«él te gobernará»: ¿bueno, malo o neutro?

Santiago 3.1 preguntó.

En Génesis 3:16 leemos sobre la maldición de Dios a la mujer:

A la mujer le dijo,
«Multiplicaré en gran manera
tus dolores de parto,
En el dolor darás a luz hijos;
Pero tu deseo será para tu marido,
Y él se enseñoreará de ti

He oído explicar el «deseo» como una especie de impulso usurpador antagonista, lo cual tiene sentido para mí tanto exegético como empírico. Si tomamos esto como un hecho (para esta pregunta), me pregunto sobre la siguiente afirmación, que «se enseñoreará de vosotros». ¿Cómo debe entenderse esto? Posibilidades:

  • Negativamente; como parte de la maldición, el hombre ahora se enseñorearía de la mujer y/o Dios le estaba dando al hombre un papel más opresivo en su vida.

  • Neutralmente; así como la primera parte de la maldición presenta dos conceptos relacionados, siendo el primero el juicio y el segundo un mero descriptor aclaratorio, así también la segunda mitad presenta el veredicto de un malvado deseo de usurpar, con un descriptor aclaratorio de que el hombre [todavía] estaría a cargo, a pesar de estos celos.

  • Positivamente; la mujer desearía usurpar al hombre, pero por la gracia de Dios el hombre serviría para aplastar esta tendencia rebelde «gobernando» la rebelión. «Gobernar» no es intrínsecamente malo, ya que este era el cargo del hombre antes de la entrada del pecado.

Me encantaría que su respuesta contuviera una refutación de los puntos de vista opuestos que mencioné anteriormente.

2 respuestas
Tau

La palabra יִמְשָׁל-(yim-sal, un derivado de «מָשַׁל»-mashal) se interpreta «dominio«, cuyo significado entendemos como «gobernar».

Anteriormente, en Génesis 2:15, a Adán se le dio el mandamiento de » שָׁמַר» (shamar) que es «vigilar, preservar» (BDB); este mandamiento fue dado a Eva también, siendo parte de Adán; juntos debían «vigilar y preservar» el Jardín, además de la integridad de sus propios corazones. Esta es una voz «activa» y no pasiva; uno debe «vigilar» activamente si no quiere que ocurra algo negativo.

Puesto que es evidente que Adán no «vigiló» a su esposa, Eva, y ella no «vigiló» sus almas, permitiendo que su deseo de ‘conocimiento’ triunfara sobre el mandamiento de Dios, el desorden אֲרוּרָ֤ה (arurah-la maldición) fue liberada por lo que es necesario ejercer «dominio» para evitar su propagación. En Génesis 4:7, se le dice a Caín que debe תִּמְשָׁל--ejercer el dominio(tim-sal, derivado de mashal) su deseo de pecar.

La intención original de Dios era «vigilar»; pero a causa del pecado, y sus consecuencias, el hombre debe ahora «ejercer dominio» sobre las fuerzas corrosivas del mal, en cumplimiento de la intención original de Dios. Esta es la consecuencia para Eva, que experimentaría el «dominio» de Adán, en respuesta por salirse de su «vigilancia», lo que le permitió a ella (y a él) estar expuesta a las consecuencias corrosivas del pecado.

En respuesta a 3 puntos de vista

El dominio no es una maldición, es una bendición. No se desprende del texto que Dios informara al hombre de que tenía un «oponente»(ha-Satan). Debido a que el hombre (tanto Adán como Eva) pecó al elegir comer del Árbol del Conocimiento del Bien y del Mal, ahora debe «gobernar» sobre los malos deseos que resultan de su asociación con Satanás. El «dominio» establece esta regla; uno debe ahora impugnar y oponerse activamente a los deseos de hacer el mal, así como evitar que aquellos bajo su cuidado lo hagan. Dios le dio a Adán este «dominio» no para aplastar su espíritu, sino para evitar que su creación siguiera cayendo.

Así que en respuesta a los argumentos: los 2 primeros no describen adecuadamente el «dominio». El hecho de que se pueda abusar del «Dominio/Autoridad» no significa que sea malo por naturaleza; de hecho es una mentira decir eso. Por lo tanto, el #3 representa más correctamente la comprensión de este pasaje; Adán debía «ejercer el dominio» para frenar la propagación del mal, lo que significaba ejercer también el dominio sobre Eva. Esto no niega la responsabilidad personal de ella, pero coloca a Adán en una posición de autoridad sobre ella, lo cual fue una consecuencia de la Caída.

Comentarios

  • Interesante. Gracias. ¿Puede comentar los otros puntos de vista? –  > Por Jas 3.1.
  • @Jas3.1 No podía incluir esto en mi respuesta, ya que parecería «anacrónico», pero en 1 Cor. 15:25-26, «Es necesario que él reine, hasta que haya puesto a todos los enemigos bajo sus pies. El último enemigo que será destruido es la muerte». A causa del pecado, la muerte entró y requiere «dominio» para vencerla. Se podría decir que no era el plan «perfecto» de Dios, pero necesario para vivir en un mundo que está bajo el dominio de las tinieblas. –  > Por Tau.
Yukoma

¿Y si la segunda parte del versículo está relacionada con la primera? Dependiendo de cómo se traduzca, también podría interpretarse en la línea de «te extenderás con deseo por tu marido, y él gobernará EN ti»

Dado que la primera parte del verso trata sobre el nacimiento de niños, y lo primero que se describe que hacen después de terminar su conversación con Dios es concebir a Caín, como que encaja mejor con la narración…