México 2014

Un acontecimiento que aumenta su frecuencia en el mundo, se viene sosteniendo durante los últimos años, se trata del "agrietamiento de la tierra". En diferentes continentes se están produciendo aberturas en la tierra, hecho que ha generado la preocupación de los científicos.

En el año 2014, México fue testigo de una enorme grieta de un km. de largo que se abrió en la zona de Hermosillo. La sanja tenía alrededor de 5 metros de ancho con una profundidad de 8 metros.

Para algunos expertos, este efecto podría ser como consecuencia de movimientos sísmicos, algunos de ellos imperceptibles para la población, lo cierto es que existen lugares en los que el fenómeno de agrietamiento se ha producido sin haberse registrado con antelación ningún sismo.

Perú 2015

Perú fue sorprendido por estas grietas desde el mes de mayo de 2015, produciéndose aún más aberturas en la tierra durante los siguientes meses. Existe el riesgo para una población llamada Socosbamba que cuenta con una población de más de un millón de habitantes, de que sucumba y sea completamente succionada y quede hundida bajo tierra.

Argentina 2013

Una pequeña comunidad llamada Otumpa, en la provincia de Santiago del Estero, Argentina, también fue sorprendida por las grietas en el año 2013 luego de ocasionarse una fuerte tormenta, situación de la cuál aún no se sale del asombro.


Desierto de ETIOPÍA

Una fisura de 56 kilómetros de largo, fue creada en el desierto de Etiopía en el año 2005, hecho que probablemente se convertirá finalmente en un nuevo río, según confirmaron los investigadores. Se formó una  grieta de seis metros de anchura en algunos puntos. 


En el año 2012, también Pakistán descubrió estas extrañas grietas.

Un grupo de geólogos sostiene que la explicación a estas grietas tiene su punto clave cuando se producen grandes lluvias en tierras que son propensas a colapsar al contacto con el agua, haciendo que el suelo tenga que ceder por el alto volumen de precipitaciones, lamentablemente esta es una situación que es imposible de predecir cuando y en que lugar puede ocurrir.

La palabra de Dios dicen en el libro de Romanos 8:23 "Pues sabemos que la creación entera gime y sufre hasta ahora dolores de parto". La Biblia parece describirnos como la misma naturaleza se manifiesta dando avisos de que algo grande está por suceder.

La mayoría de los cristianos creen que estos desastres naturales son una evidencia clara de que vivimos en los últimos tiempos. También lo sostienen personas que no profesan la fe cristiana, sucede que muchos acontecimientos que están ocurriendo en el mundo indican que habrá una destrucción inexorable del planeta tal como lo conocemos hoy. A pesar de esto tenemos esperanza en Dios, Jesucristo regresará a salvar a su pueblo antes que se desaten grandes calamidades en el mundo como el ser humano no ha visto jamás, en el período llamado "la gran tribulación". Será Cristo mismo el que con gran poder y gloria vencerá a sus enemigos y comenzará un reinado de paz por mil años sobre el mundo entero.

“Y Él juzgará entre muchos pueblos, y corregirá a naciones poderosas hasta muy lejos; y martillarán sus espadas para azadones, y sus lanzas para hoces; no alzará espada nación contra nación, ni se ensayarán más para la guerra.
Y se sentará cada uno debajo de su vid y debajo de su higuera, y no habrá quien los amedrente; porque la boca de Jehová de los ejércitos lo ha hablado.”
“Morará el lobo con el cordero, y el leopardo con el cabrito se acostará; el becerro y el león y la bestia doméstica andarán juntos, y un niño los pastoreará.
La vaca y la osa pacerán, sus crías se echarán juntas; y el león como el buey comerá paja.
Y el niño de pecho jugará sobre la cueva del áspid, y el recién destetado extenderá su mano sobre la caverna de la víbora.
No harán mal ni dañarán en todo mi santo monte; porque la tierra será llena del conocimiento de Jehová, como las aguas cubren el mar.
Acontecerá en aquel tiempo que la raíz de Isaí, la cual estará puesta por pendón a los pueblos, será buscada por las gentes; y su habitación será gloriosa.” Miqueas 4:3,4; Isaías 11:1-10

Actualidad Cristiana
Compartir