¿Quién sometió la creación a la inutilidad en Rom. 8:20-21?

Jon Ericson preguntó.

Pablo dice que la creación fue sometida a la inutilidad en Romanos 8:20-21 ESV:

Porque la creación fue sometida a la inutilidad, no por voluntad propia, sino por causa del que la sometió, con la esperanza de que la creación misma sea liberada de su esclavitud a la corrupción y obtenga la libertad de la gloria de los hijos de Dios.

¿A quién se refiere la frase «el que la sometió»?

El contexto general de Romanos sugiere a Dios, a Adán y a Satanás como posibles opciones.

8 respuestas
Richard

Dios

Si leemos la frase completa, vemos que «el que la sometió» la sometió a la inutilidad.

«Sometido» aquí es la palabra griega hypotassō, que significa «disponer» o «poner en orden» (referencia).
«Futilidad» aquí es mataios que significa «carente de fuerza», «inútil», «vano» (referencia)

Por lo tanto, «el que la sometió» es el que [la puso en orden] de [vanidad].

Podemos ver claramente que fue Dios quien puso la creación en orden de vanidad y futilidad:

Génesis 3:17-19 (NVI)
17 A Adán le dijo: «Por haber escuchado a tu mujer y haber comido del fruto del árbol sobre el que te mandé: ‘No debes comer de él’.

«Maldita sea la tierra por tu culpa; con doloroso trabajo comerás de ella todos los días de tu vida.
18 Producirá espinas y cardos para ti, y comerás las plantas del campo.
19 Con el sudor de tu frente comerás tu comida
hasta que vuelvas a la tierra, ya que de ella fuiste tomado
porque polvo eres y al polvo volverás».

Además, podemos ver esto apoyado por un par de versos en Isaías:

Isaías 2:5-6 (NVI)
5 La tierra está contaminada por su pueblo; han desobedecido las leyes, violado los estatutos y roto el pacto eterno.
6 Por eso una maldición consume la tierra; su pueblo debe cargar con su culpa. Por eso los habitantes de la tierra son quemados, y quedan muy pocos.

En este pasaje vemos que Adán y sus descendientes fueron los que violaron el pacto (en el versículo 5), pero es la maldición la que consume la tierra. Esta es la misma maldición que vemos en Génesis 3 dada por Dios. Mientras que los humanos cargan con la culpa de la maldición, fue Dios el creador de la misma.

Resumen

Mientras que como respondió @Soldarnal, tanto Adán como Dios fueron responsables de someter al mundo (ponerlo en orden) en el Jardín del Edén, el que lo sometió a la futilidad fue Dios.

fuente y lectura adicional

Comentarios

  • El pasaje de Isaías parece apoyar a Adán (y sus descendientes) y no a Dios como los profanadores de la tierra. Supongo que se podría argumentar que Dios sigue permitiendo que la maldición consuma la tierra y que, por lo tanto, es la verdadera fuerza detrás de la profanación. ¿Quizás podrías ampliarlo? (Por lo demás, es una respuesta clara y bien documentada, gracias).  > Por Jon Ericson.
  • @JonEricson Allá vamos. Tiré un comentario bajo el verso de Isaías para ayudar a ilustrar que sí apoya a Dios como el creador de la maldición (aunque los seres humanos llevan la culpa de la maldición). –  > Por Richard.
  • +1. Aunque la respuesta de Soldarnal es teológicamente correcta, tu respuesta es más precisa exegéticamente: se trata de la pasiva divina. –  > Por Kazark.
Soldarnal

Las palabras «en esperanza» sugieren fuertemente que fue Dios quien sometió al mundo a la futilidad. Adán parece carecer no sólo del poder para someter al mundo de tal manera, sino que además no tenía ningún plan de esperanza. Satanás, aunque tal vez sea lo suficientemente poderoso, también es un candidato poco probable para haber sometido al mundo a la futilidad en la esperanzaespecialmente con la esperanza de liberarlo. En el contexto de Romanos, esto deja a Dios como la única opción.

Sin embargo, Matthew Henry afirma que tanto Adán como Dios fueron responsables de someter al mundo:

Adán lo hizo meritoriamente; siendo las criaturas entregadas a él, cuando por el pecado se entregó a sí mismo las entregó igualmente a la esclavitud de la corrupción. Dios lo hizo judicialmente; dictó una sentencia sobre las criaturas por el pecado del hombre, por el cual quedaron sujetas.

Comentarios

  • Un punto interesante. Entonces, tal vez, debería haber redactado mi respuesta como «Dios sometió a la tierra a la futilidad a causa del pecado de Adán»? –  > Por Jed.
  • Esta es la respuesta de John Piper también: desiringgod.org/resource-library/sermons/… –  > Por Jon Ericson.
  • Sí, definitivamente lo había escuchado antes; probablemente de él. –  > Por Soldarnal.
  • «en griego clásico, tiene el significado general de expectativa, relativa tanto al mal como al bien. Así, Platón habla de vivir en la esperanza del mal («República», i., 330); es decir, en la aprehensión del mal; y Tucídides, de la esperanza de los males venideros; es decir, la expectativa o aprehensión». (Vincent, M. R. Word Studies in the New Testament Vol.) Sin embargo, en el contexto («esperanza de que la creación sea liberada»), estoy de acuerdo en que se trata de «esperanza del bien» y no de «esperanza del mal». –  > Por Richard.
  • Véase también mi respuesta. Adán era responsable de «someter la tierra» (ponerla en orden), sino el que la «sometió a la inutilidad» no fue Adán, sino Dios. –  > Por Richard.
Jed

Aparentemente, el pecado de desobediencia de Adán es lo que sometió a la tierra a la futilidad

Génesis 3:17-19 Y a Adán le dijo: «Por haber escuchado la voz de tu mujer y haber comido del árbol del que te mandé: ‘No comerás de él’ maldita es la tierra por tu culpacon dolor comerás de ella todos los días de tu vida; espinas y cardos te producirá, y comerás las plantas del campo. Con el sudor de tu rostro comerás el pan, hasta que vuelvas a la tierra, pues de ella fuiste tomado; porque polvo eres, y al polvo volverás».

Además, en Romanos 5, Pablo habla de cómo el pecado/muerte entró en el mundo a través de Adán y de cómo Jesús es esa esperanza que dará la vuelta a esa maldición – lo que está muy cerca del mismo contexto que Romanos 8 cuando habla de …con la esperanza de que la creación misma sea liberada de su esclavitud a la corrupción y obtenga la libertad de la gloria de los hijos de Dios.

Romanos 5:12 Por lo tanto, así como el pecado entró en el mundo a través de un hombre, y la muerte a través del pecado, y así la muerte pasó a todos los hombres porque todos pecaron

y

Romanos 5:21 para que, así como el pecado reinó en la muerte, también la gracia reine por medio de la justicia que lleva a la vida eterna por medio de Jesucristo nuestro Señor.

Tchrist601

Ya veo que la gente de tendencia calvinista tiene problemas con esta línea de razonamiento. Recuerden que Dios presentó la creación con todas las manifestaciones que vienen con la elección… libre albedrío, individualismo, naturalezas diferenciales, duplicidad, formas, tipos, sombras, 5 sentidos, unicidad, ideas, y con todo esto viene una forma de putrefacción o decadencia. La materialización de lo que en realidad comenzó como una esencia espiritual infinita, o presencia, se ha convertido en algo finito. Y lo que una vez fue la verdad, ahora se ha convertido en otra cosa. Podemos llamar a esto una mentira, o una «versión» de la verdad.
Esto es lo que Jacobo Arminio estaba tratando de decirnos cuando escribió los 5 puntos de desacuerdo con Calvino-en 1610- a lo que los calvistas respondieron con sus 5 puntos- ahora conocidos como TULIP. Jacobo enseñó que la gracia «preventiva» de Dios era suficiente para que tanto los «elegidos como los no elegidos» fueran salvados de nuestra esclavitud material a la decadencia. Y esto se logra en nuestra unificación del Espíritu de Dios que vive en nosotros y el espíritu individualizado de nuestro ser único. Aquellos de nosotros que nos estamos condenando al confundir este mundo material con el real, estamos perdiendo la verdad.

Comentarios

  • Esta respuesta no es apropiada para este sitio en absoluto – ni siquiera se refiere al texto en cuestión. Tenga en cuenta que este sitio se centra en la exégesis bíblica, no en la teología sistemática, por lo que el calvinismo contra el arminianismo está fuera de tema aquí. Es posible que desee leer el recorrido del sitio, así como la forma de responder para aprender más acerca de cómo funcionan las cosas aquí. –  > Por EJoshuaS – Reinstalar a Mónica.
Philip Igenegba

El pecado fue lo que causó la maldición en la tierra. Y el pecado vino como resultado de la alineación de Adán con el hombre de pecado llamado Satanás. Vemos a Dios diciéndole a Adán el efecto de lo que ha hecho, «maldita es la tierra por tu causa…» en otras palabras, «tus acciones han corrompido la tierra, han traído sobre ella una maldición».

Génesis 3:17 RVR

Y dijo a Adán: Por cuanto escuchaste la voz de tu mujer, y comiste del árbol del cual te mandé, diciendo: No comerás de él; maldita es la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida.

Dios le estaba diciendo literalmente a Adán las consecuencias de su acción. Adán permitió que Satanás tomara el dominio de la tierra y Dios le estaba diciendo a Adán el efecto de eso.

No era posible que Dios fuera el que sometiera a la tierra a la maldición. El pecado produjo la maldición, corrompió la tierra.

Más tarde vemos a Pablo enseñando que el pecado vino a través de Adán:

Romanos 5:12

Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.

El pecado entró en el mundo por Adán.

En la esperanza: Dios inició inmediatamente su plan de salvación cuando mató un cordero y vistió a Adán y Eva con él, un tipo de la muerte de Cristo.

Gracias

Ozzie Ozzie

¿A quién se refiere la frase «el que lo sometió»?

En Romanos 8:20 Pablo escribió.

Romanos 8:20-21 RVR:

Porque la creación fue sometida a la inutilidad, no por voluntad propia, sino a causa del que la sometió, con la esperanza de que la creación misma sea liberada de su esclavitud a la corrupción y obtenga la libertad de la gloria de los hijos de Dios.

Los seres humanos nacen con la futilidad por delante.

En otras palabras, Dios no destruyó al antepasado del hombre, Adán, en el momento de su pecado, sino que permitió que los hombres nacieran de un padre imperfecto, con la futilidad de frente no por una falta deliberada suya, sino por una imperfección heredada. Sin embargo, Dios no los dejó sin esperanza, sino que tuvo la bondad de ofrecerles esperanza a través de la «semilla» prometida

Génesis 3:15 (NASB)

15 Y [a]haré enemigos a ti y a la mujer, y a tu [b]descendencia y a su [c]descendiente; él te herirá en la cabeza, y tú le herirás en el talón».

Génesis 22:18 (NASB)

18 Y en tu [a]semilla serán bendecidas todas las naciones de la tierra, porque has obedecido mi voz».

Todd

En ninguna versión/traducción bíblica pude encontrar las palabras «uno» o «él» en mayúscula (la mayúscula implica a Dios). Ninguna de las dos palabras (uno o él) se encontró en la Concordancia de Strong, que también implica que su definición no es Dios. Y como la voluntad de Adán sometió a la creación a la vanidad (mataiotes) el culpable es probablemente Adán. También son confusas las 2 palabras restantes en 8:20, y todo 8:21. «… con la esperanza de que la creación misma sea liberada de su esclavitud a la decadencia y llevada a la gloriosa libertad de los hijos de Dios». Dios no esperaría tal cosa ya que Él ya conoce el resultado. Esto suena a que «Adán espera» que la creación misma sea liberada al igual que todos los humanos esperan lo mismo.

Como cuestión de seguimiento a otro post, la palabra «sujeto» o «sometido» se define como «subordinar; reflexivamente, obedecer:- estar bajo obediencia (obediente), poner bajo, someter a, (ser, hacer) sujeto (a, a), estar (poner) en sujeción (a, bajo), someterse a. La palabra parece referirse al efecto y no a la causa. Por lo tanto, esta verborrea puede no referirse a la acción de uno que somete a la creación, sino a la reacción de la creación después de ser sometida. (Es decir, «me sometí a su voluntad», y no «someto a los demás a mi voluntad»).

Aun así, lo mío son sólo conjeturas (junto con un posible razonamiento defectuoso) para este pasaje relativamente enigmático. Bendiciones.

Comentarios

  • Bienvenido al intercambio de hermenéutica bíblica. Los textos griegos antiguos no tenían mayúsculas, así que eso es más evidencia de cómo los traductores interpretaron el texto que de lo que Pablo pudo haber querido decir. Tampoco estoy convencido de que Dios no espere la nueva creación en el sentido anticipatorio. –  > Por Jon Ericson.
Rumiador

La creación que se contempla en Romanos 8 no es «la tierra», sino la nueva creación. Pablo está diciendo que la nueva creación (el cuerpo de Cristo) ha sido sometida a la futilidad y no está viviendo actualmente en una «escatología realizada» como algunos enseñan (es decir, el evangelio de la prosperidad).

Pero Dios sometió el cuerpo de Cristo y el cuerpo de Cristo en la esperanza y los creyentes esperan su adopción:

[Rom 8:15-30 NLT] (15) Así que no habéis recibido un espíritu que os haga esclavos temerosos. Al contrario, habéis recibido el Espíritu de Dios cuando os adoptó como hijos suyos. Ahora lo llamamos: «Abba, Padre». (16) Porque su Espíritu se une a nuestro espíritu para afirmar que somos hijos de Dios. (17a) Y puesto que somos sus hijos, somos sus herederos. En efecto, junto con Cristo somos herederos de la gloria de Dios.

(17b) Pero si queremos compartir su gloria, también debemos compartir su sufrimiento. (18) Pero lo que ahora sufrimos ahora no es nada comparado con la gloria que nos revelará más tarde. (19) Porque toda la creación espera con impaciencia ese día futuro en el que Dios revelará quiénes son realmente sus hijos. (20) Contra su voluntad, toda la creación fue sometida a la maldición de Dios. Pero la creación espera con ansia el día en que se unirá a los hijos de Dios en una gloriosa liberación de la muerte y la decadencia. (22) Porque sabemos que toda la creación ha estado gimiendo como en los dolores de parto hasta el momento presente. (23) Y los creyentes también gemimos, aunque tenemos el Espíritu Santo dentro de nosotros como un anticipo de la gloria futura, porque anhelamos que nuestros cuerpos sean liberados del pecado y del sufrimiento. También nosotros esperamos con ansia el día en que Dios nos conceda la plenitud de derechos como hijos adoptivos suyos, incluidos los cuerpos nuevos que nos ha prometido.

(24) Esta esperanza se nos dio cuando fuimos salvados. (Si ya tenemos algo, no necesitamos esperar. (25) Pero si esperamos algo que aún no tenemos, debemos esperar con paciencia y confianza). (26) Y el Espíritu Santo nos ayuda en nuestra debilidad. Por ejemplo, no sabemos por qué quiere Dios que recemos. Pero el Espíritu Santo ora por nosotros con gemidos que no se pueden expresar con palabras. (27) Y el Padre, que conoce todos los corazones, sabe lo que dice el Espíritu, porque el Espíritu ruega por nosotros, los creyentes, de acuerdo con la voluntad de Dios. (28) Y sabemos que Dios hace que todo funcione para el bien de los que aman a Dios y son llamados según su propósito para ellos. (29) Porque Dios conocía de antemano a su pueblo, y lo eligió para que fuera como su Hijo, para que su Hijo fuera el primogénito entre muchos hermanos. (30) Y habiéndolos elegido, los llamó para que vinieran a él. Y habiéndolos llamado, les dio una posición correcta con él. Y habiéndoles dado una posición correcta, les dio su gloria.

Nótese que el creyente no está esperando ser adoptado, sino que es como un niño muy pobre que tiene en sus manos unos papeles que le dicen que ha sido adoptado por un rey mientras viaja en un tren para unirse a su nueva familia. Es un mendigo y un hijo de un rey simultáneamente. Lo que experimenta es la inutilidad, aunque es inimaginablemente rico porque es coherente con Cristo. Todo lo que Cristo hereda, lo hereda él. Esta es la imagen. Y fue Dios quien decidió que fuera así.

Nótese también que la pasiva sin sujeto se utiliza en las escrituras como señal de que el sujeto implícito es Dios.