¿Cómo se relaciona Hechos 15:21 con Hechos 15:20?

Constantthin preguntó.

Hechos 15:19-21 (NVI) «Por lo tanto, mi opinión es que no debemos dificultar a los gentiles que se están convirtiendo a Dios. Por el contrario, debemos escribirles diciéndoles que se abstengan de alimentos contaminados por ídolos, de la inmoralidad sexual, de la carne de animales estrangulados y de la sangre. Porque la ley de Moisés se predica en todas las ciudades desde los primeros tiempos y se lee en las sinagogas todos los sábados».

¿Cuál es la conexión entre:

«la ley de Moisés se predica en todas las ciudades desde los primeros tiempos y se lee en las sinagogas todos los sábados». (Hechos 15:21)

Y:

«debemos (por tanto) escribirles (a los gentiles cristianos), diciéndoles que se abstengan de alimentos contaminados por ídolos, de inmoralidad sexual, de carne de animales estrangulados y de sangre». (Hechos 15:20)

Me cuesta entender el razonamiento aquí.

Comentarios

  • He dicho en mi respuesta en CSE que es porque la Ley de Moisés estaba todavía fresca en las mentes de aquellos que en ese momento estarían recibiendo el Evangelio, lo que incluiría a las personas que han escuchado y/o han abrazado la tradición judaica, de modo que ellos (1) no tendrían su conciencia contaminada asimilando la creencia de que comer sangre es malo (esto está en la respuesta) y (2) no tendrían demasiada tentación de descreer del Evangelio ya que sería radicalmente diferente a la «sintonía» de la Ley. christianity.stackexchange.com/questions/68313/… –  > Por Dmitri.
  • +1. Acabo de leer tu respuesta en la otra pregunta a la que diste una referencia. Es una buena respuesta, y aprecio tu resumen aquí. –  > Por Constantthin.
  • Este es un verso por el que especulo, que las sinagogas, no solo eran de los judíos sino también de las diez tribus perdidas de Israel a las que se les dio un certificado de divorcio. Estos se convirtieron en gentiles una vez divorciados. Podría considerar ampliar este comentario si hay interés. –  > Por Nihil Sine Deo.
  • Sí. Creo que esa es una de las explicaciones de por qué hubo conocimiento de Moisés fuera de Israel. –  > Por Constantthin.
7 respuestas

Está claro que en los tiempos del NT, los gentiles que se interesaban por las cosas espirituales asistían a las sinagogas locales y escuchaban tanto la predicación sobre Cristo como la predicación de la Torah y lo que ahora llamamos el Antiguo Testamento. Aquí hay una muestra:

  • Hechos 11:1 – los gentiles se convertían por la predicación de la Palabra que sólo podía ser del AT
  • Hechos 17:4, 17 – los gentiles «temerosos de Dios» participaban en los servicios de la sinagoga y, por lo tanto, estaban familiarizados con la Torah
  • Efesios 3:1, 6, 8 también registra cómo los gentiles recibieron la Palabra de Dios

Por lo tanto, los no judíos estaban familiarizados con el AT, ya que se leía regularmente en las sinagogas. Por lo tanto, el mandato registrado en Hechos 15 no habría sorprendido a los gentiles y era una simplificación significativa de las 613 leyes de la Torá que ahora se dejaban de lado.

user25930

Comentarios

  • +1. Fue especialmente interesante leer la referencia de Ef. –  > Por Constantthin.
Ozzie Ozzie

Durante los tiempos de Jesús, los griegos, romanos y otras naciones paganas, ofrecían carnes en el altar a sus dioses ídolos como sacrificio. La carne ofrecida a los demonios simbolizados por el ídolo era consumida por los sacerdotes, los adoradores y tal vez otra vendida en el mercado.

Algunos paganos que se convirtieron en cristianos continuaron comiendo esas carnes ofrecidas a los demonios, y así se convirtieron en partícipes de los dioses demoníacos representados por el ídolo. Para proteger a los cristianos, los apóstoles y los ancianos, guiados por el Espíritu de Dios, enviaron una carta a las iglesias prohibiendo comer carnes ofrecidas a los ídolos:

Hechos 15:19,20 (NASB)

19 «Por lo tanto, mi juicio es que no molestemos a los que se están convirtiendo a Dios de entre los gentiles, 20 sino que les escribamos para que se abstengan de cosas contaminadas por los ídolos y de la fornicación y de lo estrangulado y de la sangre».

Santiago aconsejó en su escrito a los cristianos no judíos que se abstuvieran de :1/ las cosas contaminadas por los ídolos,2/ de la fornicación (inmoralidad sexual) y 3/ de lo estrangulado y de la sangre. Estas prohibiciones estaban en la Torah tal como fue dada a Moisés desde la antigüedad y era leída en las sinagogas todos los días de reposo. (Hechos 15:21)

Jesús leyó de tal pergamino: Lucas 4:15-20

Comentarios

  • +1. Me he preguntado por qué dice «cosas» y no «alimentos». ¿Qué piensa usted? –  > Por Constantthin.
  • Coonstantthin: la palabra griega koiné es «Αλισγηματών» pronunciada «alisgematton» y significa literalmente «contaminaciones». La mayoría de las traducciones como ASV, KJV, NABRE, RSVCE, y GW usan «contaminado/contaminación/contaminación». La NVI tiene «comida». Creo que es un asunto para los traductores, sin embargo la palabra «cosas» no es la mejor traducción de una traducción literal/formal como la NASB, yo preferiría la palabra «contaminado». –  > Por Ozzie Ozzie.
  • Bueno, si «contaminado» es la palabra correcta, entonces mis pensamientos se dirigen al vino, al vino fuerte y a cosas similares (drogas). Cosas que son venenosas para el cuerpo y la mente. ¿Qué opinas de eso? ¿Sería una explicación plausible a lo que «contaminado» se refiere? –  > Por Constantthin.
  • @Conatantthin Cualquier alimento podría incluir también el vino , compárese 1Cor 8:7NASB. La Biblia no nos dice una por una las cosas que son limpias o inmundas, sino que nos da líneas de guía sobre lo que hay que evitar.Pablo instó a los corintios a «limpiarnos de toda contaminación de carne y espíritu.» (2Cor.7:1 NASB ) Jesús dijo:»‘Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente. (Mt.22:37 GW) Ciertamente no podemos adorar a Dios con todo nuestro corazón, alma y mente, si somos adictos a las drogas, el alcohol, la cafeína, el juego, sorprendentemente el tatuaje también está prohibido. Lev. 19:28 –  > Por Ozzie Ozzie.
Jacob M.

Hubo una confusión que entró en la iglesia en cuanto a si el sistema de sacrificios, junto con sus ritos y ceremonias, debía ser observado o no. Algunos sostenían que los gentiles debían ser exhortados a guardar la «ley de Moisés», como se la llama, mientras que por otro lado el Espíritu Santo y los apóstoles estaban de acuerdo en que la ley de Moisés había llegado a su fin. Véase Hechos 15, donde se recoge toda esta información.

Siendo este el caso, hubo algunos temas que fueron claramente tratados sólo en la ley ceremonial de Moisés que se confundieron. Comer sangre era una de estas cuestiones, así como comer alimentos sacrificados a los ídolos. Mientras que los días de fiesta, los sacrificios y las peregrinaciones habían llegado a su fin, y el santuario terrenal, que pronto sería destruido, había perdido su significado, los preceptos morales, sanitarios y dietéticos que enseñaba seguían siendo obligatorios para todos los hombres en todas partes.

Al predicar Moisés en las sinagogas cada sábado, los gentiles sabían lo que era el pecado. Conocían los diez mandamientos, la historia de José y de sus padres Abraham, Isaac y Jacob. No era necesario exhortarles sobre la observancia de los diez mandamientos y otras cosas elementales del camino cristiano. Lo que no estaban seguros era, si el sistema ceremonial y la circuncisión habían desaparecido, «¿todavía necesitamos observar estas ciertas cosas que el sistema ceremonial decía?»

Y por supuesto, la respuesta fue que sí. Mientras que la circuncisión no es necesaria y los sacrificios eran una cosa del pasado, eso no quita las enseñanzas de no comer grasa y sangre, ni hace que las fiestas idolátricas estén bien, ni súbitamente santifica los tipos de fornicación que están claramente condenados en la ley de Moisés.

Comentarios

  • +1. Corto y conciso. –  > Por Constantthin.
Rumiador

No deja de sorprenderme la cantidad de tinta que se derrama en el NT respecto al lugar de la Torah en la «nueva humanidad» de Pablo:

Ef 2:15 RVR – 15 Habiendo abolido en su carne la enemistad, la ley de los mandamientos contenidos en las ordenanzas, para hacer en sí mismo de dos un solo hombre nuevo, haciendo así la paz;

A pesar de las largas y prolongadas polémicas en las Escrituras, las cartas de Pablo y los relatos de los Hechos, la gente suele ser muy confusa en cuanto al fondo y muchos grupos e individuos siguen convencidos de que la observancia de la Torá es necesaria en la nueva creación.

Para evitar la confusión con respecto al pasaje de Hechos 15:20-21, me gustaría señalar estos elementos de fondo:

  • Pablo afirmó haber «nacido prematuramente»:

1Co 15:8 RVR – 8 Y al final también se vio de mí como de uno nacido fuera de tiempo.

Normalmente uno no sobreviviría a un nacimiento prematuro:

Job 3:16 RVG – 16 O como un nacimiento intempestivo oculto no había sido; como niños que nunca vieron la luz.Sal 58:8 RVG – 8 Como el caracol que se derrite, pase cada uno de ellos; como el nacimiento intempestivo de una mujer, para que no vean el sol. Eclesiástico 6:3 RVG: 3 Si un hombre engendra cien hijos, y vive muchos años, y los días de sus años son muchos, y su alma no se llena de bien, y además no tiene sepultura, yo digo que un parto inoportuno es mejor que él.

Con esto parece referirse al hecho de haber nacido antes de la obviación del pacto mosaico. Así que Pablo estaba reuniendo a los gentiles mientras los judíos elegidos estaban shasta ahora en deuda con Moisés y encargados de enseñar las mismas cosas que enseñó Jesús, lo que incluía la fidelidad a la Torah.

Así que la enseñanza de Pablo sobre la justificación por la fe sola no era relevante para los judíos elegidos, ya que ellos estaban en el nuevo pacto, que consistía en tener la Torah escrita en sus corazones. El viejo y el nuevo pacto no se dejarían de lado hasta que el templo fuera destruido:

Heb 8:13 – 13 En lo que dice: Un nuevo pacto, ha hecho el primero viejo. Ahora bien, lo que se deteriora y envejece está listo para desaparecer.

Heb 9:26 LBLA – 26 De otra manera debió sufrir muchas veces desde la fundación del mundo; pero una vez, al final de los tiempos se ha manifestado para quitar el pecado con el sacrificio de sí mismo.

Mat 24:1-3 LBLA – 1 Entonces Jesús salió y se fue del templo, y sus discípulos subieron para mostrarle los edificios del templo. 2 Y Jesús les dijo: «¿No veis todas estas cosas? Os aseguro que no quedará aquí una piedra será dejada aquí sobre otra, que no sea derribada». 3 Mientras estaba sentado en el Monte de los Olivos, los discípulos se acercaron a Él en privado, diciendo: «Dinos, ¿cuándo serán estas cosas? Y ¿Cuál será la señal de tu venida y del fin del mundo?«

Así que mientras los apóstoles judíos, Pedro, Santiago, Juan, etc., por ejemplo, recibieron un espíritu de sabiduría y revelación en la Torah que estaba escrita en sus corazones y mientras ellos guardaban y enseñaban a los judíos a ser fieles a Moisés y a no abandonar la ley ni el templo, Pablo estaba enseñando a los gentiles la justificación por sí solos:

Heb 10:25 RVR – 25 No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos unos a otros; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

Jesús había dicho que «el cielo y la tierra pasarían», refiriéndose no al «biodomicilio» sino al pacto y al tejido político del judaísmo. Para Pedro, su disolución y el establecimiento de toda una nueva justicia no-templaria:

2Pe 3:13 – 13 Sin embargo, según su promesa, esperamos cielos nuevos y tierra nueva, en los que mora la justicia.

Así que lo que Santiago está diciendo es: «Mientras nosotros guardamos la Torah, los gentiles no lo hacen’. El antiguo pacto, al igual que el nuevo, no era un pacto que implicara a los gentiles.

Los mandatos a los que se refiere parecen ser una referencia a Génesis 9 donde Dios ordenó a Noé (un gentil) en algunos aspectos básicos.

Así que los apóstoles judíos acordaron llevar su evangelio de fe + obras a la circuncisión mientras que Pablo llevó su mensaje de fe sin obras a los gentiles:

Gálatas 2:3-10 RVR – 3 Pero tampoco Tito, que estaba conmigo, siendo griego, fue obligado a circuncidarse; 4 y eso por causa de falsos hermanos introducidos inopinadamente, que entraron a escondidas para espiar nuestra libertad que tenemos en Cristo Jesús, a fin de esclavizarnos; 5 a los cuales dimos lugar por sujeción, no por una hora, para que la verdad del evangelio permaneciera con vosotros. 6 Pero de estos que parecían ser algo, (cualesquiera que fuesen, no me importa: Dios no acepta la persona de nadie;) porque los que parecían ser algo en la conferencia no me añadieron nada; 7 sino que, por el contrario, cuando vieron que se me encomendaba el evangelio de la incircuncisión, como a Pedro el de la circuncisión, 8 (porque el que obró eficazmente en Pedro para el apostolado de la circuncisión, lo mismo hizo en mí para con los gentiles). 9 Y cuando Santiago, Cefas y Juan, que parecían ser columnas, se dieron cuenta de la gracia que me había sido dada, nos dieron a mí y a Bernabé las manos derechas de la comunión, para que nosotros fuésemos a los paganos, y ellos a la circuncisión. 10 Solamente querían que nos acordáramos de los pobres, lo mismo que yo estaba dispuesto a hacer.

  • La segunda idea se encuentra en el escrito de Pablo a Timoteo:

1Ti 1:8 – 8 Pero sabemos que la ley es buena, si el hombre la usa legítimamente;

¿Qué significa «usarla legítimamente»? Significa que la ley no debe ser usada para incriminar a una persona justa (IE: un gentil que ya es justo por la sola fe):

1Ti 1:9-10 RVR – 9 Sabiendo esto, que la ley no está hecha para el justo, sino para los inicuos y desobedientes, para los impíos y pecadores, para los impíos y profanos, para los asesinos de padres y asesinos de madres, para los homicidas, 10 para los fornicarios, para los que se contaminan con la humanidad, para los ladrones de hombres, para los mentirosos, para los perjuros, y si hay alguna otra cosa contraria a la sana doctrina;

En otras palabras, los gentiles, son justificados por la fe al igual que Abraham, quien fue considerado justo mientras era incircunciso:

Rom 4:8-12 – 8 Bienaventurado el hombre a quien el Señor no le imputa el pecado. 9 ¿Es, pues, esta bendición sólo para la circuncisión, o también para la incircuncisión? 10 ¿Cómo fue contada, pues, estando en la circuncisión o en la incircuncisión? No en la circuncisión, sino en la incircuncisión. 11 Y recibió la señal de la circuncisión, sello de la justicia de la fe que tenía aún siendo incircunciso, para ser padre de todos los que creen, aunque no estén circuncidados, a fin de que la justicia les sea imputada también a ellos: 12 y padre de la circuncisión a los que no son solamente de la circuncisión, sino que también andan en las pisadas de la fe de nuestro padre Abraham, la cual él tenía siendo incircunciso.

Así que, volviendo a la pregunta. Santiago, siempre pragmático, dice que los gentiles necesitan vivir una vida piadosa, pero sin tener en cuenta los términos del pacto de la Torá. Toda la sabiduría que puedan aplicar a sus vidas a partir de la Torah está disponible de forma gratuita, por lo que no necesitan ser ignorantes de la naturaleza y los caminos de Dios y no necesitan una letanía de mandatos. Pero Santiago y los judíos creyentes fueron que guardaran los sábados, las fiestas, las leyes alimentarias, etc. Este mandato práctico y pastoral dado a los gentiles es semejante al encargo que hizo a Pablo:

Gálatas 2:10 RVR – 10 Sólo que ellos querían que nos acordáramos de los pobres; lo mismo que yo también estaba dispuesto a hacer.

Comentarios

  • +1. Me cuesta leer respuestas largas, pero te doy un voto positivo por aportar luz adicional al tema. Voy a releerlo un par de veces para tratar de encontrar puntos destacados que pueda señalar. –  > Por Constantthin.
  • Así que, según el rumorismo, Dios hace muestra parcialidad? –  > Por Sola Gratia.
  • Absolutamente. Amo 3:2 RVR – 2 Sólo a ti he conocido de todas las familias de la tierra; por eso te castigaré por todas tus iniquidades. –  > Por Rumiador.
  • Jesús fue «parido por una mujer, nacida en virtud de la Torah». Mat 15:24 RV – 24 Pero él respondió y dijo: No soy enviado sino a las ovejas perdidas de la casa de Israel. –  > Por Rumiador.
  • Mat 5:18-20 RVR 18 Porque en verdad os digo que hasta que desaparezcan el cielo y la tierra, no desaparecerá de la Ley ni la más pequeña letra, ni el menor trazo de una pluma, hasta que todo se cumpla. 19 Por lo tanto, cualquiera que deje de lado uno de los más pequeños de estos mandamientos y enseñe a los demás en consecuencia, será llamado el más pequeño en el reino de los cielos, pero el que practique y enseñe estos mandamientos será llamado grande en el reino de los cielos. 20 Porque os digo que si vuestra justicia no supera la de los fariseos y la de los maestros de la ley, no entraréis ciertamente en el… –  > Por Rumiador.
Ray Butterworth

La mayoría de las respuestas actuales parecen utilizar la eiségesis, explicando el texto en términos de lo que ya se cree.

La exégesis y el razonamiento abductivo producen una respuesta mucho más simple y autoconsistente.

Ver mi respuesta en Christianity.SE: exégesis – ¿Hubo leyes implícitas no referidas en la carta de Hechos 15 a los creyentes gentiles? – Christianity Stack Exchange.

El resumen rápido es que las prohibiciones en Hechos 15:20 son las las Leyes NoájidasLos gentiles que no estuvieran dispuestos a aceptar estas leyes no serían bienvenidos en las sinagogas, el único lugar donde podían tener acceso a las Escrituras escritas y escuchar lecturas bíblicas, sermones, discusiones, etc.

Bob Jones

Uno de los primeros padres de la iglesia dijo que los griegos habían plagiado la sabiduría de los hebreos.

Las extrañas reglas de los judíos eran conocidas en todo el mundo debido a las conquistas de David y Salomón y a las dispersiones. Las leyes dietéticas destacaban especialmente cuando los judíos negociaban a diario en los mercados. Los gentiles buscadores habrían conocido más detalles.

Pero el objetivo es no hacerlo difícil. Por eso la amonestación es «fácil», ya que les resulta familiar. Si los gentiles siguieran esas reglas con las que ya estaban familiarizados, los judíos observantes podrían tener comunión con ellos. En este caso, los judíos son los hermanos más débiles.

Revelación Lad

La Ley Mosaica contenía ciertos requisitos para los gentiles que vivían entre los israelitas:

Independientemente de la interpretación detallada del complicado pasaje Hechos 15:21, la función del versículo es validar el decreto, invocar a Moisés como testigo. Cualquiera que escuche verdaderamente a Moisés sabe que el decreto expresa lo que Moisés exige a los gentiles para que puedan vivir entre los israelitas (15:15-17). Las cuatro prescripciones son lo que la ley exige a los gentiles; quizá Lucas se refiera conscientemente a lo que Lev 17-18 exige a los «extranjeros» que residen entre los israelitas.1

La Ley tiene requisitos mínimos para los gentiles, pero no incluye la circuncisión. El razonamiento de Santiago es directo: puesto que la Ley no exige la circuncisión a los gentiles que viven entre los israelitas, no puede utilizarse para exigir la circuncisión fuera de Israel.

Que estos requisitos provienen de la tradición judía probablemente estaría claro para cualquier lector griego de los Hechos, pero estaría perfectamente claro para alguien a quien Lucas considera un temeroso de Dios…El uso del término eidōlōnEn cualquier combinación, es una señal del trasfondo judío del decreto apostólico. Pero el narrador quiere asegurarse de que el lector implícito no se pierda el punto, y añade en 15:21 la frase explicativa: «Porque en todas las ciudades, desde hace generaciones, Moisés ha tenido quienes lo proclamen, pues ha sido leído en voz alta todos los sábados en las sinagogas.» La función de este versículo en este contexto, inmediatamente después del primer informe del decreto apostólico, es afirmar que los requisitos, que se entienden como mosaicos, son familiares para aquellos gentiles de la diáspora que se han adherido a las sinagogas.2

En otras palabras, los conocedores de la Ley de Moisés saben que la decisión sigue la Ley.


1. Jacob Jervell, Luke and the People of God: A New Look at Luke-Acts, Augsburg Publishing House, 1972, p. 144
2. Joseph B. Tyson Images of Judaism in Luke-ActsUniversity of South Carolina Press, 1992, p. 149