¿Cómo se debe traducir y entender Hebreos 10:13a?

Rumiantes preguntó.

Existen varias versiones en inglés y varían mucho. Tomado muy literalmente parece decir «En el resto, «. Algunos tienen algo a lo largo de las líneas de «A partir de ese momento». NLT tiene «Allí él espera». ¿Qué dice realmente?

Hebreos 10:13 NLT] Allí espera hasta que sus enemigos sean humillados y puestos como escabel bajo sus pies.

mGNT 10:13 τὸ λοιπὸν ἐκδεχόμενος ἕως τεθῶσιν οἱ ἐχθροὶ αὐτοῦ ὑποπόδιον τῶν ποδῶν αὐτοῦ

Comentarios

  • (+1) Young también tiene ‘esperando’. KJV – ‘esperando’. Y nadie se fija en el artículo que precede a λοιπὸν, me doy cuenta. –  > Por Nigel J.
5 respuestas
Saro Fedele

Entendiendo que el significado del verbo griego está ligado al concepto de «permanecer, dejar», la expresión το λοιπον puede traducirse en varias ocasiones considerando a este último como un sustantivo, es decir, ‘lo que queda’, ‘lo que se deja (atrás)’, etc.

Pero en el caso de la cuestión (Heb 10:13a) -como en otras ocurrencias del NT de esta expresión- teniendo en cuenta el contexto, το λοιπον («acusativo de extensión de tiempo«, Robertson’s Word Pictures en el NT) puede traducirse como el griego clásico, como en Jenofonte (Symposion 4.1, «todavía hay que [hacer]… […] «Ahora nos corresponde [probar]…»), Isócrates (12.88, «no me queda nada por [hacer]…»), y Platón (República, 444e, «nos queda por [considerar]…».

En otras palabras, una traducción adecuada que respeta plenamente el razonamiento del escritor hebreo podría ser «sólo le queda a él (Jesucristo) esperar…».

Heb 10:13 no debe separarse del versículo anterior que habla del «don inefable» de Jesús (2 Cor 9:15) de su sacrificio por el pecado y luego se sentó a la derecha del trono de Dios.

El versículo 13 comienza con una palabra extremadamente significativa en el NT, loipos, que tiene varios matices de significado dependiendo de la parte de la oración.

El significado básico se conserva en el sustantivo «loipos», que significa (BDAG) «perteneciente a lo que queda por encima, especialmente después de haber actuado, dejado«; p. ej., Ap 8:13, 11:13, 9:20. Obsérvese que se trata de usos escatológicos.

Como adverbio o adjetivo relativo al tiempo (como aquí) la palabra significa (BDAG), «de ahora en adelante, en el futuro, de ahora en adelante«; o incluso «en el tiempo que queda» (porque aquí se habla específicamente del tiempo entre la ascensión de Jesús y cuando Él asuma el control haciendo de sus enemigos el escabel de sus pies); p. ej., 1 Cor 7:29, 2 Tim 4:8 – nótese, de nuevo, el sabor escatológico aquí.

Así, yo traduciría Heb 10:12, 13 como: «Cristo … se sentó a la derecha del trono de Dios y desde entonces (o en el tiempo que queda) está esperando «hasta que sus enemigos sean puestos por escabel para sus pies».

user25930

Comentarios

  • Puedes por favor cambiar el resaltado del uso que descalificaste por el que aterrizaste? Es decir: ¿el siguiente párrafo? Gracias. –  > Por Rumiador.
Sola Gratia

Aquí está mi traducción tentativa:

Hebreos 10:11-14 En efecto, todos los sumos sacerdotes están ministrando diariamente, ofreciendo muchas veces los mismos sacrificios, que no pueden quitar los pecados. Pero éste, habiendo ofrecido un solo y consumado sacrificio, está sentado a la derecha de Dios esperando hasta el momento en que sus enemigos sean el escabel de sus pies. Porque con una sola ofrenda ha perfeccionado a los santificados de una vez por todas.

La parte en negrita traduce las palabras griegas το λοιπον εκδεχομενος εως. Más literalmente podríamos traducirlo como «esperar el tiempo [que ha de transcurrir] hasta», salvo que esto implica algún tipo de proceso de espera impaciente, mientras que el griego no lo hace. το λοιπον significa más literalmente «el siempre que», viniendo de un sentido de raíz «resto» o aquí «[tiempo] que queda [hasta]». εκδεχομενος significa «esperando» o «aguardando» o «esperando». Y por supuesto εως sólo significa «hasta».

Gina

Buena captura. Leemos justo sobre tantas declaraciones, y nuestras expectativas colorean cómo y qué pensamos de la palabra de Dios.

Strong’s Gr. 1551, «ἐκδέχομαι» – o, ekdechomai, definido como «tomar o recibir, por implicación esperar, esperar»

La palabra se desglosa en los estudios de palabras de HELPS como:

«1551 ekdéxomai (de 1537 /ek, «fuera de y hacia» y 1209/dexomai, «acoger») – propiamente, acoger de corazón, mirando el resultado final de la espera (literalmente, su «out-come,» resultado).» (1)

Un desenlace, un resultado, un «final» esperado para el hasta, o el momento adecuado para actuar. Piensa en ello como en la sucesión del testamento.

Muerte del testador

Los enunciados temporales son muy críticos, y muchos estudiantes no prestan atención. Hasta que no nos quitemos las gafas de colores que nos han puesto deliberadamente sobre los ojos durante los últimos 120 años aproximadamente, no podremos ver. Hemos sido cegados por una agenda política para una determinada nación «estado». (2)

«15 Y por eso es el mediador del nuevo testamento, para que por medio de la muerte, para la redención de las transgresiones que había bajo el primer testamento, los llamados reciban la promesa de la herencia eterna.

6 Porque donde hay un testamento, necesariamente debe haber también la muerte del testador.

17 Porque el testamento tiene fuerza después de la muerte de los hombres; de lo contrario, no tiene fuerza alguna mientras viva el testador.» (Heb 9:15-17, RV)

«Porque es necesario que muchas veces haya padecido desde la fundación del mundo; pero ahora una vez en el fin del mundo ha aparecido para quitar el pecado con el sacrificio de sí mismo». (Heb 9:26, RV) o

«ya que desde la fundación del mundo le correspondía sufrir muchas veces, pero ahora una vez al final de los tiempospara la eliminación del pecado por medio de su sacrificio, se ha manifestado;» (Heb 9:26, Young’s)

El libro de Hebreos fue escrito entre el 60 y el 65 d.C., 10 años después de la destrucción del templo en el 70 d.C. El autor (probablemente Pablo) declaró que Cristo Yeshua había sido sacrificado «al final de los tiempos». Puesto que el tiempo ha continuado, y las personas siguen naciendo, siguen viviendo sus vidas, y siguen muriendo, entonces «el fin de las edades» no estaba hablando del fin del tiempo, ni del fin del cosmos físico.

Cristo fue manifestado en «estos últimos días» (1 Pe 1:20), y Cristo fue manifestado y sacrificado en el siglo I d.C., por lo tanto «estos últimos días» y «el fin de los tiempos» se refieren al siglo I d.C. cuando Cristo vino en la plenitud de los tiempos (Gál. 4:4) para poner fin a algo.

La legalización del testamento

Después de la muerte del testador se lee el testamento ante los herederos.

Desde el momento de su sacrificio en la cruz (aprox. 31 d.C.) hasta el momento de la destrucción del templo (1 de Tishri, Sept. 70 d.C. – Nota 3) fueron 40 años inclusive, y fue el antitipo de los 40 años de peregrinación en el desierto después del éxodo de Egipto. Cuarenta (40) años = una generación. (4)

Esos 40 años del nuevo pacto fueron el período de tiempo durante el primer siglo d.C. en el que se difundió el evangelio de Cristo, predicado en todo el imperio romano (el mundo tal como lo define Lucas 2:1 – Nota 5).

«Y será predicado este evangelio del reino en todo el mundo para testimonio a todas las naciones; y entonces vendrá el fin». (Mateo 24:14, RV)

«todo el mundo» – era el imperio romano, la tierra que habitaban. Durante el período de prueba de la predicación de la palabra, los santos y las asambleas estaban siendo preparados para «el fin de los días» que Gabriel le había dicho a Daniel que esperara. Ese fin de los días era el fin de las desolaciones de Jerusalén (Dan. 9:24-12:13). Era el fin del sistema de adoración de sacrificios de animales en ese templo que se había vuelto profano una vez que Cristo fue sacrificado en la cruz.

Un testamento tiene condiciones que deben cumplirse para que los herederos hereden.

«3 Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos…..5 Bienaventurados los mansos, porque ellos heredarán la tierra». (Mateo 5:3, 5, RV)

Algunos comentaristas creen que Mat. 5:5 debería ir antes de Mat. 3:5, pero Cristo vinculó «el reino de los cielos» con «heredar la tierra». La frase «heredar la tierra» o tierra era un modismo hebreo que significaba grandes bendiciones. Aunque se refería a la antigua promesa de tierra del pacto con Abraham, Cristo la utilizó para referirse al reino de los cielos. Como tal, no significaba una nación/estado terrestre físico, sino el reino que vino sin observación (Lucas 17:20) que está dentro de los corazones de los que creen.

Por lo tanto, heredar la tierra era un sinónimo de la herencia del reino, la nueva tierra prometida. Y, la herencia tenía que esperar a la legalización del testamento.

El fin del período de sucesión

«Y fueron dadas vestiduras blancas a cada uno de ellos; y se les dijo que debían descansar todavía un poco de tiempo, hasta que se cumplieran también sus consiervos y sus hermanos, que debían ser muertos como ellos». (Apocalipsis 6:11, RV)

¿Cuánto tiempo es un corto, o poco tiempo? ¿2.000+ años y contando?

Así como Dios envió a su Hijo al mundo en la plenitud del tiempo para su ministerio (Gálatas 4:4), Dios envió de nuevo a su hijo a la última trompeta (la Fiesta de las Trompetas, Yom Teruah) para tomar venganza sobre aquellos que lo habían crucificado, y que estaban persiguiendo a sus santos.

La tribulación iba a ocurrir durante este período de prueba (Mateo 24:6ss), y fue la persecución de los santos bajo Nerón que dejó que se desatara todo el infierno contra ellos, culpando a los cristianos de quemar Roma (64 d.C.), y la corta temporada que los mártires tuvieron que esperar fue durante esos últimos 6 años hasta el final del asedio para la destrucción de Jerusalén y el templo por el brazo fuerte de Dios – el ejército romano bajo Tito cuyo símbolo de legión era un rayo (fuego del cielo).

Cristo estaba esperando a la derecha del Padre para venir contra Jerusalén para terminar con el sistema de adoración del pacto mosaico, y para traer a la plena existencia su reino eterno.

Esa era la expectativa de espera de Heb. 10:13. Ese fue el período de prueba que terminó con el juicio contra Jerusalén que había sido profetizado por Isaías, Jeremías, Ezequiel, Daniel, Hageo, Joel, etc.

El fin de las desolaciones / destrucción de Jerusalén fue la «segunda» venida de Cristo que había sido prometida a esa misma generación (Heb. 9:28) que había visto su primera manifestación, y todo el mundo (del imperio romano) vio esa desolación. Ese fue el fin del período de la sucesión del testamento.

La Herencia – El Reino

No ha estado esperando durante más de 2.000 años para vengarse de «los que le traspasaron» (Ap. 1:7). No hay «fin de los días» de un reino eterno. La era mesiánica asumió legalmente en la cruz de Cristo, esperó durante los 40 años de la transmisión y la legalización de la voluntad del testador, y se estableció plena y completamente 40 años después en la destrucción del templo en el año 70 d.C.

Aquellos que son inmersos en Su nombre, son entonces ungidos por el Espíritu Santo como sacerdotes y reyes en Su reino (1 Pedro 2:9), y heredan la «tierra» o tierra prometida del reino de los cielos. Todos los salvados/santos estuvieron esperando durante esos 40 años para que esa herencia se hiciera plenamente efectiva. Por eso todas las cartas a las iglesias/ asambleas les animaban constantemente a continuar en su fe, a seguir creyendo, a ser constantes y pacientes.

El reino eterno

El reino eterno entró en pleno vigor y efecto al final de la sucesión en la destrucción de Jerusalén en el año 70 d.C.. Esto fue claramente delineado por la parábola del reino en Mateo 22:1-14. La destrucción de la ciudad, fue la destrucción de Jerusalén, en cuyo momento tuvo lugar la fiesta del novio y las bodas con la novia, y en esa misma fiesta, comenzó el juicio.

Cristo terminó una tarea, y comenzó la siguiente – el reinado sobre el reino eterno. Él gobierna ahora, y ha estado gobernando a la derecha del Padre desde el año 70 DC. Hemos estado viviendo en la era mesiánica, o la era cristiana desde entonces.

Cristo había dicho a sus discípulos (Mateo 24-25) que cuando volviera vendría en juicio, con su reino, y separaría a los que esperaban en el Hades en ese momento. Eso es cuando Daniel estuvo en su lote con el resto de esas ovejas que Cristo llevó a casa al cielo en el año 70. Fue entonces cuando Cristo arrojó el Hades al lago de fuego (Apocalipsis 20:14) (6)

Cristo ha continuado juzgando tanto a las naciones como a los individuos cada día desde entonces. Estamos viviendo en su reino eterno ahora – un reino eterno que nunca terminará.

Aquellos primeros creyentes del siglo I d.C. eran los que estaban esperando. No tenemos que esperar otra venida, porque Cristo cumplió todas esas profecías en su segunda venida en esa generación, y ya está con nosotros en su reino ahora. Él gobierna y reina ahora.

«a Él [es] la gloria en la asamblea en Cristo Jesús, por todas las generaciones de la edad de los siglos. Amén». (Ef. 3:21, Young’s)

Notas:

1) Strong’s Gr. 1551 – biblehub

2) «No es el fin del mundo, Parte VI -….» en ShreddingTheVeil

3) «Los Signos de las Fiestas – Parte II….» en ShreddingTheVeil

4) «La tierra prometida: Entre la Cruz y el Reino» en ShreddingTheVeil

5) «Errores frecuentes – Parte IV: ¿Dónde estaba todo el mundo? ShreddingTheVeil

6) «Los signos del Apocalipsis – Parte VI: El día del juicio final…» en ShreddingTheVeil

(El énfasis en negrita es mío).

Comentarios

  • Estoy sorprendido/desilusionado de que hayas elegido la KJV en lugar de la YLT como acostumbras. Usted escribió: «17 Porque el testamento tiene fuerza después de la muerte de los hombres; de lo contrario, no tiene fuerza alguna mientras viva el testador». (Heb 9:15-17, KJV)» El YLT tiene la idea correcta: [Heb 9:16-18 YLT] (16) porque donde hay un pacto, es necesaria la muerte de la víctima del pacto para entrar, (17) porque un pacto sobre víctimas muertas es firme, ya que no es de ninguna fuerza mientras vive la víctima del pacto, (18) por lo que ni siquiera el primero aparte de la sangre ha sido iniciado, –  > Por Rumiador.
  • Haciendo un punto, más fácil de entender para algunos en el lenguaje jurídico. Legalmente, el reino/gobierno fue transferido de Judá a Cristo en su muerte en la cruz (Génesis 49:10). Pero, el testamento (evangelio) tuvo que ser leído a los herederos y las condiciones cumplidas, antes de que la herencia (reino) pudiera ser puesta completamente en su lugar. La sucesión duró 40 años. –  > Por Gina.
  • ¿Estás sugiriendo que Jesús murió y dejó todas sus posesiones a otros? La palabra es la misma que se traduce en casi todas las demás partes de las escrituras como «pacto». Jesús fue la muerte traída al trato por Dios para ratificar el nuevo pacto, al igual que los animales que ratificaron los pactos de Abraham y del Sinaí. «Este es el nuevo pacto [ratificado] en mi sangre». –  > Por Rumiador.
  • ¿No es el punto de vista de Pablo que el punto de la reunión era «encontrarse con el Señor en el aire»? ¿Pablo está diciendo que los santos reunidos glorificarían a Dios para siempre en el Lugar Feliz, no aquí en la tierra? Esto iba a terminar inminentemente: [Ef 3:10-11, 21 NASB] (10) para que la multiplicidad de la sabiduría de Dios se dé a conocer ahora, por medio de la iglesia, a los gobernantes y a las autoridades en los lugares celestiales.**(11) Esto estaba de acuerdo con **el propósito eterno que llevó a cabo en Cristo Jesús nuestro Señor, …(21) a Él sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones, por los siglos de los siglos. Amén. –  > Por Rumiador.
  • Cuando Pablo dice «la EKLHSSIA» se refiere a los llamados a encontrarse con el Señor en el aire, no a una «comunidad»: [1 Tesalonicenses 1:9-10 RVR] (9) Porque ellos mismos muestran de nosotros la forma en que entramos en vosotros, y cómo os convertisteis de los ídolos a Dios para servir al Dios vivo y verdadero; (10) Y para esperar a su Hijo del cielo, a quien resucitó de entre los muertos, es decir, a Jesús, que nos libró de la ira venidera. –  > Por Rumiador.
Rumiador

Descargo de responsabilidad: No tengo formación formal en lenguas bíblicas.

He consultado el LSJ Lexicon sobre «to loipon» y en la sección 3 dice que esta construcción neutra se utiliza a menudo con el sentido de «en adelante, de aquí en adelante»:

Así que parece que, a diferencia de los sacerdotes aarónicos que tenían que ofrecer sacrificios todos los días, Jesús ofreció un solo sacrificio para ratificar el nuevo pacto y ser una propiciación y, una vez resucitado y ascendido, esencialmente «descansó de sus obras» como hizo Dios al final de la semana de la creación. Desde el momento en que se sentó y avanzó no tuvo más trabajo que realizar hasta que llegó el momento de hacer llover el santo infierno sobre sus enemigos (IE: en el 70ad):

(11) Todos los sacerdotes están de pie día tras día ministrando y ofreciendo los mismos sacrificios una y otra vez, que nunca pueden quitar los pecados. (12) Pero éste, después de ofrecer un solo sacrificio por los pecados para siempre, se sentó a la derecha de Dios. (13) Ahora espera hasta que sus enemigos sean el escabel de sus pies. (14) Porque con una sola ofrenda ha perfeccionado para siempre a los santificados. (15) El Espíritu Santo también nos da testimonio de esto. Pues después de decir: (16) Este es el pacto que haré con ellos después de esos días, el Señor dice: Pondré mis leyes en sus corazones y las escribiré en sus mentes, (17) y nunca más me acordaré de sus pecados y de sus actos ilícitos. (18) Ahora bien, donde hay perdón de éstos, ya no hay ofrenda por el pecado.

Es significativo entonces que Esteban lo vea a la cabeza de los ejércitos de Dios, indicando que el castigo de sus enemigos estaba cerca. IE: la Gran Revuelta Judía del 70ad.

En esta pregunta/respuesta relacionada se acordó que Dios es el que pone a los enemigos bajo los pies de Cristo (y no al revés). Así que, a diferencia de la forma en que se traduce normalmente, no creo que deba entenderse que Jesús se sienta a la derecha de Dios mientras Dios vence a sus enemigos por él. No, él es el capitán de los ejércitos de Dios (como mostré arriba). Así que lo traduzco de esta manera:

«De ahí en adelante a esperar hasta que sea el momento de poner a sus enemigos bajo sus pies como si fueran un escabel»

Nota: Como no tengo ninguna formación formal en las lenguas bíblicas he sometido esta traducción a los Grandes Griegos pero aún no he recibido una evaluación. Lo actualizaré cuando lo haga.

La venganza que Jesús toma sobre sus enemigos se menciona en otros lugares:

[Lucas 19:27 RVR] (27) Pero aquellos mis enemigosque no quieren que yo reine sobre ellos [IE: líderes judíos], tráiganlos aquí y mátenlos delante de mí.

(20) Y cuando veáis a Jerusalén rodeada de ejércitos, sabed que su desolación está cerca. (21) Entonces los que estén en Judea huyan a los montes, y los que estén en medio de ella salgan, y los que estén en los países no entren en ella. (22) Porque estos son los días de la venganza, para que se cumplan todas las cosas que están escritas.

En resumen:

Cuando Jesús se sentó a la derecha de Dios significó que fue puesto en una posición de autoridad sobre todo, incluyendo a sus enemigos. Cualquier enemigo angélico fue subyugado en su muerte y resurrección:

[1 Pedro 3:22 RVR]El cual subió al cielo y está a la diestra de Dios; los ángeles, las autoridades y los poderes le están sometidos.

No estoy seguro del aspecto del participio aoristo «ser sometido», pero normalmente los aoristos están en el pasado, por esta discusiónAsí que parece que se lee de esa manera aquí, que antes de que se sentara los ángeles estaban completamente subyugados o al menos en el proceso.

Sin embargo, hubo un último ajuste de cuentas con sus enemigos, que se saldó hacia el año 70 d.C. Fue eso por lo que Jesús estaba sentado y esperando.

Comentarios

  • Jesús sigue siendo muy activo. Es, entre otras cosas, el gran sustentador del universo (Col 1:17) y el gran intercesor entre Dios y el hombre (1 Tim 2:5). También creo que hay un componente escatológico apocalíptico en esta idea, así como se demuestra en el Apocalipsis, escrito DESPUÉS del año 70 DC. – user25930
  • Después de todo, los enemigos de Cristo no son todavía un escabel para sus pies – todavía esperamos ese evento final. – user25930
  • El hecho de que Colosenses parezca pintar a Jesús en reposo tras su ascensión me hizo reflexionar, y por eso planteé la pregunta. Sin embargo, ¿no es eso lo que dice? ¿Que su obra redentora está terminada? [Hebreos 4:10 CSB] Porque el que ha entrado en su reposo ha descansado de sus propias obras, así como Dios lo hizo de las suyas. El descanso era temporal y simbólico. –  > Por Rumiador.
  • El Apocalipsis no sería muy útil si se escribiera después de los hechos. Juan estaba allí, pero sólo proféticamente («en el espíritu»). Fue escrito para mostrar a los siervos de Dios lo que iba a suceder. –  > Por Rumiador.
  • Estoy de acuerdo – por eso algunos de los eventos que Juan discute son todavía futuros. Parte del material, por ejemplo, Apocalipsis 1-3 era para su día sin duda. Pero hay mucho sobre la segunda venida también. – user25930