiento de Taré y la entrada de Abraham en la tierra de Canaán, lo que está increíblemente cerca de 122 = 144.

Ver también mi respuesta a esta pregunta.

Comentarios

  • Lucian muy buena respuesta. ¿Insinúas que el desfase cronológico entre el MT y los LXX no es intencionado, sino la conservación natural de dos tradiciones o textos variantes que se remontan a la época en que se redactó y organizó la Biblia? De hecho, estaba pensando en esta línea. ¿Es esta una interpretación correcta de su respuesta aquí? –  > Por Bach.
Richard

Una de las consideraciones importantes de los distintos editores fue la muerte de Matusalén. Los textos masoréticos y samaritanos lo hacen morir en el año del diluvio, aunque la forma en que llegan a él es bastante diferente. También es una consideración importante el hecho de que ninguno de los otros patriarcas sobrevive al diluvio, por lo que algunas tradiciones aseguran que todos mueren antes del diluvio, excepto Noé, por supuesto.

http://en.wikipedia.org/wiki/Methuselah

Los números babilónicos utilizaban un sistema posicional de base 60, pero no tenía un marcador de posición como el ‘0’. De hecho, no había diferencia entre 10 y 600. Esto, junto con las dificultades para cambiar las bases, parece haber creado una serie de interpretaciones variadas en documentos posteriores. Si los autores bíblicos intentaran basar sus números en los registros sumerios originales, habría un buen número de posibilidades que podrían elegir. La mayor dificultad sería que intentaran obtener números cuerdos a partir de las locas edades de los patriarcas en algunas interpretaciones de los registros sumerios.

A mí me parece que comprobar la cordura y hacer que las edades se ajusten a los relatos bíblicos serían influencias importantes para los autores originales, así como para los editores, ya que se pueden ver las mismas limitaciones cumplidas en múltiples versiones, aunque los detalles pueden ser bastante diferentes.

Los cambios específicos a los que te refieres parecen haberse realizado mucho más recientemente, ya que reflejan alteraciones de base 10. Supongo que otra ronda de comprobación de cordura influyó en la decisión de que los patriarcas tuvieran sus primeros hijos en la década de los 30 y no después de 100 años. (Utilizo el término de «verificación de la cordura» como un término técnico, no peyorativo).

Me temo que no puedo comentar sobre ningún cambio en particular, o si se ajustan a otros eventos, ya que me parece que cualquier lapso de tiempo real ha sido mal traducido y eliminado de la existencia, incluso si los escritos sumerios originales eran correctos. Ahora tienen sobre todo un significado simbólico, aunque supongo que a veces los relatos adicionales que les daban significado a menudo no llegaron a los documentos bíblicos finales y por eso también se han perdido.

–aparte

Usted afirma:

Esto hace difícil que cualquier cronología temprana de la humanidad parezca histórica para quien se inclina por el relato bíblico.

Esto parece ser una técnica hermenéutica problemática, para decidir sobre el texto más fiable en base a lo que se ajusta a su línea de tiempo preferida. Está claro que varios autores, copistas, compiladores y editores han cambiado cosas, incluyendo los periodos de vida, pero creo que es mejor práctica mirar la mejor evidencia sobre los propios textos, en lugar de encajar los textos en torno a ideas obtenidas de otras fuentes.

Por cierto, el año pasado estudié la historia y la prehistoria de Sumeria con mis hijos, y no vi nada sobre una inundación inusualmente grande en el 3100 AC, básicamente una habitabilidad ininterrumpida con grandes inundaciones regulares entre los ríos, pero no de una magnitud que destruyera la civilización. El 3100 AC está en medio de un periodo razonablemente poblado y próspero, justo antes del desarrollo de la Edad de Bronce.

He oído hablar de la teoría de una inundación en el año 5500 a.C. en una zona cercana -el legendario Diluvio del Mar Negro-, pero eso tampoco ayuda a encajar su cronología. ¿Dónde se produjo el diluvio al que te refieres?

Johannes

Este es un caso muy claro de pregunta cargada, ya que también podríamos preguntar:

«¿Por qué los escribas que tradujeron la Septuaginta añadieron 100 (o 50) años a la edad de los padres en las fechas de nacimiento de sus primeros hijos?»

En realidad, sólo para esta última pregunta puedo dar 3 respuestas, todas ellas compatibles entre sí.

  1. Hacer que el ascenso al trono del rey que había solicitado la traducción, Ptolomeo II Filadelfo (283-246 a.C.), cayera en el año 5000 desde la Creación, para que pudieran decirle, al presentar el trabajo terminado, «¿Veis vuestra Majestad? ¡Te convertiste en rey en el año 5000 de la Creación! Tú eres el hombre». [Nota 1]

  2. Para que la línea de tiempo resultante fuera aceptable para los egipcios, que sabían que un diluvio universal que acabara con toda la vida humana en 2518 aC (352 + 2166) estaba fuera de toda posibilidad.

  3. Para que las vidas extremadamente largas de los primeros patriarcas fueran racionalmente aceptables al formar parte de un cambio global de 10 veces en la escala de tiempo. Así, Adán, en lugar de procrear a los 23 años y vivir hasta los 93, procreó a los 230 y vivió hasta los 930.

Nota 1] Esta coincidencia ocurre con la cronología del Codex Alexandrinus si cambiamos la edad de procreación de Lamec de 188, claramente un error del escriba, a 182.

Tony

Otra teoría que he leído (¿alguien más se ha topado con esto?) es que a medida que pasaba el tiempo bajo la Antigua Alianza, surgió entre los israelitas la idea de que el Mesías aparecería durante «la sexta edad» de la historia humana, es decir, el sexto milenio después de Adán. La cronología de la Septuaginta lo refleja perfectamente, situando la creación de Adán en algún momento antes del 5000 a.C. En la tradición católica/occidental aparece a menudo la fecha 5199 a.C., mientras que en los círculos bizantinos/orientales se cita el 5509 a.C. Depende del manuscrito de los LXX que se considere autorizado.

Por otra parte, los masoretas, como seguidores de los fariseos, tuvieron que encontrar la manera de reajustar el calendario antiguo para que la creación de Adán no señalara a Cristo de esta manera, así que… se recortaron unos cuantos siglos aquí y allá… y ¡voilá! El calendario utilizado por el Israel contemporáneo hoy en día (por ejemplo, el Jerusalem Post, etc.) data de 3761 a.C., ¡incluso más corto que la cronología de Ussher!

Comentarios

  • Hola, y bienvenido a Hermenéutica Bíblica. Apreciamos que publiques, pero ¿tienes una fuente para tu afirmación sobre la sexta edad? –  > Por Frank Luke.
  • Gracias. Veamos… Enlaces: 1. ahavta.org/millennial.htm 2. moshiach.com/… LIBROS: 1. El Principio de la Sabiduría: Traducción íntegra de la Puerta del Amor (Elías ben Moisés de Vidas) 2. Prognosticum Futuri Saeculi [Julián de Toledo] ¡Estos también demuestran cómo la cosa del «6º milenio», basada en la fecha de creación del Seder Olam (3761 a.C.), llevó a toda la locura de algunas personas que pensaban que el mundo se acabaría en la década de 1840! –  > Por Tony.