¿Cómo encaja la declaración de Jesús «Generación perversa» en el contexto de Lucas 9:37-43?

Esta es la parte en la que Jesús cura a un niño poseído por el demonio que los deciples no tienen suficiente fe para curar.

Al día siguiente, cuando bajaron de la montaña, se reunió una gran multitud. Un hombre de la multitud gritó: «Maestro, te ruego que mires a mi hijo, porque es mi único hijo. Un espíritu se apodera de él y, de repente, grita; le provoca convulsiones de tal manera que echa espuma por la boca.Apenas lo deja y lo está destruyendo. Les rogué a sus discípulos que lo expulsaran, pero no pudieron».

«Generación incrédula y perversa -replicó Jesús-, ¿hasta cuándo he de estar con vosotros y aguantaros? Traed a vuestro hijo».

— Lucas 9:37-41

Por Mateo 17 sabemos que los discípulos no pudieron expulsar a este demonio porque no tenían suficiente fe, así que tiene sentido que Jesús diga «generación incrédula». ¿Cómo encaja la «generación perversa» en este contexto? Parece no tener relación con la fe (o su falta). ¿Cuál es la conexión?

Para que quede claro, mi pregunta es sobre la palabra «perversa» y cómo encaja en el contexto.

usuario640

Comentarios

  • Merriam-Webster: Pervertir, (verbo) – hacer que se desvíe o se aleje de lo que es bueno o verdadero o moralmente correcto. –  > Por elika kohen.
  • Refuerza la idea de alejamiento de Dios, entre cuyos síntomas se cuenta la posesión demoníaca. –  > Por Lucian.
8 respuestas
usuario34445

¿GENERACIÓN HORIZONTAL?
La palabra inglesa ‘generation’ no significa lo mismo que la palabra (**
מַטָּע**) Yeshua (Jesús) probablemente utilizado. Para tener una idea del significado original, piensa en la palabra inglesa sin embargo:

Generación‘ surge de la raíz ‘gen’ (genos «nacimiento«, gennos «familia«, generar «producir«) por lo que denota una relación de ‘cosas que causan’ o ‘producen’.

La palabra tiene dos significados: ‘todas las personas que nacen y viven al mismo tiempo‘ (énfasis en mismo tiempo) o ‘la producción de algo a partir de una fuente común (énfasis en misma fuente)’. Llamemos al énfasis en mismo tiempo como horizontal, ya que implica un tiempo específico, mientras que llamemos al énfasis en misma fuente como vertical, ya que se extiende a través del tiempo y hace hincapié en una fuente común.

Hoy en día, la primera acepción (horizontal) domina el sentido inglés, pero no siempre fue así. En cambio, antiguamente el segundo significado (vertical) dominaba su sentido: de ahí que todas las demás palabras similares que emplean gen. La etimología original de la palabra inglesa sigue implicando este sentido vertical; una relación secuencial de uno a otro (atemporalmente). Sin embargo, ahora, la palabra inglesa actual ‘generación’ no tiene este mismo sentido atemporal (al menos para la mayoría de los angloparlantes), aunque el acto de ‘generating’ sigue teniéndolo. Para la mayoría de los angloparlantes, la palabrageneración’ (sustantivo) tiene un sentido horizontal (tiempo particular) que no existe en el original arameo/hebreo o incluso griego (todas las personas que nacen y viven al mismo tiempo).

¿GENERACIÓN VERTICAL?
Ahora considere las palabras hebreas/arameas que probablemente usó Yehshua (leídas de las mismas palabras griegas usadas en la LXX para impartir el significado hebreo/arameo); notando que el hebreo/arameo antiguo eran idiomas que carecen de tiempo (el significado era atemporal).

Lucas 9:41 dice ἀποκριθεὶς δὲ ὁ Ἰησοῦς εἶπεν Ὦ γενεὰ ἄπιστος καὶ διεστραμμένη ἕως πότε ἔσομαι πρὸς ὑμᾶς καὶ ἀνέξομαι ὑμῶν προσάγαγε ὧδε τὸν υἱόν σου. La palabra γενεὰ se traduce al español como ‘generación’. Obsérvese cómo esta misma palabra γενεὰ se traduce al griego desde el hebreo en los LXX en Isa 61:3:

Griego: δοθῆναι τοῖς πενθοῦσιν Σιων δόξαν ἀντὶ σποδοῦ ἄλειμμα εὐφροσύνης τοῖς πενθοῦσιν καταστολὴν δόξης ἀντὶ πνεύματος ἀκηδίας καὶ κληθήσονται γενεαὶ δικαιοσύνης φύτευμα κυρίου εἰς δόξαν

Hebreo: לָשׂוּם לַאֲבֵלֵי צִיֹּון לָתֵת לָהֶם פְּאֵר תַּחַת אֵפֶר שֶׁמֶן שָׂשֹׂון תַּחַת אֵבֶל מַעֲטֵה תְהִלָּה תַּחַת רוּחַ כֵּהָה וְקֹרָא לָהֶם אֵילֵי הַצֶּדֶק מַטַּע יְהוָה לְהִתְפָּאֵֽר׃

Inglés: .. para conceder a los que lloran en Sión – para darles un hermoso tocado en lugar de cenizas, el aceite de la alegría en lugar de luto, el vestido de la alabanza en lugar de un espíritu débil; para que sean llamados robles de la justicia, la plantación (o generaciones) del Señor, para que sea glorificado.

Claramente este γενεὰ (también hebreo מַטָּע) no se limitaba a ‘un pueblo que vivía al mismo tiempo‘ ya que esta cita se refiere claramente a un pueblo que existía atemporalmente como una rama a través del tiempo. El sentido de γενεὰ aquí no es ‘horizontal’, una sección transversal o rebanada de la rama, sino toda la rama en sí; generaciones a través del tiempo. Observe las metáforas similares de ‘plantaciones’ para referirse a un pueblo en (Mateo 13:32, Mateo 24:32, Marcos 13:28, Juan 15:2-6 Rom 11:16-24).

La generación de la que habla Yehshua, para un hablante de hebreo/arameo (un idioma sin tiempo) o para un Dios atemporal, no es un ‘pueblo que vive en el mismo tiempo‘ sino ‘un pueblo que ha surgido de una fuente común‘ y que aparecen como una rama a través de la historia, y que han resistido a los profetas.

Esta misma metáfora es también evidente en las palabras fuertes de Yehshua de Juan 8:44.

CONCLUSION: Por lo tanto, Yehshua estaba hablando a un pueblo de herencia común en un sentido intemporal, independientemente de la fecha de su nacimiento. Una falta de fe general pero recurrente les impidio realizar un milagro.

Comentarios

  • Gracias por la explicación sobre la ‘generación’, mi pregunta era más sobre cómo encaja la palabra ‘perverso’ en el contexto. – usuario640
Rumiador

El hombre de la multitud es aparentemente un judío.

Un tema importante de los evangelios es la incredulidad de los judíos tanto por su historia en las escrituras como por exasperar siempre a Dios.

En los evangelios como en el libro de Jonás los judíos son contrastados con los gentiles en que los judíos casi nunca exhiben ninguna fe mientras que los gentiles a menudo tienen una fe asombrosa:

NVI Mateo 8: 5Cuando Jesús entró en Cafarnaúm, se le acercó un centurión pidiéndole ayuda. 6Señor -le dijo-, mi siervo yace en casa paralizado, sufriendo terriblemente.»

7Jesús le dijo: «¿Voy y lo curo?».

8El centurión respondió: «Señor, no merezco que entres en mi casa. Pero sólo di la palabra, y mi siervo quedará curado. 9Porque yo mismo soy un hombre sometido a la autoridad, con soldados a mi cargo. A éste le digo: «Ve», y va; y a aquél: «Ven», y viene. Digo a mi siervo: «Haz esto», y lo hace».

10Al oír esto, Jesús se asombró y dijo a los que le seguían: «En verdad os digo que no he encontrado a nadie en Israel con una fe tan grande. 11Os digo que vendrán muchos del oriente y del occidente y ocuparán sus puestos en el banquete con Abraham, Isaac y Jacob en el reino de los cielos. 12Pero los súbditos del reino serán arrojados fuera, a las tinieblas, donde habrá llanto y crujir de dientes.»

13Entonces Jesús dijo al centurión: «Ve, que se haga como has creído». Y su siervo quedó curado en ese momento.

La palabra «Tú» no está presente en el griego, que en su lugar se lee «Oh»:

Westcott y Hort / [variantes NA27] Lucas 9:41 ἀποκριθεὶς δὲ ὁ Ἰησοῦς εἶπεν γενεὰ ἄπιστος καὶ διεστραμμένη, ἕως πότε ἔσομαι πρὸς ὑμᾶς καὶ ἀνέξομαι ὑμῶν; προσάγαγε ὧδε τὸν υἱόν σου.

Teniendo en cuenta todos estos antecedentes creo que Jesús se exaspera porque aquí entre los judíos no se pudo reunir la fe suficiente para realizar una simple curación y lo atribuye a que son judíos. Los judíos, aparte de una obra regeneradora del espíritu de Dios, son singularmente de cuello duro y en el juicio están temporal y parcialmente sujetos a una ceguera judicial, según Isaías.

Todo esto conduce inexorablemente a la vuelta de los judíos a los gentiles hasta el momento en que digan «Bendito es el que viene en el nombre de YHVH»:

NVI Hechos 13: 38 «Por tanto, amigos míos, quiero que sepáis que por medio de Jesús se os anuncia el perdón de los pecados. 39Por medio de él todo el que cree queda libre de todo pecado, una justificación que no podíais obtener bajo la ley de Moisés. 40Tened cuidado de que no os ocurra lo que han dicho los profetas:

41 «Mirad, burlones, asombraos y pereced, porque voy a hacer algo en vuestros días que nunca creeríais, aunque alguien os lo dijera. «42Cuando Pablo y Bernabé salían de la sinagoga, la gente los invitó a seguir hablando de estas cosas el siguiente sábado. 43Cuando se despidió la congregación, muchos de los judíos y devotos conversos al judaísmo siguieron a Pablo y Bernabé, que hablaron con ellos y les instaron a seguir en la gracia de Dios.

44El sábado siguiente se reunió casi toda la ciudad para escuchar la palabra del Señor. 45Cuando los judíos vieron la multitud, se llenaron de celos. Empezaron a contradecir lo que decía Pablo y a insultarlo.

46Entonces Pablo y Bernabé les respondieron con valentía: «Teníamos que hablaros primero de la palabra de Dios. Ya que la rechazáis y no os consideráis dignos de la vida eterna, nos dirigimos ahora a los gentiles. 47Porque esto es lo que nos ha ordenado el Señor:

«Os he hecho una luz para los gentiles, para que llevéis la salvación hasta los confines de la tierra». «

Gina

Lucas 9:41 en el YLT es,

» Y respondiendo Jesús, dijo: `Oh, generación, inflexible y perversa hasta cuándo estaré con vosotros, y os sufriré…acercar a tu hijo'».

Las palabras se dirigían a toda la multitud que estaba ante él, entre la que seguramente se encontraban escribas y fariseos incrédulos, así como los discípulos que aún podían tener alguna duda persistente. Aunque se puede aplicar a los incrédulos de cualquier generación, Cristo preguntó con precisión cuánto tiempo debía sufrir su incredulidad; indicando claramente la multitud de personas que se encontraban ante Él en ese período de tiempo del primer siglo d.C.

Acababa de estar en el Monte de la Transfiguración el día anterior. Sus pensamientos estaban en la preparación del sacrificio que en breve iba a llevar a cabo por todos los pecados del pueblo, y se enfrenta al día siguiente con el continuo deseo débil y superficial de la necesidad de un milagro… una prueba más de su autoridad.

Él no era reacio a sanar al niño, pero se asombró de la actitud mezquina del pueblo incrédulo por el que estaba a punto de ser asesinado.

El Pulpit Commentary reconoce el evento en su escenario contemporáneo.

» Qué contraste para el Señor entre las horas celestiales que acababa de pasar en el monte, y este triste espectáculo de dolor y sufrimiento, de celos y disputas, de dudas e indecisión, en medio del cual se encontraba ahora. «Infiel y perverso», gritó el lastimero Señor con un estallido de intenso dolor, «¿hasta cuándo estaré con vosotros y os sufriré?». Una palabra, lo sabía, y para él todo esto podría cambiarse por las escenas del cielo, por la compañía de los ángeles y de los espíritus benditos, por el antiguo hogar de la grandeza y de la paz; sólo que era justo para curar esta amarga maldición que había dejado su hogar celestial. Pero el contraste entre la gloria del monte de la Transfiguración y los recuerdos que evocaban, y la escena presente de dolor y desdicha indeciblesde las pasiones y de la debilidad humana, suscitó en el Señor esta expresión amarga y dolorosa. «Fuente: aquí

El Interlineal utiliza «pervertido», del griego de Strong #1294: diastrephó: distorsionar, fig. malinterpretar, corromper. Del Léxico Griego de Thayer b) «perverso, corrupto, malvado». Fuente: aquí

Eran perversos o malvados debido a su continua ceguera a lo que Él les había estado enseñando durante más de 3 años, específicamente sobre la necesidad de que se arrepintieran de sus pecados. Y, todavía no escuchaban incluso cuando Él estaba a punto de morir por ellos.

(El énfasis en negrita es mío).

Comentarios

  • El Comentario del Púlpito está fuera de lugar aquí. Jesús se refiere al padre en la historia, no a la multitud o a los discípulos. Biblehub ofrece también los comentarios de Crisóstomo, pero han omitido su comentario sobre Mateo 17:14ss aquí por alguna razón. Se puede encontrar aquí. El comentario de Cirilo sobre el pasaje de Lucas, escrito en la misma época (finales del siglo IV), se puede encontrar aquí. –  > Por usuario33515.
Owen Podger

Antes de que Moisés sea llevado justo antes de que Josué conduzca a los hijos de Israel a la tierra prometida, canta una canción de la que todo el pueblo debe aprender. en la canción llama al pueblo una generación perversa. Jesús utiliza el término justo después de descender del monte de la transfiguración donde se encontró con Moisés. Y Jesús vino a la tierra para llevarnos al cielo aunque seamos pecadores. Creo que Jesús está citando a Moisés, indicando los paralelos. Creo que el pueblo de Israel en la época de Moisés y en la época de Jesús, y yo mismo no judío ahora mismo no somos muy diferentes, nos extraviamos fácilmente, sin duda frustrando a nuestro buen Señor, y está diciendo «Owen, no eres diferente al pueblo que sale del desierto, pero aun así te guiaré para que cruces el Jordán.»

WordWarrior

Si lees los evangelios entonces ves todo el tiempo que los Discípulos no creyeron verdaderamente hasta la resurrección de nuestro Señor. Todos huyeron de Él, y sólo uno se quedó en la cruz. La generación incrédula y perversa es exactamente a lo que Jesús está llegando. Les está diciendo que porque no creen correctamente, y siguen usando el pensamiento del hombre no pueden echar a los demonios como estos. Lo mismo va para nosotros hoy, si no tenemos fe verdadera entonces somos una generación perversa e incrédula.

usuario33515

En realidad es al padre, no a los discípulos, a quien Jesús acusa de falta de fe aquí.


El relato está en los tres evangelios sinópticos: Mateo 17:14-18, Marcos 9:17-27, Lucas 9:37-42. En Marcos, se cita a Jesús diciendo, Oh, generación incrédula (ὦ γενεὰ ἄπιστος); en Mateo y Lucas, dice Oh generación infiel y perversa (ὦ γενεὰ ἄπιστος καὶ διεστραμμένη).


La palabra que la NVI traduce aquí como «perverso» es un participio pasivo del verbo διαστρέφω (diastrephō), que se define en varios léxicos como pervertir, distorsionar, desviar, desviar, engañar o desviar. «Pervertido» (no en el sentido sexual) en lugar de «perverso» es probablemente una traducción más literal. La raíz es στρεφω (strephō), que significa girar o dar la vuelta a uno mismo. El prefijo δια- (dia-) significa minuciosidad o plenitud, por lo que podríamos interpretar diastrephō para significar algo así como completamente girado o completamente volteado.

Muchas otras versiones también traducen diastrephō como «perverso», pero también se traduce como «torcido» (ESV), «corrupto» (NLY), y «rebelde» (HCSB). Tyndale eligió la palabra «torcido» (torcido). «Perverso» es coherente con la versión latina del texto, que utiliza la palabra perversa aquí.


Es relevante aquí que Jesús está realmente reprendiendo al padre, no a los discípulos o a la multitud. El padre está cometiendo esencialmente una blasfemia, al encontrar una falta en la gracia por la que Cristo impartió poder a los discípulos para expulsar los demonios (Mateo 10:8, Marcos 3:15, Lucas 10:19). Esto también puede verse en la forma grosera y descortés en que se dirigió a Jesús, culpando inmediatamente a los discípulos. Teofilacto (1055-1107) señaló que incluso parece culpar a la naturaleza (la luna) de la enfermedad de su hijo1El texto griego de Mateo dice literalmente Es un lunático (σεληνιάζομαι – «lunático»). Comentando al padre, Cirilo de Alejandría (378-444), escribió:

No se limitó a pedir la curación del niño y a coronar con alabanzas al curandero, sino que, por el contrario, habló despectivamente de los discípulos, y encontró defectos en la gracia concedida. Porque lo llevé, dice, a tus discípulos, y no pudieron expulsarlo. Y sin embargo, fue debido a tu propia falta de fe que la gracia no sirvió de nada. ¿No te das cuenta de que tú mismo fuiste la causa de que el niño no se librara de su grave enfermedad?2

Fue el padre, y no los discípulos, quien careció de fe. Podríamos recordar aquí:

Mateo 21:22 (RV)

Y todo lo que pidáis en oración, creyendo [πιστεύοντες; también lit. teniendo fe]recibiréis.

(Véase también Marcos 11:24)


Cirilo también comentó ampliamente la naturaleza de la «perversión» del hombre:

Por lo tanto, el padre del muchacho debía culpar más bien a su propia incredulidad que a los santos apóstoles. Por esta razón, Cristo llamó justamente, Oh generación incrédula y perversa: ¿hasta cuándo estaré con vosotros y os sufriré? Por lo tanto, llama justamente a ese hombre y a los que son como él una generación infiel. Porque es una enfermedad miserable, y quien se ve afectado por ella es, como Él muestra, perverso, y carece por completo de conocimiento para caminar con rectitud. Y por eso las Sagradas Escrituras dicen de tales personas, que sus caminos son torcidos, y sus sendas perversas.3 De este mal huyó el divino David, y para que también nos beneficie, revela el propósito de su mente al respecto, diciendo Un corazón torcido no se ha adherido a mí:4 es decir, uno que no puede caminar en un curso recto. A los tales clamó el bendito Bautista, como precursor del Salvador, diciendo, Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas.5

El hombre, por tanto, era totalmente incrédulo y perverso, rehusando las sendas rectas, desviándose de la marca y extraviándose de los caminos correctos. Y Cristo no se digna estar con los que así piensan, y han caído en esta maldad; y si se puede hablar a la manera de los hombres, está cansado y fatigado de ellos. Y esto nos lo enseña diciendo, ¿Hasta cuándo estaré con vosotros y os sufriré? Porque el que dice que los que fueron impotentes para la expulsión de los espíritus malignos, que por la voluntad de Cristo habían recibido poder para expulsarlos, encuentra la culpa en la gracia misma, más que en los receptores de ella. Porque cualquiera que quiera puede ver que la gracia que obró en ellos fue la de Cristo. Por ejemplo, el cojo de la hermosa puerta del templo quedó sano; pero Pedro atribuyó el milagro a Cristo, diciendo a los judíos Porque a Aquel a quien vosotros crucificasteis, por Él este hombre está sano delante de vosotros; y la gracia que Él otorga le ha dado esta sanidad.6 En otro lugar el mismo bendito Pedro proclamó a uno de los que fueron curados por Él, Eneas, Jesucristo te sana.7 Queda claro, pues, en todos los sentidos, que el hombre encontró malamente el poder de Cristo al decir de los santos apóstoles que no pudieron expulsarlo.8


Una interpretación similar del pasaje paralelo de Mateo se encuentra en Juan Crisóstomo (c 349-407) comentario.


La explicación anterior puede parecer incoherente con lo que Mateo relata que ocurrió poco después:

Mateo 17:19-21 (RSV)

Entonces los discípulos se acercaron a Jesús en privado y le dijeron: «¿Por qué no pudimos expulsarlo?» Él les dijo: «Por vuestra poca fe. Porque en verdad os digo que si tenéis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: «Pásate de aquí a allá», y se pasará; y nada os será imposible.»

Sin embargo, esto refuerza la afirmación de que Jesús no estaba hablando con los Apóstoles. Si lo hubiera hecho, les habría quedado claro que ellos eran los culpables por ser infieles y perversosy no habrían tenido necesidad de preguntar más. Sin embargo, sabiendo que anteriormente se les había dado poder para expulsar a los demonios (Mateo 10:8), se quedaron perplejos. El comentario de Teofilacto lo explica aquí:

Los apóstoles temían haber perdido la gracia contra los demonios que se les había concedido; por eso se lo pidieron a Jesús en privado y con gran ansiedad. Pero el Señor los reprende por ser imperfectos en la fe, diciendo: «A causa de vuestra incredulidad». Porque si tuvierais una fe ferviente y ardiente, lograríais grandes cosas aunque parecieran pequeñas.9

Así pues, puede que los Apóstoles no sean completamente irreprochables en cuanto a la fe en este episodio, pero no son los que Jesús está llamando arriba como «incrédulos y perversos.»


1. Explicación del Santo Evangelio según San Mateo (tr. del griego; Chrysostom Press, 1992), p.149
2. Sermón LII sobre Lucas (tr. del siríaco)
3. Proverbios 2:15
4. Salmo 100:4 LXX
5. Mateo 3:3; también Marcos 1:3, Lucas 3:4, Juan 1:23
6. Hechos 4:10
7. Hechos 9:34
8. Op. cit.
9. Op. cit., p.150

Comentarios

  • La respuesta no es coherente con el mismo relato de Mateo 17:14-21, donde el versículo 20 habla de la poca fe o falta de fe de los discípulos. Los discípulos estaban ciertamente incluidos entre los que carecían de fe. Además, el poder de Cristo para sanar al niño no dependía de la falta de fe del padre del niño. –  > Por Gina.
  • @Gina, ese es un muy buen punto. He editado y modificado mi respuesta. –  > Por usuario33515.
  • Puedes por favor citar (cortar y pegar) un léxico que apoye tu definición de στρεφω? Gracias. –  > Por Rumiador.
Posibilidad

Referencia al canto final de Moisés

Y dijo: ‘Esconderé mi rostro de ellos, veré cuál será su fin, porque son una generación perversa, hijos en los que no hay fidelidad. (Deuteronomio 32:20)

Esto es parte de la canción que cantó Moisés justo antes de morir, un último esfuerzo para comunicar a Israel su relación con Dios tal y como él la entendía.

Jesús respondió: «Oh, generación infiel y perversa, ¿hasta cuándo he de estar con vosotros y soportaros?» (Lucas 9:41)

Jesús establece un paralelismo entre los discípulos y el pueblo hebreo de la generación de Moisés, ya que un hombre le ruega que cure a su hijo -sus discípulos lo habían intentado y habían fracasado cuando Jesús los había enviado antes en el capítulo-. El relato se sitúa en medio de otros relatos que muestran hasta qué punto incluso «los doce», los elegidos, tienen que ir todavía – no sólo en su fe, sino en seguir el camino de Jesús.

La palabra διεστραμμένη (diestrammene), traducida como ‘perverso’, viene de διά (diá, que significa a través, al otro lado) y στρέφω (strephóque significa girar o cambiar de dirección). Juntos describen un giro o desvío, un alejamiento o desvío del camino.

Al igual que en el canto de Moisés, aquí hay un sentimiento de frustración; una conciencia del tiempo limitado que le queda entre ellos, de su continua falta de fe y de su tendencia a desviarse del camino que les ha marcado -al igual que el pueblo hebreo se desviaba continuamente de la ley, porque no entendía, y por tanto no tenía fe, la relación con Dios detrás de la ley.

El capítulo comienza con Jesús enviando a los doce «a predicar el reino de Dios y a curar»:

Y les dijo: «No toméis nada para el camino, ni bastón, ni alforja, ni pan, ni dinero; y no tengáis dos túnicas. Y en cualquier casa en la que entréis, quedaos allí, y de allí salid. Y dondequiera que no os reciban, cuando salgáis de esa ciudad sacudid el polvo de vuestros pies como testimonio contra ellos». Y partiendo, recorrieron las aldeas, predicando el evangelio y sanando en todas partes. (Lucas 9: 1-6)

Su incapacidad para entender la relación con Dios que hay detrás de las instrucciones que se les dan, y su incapacidad para confiar en la verdad que hay detrás de lo que se les muestra, se expone a continuación en el resto del capítulo.

Después de que los discípulos regresan, Jesús alimenta a los cinco mil, demostrando su instrucción de no tomar nada para su viaje – ni pan, ni dinero. Pero está claro que no han seguido esta instrucción, y no entienden la relación con Dios que hay detrás:

Comenzaba a declinar el día, y se acercaron los doce y le dijeron: «Despide a la multitud, para que vayan a las aldeas y a los campos de los alrededores, para que se alojen y se aprovisionen, porque estamos aquí en un lugar solitario». Pero él les dijo: «Dadles vosotros de comer». Ellos respondieron: «No tenemos más que cinco panes y dos peces, a no ser que vayamos a comprar comida para toda esta gente.» (Lucas 9: 12-13)

Más tarde, los discípulos discuten entre ellos sobre quién es el más grande, sin reconocer que no deberían luchar por la grandeza o la popularidad, sino por la humildad. Esta lección está relacionada con la instrucción de Jesús de quedarse en una sola casa, en lugar de buscar ser acogidos por toda la ciudad.

«El que recibe a este niño en mi nombre me recibe a mí, y el que me recibe a mí recibe al que me ha enviado; porque el más pequeño entre todos vosotros es el más grande». (Lucas 9:48)

Y cuando un pueblo samaritano rechaza a Jesús, los discípulos quieren hacer algo más que «sacudir el polvo» de sus pies, como él les indicó:

Al verlo, sus discípulos Santiago y Juan dijeron: «Señor, ¿quieres que mandemos bajar fuego del cielo y los consuma?». Pero él se volvió y los reprendió. Y se fueron a otra aldea. (Lucas 9: 54-56)

En Lucas 10, cuando Jesús envía a otros setenta con las mismas instrucciones y éstos regresan asombrados de su éxito, da gracias por esta lección de humildad:

Te doy gracias, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque has ocultado estas cosas a los sabios y a los entendidos y las has revelado a los niños; sí, Padre, porque tal fue tu voluntad. (Lucas 10:21)

Estos doce han sido elegidos por Jesús, como las doce tribus de Israel fueron elegidas por Dios. Se les ha revelado tanto, y aún así no pueden confiar en su relación con Dios por encima de lo que piensan que saben sobre cómo funciona el mundo para ellos, como su acceso a la comida o su capacidad de sanar.

Entonces los discípulos se acercaron a Jesús en privado y le dijeron: «¿Por qué no pudimos expulsarlo?». Él les dijo: «Por vuestra poca fe. Porque en verdad os digo que si tenéis fe como un grano de mostaza, diréis a este monte: «Pásate de aquí para allá», y se pasará; y nada os será imposible.» (Mateo 17: 19-20)

Conclusión

La palabra «perverso» se refiere a que los discípulos se desviaron de las instrucciones que se les habían dado, debido a su falta de comprensión o confianza (fe) en la verdad detrás de en la verdad de esas instrucciones. El relato de Lucas sobre estos acontecimientos establece un fuerte paralelismo con el uso de estos mismos términos por parte de Moisés para describir a los elegidos de Dios, y contrasta la falta de fe de los «doce» con la fe y el éxito de aquellos no elegidos específicamente.

Nihil Sine Deo

A riesgo de recibir un voto negativo, voy a tomar un camino diferente, las respuestas anteriores ya han hecho un buen trabajo traduciendo generación y perverso, no es necesario dividir los pelos más.

Perverso se refiere al padre del niño y generación incluye también al padre porque forma parte de esa generación.

Lo que Jesús está acusando al padre es que él hizo algo para abrir al niño a este demonio. Y Jesús estaba frustrado con el padre porque desde un punto de vista práctico el padre a) abrió la puerta (al demonio) y b) la mantuvo abierta y posiblemente todavía se dedicaba a ello. Pero Jesús estaba citando la Escritura.

«Se han corrompido, su mancha no es la de sus hijos: son una generación perversa y torcida». Deuteronomio 32:5 RVR

Esta es la Escritura que en su contexto, habla de cómo las naciones rechazaron a D’s al unirse contra D’s y construir un zigurat en Babel, trataron de hacerse un nombre y convocar a D’s para estar bajo su control. en el v8 D’s entrega el liderazgo a sus hijos los elohim que cada uno toma el control de una jurisdicción o un grupo de personas, con un nuevo idioma.

«Cuando el Altísimo repartió a las naciones su herencia, cuando separó a los hijos de Adán(la humanidad), fijó los límites de los pueblos según el número de los hijos de Di-s(LXX y DDS)». Deuteronomio 32:8

Sin embargo Deuteronomio esta hablando a Israel y Di-s esta diciendo, tu me perteneces, Yo te escogí donde como todas las otras naciones Yo dividí entre los elohim. Ustedes tienen acceso directo a Mí, las naciones tienen intermediarios los elohim.

Y Jesus esta frustrado porque este padre se habia abierto a otro elohim o dios o en griego Daimonion (y bajo daimonions hay daimons, que conocemos como demonios). Lo que está diciendo es que si no te hubieras pervertido entrando en contratos espirituales con entidades demoníacas adorando a otros dioses esto no le habría pasado a tu hijo. ¿Por qué acudiría a un intermediario cuando tenía acceso directo a D’os?

Fíjate que el padre pone en las preguntas «si puedes», pero por supuesto que Él puede y no sólo puede sino que tiene autoridad y poder sobre los otros dioses o elohim o daimonions y sus daimons.

Y sigue con cuanto tiempo estaré con vosotros, para decir que están en ventaja que Él está presente en la carne y obviamente tiene autoridad sobre estos demonio/s.

Perverso se refiere al hecho de que estas personas, incluyendo al padre, por cualquier razón (tal vez las cosas se pusieron difíciles y acudió a un hechicero o brujo o sacrificó a otro dios porque se sentía desesperado y no trató su pecado buscando a D’os, sino que pensó que podía tomar el camino más fácil) se abrió a lo demoníaco y trajo esto a su propio hijo. El padre es acusado de no tener fe porque la misma razón por la que se abrió al demonio fue porque no creía que D’s se encargaría de su problema en primer lugar. Posiblemente porque se sintió indigno o porque no vio a D’s trabajar lo suficientemente rápido y por eso puso su fe (confianza) en otra fuente.

Jesús se indignó con toda seguridad.

Siéntase libre de pedir aclaraciones esta es una versión muy corta. Espero que tenga suficiente sentido.