¿Cuál es la traducción correcta del griego y el significado de Hebreos 1:6?

Siju George preguntó.

¿Cuál es la traducción correcta del griego y el significado de Hebreos 1:6?

Algunas traducciones son:

( AKJV ) Y además, cuando introduce al primogénito en el mundo, dice: Y que todos los ángeles de Dios lo adoren.

&

( ESV ) Y de nuevo, cuando trae al primogénito al mundo, dice: «Que todos los ángeles de Dios lo adoren».

En las traducciones anteriores, el uso de «otra vez» parece dar la impresión de que se utiliza para dar una noción de que el discurso/tema/punto anterior en los versos anteriores está siendo continuado en este verso.

Pero las traducciones de abajo dan la impresión de que el «otra vez» se usa para la segunda venida de Cristo. Eso es cuando Dios trae a su primogénito «otra vez» al mundo.

( YLT ) y cuando de nuevo traiga el primogénito al mundo, dice: ‘Y que se inclinen ante él — todos los mensajeros de Dios;’

&

( Weymouth New Testament ) Pero hablando del momento en que Él traiga una vez más a su Primogénito al mundo, dice: «Y que todos los ángeles de Dios lo adoren».

Se pueden ver muchas traducciones en paralelo aquí

Las consideraciones son:

1. ¿El uso primogénito ( prōtotokon ) en Hebreos 1:6 significa otra verdad sobre el Hijo de Dios cuando se compara con único engendrado ( monogenē ) en Juan 3:16 si es así, ¿cuál es?

Mi entendimiento es que Jesús fue el único engendrado ( monogenē ) desde la Eternidad como se dice en

Juan 1:1 ( AKJV ) En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios.

pero Jesús se convirtió en el primogénito ( prōtotokon ) sólo por Su Resurrección como se dice en la Escritura.

Colosenses 1:18 ( AKJV ) Y él es la cabeza del cuerpo, la iglesia; el cual es el principio, el primogénito de entre los muertos, para que en todo tenga la preeminencia.

2. Si el entendimiento anterior es correcto, cuando se habla de traer al primogénito ( prōtotokon ) al mundo, ya que Jesús se convirtió en el primogénito ( prōtotokon ) sólo por la resurrección el «de nuevo» en Hebreos 1:6 debe referirse a la traer de nuevo a Jesús al mundo por el Padre que es la segunda venida de Jesús.

La recompensa se inició debido a otro comentario en otra pregunta que da la sensación de que Jesús se convirtió en el primogénito cuando Dios creó a Jesús como sabiduría.

4 respuestas
usuario33515

Una palabra clave además de πρωτότοκος (prōtotokos; prōtotokon es el caso acusativo) es también quizás οἰκουμένη (oikoumenē) – traducido simplemente como mundo en las traducciones que cita. La palabra aparece 16 veces en el Nuevo Testamento y 49 en el Antiguo (Septuaginta), y en todos los casos se refiere al mundo terrenal habitado.


El «de nuevo» (πάλιν; palin) no se refiere al prototokos siendo traído al mundo de nuevo, sino que se utiliza como una especie de conjunción relacionada con otra referencia bíblica. La traducción y la puntuación de la RSV podrían aclararlo un poco más:

Porque, ¿a qué ángel dijo Dios alguna vez: «Tú eres mi Hijo, hoy te he engendrado»? O también (καὶ πάλιν)«Yo seré para él un padre, y él será para mí un hijo»? Y de nuevo (δὲ πάλιν), cuando trae al primogénito al mundo, dice: «Que todos los ángeles de Dios lo adoren».

Los tres versículos sucesivos que se citan/remiten aquí son el Salmo 2:7 LXX, el Salmo 88:26-27 LXX y el Deuteronomio 32:43 LXX.


La frase ὅταν εἰσαγάγῃ τὸν πρωτότοκον εἰς τὴν οἰκουμένην (RSV: Cuando trae al primogénito al mundo) fue entendida por los Padres de la Iglesia griega en la antigüedad como referida a la Encarnación de Cristo y no a alguna venida futura.

Juan Crisóstomo (Constantinopla; m. 407), por ejemplo, explica:

Nuestro Señor Jesucristo llama a su venida en la carne un éxodo [o salida]: como cuando dice, El sembrador salió a sembrar (Mateo 13:3). Y también, Salí del Padre, y he venido (Juan 16:28) Y en muchos lugares se puede ver esto. Pero Pablo lo llama un [eisodus o] venir, diciendo, Y cuando vuelva a traer (εἰσαγάγῃ) al Primogénito al mundosignificando con este Traer, su toma de carne.


Otro padre griego, Cirilo de Alejandría (378-444), escribe:

No tuvo otro hijo que Aquel que es del Padre: sobre el cual Dios Padre también proclama por la voz de David, Y lo pondré como Primogénito (πρωτότοκος) en lo alto de los reyes de la tierra (Salmo 88:27 LXX). De Él también hace mención el omnisciente Pablo, diciendo, Pero cuando trajo al Primogénito al mundo, dice: Y que todos los ángeles de Dios lo adoren. ¿Cómo, pues, entró en el mundo? Porque Él está separado de él, no tanto en lo que respecta al lugar como a la naturaleza; porque es en la naturaleza donde Él difiere de los habitantes del mundo: pero Él entró en él haciéndose hombre, y convirtiéndose en una parte de él por la encarnación. Porque, aunque es el Unigénito en cuanto a su divinidad, al haberse convertido en nuestro hermano, tiene también el nombre de Primogénito; para que, siendo hecho primicias, por así decirlo, de la adopción de los hombres, nos haga también hijos de Dios (Comentario a Lucas)

La pregunta del OP puede (¡creo!) ser destilada a la pregunta: En Heb 1:6 cual es la traducción correcta – es:

  1. «Y de nuevo, cuando trae el primogénito al mundo … » (por ejemplo, según ESV, NIV, BLB, etc). Es decir, πάλιν (palin = «otra vez») introduce más evidencia para el punto ya hecho citando otra Escritura del AT; o,
  2. «Y cuando vuelva a traer al primogénito al mundo…» (por ejemplo, según la NASB, HCSB, NAS1977, etc). Es decir, πάλιν (palin = «otra vez») se refiere al tiempo (futuro) en que Jesús será traído al mundo por segunda vez.

Ambas son posibles dada la construcción griega. Si la segunda traducción es correcta, es posible (aunque no esencial) que se refiera al segundo advenimiento de Jesús y no al primero. Dado que ambas son gramaticalmente posibles, debemos decidir esta cuestión sobre la base de la semántica y no de la sintaxis. Yo diría que la primera traducción es correcta por las siguientes razones:

  • El contexto de Heb 1:6 es el primer advenimiento de Jesús y lo grande que éste ya había llegado a ser
  • Si la intención era hablar de un tiempo futuro en el que Jesús sería introducido y traído al mundo de nuevo, entonces el verbo debería estar en tiempo futuro, pero no lo está – es aoristo.
  • Todas las demás instancias del uso de πρωτότοκος (prototokos = «primogénito», singular) en el NT se refieren inequívocamente a la posición preeminente de Jesús como resultado de su encarnación, es decir, el primer advenimiento. Lucas 2:7, Rom 8:29, Col 1:15, 18, Heb 11:28, Ap 1:5.
  • La secuencia lógica de los versículos anteriores es simplemente una serie de citas del AT que comienzan en el v5 y terminan en el v12. Incluso la frase «y otra vez» apareció previamente (a la mitad del v5) para introducir otro versículo de la Escritura para proporcionar una pila creciente de evidencia de que Jesús es mucho más grande que los ángeles. Esto aparece repetidamente (en forma abreviada, simplemente «y») en el v7, v10, etc.

El Pulpit Commentary llega a la misma conclusión:

La traducción más obvia del griego aquí parece, a primera vista, ser: «Pero siempre que él [es decir, Dios] vuelva a traer [o, ‘traer de vuelta’] al Primogénito al mundo habitado, dice;» ὅταν εἰσαγάῃ denotando la indefinición del tiempo futuro, y la posición de πάλιν conectándolo más naturalmente con εἰσαγάγῃ. Si tal es la fuerza de πάλιν, la referencia debe ser al segundo advenimiento; lo cual, sin embargo, no es sugerido por el contexto, en el que no se ha mencionado un primer advenimiento, sino sólo la asignación al Mesías del nombre de Hijo. Esta supuesta referencia a un segundo advenimiento puede evitarse desconectando πάλιν en sentido de εἰσαγάγῃ, y tomándolo (como en el verso inmediatamente anterior, y en otras partes de la Epístola) como si sólo introdujera una nueva cita. Y el griego soportará esta interpretación, aunque el orden de las palabras, tomadas por sí mismas, está en contra. El «Primogénito» (πρωτότοκος) es evidentemente el Hijo del que se habló anteriormente; la palabra se aplica así (Salmo 89:27) en un pasaje indudablemente fundado en el texto citado anteriormente. La misma palabra se aplica en el Nuevo Testamento a Cristo, como «el Primogénito entre muchos hermanos», «el Primogénito de toda criatura», «el Primogénito de entre los muertos» (Romanos 8:29; Colosenses 1:15, 18). Y la idea transmitida por estos pasajes puede haber estado en la mente del escritor, y pretendía ser entendida por sus lectores cristianos. Pero para el propósito inmediato de su argumento se puede suponer que se refiere sólo a esta designación tal como se aplica en el Antiguo Testamento al HIJO ya mencionado cf. Así el significado puede ser: «Pero, de nuevo, con referencia al tiempo en que introducirá a este HIJO, el Primogénito, en nuestro mundo habitado, habla así de los ángeles». O puede ser: «Pero siempre que traerá por segunda vez al mundo al Primogénito que ya ha aparecido una vez, habla así de los ángeles». Pero el primer significado parece más adecuado al contexto general.

Pasemos ahora a la segunda cuestión sobre el monogenes y su relación con el prototokos. Monogenes no aparece en este pasaje y debería ser objeto de otra pregunta, pero en aras de la exhaustividad añadiré algunos comentarios.

Monogenes es una palabra del Nuevo Testamento griego que aparece 9 veces, cuyo significado es polémico a causa de la controversia arriana frente a la trinitaria. La controversia se ilustra mejor por su traducción en la versión más antigua, la Vulgata de Jerónimo del año 400 d.C.

  • 3 veces se aplica al único hijo de un padre (Lucas 7:12, 8:42, 9:38) y se traduce «unicus», único.
  • una vez se utiliza para describir a Isaac (Heb 11:17) y se traduce «unigenitus», único engendrado.
  • 5 veces se utiliza para describir a Jesús (Juan 1:14, 18, 3:16, 18, 1 Juan 4:9) y se traduce «unigenitus», único engendrado.

Así, la Vulgata (tanto los textos de Jerónimo como los de Clementino) adoptó una práctica desigual al traducir monogenes que fue seguida por Tyndale, la KJV, la NKJV y muchas más hasta finales del siglo XX. Muchas versiones modernas desde finales del siglo XX, incluyendo la NVI, la NRSV, la ESV, etc., traducen uniformemente esta palabra como «único», «singular» o equivalente. El análisis lingüístico moderno se inclina firmemente por esta última opción (véase la BDAG, que llega a esta conclusión). De hecho, si los escritores del Nuevo Testamento hubieran querido decir «único engendrado», habrían utilizado la palabra monogennetos; pero no lo hicieron. Esta conclusión se demuestra además en otros casos de monogenes en los LXX, como Sal 21:21 (LXX)/ 22:20 (NASB), Sal 24:16 (LXX)/ 25:16 (NASB), donde el significado no puede ser «único engendrado».

Además, el significado correcto de monogenes queda claro por su uso en Heb 11:17. Isaac no fue ni el primer ni el único hijo de Abraham; sin embargo, Isaac fue, en virtud de su concepción y nacimiento milagrosos, y siendo un progenitor de Cristo, único entre los numerosos hijos de Abraham.

usuario25930

Comentarios

  • Gracias. Entonces en vez de usar «único engendrado» ¿es mejor usar «único engendrado»? –  > Por Siju George.
  • Monogenes significa «único tipo» o «único» – no hay ningún engendro en ello. Literalmente significa «único de su clase/tipo». Prototokos significa «primogénito», o más ampliamente, el más importante. – usuario25930
Gina

Separar la escritura de los versos inmediatos que la rodean causará confusión. Heb. 1:6 está vinculado a Heb. 1:4 y a través de Heb. 1:8.

«4 Siendo hecho mucho mejor que los ángeles, ya que por herencia obtuvo un nombre más excelente que ellos». (RV)

Una comparación comienza en el vs. 4, comparando la gloria de Cristo con cualquier otro «ángel» / mensajero de Dios.

«5 Porque ¿a cuál de los ángeles dijo alguna vez: Tú eres mi Hijo, hoy te he engendrado? Y también: «Seré para él un Padre, y él será para mí un Hijo».

6 Y además, cuando introduce al primogénito en el mundo, dice: Y que todos los ángeles de Dios lo adoren». (RV)

La pregunta comienza en el vs. 5. Con cada «otra vez» el Espíritu Santo se refería a la forma original de la pregunta… «a cuál de los ángeles dijo en algún momento». Si parafraseamos, entonces el significado se lee como:

Porque, ¿a cuál de los ángeles dijo en algún momento: Tú eres mi hijo…? Porque, ¿a cuál de los ángeles le dijo en algún momento: Seré para él un Padre….? Porque a cuál de los ángeles dijo en algún momento] …Que todos los ángeles lo adoren.

¿Cuándo dijo el Padre alguna de esas tres cosas a alguno de los otros ángeles/mensajeros? Entendiendo la definición del Gr. «angelos» como mensajeros, debemos considerar que el uso en los vs. 5 & 6 puede incluir también a los mensajeros terrenales de los profetas, sacerdotes y jueces del AT. Esto no se limita a los mensajeros celestiales.

El uso de «otra vez» en el versículo 6 se relaciona con el uso en el versículo 5. No está hablando del momento del regreso de Cristo. La intención es distinguir al Mensajero/Palabra de Dios, el Ángel del Señor (AT) de cualquier otro «hijo» de Dios.

Strong’s Gr. 4416, «protokos» como primogénito, mayor, y …

«(de 4413 /prṓtos, «primero, preeminente» y 5088 /tíktō, «dar a luz») – propiamente, primero en el tiempo (Mt 1:25; Lc 2:7); por lo tanto, preeminente (Col 1:15; Ap 1:5). «Fuente: Biblehub

El Thayer’s Gr. Lexicon tiene:

«… En el mismo sentido, aparentemente, se le llama simplemente ὁ πρωτότοκος, Hebreos 1:6; πρωτότοκος ἐκ τῶν νεκρῶν, el primero de los muertos que fue resucitado, Colosenses 1:18; también τῶν νεκρῶν (genitivo partitivo), Apocalipsis 1:5 (Rec. inserta ἐκ); πρωτότοκος ἐν πολλοῖς ἀδελφοῖς, que fue el Hijo de Dios mucho antes que aquellos que por su agencia y méritos son exaltados a la naturaleza y dignidad de hijos de Dios, con la sugerencia añadida del rango supremo por el que supera a estos otros hijos (cf. Salmo 88:28 (); Éxodo 4:22; Jeremías 38:9 (), Romanos 8:29;…» Fuente: Ibid.

Cada uso de «otra vez» en Heb. 1:5-8 está refiriéndose a la declaración original «Porque a cuál de los ángeles / mensajeros…»

Heb. 1:6 no se refiere a la «segunda aparición» de Cristo. Sin embargo, Heb. 1:1-3 es una pista muy grande para considerar el tiempo del regreso de Cristo, y como esta pregunta ha intentado sacar eso a colación mediante una aplicación errónea de la palabra «otra vez» del vs. 6, es apropiado señalar el tiempo en los primeros tres vs. de este capítulo.

«Dios, que en diversas ocasiones y de diversas maneras habló en el pasado a los padres por medio de los profetas,

2 En estos últimos días nos ha hablado por medio de su Hijo, a quien ha nombrado heredero de todas las cosas, y por quien también hizo los mundos;

3 El cual, siendo el resplandor de su gloria y la imagen misma de su persona, y sosteniendo todas las cosas con la palabra de su poder cuando purgó por sí mismo nuestros pecadosse sentó a la derecha de la Majestad en las alturas». (RV)

Heb.1:1 introduce el método de comunicación entre Dios y el hombre en tiempos pasados.

Heb. 1:2 declara que la comunicación entre Dios y el hombre vino a través de Jesús (Yeshua) quien «habló» – tiempo pasado – «a nosotros» en «estos últimos días». El camino, el quién y el cuándo. A través de Cristo en su manifestación en la tierra, a ellos… a los que vivían en el primer siglo DC, durante su generación, durante su vida que el Espíritu Santo llamó «estos últimos días».

Heb. 1:3 «…habiendo purgado por sí mismo nuestros pecados….» Él purgó nuestros pecados en la cruz en esa generación, aproximadamente entre el 30 y el 31 d.C., durante su vida, y fue entonces cuando se sentó a la derecha del Padre.

¿Cuándo fueron los últimos días? A=B=C. Él les habló en «estos últimos días» y les habló en el primer siglo DC. Por lo tanto, ¡el primer siglo DC fueron los últimos días!

Los últimos días fueron aquellos días durante los cuales Cristo les habló directamente, durante el tiempo en que ÉL fue sacrificado como el Cordero inmolado, y durante el tiempo en que se sentó a la derecha del Padre. Todo eso ocurrió en el primer siglo DC.

No estamos viviendo en los últimos días. Lo estaban. Cada verbo en tiempo presente, cada verbo en tiempo futuro, cada demostrativo «esta» edad, y «esta generación» era su tiempo presente, su futuro, y su edad, su tiempo.

«ya que le correspondía padecer muchas veces desde la fundación del mundo, pero ahora una vez, al fin de los tiempospara la expiación del pecado mediante su sacrificio, se ha manifestado;» (Heb. 9:26, RV)

Hebreos nos dijo cuál era la edad que estaba terminando, la edad en la que los escritores de los libros y las cartas del NT señalan todos…. la edad mosaica (Heb. 8:13). Los últimos días eran los días que terminarían con el sistema de adoración del templo mosaico, y esos eran los días en los que Cristo se manifestó, fue sacrificado y regresaría para terminar y llenar completamente ese templo mosaico en Jerusalén.

Los últimos días nunca hablaban del fin del mundo físico, ni del fin del tiempo.

Su regreso era para ellos, para los que vivían en esos últimos días de ese fin de la era mosaica para destruir Jerusalén (Ezequiel 22:20-22), y ese templo que se había vuelto profano una vez que Él era el último sacrificio que se necesitaría.

Hoy vivimos en la era mesiánica, la era cristiana que no tiene fin (Isaías 45:17; Efesios 3:21). Al leer y estudiar el NT hoy, no estamos viviendo en los «últimos días». Lo estaban. Su segunda aparición les fue prometida (Heb. 9:28), a aquellos que lo habían visto, tocado y hablado con él directamente (Heb.1:1-3). Ellos eran la única generación que había visto Su primera aparición, y eran los únicos que, por lo tanto, podían verlo por segunda vez.

Ahora, hoy, casi 2.000 años después, tenemos que leer las escrituras con la perspectiva de la primera audiencia. «Este tiempo» y «estos últimos días» les pertenecen a ellos, a los del primer siglo de nuestra era. Y su segundo regreso no fue su segunda venida en juicio, ya que una «venida del Señor» ocurrió muchas veces antes en el AT. (Ver «Los Días de Su Visitación» aquí)

Todo esto se discute en mi blog en las diez partes de It’s Not The End of The World comenzando en ShreddinTheVeil.

Ozzie Ozzie

¿Cuál es la traducción correcta del griego y el significado de Hebreos 1:6?

Una traducción correcta y explícita del Dr. Edgar J Goodspeed, apunta a la segunda venida del Mesías.

Hebreos 1:6: «Pero del tiempo en que ha de traer al mundo a su Hijo primogénito dice: ‘Y que todos los ángeles de Dios se inclinen ante él'».

Jesús es llamado correctamente el «primogénito» de toda la creación:

Colosenses 1:15 NRSV) La supremacía de Cristo.

15 «Él es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda la creación». Él es el principio de la creación de Dios:

Apocalipsis 3:14 (RV)

14 «Y escribe al ángel de la iglesia de los laodicenses: Esto dice el Amén, el testigo fiel y verdadero, el principio de la creación de Dios».

Jesús existía antes de la creación del universo y de otros seres espirituales, y por medio de él fueron creadas todas las demás cosas en el cielo y en la tierra.

Colosenses 1:16 (RV)

16 «Porque en él fueron creadas todas las cosas que están en el cielo, y que están en la tierra, visibles e invisibles, sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades: todas las cosas fueron creadas por él y para él».

ADORAR O INCLINARSE ANTE ÉL.

En vista de lo que Jesús le dijo a Satanás. «¡Vete, Satanás! Porque está escrito: «Adorarás al Señor tu Dios y sólo a él servirás». (Mateo 4:10 NASB)Por lo tanto, una traducción más correcta en armonía con las escrituras, el verso debería decir en lugar de «adorar» – «rendirle homenaje», «hacer reverencia a él» o «inclinarse ante él» como traducido por YTL que ya has mencionado. Goodspeed también traduce el verso, «inclínate ante él».

Por lo tanto, cualquier adoración dada al Hijo de Dios por los ángeles debe ser vista como dirigida a Dios a través de Jesús.

( YLT ) «Y cuando vuelva a traer al primogénito al mundo, dice: ‘Y que se inclinen ante él — todos los mensajeros de Dios;»

Que Dios llame a sus ángeles a «inclinarse ante él» no debería sorprendernos, cuando leemos que Jesús se humilló a sí mismo, sufrió la muerte en la carne y cobró vida en el espíritu.

1 Pedro 3:18 (NASB)

18″ Porque también Cristo murió por los pecados una vez por todas, el justo por el injusto, para llevarnos a Dios, habiendo sido muerto en la carne, pero vivificado en el espíritu.»

Hebreos 2:9 (NASB)

Jesús se humilló brevemente

9 «Pero vemos al que fue hecho un poco más bajo que los ángeles, es decir, a Jesús, a causa del sufrimiento de la muerte, coronado de gloria y honor, para que por la gracia de Dios gustara la muerte por todos.»

De acuerdo con los derechos de los privilegios del primogénito, Dios le dio a su primogénito toda la autoridad y el poder en el cielo y en la tierra.

Filipenses 2:9-10 (NASB)

9 «Por esto también, Dios lo exaltó en alto grado, y le otorgó el nombre que está por encima de todo nombre, 10 para que ante el nombre de Jesús se doble toda rodilla, de los que están en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra»

Mateo 28:18 (NASB)

18 «Jesús se acercó y les habló diciendo: «Toda autoridad me ha sido dada en el cielo y en la tierra».

CONCLUSIÓN.

En Hebreos 1:1-2 (NRSV) leemos que Pablo habla de la primera venida de Jesús, como ser humano y que Dios habló a su generación por medio de su Hijo.

Dios ha hablado por medio de su Hijo

1 «Hace mucho tiempo Dios habló a nuestros antepasados de muchas y diversas maneras por medio de los profetas, 2 pero en estos últimos días nos ha hablado por medio de un Hijo al que nombró heredero de todas las cosas, por medio del cual también creó los mundos».

En el versículo 6, Pablo señala la segunda venida de Jesús, o el hecho de volver su atención al mundo de la humanidad para consumar su obra. Jesús enseñó a sus seguidores a rezar: «Venga tu reino. Hágase tu voluntad, así en la tierra como en el cielo». (Mateo 6:9) Jesús, como heredero, recibió toda la autoridad en el cielo y en la tierra, por lo que, como gobernante del Reino de Dios, establecerá la voluntad de Dios en la tierra.

Notas: Para las señales del regreso de Cristo, lea el capítulo 25 de Mateo