¿Qué quiso decir Juan con «creer» en Juan 3:16?

phil-al-sophy preguntó.

16 Porque de tal manera amó Dios al mundo que entregó a su Hijo unigénito, para que todo el que crea en él no perezca, sino que tenga vida eterna. Juan 3:16 NVI

¿Qué quiere decir Juan con «cree» en Juan 3:16?

Nota: Sé que esta es una pregunta repetida de una que está en espera, pero pensé en preguntarla de nuevo aquí en lugar de esperar a que se reabra la antigua (también borré la que estaba en espera). Avísenme si hay algún problema con esto.

4 respuestas
Lesley

El apóstol Juan dejó claro desde el capítulo inicial de su evangelio quién es este Hijo de Dios y qué, exactamente, debemos creer de Él:

«En el principio era la Palabra, y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios… Y a todos los que le recibieron, a los que creyeron en su nombre, les dio el derecho de ser hijos de Dios… El Verbo se hizo carne y puso su morada entre nosotros. Hemos visto su gloria, la gloria del Único, que procede del Padre, lleno de gracia y de verdad» (Juan 1, 1, 12, 14).

«Jesús le dijo: «Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie viene al Padre si no es por mí» (Juan 14:6.)

En otra parte del Nuevo Testamento los discípulos de Jesús explicaron lo que tenemos que creer sobre el Hijo de Dios, el Verbo, este Jesús:

«Y en ningún otro hay salvación, porque no hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres por el que debamos salvarnos… Creed en el Señor Jesús y os salvaréis» (Hechos 4:12; 16:21).

«Porque os he transmitido como primera cosa lo que yo también recibí: que Cristo murió por nuestros pecados según las Escrituras, que fue sepultado, que resucitó al tercer día según las Escrituras, y que se apareció a Cefas y luego a los doce» (1 Corintios 15:3-5).

«Por nosotros hizo pecado al que no conoció pecado, para que en él fuésemos hechos justicia de Dios» (2 Corintios 5,21).

«Porque la paga del pecado es la muerte, pero el don gratuito de Dios es la vida eterna en Cristo Jesús, nuestro Señor» (Romanos 6:23).

«Él es la propiciación por nuestros pecados, y no sólo por los nuestros, sino también por los de todo el mundo» (1 Juan 2:2).

Esta creencia es mucho más que un mero asentimiento intelectual. Después de todo, los demonios creen y tiemblan (Santiago 2:19). Requiere una fe genuina, una fe que transforme las vidas. Esta creencia en lo que Dios, en Jesús, ha hecho para salvar a los pecadores de las consecuencias eternas del pecado, exige todo de nosotros, nuestra total entrega y obediencia.

«Si me amas, obedecerás lo que te mando… El que tiene mis mandatos y los obedece, ése es el que me ama» (Juan 14:15, 21).

«Si alguien obedece su palabra, el amor de Dios es verdaderamente completo en él. Así sabemos que estamos en él: El que dice vivir en él debe andar como Jesús» (1 Juan 2:5-6).

«Todo el que cree que Jesús es el Cristo ha nacido de Dios… Esto es el amor a Dios: amar a Dios y cumplir sus mandatos» (1 Juan 5,1).

Ana

Creer en Jesucristo es tener fe en que es quien se afirma en el Evangelio de Juan, es decir, el Verbo eterno de Dios que es Dios, que se hizo carne como hijo de María. Esto se afirma al principio del relato del Evangelio de Juan.

Juan, después de haber sentado las bases para la creencia revelando quién es este Jesús, pasa a detallar la vida, la muerte y la resurrección de Jesús, concluyendo su relato con esto:

«Pero estas cosas se han escrito para que creáis que Jesús es el Cristo, el Hijo de Dios, y para que creyendo tengáis vida en su nombre». (Juan 20:31)

Eso es lo que significa «creer», en el relato evangélico de Juan: la fe en el nombre de Jesús, que conducirá a la vida, y a la vida eterna, como afirma Juan 3:16. Esa fe significa confiar plenamente en el poder del nombre de Jesús por creer que es el don amoroso de Dios al mundo, para evitar que la gente perezca por incredulidad.

Comentarios

  • usted está promoviendo una fe muerta e intelectual. El mero hecho de reconocer unos hechos no le convierte a uno en creyente. Uno debe seguir a Jesús por fe para ser salvado. Dentro del contexto, el versículo 21 elabora aún más la fe requerida: «Pero todo el que hace lo que es verdadero sale a la luz, para que se vea claramente que sus obras se han realizado en Dios» (3:21). Jesús dijo: «Mis ovejas oyen mi voz, y yo las conozco, y me siguen» (Juan 10:27). –  > Por Jesús salva.
  • @Jesus Saves La pregunta no pedía nada más que lo que significa la palabra «cree» en el contexto de Juan 3:16. Si la pregunta hubiera preguntado además por cómo funciona esa creencia en la acción, habría dicho mucho más, y habría estado de acuerdo con tus comentarios. Sin embargo, la respuesta que di no fue un sermón, sino una simple explicación de lo que significa la palabra «cree» en el contexto de Juan 3:16. Es importante aquí ceñirse a la pregunta real y no tratar de inyectar otras «cosas» que nos puedan interesar. Nunca promuevo la «fe muerta e intelectual». ¿Quizás podrías hacer una pregunta sobre eso? –  > Por Anne.
  • La palabra «cree» es un participio griego de tiempo presente que denota una acción continua. El que está en un estado presente de creencia » («cree»), «tiene» (posesión de) la vida eterna. Que Dios bendiga sus estudios. –  > Por Jesús salva.
  • @Jesus Saves Sí, la creencia continúa, así como, una vez que creo que la tierra gira alrededor del sol y no el sol alrededor de la tierra, no puedo dejar de creer esa verdad. Sigo creyéndola hasta el día de mi muerte. La verdad es lo que tenemos que creer sobre Aquel que es el Camino, «la Verdad y la Vida». Cuando esa verdad es una convicción dada por el Espíritu Santo, se aplica Filipenses 1:6, porque Dios está obrando en ese creyente, «para querer y obrar según su buen propósito». ¡Aleluya! Sus promesas son verdaderas y fieles aunque tropecemos o incluso nos desviemos. El buen Pastor nos trae de vuelta. –  > Por Anne.
MSW

La paz.

El versículo Juan 3:16 fue dicho originalmente a Nicodemo, a quien le costaba creer en lo que Jesús le decía.

La respuesta de Nicodemo a las palabras de Jesús: «¿Cómo pueden ser estas cosas?»

Juan 3:9-12 RVR (9) Respondió Nicodemo y le dijo: ¿Cómo pueden ser estas cosas? (10) Respondió Jesús y le dijo: ¿Eres tú maestro de Israel, y no sabes estas cosas?

Nicodemo no estaba recibiendo el testimonio del Hijo que fue enviado por el Padre para hablar el testimonio celestial. Jesús: «Nosotros hablamos que sabemos y damos testimonio que hemos visto y tú no recibes nuestro testimonio».

(11) En verdad, en verdad te digo: Hablamos que sabemos, y damos testimonio que hemos visto; y no recibís nuestro testimonio. (12) Si os he dicho cosas terrenales y no creéis, ¿cómo creeréis si os hablo de cosas celestiales?

El que crea «en» ….es decir, EN (griego: εἰς )… no debe perecer sino tener vida eterna.

Juan 3:16 (16) Porque tanto amó Dios al mundo, que dio a su Hijo unigénito, para que que todo el que crea en (INTO) él no perezca, sino que tenga vida eterna.

El Hijo viene a darnos entendimiento para que conozcamos al que es verdadero (1 Juan 5:20). Él abre las Escrituras a nuestras mentes mientras habla palabras de vida eterna y espíritu…..Su testimonio….Su testimonio.

Él nos habla con la voz del Espíritu de la Verdad y nosotros debemos escuchar su testimonio que viene del cielo.

Él debe aumentar y nosotros debemos disminuir (Juan 3:30) a medida que creemos en Él….. como todo argumento dentro de nosotros es derribado así como toda cosa elevada que se exalta contra el conocimiento de Dios hasta que todos los pensamientos son hechos cautivos a la obediencia de Cristo. Debemos humillarnos al oír su voz para recibir lo que se dice y entrar en un mayor entendimiento.

Como dijo Juan el Bautista en Juan 3, el Hijo da testimonio de lo que ha visto y oído …. y sin embargo nadie recibió su testimonio. Pero los que se detienen y le escuchan se alegran mucho de oír su voz.

Juan 3:29-36 RVR (29) El que tiene la novia es el novio; pero el amigo del novio que está de pie y lo oye, se alegra mucho por la voz del noviopor lo que se cumple mi alegría.

El que habla desde el Cielo debe aumentar, pero nosotros que estamos en la tierra y oímos, debemos disminuir al escuchar su voz hablando en el Espíritu de la Verdad. Algunos oirán y se regocijarán mientras que otros se resistirán y no recibirán lo que Él dice. Aquellos que se resisten a Sus palabras no «disminuirán» …. no se humillarán hacia Él.

(30) Él debe aumentar, pero yo debo disminuir. (31) El que viene de arriba está por encima de todo: el que es de la tierra es terrenal y habla de la tierra: el que viene del cielo está por encima de todo. (32) Y lo que ha visto y oído, eso testifica; y nadie recibe su testimonio.

La persona que recibe (creyendo en Él progresivamente) Su testimonio ha puesto a su sello que Dios es verdadero.

(33) El que ha recibido su testimonio ha puesto a su sello que Dios es verdadero. (34) Porque el que Dios ha enviado habla las palabras de Dios; porque Dios no le da el Espíritu por medida. (35) El Padre ama al Hijo, y ha entregado todas las cosas en su mano.

El que cree en el Hijo tiene vida eterna y el que no cree (se resiste obstinadamente en la incredulidad de lo que oye decir al Hijo) no verá la vida.

(36) El que cree en el Hijo tiene vida eterna y el que no cree en el Hijo no verá la vida, sino que la ira de Dios permanecerá sobre él.

En la revelación de Jesucristo (cuando Él abre las Escrituras a nuestro entendimiento), debemos ceñir los lomos de nuestras mentes y ser «sobrios» y no encontrarnos «ebrios» del vino de la ira hacia lo que oímos que Él dice. Debemos «disminuir».

1 Pedro 1:13-16 RVR (13) Por tanto, ceñid los lomos de vuestro entendimiento, sed sobrios, y esperad hasta el fin la gracia que se os ha de dar en la revelación de Jesucristo; (14) Como hijos obedientes(14) No os conforméis a los deseos anteriores en vuestra ignorancia: (15) Sino que como el que os ha llamado es santo sed santos en toda vuestra conducta; (16) Porque está escrito: Sed santos, porque yo soy santo.

Nuevamente, el Señor viene a abrir nuestras mentes a las Escrituras y debemos escuchar Su voz y dejar el comportamiento anterior del viejo hombre y ser renovados en el espíritu de nuestras mentes y vestirnos del «nuevo hombre». Debemos hacer un esfuerzo para ser encontrados por Él «velando» en el momento en que escuchamos Su voz hablando.

Efesios 4:20-24 RVR (20) Pero vosotros no habéis aprendido así a Cristo; (21) Si es que le habéis oído, y habéis sido enseñados por élcomo la verdad está en Jesús (22) que os despojéis de la antigua conducta, que está corrompida según los deseos engañosos; (23) y que os renovéis en el espíritu de la vida.y renovaros en el espíritu de vuestra mente; (24) y revestiros del hombre nuevo que según Dios es creado en justicia y verdadera santidad.

El «vino nuevo» (el testimonio celestial de Jesús que no se alinea con las interpretaciones privadas de los hombres…el vino viejo) debe ser puesto en «botellas nuevas» ….aquellos que se revisten del «hombre nuevo» en la renovación del espíritu de la mente.

Lucas 5:36-39 RVR (36) Y les dijo también una parábola: Nadie pone un pedazo de un vestido nuevo sobre uno viejo; si no, ambos se rompen, y el pedazo que se sacó del nuevo no concuerda con el viejo.

El «hombre viejo» que resistirá el testimonio del Señor….la revelación del Señor Jesucristo… y no podrá recibir su testimonio mientras el «vino nuevo» se derrama y las botellas perecen. Aquellos que no creerán en el Hijo no verán la vida y no retendrán Sus palabras de vida y espíritu dentro de ellos en su incredulidad.

(37) Y nadie echa vino nuevo en odres viejos; de lo contrario, el vino nuevo reventará los odres y se derramará, y los odres perecerán.

Pero quien crea en Él tiene vida eterna, ya que recibirá y guardará su testimonio, ya que tanto el vino nuevo como la persona que se vista de Cristo (el hombre nuevo) serán ambos preservados.

(38) Pero el vino nuevo debe ser puesto en botellas nuevas; y ambos se conservan.

Creemos en Él como es progresivo pues ningún hombre ha bebido el «vino viejo» inmediatamente desea el nuevo. Es algo que requiere esfuerzo (hacer bien al escuchar Su voz).
Creer es hacer. Es activo.

*(39) Ningún hombre que haya bebido vino viejo desea inmediatamente el nuevo, porque dice que el viejo es mejor

.*

Gracias por leer y considerar.

elika kohen

1. Pregunta Replanteamiento:

En Juan 3:16 – qué quiere decir el escritor cuando dice «creer».


2. Respuesta rápida:

El escritor utiliza una preposición después de «creer/confiar» que indica que el creyente está esperando algo de Dios, no sólo una simple creencia en Dios. Específicamente, la gente que confía en que Dios realmente los ama, y no desea -en absoluto- que nadie que perezca, ni siquiera los malvados.


3. Un poco sobre el escritor:

El escritor está increíblemente familiarizado con la filosofía griega y la ley judía. Pero, según mi experiencia, los comentaristas no suelen tener esto en cuenta a la hora de interpretar este libro.

En concreto, el escritor se refiere a las leyes judías de Kareth: las leyes mosaicas y rabínicas que pueden hacer que alguien sea «cortado» de Israel.


4. Traducción / Interpretación personal

Juan 3:14 – Así como Moisés levantó la serpiente en el desierto, lo mismo tuvo que hacer el Hijo del Hombre para que todos los que confían en él [por su amor a ellos] tengan vida eterna.
Nota: Los traductores intencionalmente traducen mal «para» como «en» – aunque confunde a los lectores y ofusca lo que los creyentes están confiando, (que Dios realmente, realmente, ama todo el mundo(no sólo a Israel), incondicionalmente).

Juan 3:15 – Así que de esta manera, PORQUE Dios ama incondicionalmente, (ágape), a toda la creación (el Cosmos, no sólo el «Mundo» o la Tierra»), Dios por lo tanto ofreció [al] Hijo [del Hombre], (el único heredero), PARA QUE todos los que confían por [este amor] de Dios no sigan siendo cortados [de Dios] sino que tengan vida eterna,

Juan 3:16 – PORQUE era inverosímil que Dios enviara al Hijo del Hombre a la Creación para juzgar la Creación, sino para que la Creación fuera rescatada a través de él.


5. Aclaraciones

Los traductores del Nuevo Testamento son increíblemente inconsistentes cuando se trata de las palabras «Trust», «Faith» y «Believe». Específicamente, sobrecargan una palabra usada muy comúnmente con una tonelada de connotación religiosa – que no estaba presente en la época.

Por alguna razón insana, estos traductores eligen usar tres palabras completamente diferentes para traducir una palabra griega – aunque históricamente, las audiencias habrían interpretado la palabra en el sentido más común-vernacular, «confianza» – que es un producto de la experiencia, (ver la totalidad de Hebreos 11 para ilustraciones de confianza a través de la Escritura – que no son ejemplos de fe ciega. Cada instancia de esta palabra griega, (pistos), puede ser traducida con precisión en alguna forma de «confianza», (digno de confianza, confiado, etc.).

Y encima de todo esto – Juan 3:16 está completamente sacado de contexto, ya que obviamente comienza con una conjunción que indica que sigue al principio de la frase. En el contexto, tiene todo el sentido – aunque muy difícil de vivir.

Irónicamente, este pasaje viene con varias explicaciones propias de «Así que, y porque» para que no haya confusión:

Nota: Enfermo de gripe, pero tengo la intención de editar con notas a pie de página explicando las opciones de traducción, (especialmente en lo que respecta al uso coherente del tiempo aoristo, la preposición «para», etc. Si alguien está familiarizado con esos razonamientos, ¡agradecería la ayuda editorial! (¡Incluso si al final no está de acuerdo!