¿Cómo debe traducirse Santiago 2:18?

) que afirmaba tener la capacidad de realizar 400.000 millones de conjeturas por segundo en un sistema de 25 GPU. En ese caso, una contraseña de 8 dígitos sería descifrada en menos de 6 horas; antes, dependiendo del método de fuerza bruta. Pero eso supone que el atacante tiene acceso al archivo que almacena la contraseña cifrada. Y francamente, eso es fácil de hacer, si tiene acceso al propio ordenador. Incluso si no puede acceder al disco duro, el atacante simplemente sustituiría el teclado por un ordenador que enviaría las «pulsaciones» mucho más rápido de lo que tú podrías escribir. Podría tardar más, debido a la velocidad de la conexión USB, pero la velocidad de tecleo humana no es una buena referencia en este asunto.

preguntó.

Como nota al margen…..

En cuanto a la cuestión de los caracteres utilizados en una contraseña, esto no es tan simple como la mayoría de la gente afirma. Lo que más importa es lo que el atacante espera tener que probar, no los caracteres que hayas elegido. En otras palabras, lo que más importa es qué caracteres usa TODO el mundo en el sistema, no sólo tú. Por ejemplo, una secuencia aleatoria de «X», «Y» y «Z» es tan difícil de adivinar como una secuencia aleatoria de todas las letras del alfabeto… siempre y cuando el atacante no sepa que usted prefiere X, Y y Z. Pero si, a pesar de disponer de 100 dígitos, el atacante sabe que todo el mundo utiliza sólo X, Y y Z, entonces el atacante puede reducir el ataque de fuerza bruta y anular el beneficio del sistema de seguridad de 100 dígitos. El principio de esto es idéntico al del ataque de diccionario. Esta es la razón por la que los administradores del sistema pueden obligar a todos a utilizar diferentes tipos de caracteres; para asegurarse de que un posible intruso tenga que probar todas las permutaciones.

Esto no quiere decir que los caracteres específicos utilizados en una contraseña no afecten a la velocidad con la que se rompe. Es decir, cuando alguien dice «una contraseña de 8 dígitos tarda 10 años en romperse», esos 10 años son el tiempo MÁXIMO requerido. Una afirmación más precisa sería: «se necesitan 10 años para probar todas las combinaciones de contraseñas de 8 dígitos». Pero el hecho es que algunas contraseñas se adivinarían mucho más rápido dependiendo de la selección de caracteres y del método de ataque. Por ejemplo, si su contraseña tiene un sistema alfanumérico de 100 caracteres (por ejemplo, 0-9……A-Z), y el ataque de fuerza bruta utiliza conjeturas secuenciales, entonces una contraseña que comience con un «0» se romperá al menos 100 veces más rápido que una contraseña que comience con el ÚLTIMO carácter de esa secuencia (llamémosle «Z»). Pero esto es complicado de tratar, ya que nunca se puede saber qué orden puede utilizar el atacante. Por ejemplo, ¿considera el atacante que la A o el 0 es el primer dígito? ¿Y es la Z o el 9 el último dígito? O si el atacante sabe que todo el mundo utiliza contraseñas que comienzan con caracteres hacia el final del alfabeto, entonces puede intentar la fuerza bruta en secuencia inversa, y la contraseña que comienza con «0» será más segura.

Por desgracia, la velocidad a la que se rompen las contraseñas depende tanto del número de dígitos como de la previsibilidad del comportamiento humano.
Una «contraseña de 8 dígitos», de hecho, «se rompería en menos de» 1 milisegundo. – usuario49075El OP sí que decía que era un ataque offline, por lo que el atacante tiene el «archivo», y tu comentario del teclado personalizado tampoco parece aplicable. – schroeder

Mirando los volcados de contraseñas, se puede asumir que el primer carácter es una letra mayúscula y el último un número (por ejemplo, Contraseña1). Asimismo, el primer carácter rara vez es un número si el resto de la contraseña no es todo números. El análisis de estos patrones se utiliza para optimizar los algoritmos de descifrado de contraseñas. Así que sí,

tl;dr:

los algoritmos optimizados basados en el análisis del uso de las contraseñas pueden reducir drásticamente el tiempo de descifrado de las contraseñas con respecto a las permutaciones puramente aleatorias. – 

schroeder

melNo confundas las técnicas de descifrado de contraseñas con la fuerza bruta.
La fuerza bruta significa literalmente empezar con 1 carácter probando todos los posibles alfabéticamente, luego pasar a 2 caracteres, 3, 4, etc…Una vez que se aplica un algoritmo o una lógica heurística ya no se llama fuerza bruta.Entonces, ¿por qué se sigue hablando de fuerza bruta? La razón es que para aplicar una técnica de fuerza bruta no se necesita ningún pensamiento especial, y la cantidad de personas capaces de ejecutar una técnica de fuerza bruta es probablemente 10 veces mayor que la cantidad de los que pueden descargar una herramienta de cracking de Internet y realmente utilizarla para crackear la contraseña.

Otra razón es que si hubiera elegido una contraseña dura de 8 caracteres como

las técnicas «inteligentes» no van a ayudar mucho, por lo que algunas personas quieren entender cuánto tiempo tardará la fuerza bruta en funcionar.

Matt

Comentarios

  • Desde el > Por blog de bit9.:
Para que una contraseña sea considerada segura, necesita ser verdaderamente aleatoria y única.

7 respuestas

¿Qué significa ser verdaderamente aleatorio?

Así pues, parece que la intención de Santiago era abordar una objeción prevista con esta diatriba y utilizar el ejemplo de Abraham para rechazar la objeción y derivar el principio teológico que se encuentra en los vv. 22-23. Pero, ¿por qué el ejemplo de la fe de Abraham rechaza adecuadamente la objeción del interlocutor, pero no la del público real? Tal vez Santiago se anticipó a las objeciones de que Abraham es un ejemplo difícil de seguir y utilizó el ejemplo de Rahab para no dar a la congregación ninguna excusa para no actuar con fe.

¿Está el interlocutor imaginario de acuerdo o en desacuerdo con Santiago?

La mayoría de las versiones inglesas modernas traducen la frase del v.18, «Tú tienes fe y yo tengo obras», como el final de la declaración del interlocutor a Santiago. La NASB, sin embargo, toma todo el v. 18 como la declaración hecha por esta persona. Algunos comentaristas incluso toman todo el v. 19 como el final del desafío del interlocutor (Blue, «James» en Bible Knowledge Commentary, 826). Dado que los manuscritos antiguos no llevaban comillas y (como proclama al menos un profesor de griego) la puntuación en las SBU no es inspirada, nos queda discernir el flujo más probable de esta diatriba.

McCartney ofrece un excelente resumen de las sugerencias de cómo ver este intercambio. Son: (1) hacer alteraciones textuales, (2) ver al interlocutor como un aliado que apoya a Santiago, (3) atribuir sólo σὺ πίστιν ἔχεις al interlocutor y reformularlo como una pregunta («¿Tienes fe? «), (4) con la NASB que todo 2: 18-19 debe atribuirse al interlocutor que es un «paulinista», (5) aliado parcial que presenta una perspectiva judía no cristiana, (6) utilizar el Texto Bizantino y leer todo 18-19 como las palabras del interlocutor traducidas como «Muéstrame tu fe por tus obras» en lugar de «…sin obras, » (7) aceptar que Santiago simplemente confundió la gramática accidentalmente, y (8) abstraer la fe de «tú» y «yo» a un concepto que separa diferentes «tipos» de fe que varían de persona a persona (McCartney, James, 158-160). Blomberg y Kamell añaden que todo el versículo 18 podría ser un discurso indirecto en el que Santiago está reformulando «la declaración del oponente… desde su propio lado». (Blomberg y Kamell, James, 134).

Dowd está de acuerdo con la opción 4, mientras que McCartney con la 8 (Dowd, «Faith» en Expositor, 198; McCartney, James, 160). Davids parece dividido entre la 8 y la 2 (Davids, James, 76) pero la opción 2 no considera adecuadamente el tono que Santiago lleva a lo largo del discurso con el «apóstrofe invectivo» en el v. 20 (Dowd, 200) y el fuerte adversativo (Ἀλλ’) con el que Santiago comienza la diatriba. La opción 1 parece la menos preferida por la mayoría (Davids, 76; McCartney, 158) y McCartney parece categorizar 3, 5, 6 y 7 como saltos exegéticos (McCartney, 158-160). La opción 4 es ciertamente viable, pero depende más de los estudios léxicos que de los literarios. McKnight se decanta finalmente por la opción 8, pero apoya esta posición asumiendo un retador cristiano que cree que la fe y las obras son dos aspectos diferentes de la vida cristiana, mientras que Santiago los considera inseparables (McKnight, «Unidentifiable Interlocutor», en WTJ, 358, 361-2). Pero la opción 8 adolece de la debilidad de que sería un método extremadamente incómodo al tratar de utilizar conceptos abstractos de «alguien» y «otro». (Blomberg y Kamell, James, 133; Davids, 76).

Brosend no encuentra ninguna solución aceptable y cree que cualquier intento de descifrar 18a utilizando 18b es inútil porque detecta sarcasmo en el reto de Santiago de «mostrar» o «demostrar» la fe, ya que está claro que Santiago cree que las obras son la «muestra» o «demostración» de la fe (Brosend, James, 74). Aunque parece que el lamento de Brosend es válido, la explicación más satisfactoria hasta la fecha es la solución de Blomberg y Kamell, según la cual Santiago ha reformulado la postura de su oponente para convertirse en el sujeto de la declaración. Esta solución también permite que el «alguien» (tis) del v. 18 sea paralelo al del v. 16 tanto literariamente (repetición de palabras) como conceptualmente (repetición de actitudes).

Comentarios

  • Muy interesante lo del singular frente al plural Tú – pero si lo entiendo bien, ¿no situaría eso la diatriba en el versículo 23? Su segunda sección parece suponer un final anterior. Me gusta la interpretación de Blomberg/Kamell – ¡gracias! –  > Por Eric.
  • Supongo que prefiero algo así como un escenario de tribunal (lo cual es legítimo, dado el contexto de la συναγωγὴν, «asamblea») en el que Santiago cree haber concluido su argumento en el v. 23 y se dirige al «público» de la sinagoga (v. 24) explicando las implicaciones de su conclusión/justificación para explicar la justificación por la fe Y las obras en el ejemplo del «mundo real» de Rahab. Abraham refuta la objeción teológica, Rahab refuta la objeción práctica del «hombre común» sobre el mismo principio. –  > Por swasheck.
  • +1 aplauso lento. Este es el mejor análisis de estos versículos que he leído. –  > Por Dan.
  • buen ejemplo de «lo que buscamos en una buena respuesta». –  > Por Mike.
  • Voy a estudiar más su artículo, pero quería agradecerle esto. También quería sugerir que el modelo de interlocutor aparece en varios lugares en Santiago. Me parece útil imaginar que Santiago tiene esta lectura en la sinagoga, y cuando tiene conversaciones adversas, esa es la naturaleza del diálogo en el Templo. Esto sería similar al modelo que demostró Jesús, de predicar entre los rabinos «competidores», y creo que eso es lo que estaba haciendo Santiago. Véase también Santiago 3:13-16. –  > Por Heath Hunnicutt.
Shawn L

Tal vez le interese la interpretación de este versículo que hace Zane Hodges en sus libros The Gospel Under Siege, The Epistle of James: Proven Character Through Testing, y en The Grace New Testament Commentary.

Básicamente, Hodges dice que la respuesta del objetor va desde los vv 18-19, y pretende ser una reductio ad absurdum. Así es como lo traduce:

**Pero alguien dirá:

«Tú tienes fe y yo tengo obras. Muéstrame tu fe por tus obras, y yo te mostraré, por mis obras, mi fe. Tú crees que hay un solo Dios; haces bien. Los demonios también creen y tiemblan «**.

Mientras que Santiago ha propuesto que hay una conexión integral entre la fe y las obras, el objetor lo niega. Pero en aras del argumento está dispuesto a conceder la premisa y reta a Santiago a que demuestre su fe con sus obras, y él hará lo mismo. Para demostrar que tal demostración es inútil, el objetor ofrece una analogía entre los creyentes y los demonios. Mientras que Santiago recita el Shema y vive una buena vida (hace bien), los demonios creen lo mismo, pero viven en el pecado y tiemblan ante el juicio que les espera. La implicación es que no hay conexión entre la fe de uno y sus obras.

Recomiendo encarecidamente los libros de Hodges.

Heath Hunnicutt

Estos versos tienen que ver con el contexto cultural y con el hecho de que el libro escrito de Santiago estaba destinado a ser leído en voz alta; es un discurso.

Estoy bastante de acuerdo con la respuesta de swasheck, pero mi traducción diferiría de la siguiente manera:

El τις de 2:18 podría referirse a un hombre de paja, pero ese hombre de paja sería un facsímil cercano a sus rabinos contemporáneos vivos (no a Pablo) que predicaban en las mismas sinagogas que él.

En otras palabras, yo traduciría el versículo así

Santiago 2:18

Sin embargo, si alguien dice que tú [alguien] tienes fe, mientras que yo [Santiago] tengo obras, entonces muéstrame la fe tuya, sin las acciones tuyas, y yo te mostraré la fe mía, fuera de mis acciones.

Así que Santiago está siendo retórico y quiere decir, por supuesto, que la fe sin obras está muerta. Para reformular lo que Santiago está diciendo a su persona imaginaria:

«Vale, muéstrame tu fe sin obras que mostrar y yo te mostraré mis obras para que veas mi fe».

La idea es que claramente Santiago va a producir una mejor muestra de fe, mostrando las obras. La contraparte que intenta mostrar la fe pura sin obras seguramente tendrá dificultades para hacer la mejor demostración.

Santiago incluso cubre la incongruencia lógica de que, sí, a veces la fe pura resulta en la mejor demostración, a través de las respuestas milagrosas de Dios a la oración. Santiago señala que Elías rezó mucho, y que rezar cuenta como obras. Santiago recomienda rezar solo y en conjunto para obtener resultados tanto mundanos como milagrosos (en términos modernos).

Por otra parte, Santiago deja claro que Abraham y Rahab fueron considerados amigos de Yahvé, y que sus oraciones fueron respondidas por Él, debido a sus obras para Él. Abraham trabajó para Yahvé a petición suya. Rahab fue sabia y se ofreció a su servicio, salvando a su familia en Jericó. (Esta historia del Antiguo Testamento, por cierto, ha recibido recientemente respaldo arqueológico). Así que especulo que Santiago también estipularía que Elías obtuvo respuesta a sus fieles oraciones debido a las devociones y servicios que había realizado para Dios.

Se decía que a Santiago le llamaban «rodillas de camello» porque pasaba mucho tiempo de rodillas rezando.

(Las palabras «ek twn» para «fuera de» ([mis acciones]) significan «procedente de» y establecen la causalidad aquí y también en Santiago 4:1.)

A qué comunidad se dirigía en ese versículo es un proyecto en el que estoy trabajando. No está hablando con Pablo, sino con la gente local que escucharía su discurso. Pablo estaba de viaje cuando Santiago escribió la mayor parte de esto, y escribió a una audiencia no paulina que incluía a judíos helenizados. Esos judíos helenizados incluían tanto a los que aceptaban que Jesús era Cristo, que seguían a Santiago, como a los que no lo hacían y vivían en la misma ciudad.

Este fue el momento y el lugar del comienzo del nombre «cristianismo»1y los «cristianos» rendían culto en la sinagoga. (ver Santiago 3:1. Literalmente: «sinagoga»)

Actualizaré esto cuando esté más avanzado en mi proyecto.

1Que el contexto es el amanecer del nombre «cristianismo» está implícito en Santiago 2:7. Que los cristianos rendían culto en la sinagoga se afirma al menos en 2:2, 3:1 y está implícito en otras partes.

Scott Sherrell

Esta es la traducción de Knox de la Vulgata:

14 ¿De qué sirve, hermanos míos, que un hombre afirme tener fe y no tenga obras que la justifiquen? ¿Acaso la fe puede salvarle? 15 He aquí un hermano, he aquí una hermana, que van desnudos, sin medios para procurarse el alimento de cada día; 16 si alguno de vosotros les dice: Id en paz, calentaos y saciaos, sin proveer a sus necesidades corporales, ¿de qué sirve? 17 Así, la fe, si no tiene obras que mostrar por sí misma, ha perdido su propio principio de vida. 18 Nos inclinaremos a decirle: Tú tienes fe, pero yo tengo obras que mostrar. Muéstrame esa fe tuya sin obras que la demuestren, y yo estoy dispuesto a demostrar mi propia fe con mis obras…

Esta es la mejor traducción que he encontrado de este pasaje. Santiago está respondiendo al hipotético hombre mencionado en el versículo 14 que dice tener fe pero no tiene obras. La réplica hipotética comienza en Santiago 2:18 y continúa hasta el final del versículo 23. Al principio del versículo 24, la segunda persona del singular cambia a la segunda persona del plural, lo que indica que Santiago ya no se dirige al hombre hipotético mencionado en el versículo 14, sino al público.

El error que comete la gente es que supone que las palabras «Pero alguien puede decir» introducen una objeción. Sin embargo, no es así. Introducen las palabras de alguien que está de acuerdo con Santiago, y las palabras de este aliado continúan hasta el final del capítulo.

Comentarios

  • Estoy muy agradecido por su participación aquí. Somos un poco diferentes a un foro, así que haz el recorrido del sitio si aún no lo has hecho. Asegúrese de comprobar lo que nos hace diferentes de otros sitios que estudian la Biblia. ¡Bienvenido a nuestro sitio de Hermenéutica Bíblica Q&A! –  > Por Pablo Vargas.
Jared Henderson

Me parece dolorosamente obvio que todos los versículos 18-19 deben ser atribuidos a un objetor y no a Santiago. Esto es comparable con estos pasajes:

Romanos 9:19-20 (ESV)
19  Me diréis entonces: «¿Por qué sigue encontrando defectos? Porque ¿quién puede resistir su voluntad?» 20  Pero ¿quién eres tú, oh hombre, para responder a Dios? ¿Dirá lo que se moldea a su moldeador: «Por qué me has hecho así»?

1 Corintios 15:35-36 (ESV)
35  Pero alguien preguntará: «¿Cómo resucitan los muertos? ¿Con qué clase de cuerpo vienen?» 36  ¡Necio! Lo que se siembra no cobra vida si no muere.

El pasaje de Santiago coincide con ese patrón de diatriba de presentar a un objetor, citarlo, insultarlo y finalmente responderle. El objetor trata de demostrar que desde:

  1. Santiago cree en la unidad de Dios y hace buenas obras pero
  2. los demonios creen en la unidad de Dios y no hacen buenas obras, por lo tanto
  3. la creencia y las acciones no están relacionadas, por lo que podemos hacer lo que queramos sin temor a las consecuencias.

Santiago responde que la fe, cuando no hay buenas obras que la acompañen, está muerta y no te aprovecha nada en esta vida.

No puedo entender cómo tantos traductores e intérpretes se han equivocado en esto. La única traducción que he encontrado que incluye las comillas y las coloca en el lugar correcto es la de Weymouth.

Santiago 2:18-19 (WEY)
No, alguien dirá: «Tú tienes fe, yo tengo acciones: demuéstrame tu fe aparte de las acciones correspondientes y yo te demostraré la mía por mis acciones. Tú crees que Dios es uno, y tienes mucha razón: los espíritus malignos también lo creen y tiemblan».

Comentarios

  • Gracias, una respuesta muy interesante. ¿Puede ampliarla? Me parece que si los v 18-19 se atribuyen a un objetor, el argumento del objetor estaría en la línea de «Las acciones son importantes, y la creencia en Dios no lo es», en cuyo caso su refutación en los versos siguientes no tendría sentido. El objetor dice «tengo acciones», y me cuesta ver cómo está argumentando «podemos hacer lo que queramos» –  > Por Eric.
  • La puntuación no forma parte del texto original y la gramática del texto fuente se presta a cierto grado de especulación. Por favor, elimine las palabras «dolorosamente» y «obvio» y el resto de relleno («no puedo entender…») y apuntale un poco esta respuesta. Te has perdido una parte importante del debate. –  > Por swasheck.
  • ¿Podrías añadir a tu cita final de Santiago los versículos que siguen el patrón de insulto y respuesta que mencionas? Lo haría, pero no estoy seguro de si quieres sólo el versículo 20 o más allá. Gracias. –  > Por Frank Luke.
Joseph

La clave para entender este dificilísimo versículo de Santiago, y por tanto para ofrecer una propuesta de traducción clarificadora, se encuentra en Génesis 15:6que alude a la fe de Abraham como base de la justicia. Cuando comparamos las citas de Génesis 15:6 con otros lugares de la Biblia en los que se cita este versículo, podremos comprender mejor los matices de la «fe» en el Libro de Santiago.

Génesis 15:6 (NASB)
6 Entonces creyó en el Señor, y él se lo reconoció como justicia.

En Génesis 15:6En el Nuevo Testamento, el «ello» proviene del pronombre femenino (sufijo del verbo), que es el objeto del verbo hebreo. En el Nuevo Testamento cristiano, vemos que este «ello» es la fe. Es decir, el Señor consideró la «fe» de Abraham como justicia (Romanos 4:9). La palabra hebrea para fe (אֱמוּנָה) es femenino, y por lo tanto los lectores de la Biblia hebrea dedujeron que el pronombre femenino no identificado en Génesis 15:6 era, por tanto, «fe» (como se señala en Romanos 4:9). Por lo tanto, el Señor reconoció/imputó la fe a Abraham como justicia.

Ahora bien, aquí está el mayor giro en el Nuevo Testamento cristiano.

Para empezar, Génesis 15:6 se menciona en Romanos 4:22pero en este caso no hay ningún referente relevante en la Biblia hebrea. Es decir, Pablo menciona Génesis 15:6 en el contexto de Romanos 4:19-22cuando Abraham procedió a engendrar a Isaac. En la Biblia hebrea NO SE MENCIONA que el acto de Abraham de engendrar a Isaac haya sido considerado/imputado como justicia, pero Pablo lo atribuye como tal en Romanos 4:19-22cuando cita Génesis 15:6 en el contexto de la crianza de Isaac. En otras palabras, Pablo está «estirando» Génesis 15:6 para incluir a Abraham engendrando a Isaac como un acto de fe. Así pues, la «fe» de Abraham no se limitó a creer en las palabras del Señor articuladas en el Pacto de Abraham, sino que actuó realmente su fe al engendrar a Isaac. Por ello, el apóstol Pablo bifurcó Génesis 15:6 para significar no sólo que Abraham creyó al Señor (Romanos 4:1-4), sino que realmente actuó su fe cuando posteriormente engendró a Isaac (Romanos 4:19-22).

Otro ejemplo lo ilustrará.

En el Libro de los Números, leemos que Finees atravesó con una lanza al israelita y al madianita que estaban copulando en las inmediaciones del Tabernáculo del Señor (Números 25:7-8). Este ultraje moral (o «celos») fue imputado a Finees como justicia. Es decir, exactamente las mismas palabras hebreas que aparecían en Génesis 15:6 para referirse a Abraham, aparecen ahora en Salmo 106:31 en referencia directa a Finehas.

Salmo 106:31 (NASB)
31 Y le fue contado por justicia
Por todas las generaciones para siempre.

Pero hay una pequeña diferencia entre Génesis 15:6 y Salmo 106:31. En Génesis 15:6, el verbo חָשַׁב está en Qal, que es la voz activa, y así el Señor (voz activa) le imputó/reconocía la fe de Abraham como justicia. Pero aquí en Salmo 106:31el mismo verbo hebreo está en hifal, que es pasivo, y por lo tanto el acto de fe (ultraje moral) fue imputado/rechazado por el Señor (voz pasiva) a Finees como justicia. En otras palabras, la indignación de Finees fue una extensión de su fe, pero en la voz pasiva no fue la justicia propia de Finehas, sino su acto de fe el que le fue imputado/imputado como justicia. Su reacción se centró en la profanación de la sagrada semilla procreadora confiada a los israelitas (Pacto de Abraham), y por ello su indignación moral le fue reconocida/imputada -voz pasiva- como justicia.

Así, en la Biblia hebrea vemos la bifurcación de la fe entre Abraham y Finees. En el caso de Abraham (Génesis 15:6) el Señor imputó/reconoció la fe como justicia (voz activa); y en el caso de Finees (Salmo 106:31), el acto de fe (indignación) le fue imputado/reconocido por el Señor como justicia (voz pasiva).

Así que cuando volvemos al libro de Romanos, vemos que Pablo citó Habacuc 2:4 diciendo: «El justo vivirá por la fe» (Romanos 1:17), sin embargo en ese mismo versículo Pablo bifurca la fe cuando dice que el justo vive «de fe en fe». Es decir, de la fe activa a la fe pasiva. Cuando Pablo desarrolló más tarde la idea de que Abraham engendró a Isaac (Romanos 4:19-22), y luego atribuyó a Génesis 15:6 a la acción, estaba bifurcando la fe en dos aspectos: la fe y la actuación de la fe (o lo que yo llamo los aspectos activo y pasivo).

¿Cómo encaja todo esto para ayudarnos a traducir Santiago 2:18?

Si asumimos los dos aspectos bifurcados de la fe (el activo y el pasivo, como ya se ha dicho), una interpretación técnica en español sería la siguiente

Pero alguien puede decir: «Tú tienes el tipo de fe «activa», que el Señor imputa como justicia, y yo tengo el tipo de fe «pasiva», cuyos actos son imputados por el Señor como justicia». Así que muéstrame ahora cómo tu fe «activa» existe en ausencia de actos «pasivos», y yo te mostraré cómo mis actos «pasivos» demuestran la existencia de mi fe «activa».

Por último, pero no menos importante, cuando los dos aspectos bifurcados de la fe se dan juntos (es decir, viviendo «de fe en fe»), Santiago indica que la fe de uno es entonces «perfeccionada» (Santiago 2:22-23), y curiosamente menciona Génesis 15:6 en los mismos versos.

Comentarios

  • es mucha teología para leer en una traducción. –  > Por swasheck.
  • @Monica – El sustantivo אֱמוּנָה está implícito en Gn 15:6, y por tanto es inferido por el lector, ya que el pronombre está en femenino. El Nuevo Testamento cristiano (Rom 4:9) hace explícito que «fe» era el antecedente implícito de este pronombre. Dado que la palabra אֱמוּנָה (fe) es femenino en hebreo, y como el sufijo del pronombre en Gn 15:6 es femenino en hebreo, la palabra hebrea אֱמוּנָה estaba a la vista (según Rom 4:9). Además, en el Salmo 106 el sujeto no es Finees, sino su acto de fe, que es pasivamente pasivamente como justicia – es decir, el acto no se atribuye como justicia propia. –  > Por Joseph.
  • @Monica, me baso en el Nuevo Testamento cristiano para interpretar la Biblia hebrea. Por ejemplo, Pablo y Santiago atribuyen respectivamente la «justicia por la fe» a Abraham por el engendramiento e intento de sacrificio de Isaac. Es decir, su engendramiento e intento de sacrificio fueron actos de fe. Luego vuelvo al Salmo 106 y digo que lo que hizo Finehas fue un acto de fe, ya que el Pacto con Abraham estaba a la vista. El israelita estaba profanando la sagrada semilla procreadora con la mujer madianita en las inmediaciones del Tabernáculo. La matanza, por lo tanto, también fue un acto de fe… hacia la justicia. –  > Por Joseph.
  • @monica – He reescrito el post de acuerdo con tus recomendaciones. Gracias de nuevo por la franqueza y los comentarios para mejorar mi publicación. –  > Por Joseph.
Juan D.

Pasas por alto la conjunción «PERO». Es un interlocutor, no un aliado.

¿Podría traducirse «Uno tiene fe, otro tiene hechos»? Esto fluiría, porque el interlocutor estaría SEPARANDO erróneamente la fe genuina de los hechos que necesariamente proceden. Es una frase corta que resume la falsa filosofía de que los hechos no proceden de los pensamientos.

Es una especie de frase pegajosa para una filosofía falsa, como la frase pegajosa: «lo que es correcto para ti es correcto para ti; lo que es correcto para mí es correcto para mí» (que resume la ética subjetiva).

La palabra para «fe» es pistis. Sólo significa creer. No significa necesariamente creer en el Evangelio. Es vital creer en LA VERDAD con respecto al Evangelio para ser salvado. El «creer» del hombre, si no se basa en la Palabra, es vano.

Comentarios

  • Esto no muestra su obra, que es un requisito en este sitio. No se limite a decirnos lo que sabe, díganos cómo lo sabes. Por favor, tenga en cuenta que este no es un sitio cristiano. –  > Por Pablo Vargas.